May 22 2020
850 lecturas

Despacito por las piedras

¿A quién salvar?

¿A quién salvar entre una corona y el coronavirus? ¿A quién salvar entre la monarquía y la república? ¿A quién salvar entre el habitante del Guasmo guayaquileño y el de Sanborondón? ¿A quién salvar entre el que se lleva la plata fuera sin pagar impuestos y el que vende limones en una esquina de Quito?

¿A quién salvar entre Don Quijote y Rocinante heridos por gigantes?, se preguntó Sancho. O tal vez fue el médico de un hospital de Milán, Madrid, Nueva York o Guayaquil. No era una pregunta, era una respuesta con tono de interrogante. ¿A quién salvar entre el negro de Harlem y el jugador de Wall Street? ¿A quién salvar entre el jazz y el ruido de las monedas?

¿A quién salvar entre el saxo y la máquina de contar billetes? ¿A quién salvar? ¿A quién salvar entre la mujer que cruzó el muro con su guagua a cuestas y su patrón de Texas? ¿A quién salvar entre el charro y el vaquero? ¿A quién salvar entre Zapata y Lincoln? ¿A quién salvar entre el niño que cruzó el Mediterráneo en balsa y el que no quería dejarlo pisar tierra? ¿A quién salvar entre los zapatos mojados en la arena y los zapatos de un presidente?

¿A quién salvar entre una abuela de plaza de mayo y un aprendiz de torturador? ¿A quién salvar entre un pañuelo blanco, amarillento por los años y la picana recién estrenada? ¿A quién salvar entre la vida y la muerte? ¿A quién salvar entre el olvido y la memoria? ¿A quién salvar entre el inquilino de la casa real y un punk del suburbio madrileño? ¿A quién salvar entre una guitarra y una corona? ¿A quien salvar entre un rey y un elefante? ¿A quién salvar entre una corona y el coronavirus?

¿A quién salvar entre la monarquía y la república? ¿A quién salvar entre el habitante del Guasmo guayaquileño y el de Sanborondón? ¿A quién salvar entre el que se lleva la plata fuera sin pagar impuestos y el que vende limones en una esquina de Quito? ¿A quien salvar entre un farsante gobernante y un indígena del páramo o la selva?

¿A quién salvar de la tzantza? ¿A quién salvar entre la mascarilla y la máscara? ¿A quién salvar entre los dueños de todo y los dueño de la nada? ¿A quién salvar? ¿A quién? ¿Al Quijote o a Rocinante? ¿A Rocinante o a Sancho? ¿A Sancho o a los gigantes? ¿A lo gigantes o a los molinos? ¿A los molinos o a sus dueños? ¿A quién Sancho?

¿A quién doctor? En todo caso, no se preocupen: la pregunta no es ¿a quién salvar?, la pregunta es: ¿a quién matar? En fin…

Kintto Lucas

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.