Dic 6 2021
613 lecturas

Pol铆tica

Ante el derrape de Bolsonaro, la derecha prueba con Sergio Moro, preferido de EU

S贸lo el 19 por ciento de los brasile帽os apoya la gesti贸n del presidente Jair Bolsonaro, mientras que el 65 por ciento la desaprueba y se帽ala que los mayores problemas son las corrupci贸n, la pobreza y la desigualdad social, seguidos por la inflaci贸n y el alza de precios, el desempleo y la falta de crecimiento, revel贸 Valor Econ么mico.

Pese a esta realidad, Bolsonaro ha logrado la aprobaci贸n en el Senado 鈥損or 47 votos a 32- de Andr茅 Mendon莽a como und茅cimo miembro del Supremo Tribunal Federal. Dice la ley que, para integrar la corte, es necesario 鈥渘otorio saber jur铆dico y reputaci贸n inmaculada鈥, cualidades que nadie reconoce en el nuevo magistrado.

Ha sido Abogado-General y ministro de Justicia en el gobierno de Bolsonaro y todas sus iniciativas en ambos puestos fueron destinadas a proteger a la familia presidencial y perseguir a opositores, atropellando las reglas m谩s elementales de la democracia. Para seducir a esos 47 senadores, Mendon莽a, suele prestar saludo militar a Bolsonaro, a quien clasific贸 varias veces como 鈥減rofeta鈥, no medi贸 esfuerzos.

Se hizo evidente que la preparaci贸n de Mendon莽a, adem谩s de un implante capilar, incluy贸 un intenso entrenamiento para que participara en la sesi贸n evaluatoria de diputados, donde trat贸 de deshacer la imagen de ser 鈥渢erriblemente evang茅lico鈥, que fue la raz贸n por la que Bolsonaro justific贸 su nombramiento a la corte suprema.

Contrariando frontalmente a Bolsonaro defendi贸 el Estado laico, reconoci贸 el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, atac贸 a la dictadura militar y la tortura tan elogiadas por el clan presidencial, en fin, todo un dem贸crata progresista. Pero despu茅s de la sesi贸n, volvi贸 a ser el mismo. Hay cinco pedidos de juicio al presidente abiertos en el Supremo Tribunal. No caben dudas sobre c贸mo votar谩 Mendon莽a.

En declaraciones al portal Poder 360, el negacionista Bolsonaro volvi贸 a defender la no obligatoriedad de las vacunas contra el coronavirus, cuestion贸 duramente su efectividad y dijo que buscar谩 cambiar la legislaci贸n para que s贸lo el gobierno federal pueda determinar reglas sobre el pasaporte Covid para ingresar a determinados lugares.

Parad贸jicamente, R铆o de Janeiro cancel贸 este s谩bado su fiesta oficial de fin de a帽o, a la que cada a帽o acuden millones de turistas de todo el mundo, tras detectarse los primeros casos de coronavirus asociados a la variante 脫micron en Brasil

Las encuestas

La publicaci贸n de tres encuestas electorales agit贸 la disputa por la Presidencia. Los sondeos realizados por Paran谩 Pesquisas, PoderData e Ipespe se帽alaron la consolidaci贸n del expresidente Luiz In谩cio Lula da Silva al frente de los sondeos de cara a las elecciones del a帽o pr贸ximo, y la tendencia a la baja de Bolsonaro.

Brasil, con el ultraderechista Jair Bolsonaro, un capit谩n retirado en la presidencia que acaba de afiliarse al Partido Liberal, el noveno de su carrera, es un caso mod茅lico de la inestabilidad de la democracia en Am茅rica Latina, al rehabilitar a los militares y a la corrupci贸n en la pol铆tica. Su referencia es el per铆odo m谩s brutal del r茅gimen de excepci贸n, con la dictadura entre 1969 y 1975, cuando m谩s imperaban los 贸rganos de represi贸n pol铆tica, con torturas y asesinatos de opositores y exilios masivos.

Bolsonaro fue el candidato de los militares y representa un intento de regresi贸n a los a帽os de dictadura que dur贸 21 a帽os. Construy贸 en sus 30 a帽os como legislador una simbiosis con las Fuerzas Armadas, que mantuvieron la confianza de la poblaci贸n pese al per铆odo dictatorial. Eso le permite contar con una base social que a煤n le asegura cerca de 20 por ciento de apoyo popular pese a su desastrosa actitud respecto a la pandemia de Covid-19, responsable en parte de los 614.000 muertos por la pandemia.

No es casual que el nuevo partido de Bolsonaro, el Liberal, es uno de los m谩s involucrados en los esc谩ndalos de corrupci贸n, que consolida su adhesi贸n al llamado 鈥淐entr茫o鈥 (Gran Centro), una coalici贸n informal de partidos derechistas definidos como 鈥減ragm谩ticos鈥, sin idearios o escr煤pulos ideol贸gicos, que apoyaron a casi todos los gobiernos a cambio de beneficios personales y partidarios.

Los estudios muestran que el exministro de Justicia y exjuez de la Operaci贸n Lava Jato Sergio Moro (Podemos) sigue disputando el tercer puesto con Ciro Gomes (PDT), ambos considerablemente distantes de Lula y Bolsonaro en la preferencia de los votantes. La candidatura de Moro ha cobrado protagonismo gracias a los principales medios de comunicaci贸n en las 煤ltimas semanas, que buscan un candidato聽 de una 鈥渢ercera v铆a鈥, capaz de enfrentar a Lula y Bolsonaro.

La vieja derecha neoliberal est谩 haciendo pruebas a los eventuales candidatos, en las que Moro se presenta ahora oficialmente como afiliado a un partido pol铆tico, Podemos, de derecha y para peor bolsonarista 鈥揷onsiderado el partido del Lava Jato- que tiene como principal l铆der al senador del estado de Paran谩, 脕lvaro Dias, hist贸rico aliado de Moro y Deltan.

Aunque Podemos es apenas el decimotercer partido en n煤mero de afiliados, es el tercero en el Senado Federal por el tama帽o de su bancada.聽Con un 92% de adhesi贸n a los proyectos del gobierno, sus 11 diputados federales se situaron por encima de los cinco congresistas del partido Patriotas (90%) y por delante del PSL, partido por el que fue elegido Bolsonaro, que mantuvo un 85% de adhesi贸n a las agendas gubernamentales.

Temeroso de Lula, l铆der del Partido de los Trabajadores (PT) y peleado con Jair Bolsonaro, el pol茅mico exjuez, considerado el candidato preferido por Washington, admiti贸 finalmente su deseo de 聽disputar la presidencia en 2022. Pero tambi茅n el fiscal del que dirig铆a el grupo de trabajo de Lava Jato, Deltan Dallagnol, anunci贸 su renuncia al cargo para presentarse como candidato. La confirmaci贸n de estas candidaturas refuerza la noci贸n de que la Operaci贸n Lava Jato actu贸 como un partido pol铆tico.

芦Son candidatos de derecha, que dialogan con la extrema derecha, con sectores de la alta burocracia federal y con sectores del poder judicial. El lavajatismo es un estado de 谩nimo de la clase media alta, que cree que el principal problema del pa铆s es la corrupci贸n. Hist贸ricamente, esta bandera ha sido capturada por la derecha. Bolsonaro subi贸 con esta bandera禄, dijo el escritor Milton Alves a Brasil de Fato.

Los abogados, juristas y profesores de derecho que integran el grupo Prerrogativas publicaron una nota en la que condenan las pretensiones pol铆ticas de Deltan Dallagnol y Sergio Moro. Se帽alaron que se trata de la 芦consumaci贸n de una maniobra criminal de aprovechamiento pol铆tico del sistema judicial鈥.

* Investigadora brasile帽a, analista asociada al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.