Feb 3 2023
73 lecturas

Política

A la sombra de Ucrania, la crisis de Myanmar empeora

Esta semana se cumplieron dos a√Īos desde que los generales de Myanmar interrumpieron el experimento irregular de democracia de su naci√≥n. El mi√©rcoles, d√≠a del sombr√≠o aniversario, innumerables personas siguieron las instrucciones del principal grupo opositor y realizaron una ‚Äúhuelga silenciosa‚ÄĚ qued√°ndose en casa y cerrando negocios. En Yangon, la ciudad m√°s grande de Myanmar, las calles del centro, que generalmente est√°n llenas de actividad, estaban vac√≠as. En la vecina Tailandia, un gran contingente de protesta se reuni√≥ frente a la Embajada de Myanmar en Bangkok, cantando por la democracia.

Lejos de los campos de batalla de Ucrania, que han captado gran parte de la atenci√≥n de Occidente, Myanmar sigue siendo una de las peores naciones del mundo en lo que respecta a la gravedad de los conflictos y la violencia. La junta gobernante est√° atrapada en un punto muerto con una variedad de grupos de oposici√≥n, que van desde un movimiento urbano de protesta no violenta hasta milicias de minor√≠as √©tnicas en el campo y la selva. En ciertas √°reas rurales remotas hay una guerra civil en toda regla: luchando por controlar grandes franjas del pa√≠s, la junta ha recurrido a t√°cticas de tierra arrasada, lanzando ataques a√©reos en √°reas de poblaci√≥n civil y arrasando aldeas.2021‚Äď2023 Myanmar civil war - Wikipedia

Seg√ļn grupos humanitarios, cerca de 3.000 civiles han muerto desde que se lanz√≥ el golpe el 1 de febrero de 2021, que la junta justific√≥ con el argumento enga√Īoso de que hubo irregularidades durante las elecciones de 2020 en las que los candidatos favorecidos por el ej√©rcito perdieron por abrumadora mayor√≠a.

Los defensores de los derechos creen que el n√ļmero de muertos puede ser mucho mayor. ‚ÄúLa junta militar de Myanmar ha pasado los dos a√Īos transcurridos desde el golpe inmersa en una espiral cada vez m√°s intensa de atrocidades contra el pueblo de Myanmar que equivalen a cr√≠menes de lesa humanidad y cr√≠menes de guerra‚ÄĚ, dijo Elaine Pearson, directora para Asia de Human Rights Watch, en un comunicado esta semana.

En medio de la represi√≥n generalizada del ej√©rcito despu√©s del golpe, casi 14.000 presos pol√≠ticos languidecen tras las rejas, incluida Aung San Suu Kyi, la famosa premio Nobel de Myanmar y l√≠der electa de facto. Un mill√≥n y medio de personas han sido desplazadas por el conflicto en el pa√≠s; 40.000 viviendas han sido destruidas; 8 millones de ni√Īos ya no van a la escuela.A medida que el mundo avanza, Myanmar se enfrenta a un n√ļmero creciente de v√≠ctimas ocultas.

Naciones Unidas estima que unos 17,6 millones de personas , aproximadamente un tercio del pa√≠s, necesitar√°n asistencia humanitaria este a√Īo. Esa es una cifra casi id√©ntica a la poblaci√≥n de Ucrania que necesita una ayuda similar. Pero como se√Īala un tr√≠o de expertos de Myanmar en New Humanitarian, el plan de respuesta respaldado por la ONU para Ucrania es cinco veces m√°s grande que lo que se ha destinado para Myanmar y ha recibido alrededor del 79 por ciento de los fondos solicitados de donantes internacionales, mientras que la financiaci√≥n para Myanmar solo ha alcanzado el 35 por ciento de lo que la ONU declar√≥ que se requer√≠a.

Los defensores de los derechos sostienen que la necesidad de socorro y paz en Myanmar es tan urgente como en Ucrania. ‚ÄúEl nivel de violencia que involucra tanto a combatientes armados como a civiles es alarmante e inesperado‚ÄĚ, dijo a Associated Press Min Zaw Oo, un activista pol√≠tico en el exilio que fund√≥ el Instituto para la Paz y la Seguridad de Myanmar. ‚ÄúLa escala de los asesinatos y da√Īos infligidos a los civiles ha sido devastadora y diferente a todo lo que hemos visto en el pa√≠s en la memoria reciente‚ÄĚ.

La oposición a la junta ha recibido un apoyo internacional mínimo. Los vecinos de Myanmar en gran medida han encontrado acomodo con el régimen militar y han reducido los posibles flujos de armamento a través de las fronteras notoriamente porosas de la nación. Estados Unidos y varios otros países europeos han impuesto rondas de sanciones a la junta, pero su aplicación es difícil y Occidente mantiene una influencia mínima sobre una camarilla de generales que no son ajenos al aislamiento geopolítico.

Junta militar de Birmania aumenta represión contra manifestantes | El Mundo | DW | 27.02.2021

Cómo el ejército de Myanmar aterrorizó a su pueblo con armas de guerra

En diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU sorprendentemente logró aprobar una resolución exigiendo el fin de la violencia en el país e instando a la junta a liberar a todos los presos políticos. En lugar de proteger a Myanmar con un veto, como lo habían hecho recientemente en abril, tanto Rusia como China se abstuvieron. Aunque la aprobación de la resolución fue un momento histórico, todavía es funcionalmente ineficaz frente al conflicto en curso. Y Rusia y China siguen, hasta cierto punto, respaldando a la junta con apoyo militar.

Una rebelión variopinta perdura lejos de las principales ciudades, con unidades irregulares conocidas como las Fuerzas de Defensa del Pueblo librando un juego del gato y el ratón de emboscadas y ataques sorpresa contra las tropas del régimen. Algunas de las facciones del PDF han sido apoyadas por los ejércitos de minorías étnicas más veteranos y mejor equipados del país, que han estado encerrados en décadas de conflicto con el estado central.

‚ÄúMyanmar se encuentra en un proceso de colapso estatal en c√°mara lenta‚ÄĚ, escribieron Ta Doh Moo y Salai Thla Hei, l√≠deres clave de la Uni√≥n Nacional Karen y el Frente Nacional Chin, respectivamente, dos facciones √©tnicas importantes, en un art√≠culo de opini√≥n para Nikkei Asia donde destacaron las nuevas formas de administraci√≥n descentralizadas que surg√≠an en √°reas fuera del alcance de la junta. ‚ÄúEl ej√©rcito est√° perdiendo el control territorial ante la resistencia armada, que ahora se ha extendido al coraz√≥n del budismo birmano, de donde el ej√©rcito normalmente sacaba a sus reclutas‚ÄĚ.

En declaraciones al peri√≥dico The Guardian de Gran Breta√Īa, Thinzar Shunlei Yi, un activista antigolpista, denunci√≥ la respuesta internacional como ‚Äúlenta y no coordinada‚ÄĚ, sin duda en comparaci√≥n con lo que se ha logrado para Ucrania. ‚ÄúPara las fuerzas de resistencia en Myanmar no recibimos ning√ļn apoyo, ni siquiera de nuestros pa√≠ses vecinos‚ÄĚ, dijo. ‚ÄúLas personas son asesinadas descaradamente a plena luz del d√≠a solo porque no pueden defenderse‚ÄĚ.

Y hay pocas se√Īales de cambio en el horizonte Myanmar registra m√°s de 500 muertes como consecuencia de la represi√≥n - Diario Hoy En la noticia

En el segundo aniversario de su toma del poder, el jefe de la junta, Min Aung Hlaing, anunci√≥ una nueva pr√≥rroga del estado de emergencia que hab√≠a ordenado, lo que significar√° un probable aplazamiento de las elecciones previstas para agosto. La oposici√≥n nunca se hab√≠a tomado en serio la perspectiva de las elecciones patrocinadas por la junta y hab√≠a planeado un boicot de lo que consideraban un proceso falso. El √ļltimo movimiento de la junta puede ser una admisi√≥n del poco control que tiene sobre gran parte del pa√≠s: una estimaci√≥n de tres ex expertos de la ONU en septiembre pasado sugiri√≥ que las autoridades golpistas ten√≠an un control ¬ęestable¬Ľ de solo el 17 por ciento del territorio de Myanmar.

Una declaraci√≥n del Departamento de Estado de EU advirti√≥ el mi√©rcoles que las ‚Äúsupuestas elecciones‚ÄĚ ‚Äúexacerbar√≠an la violencia y la inestabilidad y no ser√≠an representativas de la gente del pa√≠s‚ÄĚ. Tambi√©n conden√≥ la ‚Äúdecisi√≥n del r√©gimen militar de extender el estado de emergencia, prolongando el gobierno ileg√≠timo de los militares y el sufrimiento que inflige al pa√≠s‚ÄĚ.

El viernes, los ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN, el bloque geopolítico líder en el sudeste asiático, se reunirán y el caos en Myanmar probablemente sea una prioridad en la agenda. La junta ha hablado de boquilla sobre un plan de ASEAN de cinco puntos para calmar la crisis, pero ha mostrado poca voluntad de seguir adelante y comprometer a las facciones de la oposición. Ese compromiso requeriría un diálogo significativo que podría conducir a la restauración de la democracia y el regreso a los acuerdos políticos previos al golpe, incluidos los planes para construir un estado federal que empodere a las minorías étnicas marginadas de Myanmar durante mucho tiempo.Myanmar junta granted six-month state of emergency extension: State media - CNA

Esta semana, Reuters inform√≥ que el presidente de Indonesia, Joko Widodo, estaba considerando enviar a un alto general a Myanmar para hablar con la junta y compartir lecciones de la turbulenta transici√≥n de Indonesia a la democracia despu√©s de a√Īos de gobierno militar. ‚ÄúEs una cuesti√≥n de enfoque. Tenemos la experiencia, aqu√≠ en Indonesia, la situaci√≥n era la misma‚ÄĚ, dijo el presidente a la agencia de noticias. Cualquiera que sea el m√©todo, los opositores de la junta quieren ver resultados reales. La ASEAN, argumentaron Ta Doh Moo y Salai Thla Hei , tiene que obligar a Min Aung Hlaing a ‚Äúdetener la matanza y hablar con la resistencia democr√°tica‚ÄĚ.

* Columnista en la secci√≥n de asuntos extranjeros de The Washington Post, donde escribe el bolet√≠n informativo y la columna Today’s WorldView. Anteriormente fue editor senior y corresponsal de la revista Time, con sede primero en Hong Kong y luego en Nueva York. Tambi√©n imparte un seminario de pregrado en la Universidad de Georgetown sobre asuntos digitales y la era global.
  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.