Ago 31 2022
128 lecturas

Despacito por las piedras

Argentina vive momentos gloriosos

Uno. Hasta segundos antes de la recusaci√≥n de la vicepresidenta y dos veces presidenta Cristina Fern√°ndez de Kirchner (CFK) al fiscal que pidi√≥ 12 a√Īos de prisi√≥n y la inhabilitaci√≥n de por vida, la crema y nata de los polit√≥logos, soci√≥logos, investigadores y analistas, junto con encuestadores, periodistas de la prensa canalla, servicios de inteligencia y expertos en marketing electoral, coincid√≠an, como en el aleph borgiano, en un solo punto: el ocaso pol√≠tico de Cristina.

Dos. Apuntemos la fecha: lunes, 22 de agosto. Aniversario 50 de la masacre de Trelew perpetrada en el penal patagónico de Rawson (provincia de Chubut), y día elegido por el pelotón de fusilamiento mediático-judicial (Cristina), que pidió la pena referida al juez Rodrigo Giménez Uriburu. Y día elegido, casualmente, por los republicanos que en la provincia de Salta profanaron el sepulcro de Ana María Villarreal, La Sayito, guerrillera asesinada en Trelew, y esposa de Mario Roberto Santucho (1936-76), comandante del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Tres. Revisemos, el prontuario del magistrado republicano. Integrante, del select√≠simo club de f√ļtbol Liverpool (fundado por Mauricio Macri en su casa de campo), Gim√©nez Uriburu es hijo de un oficial de la Armada que particip√≥ activamente durante la genocida dictadura c√≠vico-militar-eclesi√°stica (1976-83), y desciende, por v√≠a materna, del Partido Judicial que legitim√≥ el golpe del general Jos√© Evaristo Uriburu, contra Hip√≥lito Irigoyen (1930). Este es el palad√≠n de la mafia de jueces y fiscales macristas, que juzgar√° a Cristina por asociaci√≥n il√≠cita.

Cuatro. Ruego al lector indulgencia, por tanta mierda concentrada. Vamos a la alegr√≠a, apuntando la fecha del d√≠a despu√©s: martes 23 de agosto. Cuando una fuerza tel√ļrica emergi√≥ en los cuatro puntos cardinales con ruido atronador, aturdiendo al nada plebeyo barrio porte√Īo de Recoleta (s√≠mil de Polanco). Autoconvocados en las redes, millares de j√≥venes peronistas, junto con indignados ciudadanos no peronistas, se presentaron en casa de la vicepresidenta. Bombos, cornetas, banderas, consignas: ¬°Cristina! ¬°Cristina! / ¬°Cristina coraz√≥n!/ ¬°Ac√° ten√©s los pibes para la liberaci√≥n!A tres a√Īos de la Asignaci√≥n Universal por Hijo. Con Cristina y N√©stor los pibes est√°n cubiertos. | La Campora

Cinco. Los antiperonistas, enloquecieron, los no peronistas fruncieron el ce√Īo, y los responsables de las 40 facciones del peronismo, recordaron las palabras de Per√≥n: El pueblo avanzar√°, con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes. Convalidando, entonces, las de Cristina en un pasaje de la recusaci√≥n: Argentina es el pa√≠s donde mueren todas las teor√≠as.

Seis. Intrigado, me detuve en el video de un joven de 17 a√Īos, entrevistado por el movilero de un canal de aire de alcance nacional.

‚Äď¬ŅPor qu√© est√°s ac√°? ¬ŅCrees que Cristina ser√° candidata en 2023?

El chico respondió: No sé si será candidata. Estoy acá porque quiero vivir en un país con justicia social, independencia económica y soberanía política.

Siete. ¬ŅQui√©nes son esos millennials? ¬ŅQu√© lectura hacen del mayor movimiento de masas de Am√©rica Latina, que parec√≠a haber tocado fondo? Sin embargo, en las exultantes demostraciones de amor, millares de videos mostraban tambi√©n a viejos, amas de casa y ni√Īos, delirando de alegr√≠a cuando ve√≠an a Cristina. ¬ŅMelodramas de un tango peronista? Para nada. Porque ella hab√≠a sido muy clara en su recusaci√≥n: No vienen por m√≠. Vienen por ustedes.

Ocho. Hace un par de a√Īos, en la ciudad de La Plata, un veterano luchador social me invit√≥ a platicar con un grupo de estudiantes de comunicaci√≥n. Periodista-con-experiencia, les dijo. En fin‚Ķ Lanc√© mi rollo, al cabo del cual una jovencita indag√≥: ¬ŅSu generaci√≥n hablaba de feminismo, matrimonio igualitario, mercado interno, trabajo tercerizado, patriarcado, aborto, democratizaci√≥n de los medios, lenguaje inclusivo, machismo? ¬ŅUsted es vegano, vegetariano, carn√≠voro?Cristina Kirchner se defendi√≥ y luego sali√≥ al balc√≥n a cantar la marcha peronista - 23/08/2022 - EL PA√ćS Uruguay

Nueve. Ni con amenazas voy a transcribir las pendejadas que respond√≠. A esa edad, otras eran mis tribulaciones. Y me daba dolor de panza cuando o√≠a hablar de pol√≠tica, candidatos, elecciones‚Ķ Corr√≠a la dictadura del general Juan Carlos Ongan√≠a (1966-70), y despu√©s del asesinato del Che, nada quer√≠a por debajo de la revoluci√≥n. Pero entonces, record√© un viejo refr√°n del siglo de oro espa√Īol: la experiencia es un peine que sirve para peinar calvos.

Diez. Las peregrinaciones no cesan. A la fecha, nueve d√≠as de vigilia. Anoche, un grupo de chicos enloqueci√≥ al barrio con sus bombos, cantando la marcha peronista. Un se√Īor sac√≥ a sus perritos para que hacieran pis, y resbal√≥ con el chimichurri de un chorip√°n, peg√°ndose la cabeza contra un poste. Y bajo el balc√≥n de La Jefa, un grupo del Teatro Col√≥n, entonaba a coro el Va pensiero, de Giuseppe Verdi.

* Periodista y escritor argentino residente en México. Columnista de La Jornada de México.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.