Oct 22 2016
1581 lecturas

Pol铆tica

Argentina: Algo (mucho) habr谩 que cambiar

驴Qu茅 nos pasa? Algunos temas, de estos d铆as, que impresionan y muestran el pozo en el que estamos metidos en la Argentina: el precio de los medicamentos; la evaluaci贸n escolar; el paro de las mujeres; las reflexiones que trae la reciente recordaci贸n del 17 de octubre. Los hechos semanales han sido tantos y tan fuertes que he seleccionado unos pocos para analizarlos, no en funci贸n de la coyuntura sino, en su perspectiva hist贸rica.

鈥淣adie se realiza en una comunidad que no se realiza鈥, esta frase de Juan Domingo Per贸n es la mejor s铆ntesis para entrar en un tema tan聽 complejo como el de responder a la pregunta: 隆Argentinos! 驴Qu茅 nos pasa?

Buscando esa respuesta conviene comenzar por se帽alar que no conviene escudar nuestras dificultades detr谩s de los problemas que tienen otros pueblos del mundo o de la regi贸n. En ese sentido asumimos la idea que 鈥渕al de muchos consuelo de tontos鈥.

Parece conveniente acercarse al centro de algunos grandes problemas, pero no desde consideraciones generales, sino desde peque帽as cuestiones de la vida cotidiana. En este caso apelar茅 a algunos sucesos de la semana que termina, que fueron se帽alados en la introducci贸n del tema.

Precio de los medicamentos

Ricardo Peidr贸 es un 鈥渧isitador m茅dico鈥, Secretario General de la Asociaci贸n Agentes de Propaganda M茅dica (APM) y Secretario General Adjunto de la CTA Aut贸noma. Hace algunos d铆as, en un programa televisivo explic贸 la denuncia de su gremio sobre los precios que los laboratorios (que facturan 75 mil millones de pesos anuales) ponen a los remedios que distribuyen.

pastillasManifest贸 que esos valores superan, en cifras astron贸micas, los precios que tienen en Europa. Los incrementos son muy variados pero oscilan entre un 55% y m谩s del 250%. Esa desfachatez se agrava si tenemos en cuenta los ingresos de un europeo y de un vecino de estas tierras. Cabe recordar que aproximadamente un 60% de los remedios que se distribuyen son producidos por laboratorios extranjeros.

Los mayores incrementos sobre su valor en Europa se dan en costosos remedios para tratamientos de c谩ncer, artritis y esclerosis. En esos casos ese valor mayor del remedio vendido aqu铆 ronda el 250%. No le va en zaga el precio de un remedio de consumo masivo como el Ibuprofeno donde los precios locales superan en m谩s del 200% a los valores que tiene en Europa.

En el caso de los remedios, como en el de tantos otros, la situaci贸n la podemos resumir en la conocida frase: 鈥淟a culpa no es del chancho鈥︹. Los gobernantes permiten esa estafa y saben que lo pueden hacer porque tienen impunidad. Se la viene asegurando la decr茅pita justicia terrenal. Frente a eso solo nos queda pedir: 隆Que Dios se apiade de sus almas!

La evaluaci贸n escolar

Alrededor de 1.400.000 estudiantes fueron evaluados durante el martes y mi茅rcoles pasado. Se trata de estudiantes del sexto y tercer grado de la primaria (en este 煤ltimo caso solo a t铆tulo de muestra) y del 煤ltimo a帽o de la secundaria de unas 39 mil instituciones educativas, p煤blicas y privadas de todo el pa铆s. Esta prueba, del Programa Aprender, fue an贸nima y obligatoria para docentes y alumnos.ar-no-evaluacion-escolar

Se trat贸 de la continuidad del Operativo Nacional de Evaluaci贸n (ONE) iniciado en los 90 y continuado por el kirchnerismo, aunque nunca hab铆a tenido la resistencia del realizado esta semana. Se opusieron varios gremios docentes (Sadop y los integrantes de Ctera, entre otros), en el mismo sentido se expresaron variados grupos de padres y varios n煤cleos estudiantiles. Esta oposici贸n dej贸 su marca en las ausencias, respuestas burlonas, ocupaci贸n de establecimientos y destrucci贸n de algunas planillas. No obstante ello, seg煤n la evaluaci贸n oficial, la tarea fue cumplida por el 90% de los involucrados.

Seg煤n el gobierno se trataba de 鈥渞adiografiar鈥 el estado de la educaci贸n. La oposici贸n plante贸 diversas cr铆ticas. La m谩s importante de ellas es que dicha evaluaci贸n apunta a crear las condiciones para avanzar en la privatizaci贸n del sistema educativo.

Es probable que ello sea cierto pero sobre este tema, m谩s all谩 de las hermosas palabras que siempre rodean las cuestiones educativas, es bueno tener presente que la educaci贸n transita un estado de creciente crisis. Una de sus manifestaciones es el avance de la educaci贸n privada. Durante la larga d茅cada del gobierno kirchnerista hubo un recurrente discurso, de sindicatos docentes y gobierno, en defensa de la educaci贸n p煤blica. Sin embargo la realidad muestra otra cara. Esos datos indican que, para la ense帽anza primaria, entre el 2003 y 2014 la escuela p煤blica perdi贸 el 3,55% de su matr铆cula, mientras que la privada creci贸 en un 25,32%. La secundaria, en ese mismo per铆odo, registr贸 un crecimiento de la p煤blica en un 13,23% y la privada en un 20,11%.

En materia educativa, como en tantas otras cosas, no alcanza con los discursos. Los hechos deben ir por delante de las palabras.

ar-evaluacion-escolarLa cr铆tica m谩s s贸lida la formula la pedagoga Adriana Puiggros cuando dice que esa evaluaci贸n 鈥渇ue dise帽ada con una estructura vertical en cuya c煤spide est谩 el ministro de Educaci贸n de la Naci贸n, contin煤a una enredada burocracia y en la base quedan los 鈥渁plicadores鈥 (maestros). En esas palabras est谩 planteada una de las claves de nuestra educaci贸n y de esta evaluaci贸n (aprobada por el Consejo Federal de Educaci贸n, es decir los ministros de todas las provincias) ajena a los sujetos intervinientes, no solo los maestros, sino 鈥揻undamentalmente- las comunidades. Esa falta de v铆nculo entre el hecho educativo y la comunidad est谩 en la base de la actual crisis.

Eso es lo que habr谩 que 鈥渄ar vuelta鈥. La escuela como est谩, 鈥渘o da m谩s鈥. La educaci贸n sarmientina fue pensada de arriba hacia abajo para integrar una Naci贸n que se estaba constituyendo. Hoy, siglo y medio despu茅s, 茅sa y otras demandas requieren otro tipo de respuestas, que piensen la educaci贸n de abajo hacia arriba, con un uso adecuado de las nuevas tecnolog铆as, que esta escuela no da. Vincular fuertemente la escuela a la comunidad, para que 茅sta tenga mayor decisi贸n sobre todo el 鈥渉echo educativo鈥 (incluidos contenidos y docentes) es un camino que habr谩 que empezar a recorrer para acortar la brecha que hay entre escuela y realidad.

El paro de las mujeres: un 鈥渕i茅rcoles negro鈥

ar-ni-unaSon muchas las razones que explican el porqu茅 centenares de miles de mujeres decretaran un paro de una hora y se movilizaran -mayoritariamente vestidas de negro- en nuestro pa铆s, en la regi贸n (Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay, Guatemala, M茅xico) y en otras partes del mundo (Espa帽a, Francia)

La convocatoria tuvo razones manifiestas; un contenido opositor y encerr贸 un tema poco explicitado sobre el poder del patriarcado.

La raz贸n manifiesta de esta convocatoria fue el reciente femicidio de una joven de 16 a帽os producido en Mar del Plata. De all铆 nace el fundamento para este llamado del colectivo 鈥淣i una menos鈥 y otras 50 organizaciones semejantes. Es una nueva y leg铆tima respuesta a los horrores de reiterados femicidios que averg眉enzan a toda la sociedad y su cultura machista.

Muchas de las consignas coreadas dejaron en evidencia el car谩cter opositor de esta movilizaci贸n. Ello se puede vincular a varias razones. Entre ellas, el bajo inter茅s manifestado por el gobierno por resolver estos hechos, proponiendo eliminar del Ministerio P煤blico 鈥損or ejemplo- la Unidad Especializada en Femicidios (UFEM); tambi茅n responden a la bronca que transpira gran parte de la sociedad y para el cristinismo constituy贸 una forma de respuesta a lo que consideran una persecuci贸n penal a Cristina.

Pero, tal vez, lo m谩s importante de esta gigantesca expresi贸n colectiva es posible que no est茅 contemplado por lo que se ha dicho y expresado p煤blicamente. Uno de los twitter que circularon nos aproxima un poco m谩s a cuestiones claves: 鈥淣osotras paramos por primera vez en la historia de Latinoam茅rica. Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras鈥. Se trata del rol subordinado que la cultura actual ha reservado para las mujeres.

El patriarcado domina el poder de la mayor parte de las instituciones. Tambi茅n lo hace desde las relaciones laborales, hasta los progar-ni-una-2ramas masivos de comunicaci贸n. En este sentido, las diferencias salariales por el mismo trabajo realizado; los eventos deportivos con sus 鈥減romotoras鈥; los contenidos de programas c贸micos y de entretenimiento, no dejan lugar a dudas.

Ese trato o 鈥渄estrato鈥 de las mujeres tiene su contrapartida en otros 贸rdenes de la vida. Pero hay dos situaciones que no se pueden dejar de mencionar y son altamente significativos: La universidad y los barrios m谩s humildes.

En las universidades, p煤blicas y privadas, el 60% de asistentes son mujeres y para el 2013 el 55% de quienes egresaron eran mujeres.

En los barrios pobres la mayor铆a de la militancia que sostiene a las familias, en la lucha y la vida cotidiana, son mujeres aunque ello no est茅 reflejado en la conducci贸n de las organizaciones sociales.

El dominio cultural y cotidiano del actual patriarcado es incompatible con estas realidades. Estamos recorriendo una transici贸n. La cultura machista est谩 en quiebre, pero a煤n las mujeres no han ocupado el lugar que les corresponde. Lo sepan o no, lo quieran o no, 茅sa es una cuesti贸n que est谩 en el fondo de lo que est谩 aconteciendo y le da fundamento al reclamo femenina de esta semana.

Esta crisis del patriarcado se emparenta con la crisis social a la que estamos asistiendo. 隆Qu茅 bella posibilidad para que los llamados 鈥減roblemas de g茅nero鈥 se resuelvan en simult谩neo con los problemas sociales! Estamos transitando la agon铆a de un dominio patriarcal guiado por el poder del dinero. Las injusticias reinantes han demostrado su fracaso.

1945 -17 de octubre- 2016arg 17 octubre

Con motivo de una nueva conmemoraci贸n del 鈥淒铆a de la Lealtad鈥 hubo actos para todos los gustos, todos ellos reivindicatorios del peronismo y de su historia. Los hubo cristinistas, pejotistas, massistas y hasta macristas鈥 todos 鈥減eronistas鈥. Tanta maleabilidad pol铆tica conduce a la necesidad de mencionar algunos datos hist贸ricos.

Han pasado 71 a帽os desde el 17 de octubre de 1945 cuando una gigantesca pueblada puso a Per贸n ante la historia y lo coloc贸 al frente del movimiento de masas m谩s importante de Am茅rica del Sur. Durante esos 71 a帽os el peronismo gobern贸 al pa铆s durante 51,3% del tiempo.

Per贸n muri贸, durante su tercera presidencia, el 1掳 de julio de 1974. Desde aquel 17 de octubre de 1945 transcurrieron 鈥揾asta la muerte de Per贸n- algo menos de 30 a帽os y en ese per铆odo, su movimiento hab铆a gobernado el 35,23% de ese tiempo.

Desde la recuperaci贸n de las instituciones constitucionales (desde asunci贸n de Ra煤l Alfons铆n 10/12/1983 hasta el 17 octubre de 2016) pasaron 32 a帽os y medio. En ese per铆odo el peronismo gobern贸 el 79,8% del tiempo.

El peronismo, con todas sus contradicciones, comenz贸 siendo (1945) un acto de rebeld铆a de los sometidos, el 鈥渟ubsuelo de la patria sublevada鈥. Expulsado del gobierno por un Golpe de Estado (1955), una sacrificada resistencia lo trajo nuevamente al gobierno (1973) del que sucumbi贸 por sus contradicciones internas y por no servir a las necesidades imperiales (1976).

ar-17-de-octubre2Muerto Per贸n y luego de una cruel dictadura retorn贸 al gobierno (1989), luego de un breve interregno radical, en este prolongado 煤ltimo per铆odo de gobiernos constitucionales. Volvi贸 por el prestigio ganado con su rebeld铆a inicial, por los avances de la justicia social durante su gobierno y por su rol en la resistencia a la dictadura.

Pero, desde los 80 hasta ahora, sus caracter铆sticas son distintas. Ahora es un 鈥減artido del poder鈥, un instrumento del sistema. De sus rebeld铆as, de su car谩cter plebeyo y de ser el 鈥渉echo maldito del pa铆s burgu茅s鈥 solo quedan 鈥揺n su dirigencia- algunas formas y nostalgias.

De all铆 su actual flexibilidad para albergar las opiniones m谩s diferentes pero siempre con el rasgo distintivo de ser un mecanismo para acceder a la administraci贸n de estructuras estatales. 脡stas sirven para llegar pero su actual caracter铆stica de un partido m谩s del sistema no termina de satisfacer a los sentimientos e intereses populares identificados con su origen y su resistencia a los modelos de tipo elitista u olig谩rquico.


  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.