May 16 2010
657 lecturas

EconomíaPolítica

Vorágine medio-oriental: Lula y Erdogan en Irán; Medvediev en Siria y Turquía

Alfredo Jalife-Rahme*
La hipercomplejidad del Medio Oriente, de por sí incomprensible para las mentes linealmente maniqueas (quienes se arropan con el manto esotérico del "misterio" para ocultar su ignorancia), en el mes voraginoso de mayo penetró las entrañas de la "geometría no-euclidiana", en la que descuella la "geometría hiperbólica" –cuando la suma de los ángulos de un triángulo suman menos de 180 grados– del genial matemático ruso Nikolai Lobachevsky, cuyos postulados quizá sirvan más para entender lo sucedido vibrantemente en 10 días en la región con actores de primer orden, a quienes se sumó Lula

Sin desear sonar demasiado tolstoianos, existen dos carriles desfasados que corren en paralelo y que a final del camino desembocan ambos en Irán, al estilo Lobachevsky, los cuales pueden llevar a la guerra o a la paz (mejor dicho, a la "no-guerra", by the time being).

El carril de la guerra es el más sencillo a exponer y está encabezado por la dupla Netanyahu-Lieberman, que intenta en su enésima aventura jalar a un todavía escéptico Obama y a un cada vez mas reticente Pentágono (empantanado en dos guerras perdidas en Irak y Afganistán).

La dupla bélica Netanyahu-Lieberman se encuentra apoyada por el poderoso "cabildeo israelí" tanto en el Congreso de EU como en Wall Street y la Reserva Federal (controlados por el sionismo financiero).

Con todo el debido respeto a nuestros amigos europeos continentales (Gran Bretaña está dominada por el sionismo financiero desde el siglo XIX), en particular Alemania y Francia—-quienes han exhibido sus vulnerabilidades bélicas con la OTAN en Afganistán–, pero no son sus mejores momentos para emprender una aventura más en el golfo Pérsico, cuando la supervivencia de la eurozona está en juego (ver Bajo la Lupa, 12/5/10).

Del lado de la guerra nada está escrito y no se puede eliminar un escenario donde Obama (no olvidar: controvertido Premio Nobel de la Paz 2009) sea orillado a detonar el gatillo por las omnipotentes fuerzas financieristas israelí-anglosajonas de Wall Street y la City –como sucedió en la Primera y Segunda guerras mundiales– quienes todavía controlan el planeta a través de la desregulada globalización, pese a sus infortunios irrecuperables que intentan esquivar con otra Guerra Mundial (posturas obscenas de Ambrose Evans-Pritchard y Norman Podhoretz, uno de tantos ídolos neoliberales de Enrique Krauze Kleinbort).

Salvo un accidente de trayecto, será después tanto del Mundial de Futbol (del 11 de junio al 11 de julio) como de la cuarta cumbre del hasta ahora disfuncional G-20, en Toronto (Canadá) del 26 al 27 de junio –del que forman parte tanto el alicaído G-7 como el ascendente BRIC, al unísono de Turquía y Arabia Saudita– cuando los principales actores del planeta decidirán el costo-beneficio de sus posturas con Irán.

El carril de la "no-guerra" con Irán –la fractura tectónica de la geopolítica a inicios del siglo XXI– pertenece tanto a la multipolaridad del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) como a la geometría no-euclidiana de Lobachevsky.

A cada quien sus preferencias y marcas mercadotécnicas. Con el fin de normar criterios, seleccionamos una serie de titulares con algunos contenidos muy sintetizados sobre la vorágine alrededor de Irán en el lapso de 10 intensos días de mayo:

Mayo 5: "Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (CS) de la ONU apoyan la resolución 1995 (nota: del Tratado de No Proliferación: TNP) para un Medio Oriente libre de armas nucleares". Nótese que la postura fue proclamada por un diplomático ruso.

Mayo 6: El canciller iraní Manouchehr Mottaki invitó a una cena a los 15 miembros del CS de la ONU, que incluyó a un alto diplomático de EU: Alejandro Daniel Wolff (Foreign Policy). ¡Caray!
 

Mayo 8: Turquía propone una reunión entre la Unión Europea e Irán para desactivar el contencioso iraní.La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) analizará en su reunión de consejo el 7 de junio, por primera vez en 52 años de existencia, "las capacidades nucleares de Israel".

Mayo 9: "Erdogan y Lula visitarán juntos Irán" (Press Tv).

Mayo 11: "Primera Visita de un presidente ruso desde la revolución bolchevique a Siria"; "Rusia puede construir una planta nuclear en Siria" (Reuters)."Medvediev ve al líder de Hamas en Damasco; una afrenta a EU e Israel" (Debka turco-brasileña" (Press TV).“En Tokio, Lieberman coloca a Irán, Siria y Norcorea en el nuevo eje del mal” (Haaretz).

Mayo 13: "Irán dice que la Cumbre de Tres (nota: con Turquía y Brasil) puede concluir un arreglo nuclear con Occidente" (Haaretz) Michael Young: "¿Fin de EU en el Medio Oriente?" (The Daily Star).Thomas Graham (director de Kissinger Associates, con sede en Nueva York) desecha la zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente y comenta que "Turquía y Brasil complican las cosas" (Ria Novosti).

Mayo 14: Francia apoya a Lula, mientras el establishment de EU lo amenaza; Lula en Rusia en escala a Irán (De Defensa)."Medvediev y Lula discuten proyectos de energía y aviación" (Ria Novosti).La perezagruzka (reactivación) de las relaciones de EU y Rusia, bloqueada por el tema de Irán (GZT.ru)."EU en zig-zag sobre Irán con la llegada de Turquía y Brasil" (Debka).

Cumbre del G-15 en Irán (15 al 17 de mayo), que incluye Brasil e India (Kaveh Afrasiabi, Asia Times). Afrasiabi expone los fuertes nexos energéticos entre India e Irán. Nota: los "quince" (establecidos por el Movimiento de los No-Alineados en 1989) son ahora 18.

El portavoz oficioso China Daily expone “los exagerados intereses nacionales (¡supersic!) de China y otros relevantes poderes mundiales, salvo EU, en Irán. ¡Uf!

"Moscú es el líder negociador sobre Irán"; se agrega Qatar al juego (Debka Net Weekly, No. 445).

Mayo 15: "Rusia abre nuevo oleoducto diplomático" (M. K. Bhadrakumar, Asia Times).Ahmadinejad: "EU no atacará a Irán" (Press TV).

Conclusión: Obama tiene un pie en el carril de las sanciones, otro en el de la "guerra", y le falta un pie para incrustarse en el de la "no-guerra"; por ahora le ha dado un plazo al BRIC, encabezado por Rusia, para convencer a Irán sobre el trueque triangulado de combustible nuclear para fines médicos.

Lo cierto es que la trascendental iniciativa diplomática turco-brasileña –que apoyamos con entusiasmo– puede retrasar la guerra anhelada por la dupla Netanyahu-Lieberman y el sionismo financiero asentado en Wall Street y la City.

En los dos días cruciales que vienen a ver qué dicen los iraníes y Lobachevsky (desde su tumba).

*Analista internacional mexicano, columnista deLa Jornada

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario