Ago 20 2022
388 lecturas

Pol铆tica

Los riesgos del plebiscito constitucional chileno

Mientras poco m谩s de 15 millones de chilenos se preparan para cumplir con la obligaci贸n votar para aprobar o rechazar la nueva Constituci贸n en el plebiscito del 4 de setiembre, el gobierno de Gabriel Boric prorrog贸 el estado de excepci贸n y la militarizaci贸n en el sur mapuche, en una medida que puede ser renovada cada 30 o 60 d铆as y que ahora se extiende a la Regi贸n de los R铆os y de Antofagasta.

El Congreso aprob贸 por sexta vez la pr贸rroga del estado de excepci贸n en La Araucan铆a y en las provincias de Arauco y del Biob铆o, de la regi贸n del Biob铆o. La ministra del Interior, Izkia Siches, plante贸 que el estado de excepci贸n 鈥渘o es una soluci贸n de fondo鈥 y plante贸 que 鈥渓as soluciones de fondo las tenemos que construir鈥, pero sin dar absolutamente ning煤n plazo ni propuesta para acabar con la militarizaci贸n que se establece en particular contra el pueblo mapuche.

鈻 Izkia Siches en el poblado mapuche de Ercilla.

En los hechos los partidos que forman parte de la coalici贸n del gobierno ya no la plantean como una medida excepcional, sino como una situaci贸n permanente. Hasta ahora Boric no ha hecho m谩s que profundizar la pol铆tica represiva que despleg贸 Sebasti谩n Pi帽era en el Wallmapu. La coalici贸n de Gobierno habla de plurinacionalidad mientras mantiene a los militares reprimiendo comunidades.

Si un extraterrestre visitara Chile quedar铆a profundamente confundido con tanto ruido y tan pocas nueces. 驴Ser谩 cierto eso de que estamos perdiendo la oportunidad de reconstruir una casa com煤n, de reaprender a escucharnos, de hacer pol铆tica en serio, de aprender a empatizar y a cuidarnos mutuamente?, se pregunta Antonio Elizalde Hevia.

La cr贸nica roja con que se abastece la televisi贸n de sensaciones, vincula una carencia de pol铆ticas p煤blicas con el crecimiento de la delincuencia, cada vez m谩s violenta, y la falta de medidas para el resguardo de la seguridad de las personas y las familias. Voces que alimentan la idea de que聽 la nueva constituci贸n no va a cambiar el d铆a a d铆a del chileno medio, se infiltra en los sentidos comunes.

Deslegitimar el esfuerzo por m谩s democracia que nace de la revuelta de octubre del 2019, ya no fue solo misi贸n de la derecha, sino de una centroizquierda, que en tanto elite apartada de las decisiones, parece ser caldo de cultivo para dejar las cosas como estaban, es decir 鈥渆l oasis chileno鈥, un somn铆fero efectivo que permita mantener los privilegios de una casta transversal que manejando el poder, no tiene colores, ni ideolog铆as, salvo la del dinero, se帽ala Leonel Y谩帽ez Uribe.

La nueva Constituci贸n

Casi tres a帽os despu茅s del estallido social que condujo no solo a la elecci贸n del centroizquierdista Boric y al referendo para cambiar la Consituci贸n pinochetista de 1990. los chilenos tendr谩n que decidir ahora y en un Plebiscito Nacional si aprueban el nuevo texto propuesto por los 154 miembros de la Convenci贸n Constituyente.

Ambas opciones son las 煤nicas que dispone esta convocatoria electoral, por lo que constituye una falacia o un mero truco electoral convocar al apruebo o al rechazo para reformar. Estas hipot茅ticas opciones a帽adidas al debate solo demuestran que los propios partidarios de una u otra alternativa no est谩n plenamente convencidos de su posici贸n y temen que el resultado del plebiscito pueda ser fatal para la convivencia pol铆tica y la estabilidad institucional.

La postura oficial en favor del Apruebo podr铆a convertirse en un grave traspi茅 de quienes gobiernan en caso de que gane el Rechazo que la encuestas viene prediciendo. Si hay algo en lo que coinciden las encuestas, en medio de una grave crisis y una alta inflaci贸n, es en la desaprobaci贸n mayoritaria del gobierno de Gabriel Boric.

DC apoyar谩 la opci贸n Apruebo: 鈥淓s una carta magna que puede ser perfectible, hacia all谩 queremos avanzar鈥Es lamentable el espect谩culo que siguen brindando los partidos pol铆ticos y sus coaliciones, con los 鈥済olpes de estado鈥 al interior de la Democracia Cristiana, la controversia entre socialistas y comunistas, y la flagrante la disparidad de criterios al interior de las bancadas legislativas.

Por el Rechazo no solo est谩 la derecha conservadora propinochetista, y aquella que pudiera pensarse m谩s renovada, sino tambi茅n una lista de exdirigentes de la Concertaci贸n Democr谩tica, coalici贸n que gobernara los primeros 20 a帽os y luego alternara el poder con la derecha. Estos, autodenominado 鈥渁marillos鈥, han llamado a Rechazar para reformar lo escrito por la Constituyente. Es decir, buscar el modo en que, a trav茅s de un acuerdo parlamentario, se escriba luego, una constituci贸n que les satisfaga.

El Congreso trata de derogar una por dem谩s cuestionada Ley de Pesca (conocida como Ley Longueira), pero el tr谩mite se encuentra paralizado, porque si bien Diputados aprob贸 su derogaci贸n, en el Senado se ha encontrado con trabas en la Comisi贸n de Intereses Mar铆timos, Pesca y Acuicultura, debido a ausencias de sus integrantes y declaraciones de 芦inconstitucionalidad禄 del senador ultraderechista Iv谩n Moreira.

Esta situaci贸n hace rememorar tres grandes aristas que rondan a la pol茅mica ley: abuso de poderosos, corrupci贸n e impunidad, tres ejes que fueron claves durante el estallido social que desemboc贸 en el proceso constituyente. La ausencia de parlamentarios y las declaraciones de Moreira hacen temer que nada cambiar谩 con una nueva Carta Magna, porque las propuestas populares siempre se encontrar谩n con la denuncia de inconstitucionalidad de los poderosos.

Para los analistas, evidentemente existe una pol铆tica transversal de los partidos del r茅gimen por mantener y aumentar la militarizaci贸n en Chile. Parte de este acuerdo es la negociaci贸n de los partidos del Gobierno hacia el plebiscito del 4 de setiembre sobre el texto de la nueva constituci贸n y la campa帽a para que se apruebe el texto, pero desde ya proponen hacer modificaciones y moderarlo de acuerdo a las exigencias de la derecha.

R谩ul Espina se帽ala que en el tramo final de la campa帽a, cuando restan solo dos semanas para el plebiscito que decidir谩 el futuro de la propuesta de nueva Constituci贸n, los partidos pol铆ticos de derecha adoptaron el dise帽o t谩ctico del silencio absoluto, haciendo caso omiso de los emplazamientos del oficialismo, hasta que llegue el d铆a del refer茅ndum constitucional, momento en que esperan triunfe el Rechazo.

En este esquema 鈥搊bservan analistas鈥, las principales figuras, que ahora han estado en modo herm茅tico, a partir del 5 de septiembre intentar谩n ocupar todos los espacios que cedieron ante la ex Concertaci贸n que apoya el Rechazo.

El problema aparece en el aspecto estrat茅gico de este dise帽o de campa帽a, y es que, ante un eventual triunfo del Rechazo, existen enormes diferencias en el camino a seguir, donde los sectores m谩s duros podr铆an instalar una especie de 芦vetocracia禄 para evitar el avance de un nuevo proceso constituyente, generando un complejo escenario de gobernabilidad.

La 鈥渘ueva transici贸n鈥 que quieren imponer los poderosos, ya sea que en el plebiscito de la nueva Constituci贸n gane el 芦apruebo禄 o el 芦rechazo禄, quieren asegurarla con la tutela de las Fuerzas Armadas. Quiz谩 demasiado acostumbrados al feroz neoliberalismo pinochetista y posdictatorial, quieren asesinar el sue帽o de construir una sociedad en la cual el respeto de la Naturaleza, la dignidad, la justicia y la fraternidad se hagan costumbre.

* Periodista chilena, asociada al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.