Jun 27 2007
720 lecturas

Opini贸n

Argentina. – SOBRE EL NUEVO GOBERNANTE DE BUENOS AIRES

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Esa primera mentira, de la ‘fiesta democr谩tica’, fue una de las m谩s empleadas por los vencedores y por una lista grande de periodistas que, por dinero o afinidad ideol贸gica, bati贸 el parche sobre ese supuesto significado. Tal puntualizaci贸n no pretende menoscabar la victoria de la derecha pero s铆 trata de ponerla en sus justos t茅rminos.

La segunda mentira de la serie es que el triunfador expresa lo nuevo de la pol铆tica o una nueva manera de hacer pol铆tica. Quien en los a帽os 90 fue presidente de Sideco, la rama constructiva del emporio Macri, de Sevel y tantas otras empresas del grupo, con much铆sima relaci贸n con el poder pol铆tico, no puede ser calificado de pol铆tico a estrenar.

foto
Sus relaciones con Carlos Menem, en aquel momento donde la relaci贸n costo-beneficio rend铆a ping眉e dividendos a la caja de los Macri, son a prueba de desmentidos. Lo mismo con el empresario y terrateniente misionero Ram贸n Puerta, senador y presidente interino en la crisis de 2001, con el que el vencedor mantiene un fuerte v铆nculo.

驴Fue casualidad que Puerta, Miguel Angel Toma, Ricardo G贸mez Diez, Ricardo L贸pez Murphy y tantos otros pol铆ticos de la a帽eja derecha estuvieran festejando en el boliche Che Tango? 驴O que el consejero de pol铆tica exterior sea el ex embajador argentino ante Estados Unidos, Diego Guelar? 驴O que el jefe de campa帽a y vicepresidente de PRO sea Horacio Rodr铆guez Larreta, funcionario de gobiernos anteriores y manejador de los presupuestos del PAMI y el Anses?

La cuesti贸n pol铆tica no pasa por lo nuevo o viejo en t茅rminos de edad. Tiene m谩s bien que ver con pol铆ticas que sirvan a las mayor铆as o a las minor铆as. Si Macri tiene un patrimonio personal de 22.734.836 pesos no debe ser porque haya trabajado para el bien social.

Una tercera mentira -que son贸 desde que se conocieron los resultados de la primera vuelta del 3 de junio- es que no se puede calificar la victoria del PRO como de la derecha, porque un 45 por ciento -y ahora un 61 por ciento- 芦no puede ser de derecha禄.

foto
Triunfo de la derecha

Ese intento de refutaci贸n demuestra que sus art铆fices no piensan, para parafrasear a Daniel Filmus. O que incurren en sofismas alevosos. Es que obviamente uno no se refiere a que todos y cada uno de los votantes sea de derecha y afiliado al PRO, a la Fundaci贸n Blumberg y a Argentinos por la Memoria Completa. Unos cuantos s铆 lo son, lamentablemente. Pero lo importante es analizar el sentido pol铆tico de un partido, de su programa y tareas de gobierno, de la tendencia a la que adhiere nacional e internacionalmente. Esto m谩s all谩 de la buena intenci贸n que pudieran tener una parte de los electores, generalmente desinformados porque el 芦m谩rketing禄 no les muestra todo el programa a aplicar y se desayunan despu茅s con sus consecuencias.

Y en ese sentido el triunfo del PRO es de la derecha. Es similar al que tuvo el de su mentor Carlos Menem en 1995, donde lleg贸 al 57 por ciento de los votos y tuvo su segundo turno en la Casa Rosada.

C贸mo ser谩 de n铆tido el sentido derechista del ballottage porte帽o, que a la carpa VIP de Che Tango 鈥搉o vaya a creerse que todos los PRO son iguales ante el patr贸n鈥 lleg贸 el secretario general del Partido Popular de Espa帽a, Jorge Moragas. Cualquier similitud entre Macri y Jos茅 Mar铆a Aznar no es pura coincidencia. Que lo felicitara Sebasti谩n Pi帽era, el derrotado ultraderechista chileno y empresario, es otro dato a tener en cuenta.

La cuarta mentira es que ahora empieza en Buenos Aires una nueva etapa. En todo caso lo que tiene de verdad esa afirmaci贸n es que a partir del 10 de diciembre Macri ser谩 jefe de gobierno. Pero desde antes de la destituci贸n de An铆bal Ibarra, ya el macrismo era la fuerza dominante en la Legislatura, a la que instrumentaba por medio de su vicepresidente Santiago de Estrada.

Una vez que cay贸 Ibarra acusado de la tragedia de Croma帽贸n, se orquest贸 all铆 un pacto entre Macri y Jorge Telerman, con lo que aqu茅l empez贸 el cogobierno en la ciudad. Eso explica que quien fuera jefe de campa帽a del PRO en 2003, Juan Pablo Schiavi, terminara como mano derecha de la administraci贸n Telerman y ministro de Obras P煤blicas.

El macrismo gan贸 en la primera vuelta de 2003, en las legislativas de octubre de 2005 y el 3 de junio de 2007, en la primera vuelta. En cada una de esas instancias fue sumando poder y 谩reas donde se comenzaron a aplicar sus propuestas. La reforma del c贸digo contravencional para reprimir a piqueteros, vendedores ambulantes y trabajadoras sexuales en 2004, fue de su autor铆a. La demora en dos a帽os de la ley de educaci贸n sexual en las escuelas, tambi茅n.

La quinta mentira es que Macri se va a ocupar de gestionar en lo municipal, al margen de la pol铆tica nacional y las disputas presidenciales. Esto es falso. A lo sumo se podr铆a aceptar como v谩lido que al principio va a gobernar la ciudad. Lo har谩, por supuesto, para favorecer los negocios de Socma y de sus amigos como el de la constructora de Nicol谩s Caputo. Pero luego, para continuar con la l贸gica de acumulaci贸n de esos mismos contratos, dar谩 la lucha por el poder pol铆tico.

芦Vamos a ayudar a construir una alternativa a nivel nacional禄, dijo el domingo a la noche, como ya lo hab铆a expresado el tres de junio. En principio parece que en octubre de este a帽o mandar谩 a un 芦pichi禄 suyo, como L贸pez Murphy (arriba, izq.), a una derrota casi segura. Y luego, cuando las cosas est茅n m谩s maduras, pasar谩 茅l mismo por ventanilla en 2011 o antes, si la desestabilizaci贸n provoca una crisis y adelanto de comicios.

foto
驴Qui茅n es 芦帽oqui禄?

La sexta mentira de estos d铆as, salida de labios macristas, es que ahora hay que ponerse a trabajar, para imponer 芦la cultura del trabajo, del m茅rito禄. Pero justamente el ni帽o Mauricio no se ha caracterizado por su amor al trabajo. Ni en las empresas familiares, donde nunca sud贸 la gota gorda y dej贸 los asuntos m谩s complicados en manos de su padre, ni en Boca Juniors, donde est谩 con licencia hace rato. M谩s a煤n, sus constantes inasistencias a las sesiones de la C谩mara de Diputados y a煤n a las comisiones muestran que el jefe de PRO es un perfecto 帽oqui. Desde diciembre de 2005 cuando asumi贸 hasta que recientemente pidi贸 licencia para la campa帽a porte帽a, su banca estuvo fr铆a. Su traste casi nunca se asent贸 all铆.

Sin embargo, para enga帽ar a la gilada, entre sus primeros blancos a atacar, seg煤n sus palabras de anteanoche, estar谩n los maestros 芦que siempre est谩n con licencia禄. 驴Acaso no pueden enfermarse ellos o sus hijos? 驴No hubiera sido m谩s correcto encarar de movida a los grandes corruptos, responsables de los negociados de los 90 y de hoy d铆a? S铆, pero eso hubiera sido como escupir para arriba. Todos habr铆an recordado que Macri estuvo procesado como titular de Sevel por contrabando de autos en la causa Opalsen.

La ultraderecha filo nazi, que en forma oportunista critica la corrupci贸n atribuible a Kirchner pero no tuvo empacho en secundar a Menem, ha visto con muy buenos ojos el resultado capitalino. Por caso, la videlista Cecilia Pando alab贸: 芦es un proyecto nuevo, joven, de cara al futuro, que apuesta al fortalecimiento institucional, a la pacificaci贸n del pueblo argentino, al respeto por las libertades individuales, a entender la pol铆tica como una herramienta al servicio de la gente, que apela a la construcci贸n de consensos en reemplazo del modelo de la confrontaci贸n permanente禄.

foto
Leyendo ese comentario de los abonados a la amnist铆a para el terrorismo de Estado, uno no puede menos que preocuparse con una enigm谩tica definici贸n de Macri, una vez que supo era el due帽o del 61 por ciento de los votos:

el siglo XX fue el de los derechos humanos; el siglo XXI tiene que ser el de las obligaciones ciudadanas.

驴C贸mo har谩 cumplir esas obligaciones? 驴Acaso con su consejero de seguridad, el comisario Carlos Sablich procesado por secuestros y torturas? 驴O con los polic铆as corruptos amigos del seudo ingeniero Blumberg y los servicios de la SIDE que estuvieron a las 贸rdenes de Toma y Juan Jos茅 Alvarez?

—————————-

* Periodista. En el diario La arena, de Santa Rosa, La Pampa, Argentina.
Art铆culo distribuido por ARGENPRESS, agencia de noticias independiente.
www.argenpress.info.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.