Abr 19 2022
173 lecturas

Pol铆tica

Chile: poco m谩s de un mes de gobierno y ya se van apagando las expectativas de cambio

El triunfo en la elecci贸n presidencial de Gabriel Boric gener贸 altas expectativas que, a medida que pasaron los d铆as, han generado una creciente insatisfacci贸n y desaprobaci贸n de su gesti贸n. Un 鈥渄espegue con turbulencias鈥, defini贸 el joven mandatario a su primer mes en el gobierno.

La encuestadora Cadem otorg贸 un 40% de apoyo y un 50% de desaprobaci贸n a la gesti贸n boricista, un aumento de 9 puntos porcentuales en una semana, mientras Pulso Ciudadano, indica que la aprobaci贸n llega a un 27,8%, y que su desaprobaci贸n ascendi贸 al 51%,Chile: el presidente Gabriel Boric confirm贸 que su primer viaje ser谩 a la Argentina y que quiere ir a una provincia

La encuesta de Cadem muestra un alza de 30% en la desaprobaci贸n desde que asumi贸 Boric como jefe de Estado y que los segmentos donde se registra la desaprobaci贸n m谩s alta recaen en las personas entre 35 y 54 a帽os (61%), de sectores medios (56%) y bajos (54%), que se identifican con la derecha (80%) e independientes (59%) y que votaron por Jos茅 Antonio Kast (86%) o no votaron (58%).

El primer mes de gobierno anuncia lo que ser谩n los meses siguientes. Una encarnizada lucha cotidiana ante los desaf铆os inmediatos, junto al avance del proceso constituyente. Ambos procesos converger谩n a mediados de a帽o, cuando un texto constitucional se someter谩 a la aprobaci贸n del pa铆s y la presidencia se ver谩 enfrentada a la opini贸n ciudadana.

El plebiscito del 4 de septiembre pr贸ximo no ser谩 solamente una opini贸n de la ciudadan铆a respecto al nuevo orden constitucional, sino que simult谩neamente se transformar谩 tambi茅n en una evaluaci贸n del gobierno.

El Gobierno no termina su fase de instalaci贸n, donde conviven dos agendas: la de las promesas de campa帽a -cambios sustantivos en temas como la previsi贸n, salud, educaci贸n, descentralizaci贸n, los derechos de g茅nero y la preocupaci贸n medioambiental- y la de los desaf铆os m谩s urgentes que afectan a la poblaci贸n como la inflaci贸n, los diversos temas de la seguridad interior, la migraci贸n masiva e ilegal, la reanimaci贸n de la econom铆a.

Para Gabriel Gaspar, las primeras semanas muestran que la actual administraci贸n ha consumido sus mejores esfuerzos en atender las demandas heredadas y no ha logrado instalar su propia agenda. Convengamos tambi茅n que, en la mayor铆a de estos casos, la soluci贸n no es f谩cil y, por cierto, tampoco ser谩 r谩pida.

El gobierno deber谩 consolidar su direcci贸n 煤nica, al tiempo que enfrenta a un Congreso donde carece de mayor铆a. Este gobierno no tiene cuatro a帽os para afianzarse, sino apenas un semestre, de aqu铆 a septiembre, para consolidar su posici贸n. El escenario m谩s dif铆cil para Chile es que en los meses que vienen se profundice la inflaci贸n y persistan los problemas de orden p煤blico.

La oposici贸n pol铆tica no se ha desplegado a plenitud, y el antiguo Pacto Chile Vamos est谩 en revisi贸n profunda. Los partidos tradicionales de derecha examinan su pasado reciente y no vislumbran futuro, pero el emergente ultraderechista Partido Republicano seguramente cope al sector, se帽alan聽 los analistas. De este modo, el gobierno de Boric enfrentara una f茅rrea oposici贸n de la ultraderecha y una emergente oposici贸n de izquierda, con eventuales estallidos sociales, que lo acusar谩 de 鈥渁marillo鈥.

Un mes para debilitarse

El primer mes de gobierno estuvo cruzado por cuestionamientos y el debilitamiento de su ministra del Interior, Izkia Siches, luego de que anunci贸 una millonaria inversi贸n en m谩s represi贸n en el Wallmapu, el territorio mapuche en el sur de Chile, y la creaci贸n de un nuevo sistema de inteligencia del Estado.

Las disputas internas de las diferentes coaliciones (en especial el Frente Amplio y el Partido Comunista), la inclusi贸n de sectores de la ex-Concertaci贸n (coalici贸n que llev贸 a la presidencia a Michelle Bachelet) y del Partido Socialista (PS), que de socialista le queda el nombre, la mano de los viejos momios debilitando las decisiones antineoliberales, marcan la carencia de bases s贸lidas para lograr una transici贸n pol铆tica pac铆fica e institucional que termine por dejar atr谩s los efectos de la revuelta del 2019.

El nuevo gobierno qued贸 tensionado entre el reformismo comunista y del progresismo neoliberal socialdem贸crata, parte fundamental en mantener el modelo neoliberal cuestionado por la rebeli贸n de finales del 2019, como expresi贸n de fuerzas econ贸micas, sociales, pol铆ticas y culturales que cruzan el Chile posrevuelta.

La tecnocracia concertacionista que el mismo pueblo movilizado hab铆a repudiado con los 鈥no son treinta pesos, son treinta a帽os鈥, entr贸 colada a La Moneda, que eligi贸 a este gobierno para no caer en manos de la derecha oligarca 聽ni en la l贸gica de la impotencia del pasado, que fue el sello de la Nueva Mayor铆a (Concertaci贸n + PC) y que le paviment贸 el camino al autoritarismo neoliberal y represivo del segundo mandato de Sebasti谩n Pi帽era.

As铆 fue como la integraci贸n de la exConcertaci贸n (hoy Socialismo Democr谩tico) al gobierno fue decidida por el presidente Boric con su c铆rculo de hierro. Fue una pol铆tica de hechos consumados. El copamiento del gobierno fue hecho en nombre de la responsabilidad y la 鈥expertise鈥, y tambi茅n del imperativo de gobernabilidad de las derechas concertacionistas, pero banalizando el rol anterior de consolidaci贸n del neoliberalismo jugado por el mismo concertacionismo, se帽ala Leopoldo Lav铆n.

Lagos a Bachelet: Ex Presidente culp贸 a la Mandataria del Transantiago y las redes explotaron - Guioteca鈥淔ue el abrazo del oso concertacionista para apagar la llama que porta a煤n la generaci贸n de los cambios: el proyecto asumido por la generaci贸n estudiantil luchadora y los movimientos sociales como el de mujeres, salidos de las clases medias se ve as铆 ensamblado a las viejas pr谩cticas dilatorias de los dirigentes de la transici贸n. Es decir, asociados a una cultura pol铆tica institucional que desconf铆a de la movilizaci贸n popular para generar transformaciones sociales鈥, a帽ade.

En otro campo, la pol铆tica exterior de Chile, en un contexto de extrema complejidad multipolar y de alta conflictividad, sigue siendo un feudo de algunos iniciados de la casta pol铆tica. Hoy 聽el debate de la cuesti贸n p煤blica en esa materia ha sido silenciado por los partidos de la coalici贸n gobernante y dirigentes del PS y el PPD, que siempre fueron incondicionales del partido Dem贸crata de EU y acallan las operaciones militares destinadas a asentar la hegemon铆a militar de Washington.

Mientras, la inflaci贸n alcanza el 9,4% anual, los efectos de la pandemia y el golpe a la econom铆a global por la invasi贸n rusa a Ucrania, generan turbulencias en la situaci贸n econ贸mica de millones de chilenos, muchos de los que votaron a Boric con la expectativa de un cambio.

Presentan proyecto de quinto retiro del 10% desde las AFP 鈥 La Discusi贸nEl gobierno que en campa帽a promet铆a el fin de las AFP, el sistema de pensiones privado, se encamin贸 en una moderaci贸n hacia la derecha e insiste que su propia coalici贸n rechace en el Congreso, la posibilidad de que las personas hagan un quinto retiro adelantado de sus fondos. Fue desconcertante el rechazo popular que gener贸 el salvataje que el gobierno termin贸 haciendo a las AFP.

Manuel Riesco, influyente economista del Partido Comunista y admirador de Boric, se帽al贸 que 芦El gobierno y su coalici贸n han quedado en una situaci贸n complicada que se va a prolongar y agravar con un costo pol铆tico creciente禄. El camino de soluci贸n lo dio el propio presidente al justificar su apoyo como diputado del cuarto retiro, contra la opini贸n de sus asesores. ‘Escucho a mis asesores, pero tambi茅n al pueblo’, dijo.

Riesco, que coincide con la opini贸n 聽del ex candidato de Apruebo Dignidad, Daniel Jadue (PC), agreg贸 que 鈥淓l pueblo tiene toda la raz贸n al exigir los retiros. No la tienen sus asesores al oponerse a los mismos. Se trata de una demanda justa que confirma la ilegitimidad absoluta del sistema de ahorro forzoso AFP. Para intentar frenarlos, los partidarios de mantener e incluso agravar este abuso exageran los aspectos negativos de los retiros mientras soslayan sus evidentes aspectos positivos鈥.

Pablo Torres afirma que 芦Las presiones en el r茅gimen, en los medios y en el empresariado, buscan correr el cerco de la situaci贸n y del gobierno hacia la derecha, con los pedidos de renuncia a Siches, los cuestionamientos para fortalecer el orden p煤blico y las polic铆as, la criminalizaci贸n de la protesta, la instalaci贸n del discurso delincuencia, terrorismo en el sur鈥.

鈥淟os golpes a la Convenci贸n Constitucional por parte de todos los grandes personajes del r茅gimen como (el expresidente) Ricardo Lagos. Las amenazas -por parte de Hacienda, de banqueros, medios y empresas- de una inflaci贸n desatada de aprobarse un nuevo retiro de pensiones, el discurso de 鈥渁usteridad鈥 y de ajustarse los cinturones. Todo ese movimiento en las alturas se dirige hacia la derecha: a moderar las reformas y hacerlas con gradualidad, para no joder a las grandes empresas禄, a帽ade Torres.

Diego Sacchi afirma que la p茅rdida de apoyo que vive la gesti贸n de Boric es expresi贸n de los l铆mites del proyecto 鈥減rogresista anti neoliberal鈥 que busc贸 representar y que por ahora, es m谩s neoliberal progresista que otra cosa, decidido a no hacer cambios profundos que generen el descontento de los empresarios y otros sectores de poder.

Es cierto que las condiciones econ贸micas son 聽desfavorables: no hay s煤per ciclo del cobre que garantice muchos d贸lares, tampoco hay viento de cola favorable, m谩s bien la inversi贸n retrocede. Quiz谩 el aumento de la inflaci贸n hist贸rica en 30 a帽os en Chile, y en el mundo, son las 芦turbulencias禄 a las que se refiri贸 Boric.

Pero lo cierto es que el actual presidente responde con las viejas recetas neoliberales, buscando 鈥渆nfriar鈥 la econom铆a a costa de bajar el consumo de masas y evitar tocar las ganancias de los empresarios. Cada hecho del gobierno lleva a la agenda hacia la derecha, sin responder a las expectativas de millones que lo apoyaron, a帽ade Sacchi.

La guerra sucia

Fundaci贸n Ciudadanos en Acci贸n on Twitter: "La propuesta de pensiones de Gabriel Boric no coincide con lo que la gente opina https://t.co/1DQxKOtqPV" / TwitterEn febrero, los centros de an谩lisis de la conversaci贸n pol铆tica en redes sociales detectaron la reactivaci贸n de la campa帽a del Rechazo, bajo el mismo patr贸n usado para el plebiscito por una nueva Constituci贸n de octubre de 2020: distribuci贸n masiva de fake news, as铆 como de material que busca el desaliento y la desilusi贸n para minar la credibilidad del proceso constituyente, a trav茅s de campa帽as pol铆ticas pagadas en Facebook, denunci贸 Roberto Bruna en El Mostrador.

En este grupo destacan la Fundaci贸n Ciudadanos en Acci贸n鈥, donde participa el convencional Bernardo Fontaine, la p谩gina 芦El Descueve禄, que ha distribuido publicidad pol铆tica durante las primeras semanas de abril; y 芦La Convenci贸n al instante禄, que tambi茅n ha desembolsado dinero en propaganda desde el 4 de abril.

Otro caso singular es el del 鈥渉ache铆smo鈥, p谩gina controlada por el publicista Humberto Boellert, una figura del activismo de la ultraderecha. En su p谩gina pide aportes a cambio de acosar y hostigar a sus adversarios pol铆ticos. 鈥淟os voy a tapizar en tweets sarc谩sticos, im谩genes poco favorables y mails para meterles presi贸n. Van a querer dejar su tel茅fono en la casa鈥︹, se帽al贸.

* Periodista chilena, asociada al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.