Ago 2 2020
146 lecturas

EconomíaPolítica

Arribas las manos: la corrupción de Oderbrecht, Meirelles y el ex titular de la AFI argentina

El círculo se cierra alrededor de

Gustavo Aribas, extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina, durante el gobierno del neoliberal Mauricio Macri, y el círculo de espionaje y corrupción montado, que comienza a desentrañarse en Brasil y en su propio país.

El último miércoles 22 de julio, el juzgado número 13 del Tribunal Federal de Curitiba, a cargo del magistrado Luiz Antonio Bonat, condenó por conspiración, corrupción y lavado de dinero a Leonardo Meirelles. La pena estipulada por el juez fue de 40 años y 7 meses de cárcel, pero terminó siendo reducida –en el marco de la figura de arrepentimiento del imputado– a 4 años, con detención domiciliaria.

Para acceder al beneficio de la delación premiada, Meirelles tuvo que brindar documentación probatoria de sus ilícitos, efectuados en sociedad con el máximo jefe de la distribución de sobornos de la empresa Odebrecht, Alberto Youssef.Condenaron a 40 años de prisión a Leonardo Meirelles, quien giró ...

Durante las audiencias previas a que fuera comunicado el veredicto, los 9 imputados –entre los que estaban los hermanos Leonardo y Leandro Meirelles– escucharon los cargos y asumieron su status de informantes premiados. La inmensa disminución de la pena, en el caso del denunciante de Gustavo Arribas, fue concedida porque fue capaz de validar las transacciones ilegales efectuadas a diferentes destinatarios.

Según uno de los abogados defensores presentes en las audiencias, no existe la posibilidad de que Leonardo Meirelles pudiera falsificar los documentos entregados al juzgado, dado que esto implicaría la inmediata pérdida de su condición de arrepentido premiado. Para obtener la reducción de la pena, Meirelles tuvo que validar, ante la jueza federal suplente Gabriela Hardt y a quien la sucedió, Luiz Antonio Bonat, que las transacciones eran verídicas, so pena de perder el derecho a la reducción de la pena.

Esa disposición incluyó la cesión de la documentación probatoria capaz de acreditar la totalidad de los desembolsos ejecutados durante los años que trabajó para Alberto Youssef, responsable máximo de coordinar los desembolsos del esquema de corrupción ligado a Petrobras y a Odebrecht.

Para corroborar la veracidad de las delaciones premiadas, los abogados de los 9 imputados –incluido Leonardo Meirelles– debieron suministrar al Tribunal Federal de Curitiba las certificaciones de las transferencias bancarias y los resúmenes bancarios avalados por las autoridades financieras. Entre esa documentación, los abogados de los hermanos Meirelles proporcionaron los comprobantes de las comisiones recaudadas por su defendido (sufragadas por Alberto Youssef), luego de certificar que los sobornos habían sido depositados en las cuentas de los corrompidos, para garantizar la adjudicación de obras de infraestructura.

Meirelles cobraba entre el 0,5 y el 1 % por cada transacción de soborno. Y en el expediente apiladCondenan a 40 años de prisión a Meirelles, acusado de girar fondos ...o en el Tribunal N° 13, se acumulan los comprobantes de los pagos hechos por Youssef, correspondientes a cada giro realizado al exterior. Entre ellos figuran las 5 comisiones pagadas en retribución a las transferencias realizadas a la cuenta 373645-5 que Gustavo Arribas poseía/posee en la sucursal Zurich del Credit Suisse.

En todos los casos, dichas transferencias fueron certificadas por el Standard Chartered Bank Hong Kong, desde la cuenta Meirelles RFY Import & Export Limited, bajo la numeración 313-0-025652-9. Uno de los abogados defensores presente en las audiencias certificó que en el expediente figuran –en forma detallada– las comisiones recibidas por Meirelles por las 5 transacciones giradas a Arribas, incluso la de 70.500 dólares que Arribas reconoce como recibidos.

En una investigación realizada por los periodistas Fabio Serapião, Beatriz Bulla y Fausto Macedo para el portal Estadao, se reproducen los mensajes de la casilla de mail de Mauricio Couri Ribeiro, uno de los directivos máximos de Odebrecht, en los que se consignan las coimas relacionadas con la obra del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. En uno de ellos, de junio de 2010, se cita una reunión para debatir el pago de un soborno con Javier Sánchez Caballero, quien por entonces era director de IECSA.

La información incluida en el expediente del  juzgado de Curitiba contiene documentación provista por la organización dedicada al relevamiento internacional del lavado de activos, The Financial Action Task Force (FATF), que intercedió para detectar las transacciones en diversas partes del mundo, en el marco de un acuerdo previo con la división de Fraude Criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. La trasnacional brasileña asumió frente a las autoridades de Washington que abonó a sus socios en Argentina un total de 2.900.000 dólares en coimas y el “pago de retornos adicionales por aproximadamente 500.000 dólares a cuentas privadas”.

La documentación remitida por FATF incluye el relevamiento de los giros hechos por Meirelles a la cuenta de Arribas, que los periodistas argentinos del portal El Disenso, Mariana Escalada y Agustín Ronconi, difundieron en enero de 2017. Gracias a la documentación cedida a la Justicia y aceptada como válida por el tribunal, los abogados de los hermanos Meirelles, Esdra de Arantes Ferreira, Pedro Argese Junior y Haroldo Nater, aceptaron de buena gana la condena y renunciaron a la apelación, situación que le permite a su defendido la obtención de la prisión domiciliaria por 4 años.

A pesar de las certificaciones bancarias aportadas ante el juzgado número 13, validadas por exhortos y las informaciones provistas por FATF, el ex jefe de la AFI fue sobreseido en Argentina. Según dos de los abogados de los condenados en Curitiba, dicho dictamen podría constituirse  en una clara muestra de cosa juzgada írrita, nominación con la que se define la posible (o necesaria) reapertura de una causa ante la aparición de nuevas evidencias procesales. En ese marco, la Justicia argentina debería explicar:

  1. Arribas reconoce haber recibido 70.500 dólares en su cuenta radicada en un banco suizo. ¿Cómo pudo acceder Leonardo Meirelles al número cifrado de la misma, en el Credit Suisse (cuyo titular es/era Arribas), cuando ese país dispone de un cerrado mecanismo de secreto bancario?
  2. Arribas aduce que dicha transferencia provino desde RFY Import & Export Limited, sucursal de Hong Kong, una cuenta catalogada por el juez Luiz Antonio Bonat como perteneciente a una empresa ficticia destinada íntegramente al pago de coimas, lavado de activos y evasión. El titular de la cuenta, como atestigua el exhorto solicitado por el Tribunal Federal de Curitiba a Hong Kong, es Leonardo Meirelles.

Dictamen de sobreseimiento de Gustavo Arribas del 31 de marzo de 2017. Página 6.

  1. Arribas afirma haber recibido los 70.475 dólares de un empresario llamado Átila Reys Silva por la venta de mobiliario hogareño. A su vez Meirelles desconoce al comprador de muebles. ¿Cómo logró Reys Silva realizar una transferencia desde la cuenta RFY Import & Export Limited?
  1. ¿Cómo fue posible que Meirelles haya conocido el monto y la fecha exacta de una transacción proveniente de una cuenta que sólo se utilizaba para lavado de activos y sobornos?
  2. ¿Qué muebles le vendió Arribas a Reys Silva, cuya descripción no figura en el documento de transacción anexado a lo que se le presentó a Canicoba Corral?
  3. ¿Por qué en su descargo frente a la Justicia argentina, Arribas cambia el nombre de “Átila Reys Silva” por el de “Átila Reyes Silva”?
  4. ¿Por qué Arribas declara que vendió muebles por un valor de 70.450 dólares, instalados en un departamento en la calle Diogo Jacome No. 518, Apartamento 252, del barrio  Vila Nova Conceição, que no estaba habitado y cuyos vecinos afirman que nunca estuvo amueblado?
  5. El departamento supuestamente vendido por Arribas en la calle Diogo Jacome No. 518 figura adquirido por una empresa (Orion Brasil Construções e Emprendimentos Imobiliarios) registrada a

    La presentación de Átila en su perfil de redes sociales

    nombre de dos de los hijos de Reys Silva: Pedro y Paloma Silva. Ambos reconocen un activo empresario previo de 200.000 reales. Sin embargo pagaron 1.500.000 de reales (500.000 dólares de ese momento). Además el extitular de la AFI afirmó que la venta se hizo en agosto de 2013, pero su escritura tiene fecha de 17 de diciembre de 2015, cuando ya había sido designado por Mauricio Macri.

La venta de los muebles y el inmueble totalizan, llamativamente, el monto que Meirelles dice haber transferido al Credit Suisse. Además, entre los documentos entregados por los abogados de Arribas en el juzgado federal de Rodolfo Canicoba Corral se incluye una firma apócrifa de Átila Reys Silva, tal como lo denunciaron el 12 de noviembre de 2018 el entonces Senador de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas y su asesor Alejandro Olmos. “La firma del recibo de compra de los muebles, que acompañamos en este acto –señalan en su denuncia Solanas y Olmos–, difiere sustancialmente de la ficha biométrica de Átila Reys Silva que nos hiciera llegar la Secretaría de Seguranca Pública de Goias”.

Arriba, la firma aportada por Arribas ante el juzgado Federal de Canicoba Corral. Abajo, la firma rubricada en la documentación provista por Brasil

.
  1. ¿Por qué se le otorgó el sobreseimiento a Arribas antes de la llegada de los exhortos solicitados en agosto de 2017 a Hong Kong y Suiza?
  2. ¿Por qué se tomaron como válidos los documentos elaborados por agencias gubernamentales (AFI, UFI) para defender la negativa de Arribas, cuando ambas entidades estaban controladas políticamente por el macrismo?

Luego de las declaraciones realizadas por Leonardo Meirelles ante el periodismo que fueran difundidas en Argentina por el periodista Hugo Alconada Mon en enero de 2017, la AFI decidió incorporarlo en su plantel de espiados ilegalmente con el objetivo potencial de disciplinarlo y evitar que continúe con su investigación en relación al arrepentido Meirelles.

Según Alconada Mon: “Intentaban cazar mis fuentes cuando investigaba a Arribas y a Calcaterra”. (Este último, primo del entonces Presidente Mauricio Macri). En forma paralela y coincidente con el intento de amordazamiento de Alconada Mon, se buscó  silenciar a Leonardo Meirelles. En abril de 2018 Claudio Bonadio pidió la captura internacional de Leonardo Meirelles bajo la acusación de falso testimonio.

Una mentira –apuntó Sófocles– nunca vive hasta hacerse vieja.

*

*Sociólogo, doctor en Ciencias Económicas, analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en elcohtealaluna.com

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario