Jul 16 2021
597 lecturas

Pol铆tica

Cuba, Uruguay y el doble rasero de la derecha

La relaci贸n diplom谩tica entre Uruguay y Cuba ha surcado por todo tipo de situaciones en sus m谩s de 100 a帽os de historia. Hoy las manifestaciones en la isla caribe帽a, donde el coro de 鈥渄em贸cratas鈥 a nivel internacional y regional con un nado sincronizado, al menos sospechoso, vuelven a poner a Cuba en el centro del debate y divide a la sociedad uruguaya.

Los v铆nculos entre Uruguay y Cuba se remontan al siglo XIX. En abril de 1887 y hasta 1896, el h茅roe cubano Jos茅 Mart铆 hab铆a recibido el nombramiento de C贸nsul uruguayo en Nueva York mediante decreto del entonces presidente uruguayo, M谩ximo Tajes. El nombramiento de Mart铆 tuvo el respaldo de quien fuera su amigo, el c贸nsul saliente, Enrique Estr谩zulas, que lo recomend贸 por su talento, cultura, integridad personal e ideas pol铆ticas avanzadas, en l铆neas generales congruentes con la pol铆tica exterior uruguaya de aquellos a帽os.EL DR. MARIO GARC脥A INCH脕USTEGUI PROFESSOR EM脡RITO DE LA UNIVERSIDAD DEL NORTE/ CHILE 鈥 ADDHEE.ONG

Las relaciones diplom谩ticas entre Uruguay y Cuba se iniciaron en setiembre de 1902.聽 El 12 de enero de 1961, bajo el gobierno del colegiado del Partido Nacional, fue expulsado del pa铆s el embajador cubano Mario Garc铆a Inch谩ustegui. La decisi贸n estuvo a cargo de Benito Nardone, l铆der ruralista y anticomunista, que declar贸 al embajador como persona 芦non grata禄 por haber colaborado supuestamente con trabajadores uruguayos en conflicto.

El 17 de agosto de ese mismo a帽o, el d铆a que Ernesto Che Guevara se dirigi贸 a los uruguayos desde el Paraninfo de la Universidad, un profesor uruguayo, Arbelio Ram铆rez, result贸 asesinado durante la represi贸n a los manifestantes. Todo apunta que la bala era para el revolucionario.

En 1964 Uruguay rompi贸 relaciones con Cuba, siguiendo la recomendaci贸n de la Asamblea de la Organizaci贸n de Estados Americanos, celebrada en Punta del Este, pese a que se abstuvo de votar la resoluci贸n.

En 1985 se reanudaron los v铆nculos diplom谩ticos y comerciales durante el primer mandato presidencial de Julio Mar铆a Sanguinetti del Partido Colorado, luego de 12 a帽os de dictadura militar. Uruguay pas贸 a ser el primer pa铆s en retomar relaciones desde la decisi贸n de la OEA.

La revoluci贸n cubana, Am茅rica Latina y el caso uruguayo - BrechaEn 1995 el presidente cubano, Fidel Castro, realiz贸 su primera visita a Uruguay desde las inundaciones de 1959. Ese a帽o Uruguay no vot贸 contra Cuba en el 谩mbito de la Organizaci贸n de Naciones Unidas (ONU).

En 2002 el gobierno cubano acus贸 de 芦trasnochado y abyecto judas禄 al presidente Jorge Batlle. Este anunci贸 la 芦ruptura禄 de relaciones diplom谩ticas. El presidente uruguayo en ese entonces buscaba desesperado un pr茅stamo de Estados Unidos para que el pa铆s no cayera en default, cuesti贸n que el Fondo Monetario Internacional ped铆a con urgencia.

Batlle hizo uso de su amistad con George W. Bush, que surgi贸 por la adulaci贸n del primer mandatario oriental al ALCA. De all铆 se desprende el acercamiento carnal hacia Estados Unidos y el exabrupto con Fidel Castro.

Las relaciones diplom谩ticas tuvieron un nuevo retorno en 2005 con el centroizquierdista Frente Amplio en el gobierno. Cuando Almagro era bienvenido en Cuba

En el 2013, el entonces presidente Jos茅 Mujica y su canciller Luis Almagro visitaron la isla. Por su parte, Almagro se帽al贸 que para su delegaci贸n constituye un alto honor realizar esta visita y reconoci贸 especialmente la solidaridad de Cuba con los uruguayos durante 鈥渓os duros a帽os de la dictadura militar鈥 en su pa铆s.

Defini贸 a Cuba como el pa铆s m谩s generoso de Am茅rica Latina durante d茅cadas, y destac贸 su papel en muchas de las principales luchas en el continente y en otros lugares del mundo.

Injerencia

Con el cambio de signo en el gobierno uruguayo a partir de 2019, las relaciones con Cuba tambi茅n han cambiado. A pesar de que el presidente Luis Lacalle Pou hab铆a manifestado en m谩s de una ocasi贸n que su gobierno no se iba a guiar por afinidades ideol贸gicas, en su asunci贸n de mando en marzo de 2020, no invit贸 a los mandatarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En recientes declaraciones, Lacalle dijo que Cuba es 鈥渦na dictadura que, obviamente, no respeta los derechos humanos鈥, y opin贸 que 鈥渆n los estrados internacionales en los cuales participa Uruguay, este tipo de cosas hay que manifestarlas claramente鈥.

鈥淣o sorprenden declaraciones sobre Cuba del presidente Lacalle Pou, denotando una vez m谩s su desconocimiento de nuestra realidad鈥, escribi贸 en Twitter el canciller cubano, que a帽adi贸: 鈥淓l coraje y la libertad del pueblo cubano se han demostrado durante seis d茅cadas frente a la agresividad de EU, y frente a la provocaci贸n鈥.

La celeridad con que el presidente Lacalle Pou se pronunci贸 sobre Cuba fue asombrosa. No lo hizo con lo que suced铆a en Chile y Colombia. Incluso invit贸 a la ex dictadora boliviana Jeanine 脕帽ez a su asunci贸n de mando. No se ha pronunciado por las elecciones peruanas y menos a煤n por lo que acontece en Hait铆.

Es m谩s, el presidente Lacalle Pou siempre sostiene que no corresponde inmiscuirse en asuntos de otros Estados, pero aqu铆 no vacil贸 y se sum贸 al coro de las derechas continentales e izquierdas de cafet铆n que se dan la mano en la cr铆tica a la revoluci贸n cubana.

Las derechas conservadoras de Uruguay no escatiman en adjetivos y rimbombantes editoriales. El diario oficialista El Pa铆s calific贸 de 鈥渂a帽o de sangre鈥 la muerte de un ciudadano cubano en la manifestaci贸n. Repudiable por cierto, pero han hecho caso omiso a todo lo que sucede en el continente. Desde la invasi贸n al Capitolio en Estados Unidos hasta el asesinato de un presidente por sicarios colombo-yanquis. EL PA脥S (@elpaisuy) | Twitter

Tampoco se sorprendieron cuando el ministro de Salud de su propio gobierno dijo que un 15% de los fallecimientos por Covid-19 fueron evitables. Estamos hablando de m谩s de 800 personas, pero eso quiz谩 sea un ba帽o de sangre silencioso. Se lleg贸 por parte del gobierno y sus defensores al rango m谩ximo de hipocres铆a.

Primero este extracto del diario El Pa铆s donde al criticar al socialismo cubano parece que est谩 describiendo al propio capitalismo: 鈥淢uchas veces se critica a las democracias liberales que funcionan en econom铆as de mercado por las desigualdades que generan, pero pocas veces se dice que las sociedades socialistas son mucho m谩s injustas porque all铆 existe una c煤pula que acapara la riqueza mientras la inmensa mayor铆a de la poblaci贸n vive en la pobreza m谩s absoluta鈥.

Magnitudes

El mes pasado el Partido Nacional, partido del presidente Lacalle Pou, salud贸 al Partido Comunista Chino por sus 100 a帽os. Lo mismo hizo el Secretario General del Partido Colorado, Julio Mar铆a Sanguinetti. Parece que las cuestiones de las libertades, los derechos humanos y el comunismo son un tema de magnitud y de potencia econ贸mica.

A China se la saluda, a Cuba como es una peque帽a isla en el mar Caribe, se pide intervenci贸n e injerencia. Doble rasero absoluto. El bloqueo ha brillado por su ausencia en todos los argumentos de las derechas reaccionarias. Si es nombrado, entra en la categor铆a de 鈥渆xcusa鈥. Basta con imaginar por cinco segundos a Uruguay con bloqueo y las conclusiones ser铆an irrefutables.

Brigada M茅dica Cubana celebra 12 a帽os de presencia en Bolivia - Operaci贸n Milagro | Operaci贸n MilagroAs铆 y todo la Revoluci贸n cubana logr贸 que cuatro millones de personas en el mundo recuperen la vista gracias a sus m茅dicos y su Operaci贸n Milagro. De esa enorme cifra, 100 mil son uruguayos, que de manera gratuita han vuelto a ver. Otros quinientos pudieron estudiar medicina en la isla y la lista la podr铆amos seguir. Como dijo el propio Almagro, p谩rrafos atr谩s, la ayuda de Cuba en tiempos de dictadura fue fundamental para Uruguay.

Hoy Almagro, y desde hace varios a帽os, cumple el papel de Ministro de Colonias, como dijera el propio Fidel Castro calificando a la OEA; en un rol nefasto y totalmente alineado con los intereses de la Casa Blanca, ignorando atrocidades y masacres y muy empe帽ado en atacar a Venezuela y todo lo que se ordene desde Washington.

Para los que piden una intervenci贸n y se olvidan que Estados Unidos, la OTAN y sus aliados no mandan m茅dicos ni maestros, sino militares, muerte y devastaci贸n, ser铆a bueno que repasaran lo que ha sucedido en Oriente Medio o simplemente repasen la historia de cualquier pueblo latinoamericano y del Caribe.

Justamente esta 煤ltima zona sufre d铆as convulsos. Si cae Cuba, el efecto domin贸 seguir谩 por Venezuela, Nicaragua y no se detendr谩. Cuando las barras y las estrellas asoman, las garras del C贸ndor vuelven a afilarse.

 

* Licenciado en Psicolog铆a, Universidad de la Rep煤blica, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de C谩tedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda P煤blica (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.