Abr 9 2007
910 lecturas

Política

Argentina: – LA COSTUMBRE DE MATAR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Escribió hace unos días el profesor Rafael Urretabizkaya cuando comenzaba el frío de la Patagonia:

¬ęPor las rutas neuquinas la gente los mira pasar y se pregunta qui√©nes son. Qu√© hacen esas personas caminando detr√°s de un cami√≥n por el medio de la estepa. La gente se pregunta qu√© habr√°n hecho para andar bajo el sol, cortando en tajos la tarde y las madrugadas. Qu√© cosa extra√Īa los lleva a seguir adelante ahora que llueve y se tapan con una larga lona y lo que es m√°s extra√Īo, r√≠en.

¬ęCaminan detr√°s del cami√≥n que podr√≠a cargarlos, pero en lugar de subir ellos han puesto otras cosas importantes como la m√ļsica o el agua, y un micr√≥fono desde el que avisar√°n que el futuro tiene un dulce nombre y que estamos a tiempo.

¬ęVan sobre una delgada capa de desierto que recubre apenas un gigantesco inframundo de petr√≥leo. Reci√©n me doy cuenta: la mayor√≠a de los camiones que cruzan a este otro tan descamionado, son de los que transportan justamente los fluidos del subsuelo.

¬ęLos caminantes son trabajadores de la educaci√≥n de Neuqu√©n del sindicato Aten, que van sobre un campo de petr√≥leo a pedir que las escuelas puedan funcionar, a exigir escuela p√ļblica en condiciones para todos, a pedir
salarios dignos. La gente que conoce a estos gobernantes tiene dudas de que su reclamo sea escuchado, pero comienzan a entender de a poco todo, incluso la risa y la alegría.

¬ęEstos trabajadores van riendo y cantando porque tienen raz√≥n¬Ľ. Quiz√° por eso un maestro fue asesinado.

foto
Los docentes argentinos comenzaron el lunes nueve de abril de 2007 una jornada de huelga por esa muerte en Neuqu√©n. El paro ser√° por 24 horas bajo el lema ¬ęlas tizas no se manchan de sangre¬Ľ y el martes habr√° una jornada de reflexi√≥n en la que intentar√°n explicar a los alumnos lo que ocurri√≥. Por qu√© se puso el sol sobre una vida humana.

¬ęS√≥lo queremos justicia, y no vamos a parar hasta tener justicia¬Ľ, dijo una de las alumnas del profesor asesinado mientras se pon√≠a al frente de la protesta.

Fue el mi√©rcoles cuatro de abril cuando el impacto de un cartucho de gas lacrim√≥geno ‚Äďdice la versi√≥n oficial‚Äď disparado por la polic√≠a provincial y √≥rdenes del gobernador Jorge Sobisch impact√≥ infortunadamente en la cabeza de Carlos Fuentealba.

Curiosamente en Buenos Aires los bancos, buses, trenes y subterr√°neos no funcionaron durante el mediod√≠a y los hospitales p√ļblicos hab√≠an reducido sus servicios este lunes ‚Äďinforma Reuters‚Äď. Los profesores se concentron frente a la Casa de Neuqu√©n, en el centro de la Capital Federal.

La policía federal fue prudente y no hubo mayor violencia en la calle.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.