Mar 28 2016
2022 lecturas

CulturaPol铆ticaSociedad

Argentina sale de Telesur para avanzar en la censura

Todos chocamos contra nuestros archivos. Hay que reconocerlo. Todos cambiamos, la vida, las causas y los azares nos hacen, con el paso del tiempo, pensar distinto. As铆, no vamos a pedirle al ministro de Medios de Argentina, Hern谩n Lombardi, que piense igual que hace un cuarto de siglo atr谩s, cuando viaj贸 al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Pyongyang, Corea del Norte.

Pero el asunto se complica cuando no se resiste el archivo del a帽o pasado, o de hace cuatro meses. El 2 de diciembre de 2015, a una semana de la toma de posesi贸n de Mauricio Macri, Lombardi le dijo a Victor Hugo Morales, en Telesur, que el gobierno entrante iba a 鈥済arantizar la libertad de expresi贸n鈥. Pero ahora, el ministro ratific贸 que Argentina saldr谩 de la emisora multiestatal con sede en Caracas.

Una movida l贸gica, era dif铆cil creer que un gobierno de restauraci贸n neoliberal como el que encabeza Macri aceptara participar de un canal creado hace poco m谩s de diez a帽os precisamente para aportar una visi贸n distinta, alternativa, no hegem贸nica, sobre los acontecimientos de Am茅rica Latina y el mundo, bajo la iniciativa pol铆tica y econ贸mica de Hugo Ch谩vez y el acompa帽amiento atento de Fidel Castro, nada m谩s y nada menos.Terrorismo mediatico gr

芦Nuestro pa铆s no ten铆a ninguna injerencia en los contenidos de la se帽al ni en su gerenciamiento. Esta determinaci贸n va en l铆nea con lo que nos hemos propuesto para los medios p煤blicos en t茅rminos de pluralismo y austeridad鈥, dijo el ministro Lombardi a medios locales sobre la decisi贸n de iniciar los tr谩mites para salir de Telesur, donde participan -adem谩s de Venezuela- Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay.

Ser铆a muy interesante conocer si el nuevo gobierno argentino pidi贸 tener 鈥渋njerencia鈥 en los contenidos de Telesur (驴o hubiese sido mejor hablar de 鈥減articipaci贸n鈥?). Nos imaginamos que no. Lo que s铆 est谩 claro es que esa posibilidad no interesaba en la Casa Rosada. Es que la salida de Argentina de Telesur tiene otro objetivo: que la se帽al deje ser considerada en la legislaci贸n argentina como un canal del Estado, y as铆 quede liberada la posibilidad de que la se帽al de Telesur salga de los sistemas de cable y de la Televisi贸n Digital Abierta (TDA). Es decir, que las argentinas y los argentinos no puedan sintonizar Telesur en sus televisores.

De hecho a principios de marzo Cablevisi贸n -la principal cablera del pa铆s, propiedad del Grupo Clar铆n, retir贸 arbitrariamente la se帽al de Telesur de su abono b谩sico (el m谩s extendido), lo cual iba en contra de la legislaci贸n vigente (que ahora cambiar谩 cuando se concrete la salida de Argentina de Telesur).

PluralismoTERROR MEDIATICO

El ministro Lombardi parece justificar la salida del Estado argentino de Telesur en base a que el canal no es 鈥減lural鈥. El concepto de pluralidad siempre viene al rescate de aquellos que quieren imponer una visi贸n 煤nica. La pluralidad suele ser el velo para ocultar la l铆nea editorial del medio. 驴C贸mo funciona? Simple: se abre el micr贸fono y la pantalla en forma limitada y acotada a aquel que expresa un punto de vista opuesto a la l铆nea editorial del medio y as铆 se justifica que hay 鈥減luralismo鈥.

Con este y otros artilugios conceptuales los medios hegem贸nicos se presentan como portadores de 鈥渓a verdad鈥 (a veces hasta se animan a hablar de 鈥渙bjetividad鈥) e intentan dibujarse en el imaginario colectivo como aut茅nticos cruzados por la 鈥渓ibertad de expresi贸n鈥, que en rigor no es m谩s que su propia libertad de empresa para actuar en funci贸n de sus propios intereses pol铆ticos. Ejemplos sobran.

Telesur tiene linea editorial, y la expresa desde el primer d铆a. Es un canal creado para aportar a la construcci贸n de una Am茅rica Latina independiente de poderes centrales. Su norte es el sur. A lo largo de una d茅cada en las que sin duda hubo tropiezos y dificultades, debates y diferencias, logr贸 expresar este norte al sur en varias coberturas centrales, como la destrucci贸n de Libia a manos de la OTAN y el golpe de Estado contra Zelaya en Honduras, por nombrar dos en las que logr贸 romper el cerco medi谩tico de los medios tradicionales, modelos de 鈥減luralismo鈥.

驴C贸mo puede un gobierno entonces garantizar la 鈥渓ibertad de expresi贸n鈥? Favoreciendo la multiplicidad de medios. En el caso de la Argentina, garantizando que Telesur conviva en la grilla de programaci贸n con CNN o Todo Noticias, por ejemplo. Y garantizando la existencia de medios comunitarios, locales y regionales. Dif铆cil creer que esto vaya a ocurrir, si la ley de medios, instrumento legal que sentaba las bases para esa pluralidad, ya fue duramente cuestionada y cercenada por la administraci贸n Macri.

Pero la restauraci贸n neoliberal tambi茅n busca volver atr谩s con lo andado -poco o mucho, seg煤n se vea- en materia de pluralidad de voces.

Recuerdo una publicidad repetida hasta el hartazgo por los medios hegem贸nicos en la Argentina en los tiempos del amplio debate sobre la ley de medios. Comenzaba con una pantalla que mostraba decenas de logos de diferentes canales de televisi贸n que iban desapareciendo hasta que solo quedaban unas pocas se帽ales del Estado, entre ellas, Telesur. Esta pieza se combinaba con otra, m谩s recordada por lo apocal铆ptica, que anunciaba en tono f煤nebre que la se帽al de noticias del Grupo Clar铆n, TN, estaba pr贸xima a desaparecer.

TN sigue al aire, mientras el Estado argentino da pasos para 鈥渄esaparecer鈥 de la TV local a Telesur. Ojal谩 desmientan a este cronista desconfiado, y el ministro Lombardi declare que quieren a Telesur en las pantallas argentinas y que no lo retirar谩n de la televisi贸n digital. Digo, por aquello del pluralismo.

 

*Periodista argentino. Actual corresponsal de la cadena Hispantv en Caracas. Integrante del equipo fundador de Telesur, que dirigiera su creador, Aram Aharonian.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.