Abr 2 2014
534 lecturas

Política

… y Vallejo se quedó sentada

Hace 23 años, justo un 1º de abril de 1991, fallecía asesinado a tiros el senador de la derechista Unión Democrática Independiente (UDI) Jaime Guzmán por miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) en el Campus Oriente de la Universidad Católica. La democracia recién había vuelto, pero los efectos de la dictadura se seguían sintiendo, situación que para muchos había que terminar.

Guzmán fue un reconocido partícipe de la dictadura de Augusto Pinochet. En septiembre de 1973, a pocos días del golpe militar, fue designado, junto a otros seis profesores de derecho, para integrar la comisión que redactó la nueva Constitución política de Chile, conocida como la del ’80 y que hasta hoy impacta en la sociedad y la economía chilenas. Desde esa fecha, además, asesoró a los militares en materias jurídicopolíticas.

De gran tonelaje intelectual, sus opiniones lo transformaron en el auténtico “ideólogo” de la dictadura. Es más, en 1983 fundó la UDI, el partido más conservador y a la derecha en Chile y cuyos miembros hasta el día de hoy lo veneran, algunos con un poco disimulado fanatismo.

En esta nueva conmemoración de su muerte, ayer por la mañana, los diputados de la UDI solicitaron a los presentes ponerse de pie y guardar un minuto de silencio en memoria del ex senador. En la Cámara baja estaba presente la flamante diputada comunista Camila Vallejo, quien no se levantó de su lugar. Este gesto, que simbolizó el sentir de muchos dentro y fuera del Congreso, incendió las redes sociales –a favor y en contra– y desató las críticas al interior del partido derechista y la bancada UDI en el hemiciclo.

“Fue una falta de respeto, algo nunca visto en el Congreso”, reclamó el jefe de bancada, Felipe Ward, quien en 2012 había calificado a la ex dirigente estudiantil como “alguien que promociona su imagen personal”, aludiendo al físico de la ahora parlamentaria. “Había otros diputados del PC que sí estuvieron a la altura y no incurrieron en la bajeza de Camila Vallejo de no ponerse de pie para homenajear a un senador asesinado en democracia”, agregó.

De hecho, Vallejo fue la única parlamentaria que se quedó sentada mientras se rindió el homenaje al fallecido legislador, incluso los diputados de su partido, Karol Cariola y Guillermo Teillier, participaron del minuto de silencio.

Tras la polémica, la diputada aclaró que “yo respeté el minuto de silencio; sin embargo, no me pidan hacerle un homenaje a una persona que creo que fue dañina para la democracia en nuestro país”. Luego añadió que “hoy (por ayer) votamos contra el lucro, uno de los principales legados también de Jaime Guzmán en materia educacional. Por lo tanto, creo que es coherente con lo que pienso y por lo que la gente también votó por mí”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario