Nov 3 2023
122 lecturas

OpiniónPolítica

Asistido por su enterrador Netanyahu, Biden se suicida en Israel

Del mismo modo que el ataque de Ham√°s a Israel parece un suicidio, debido a los resultados, el apoyo incondicional del presidente de EU Joe Biden a la masacre de los civiles palestinos en Gaza por el gobierno de Benjam√≠n Netanyahu (BN), no es que lo parezca, es una autoinmolaci√≥n en toda regla. ¬ŅEst√° consciente de que ahora el mundo le considera a √©l, no c√≥mplice, sino responsable del genocidio en curso del pueblo palestino enjaulado en Gaza sin derecho a defenderse, por uno de los ej√©rcitos m√°s poderosos del mundo?

Sus gestiones y sus gestos, en este terrible escenario, calculados para su reelección en las presidenciales de 2024, han enlazado su  destino al político israelí que, a pesar de sacrificar a miles de gazatíes ante los dioses del poder y gloria, tiene los días más que contados:

Netanyahu, el principal art√≠fice del √ļltimo paso hacia la¬†Soluci√≥n Final de la causa palestina, de esta no saldr√°.

Aquí, lo que ha hecho Biden

Joe Biden en la Casa Blanca. -LEAH MILLIS / REUTERS– Vetar la propuesta rusa en el Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un alto el fuego. EU era el √ļnico pa√≠s del mundo que pod√≠a parar la masacre de hasta ahora unos 8.000 palestinos, y no lo hizo. ¬ŅImporta m√°s la vida de 200 rehenes israel√≠es que 2,2 millones de palestinos? Es m√°s que esto.

РNo criticar, ni siquiera reprochar a Israel por bombardear a los civiles de Gaza que no tienen ni dónde huir de las bombas.

– No presionar a Israel para que deje salir al menos a los ni√Īos palestinos de la Franja, refugi√°ndose en Egipto.

РNo tuvo ninguna intención de calmar la situación. Ni una palabra sobre el ataque a los hospitales, ambulancias, escuelas, templos, viviendas, depósitos de agua, redes eléctricas, nada.

– En vez de obligar a BN a levantar el bloqueo sobre la entrada de alimentos y medicamento a Gaza, su ‚Äúgesti√≥n‚ÄĚ limit√≥ en que Israel dejara pasar unos cuantos camiones de ayuda humanitaria por el cruce de Rafah, simple y llanamente con fines propagand√≠sticos para s√≠ mismo.

– Recurrir a la mentira para justificar la agresi√≥n militar israel√≠. Dijo ‚Äúhaber visto im√°genes de beb√©s decapitados por Hamas‚ÄĚ. La Casa Banca le tuvo que desmentir y √©l ni pidi√≥ disculpas a su audiencia. No se trata de un brote de alucinaciones por problemas de salud mental del presidente, ni tampoco de creer a pies juntillas lo que dice Israel.

John Kerry, el asesor especial en Medio Ambiente en el gobierno de Biden y exsecretario de Estado durante el mandato de Obama, denunció a BN como quien arrastró a EU a la guerra contra Irak, al mentir sobre la existencia de las armas de destrucción masiva (que en realidad estaban en el propio Israel, poseedor de decenas de bombas nucleares).

Las dudas de Biden agitaron el debate sobre la cifra de muertos que provee Hamas: ¬Ņc√≥mo se contabilizan? - LA NACION– En este conflicto contra Ham√°s ¬Ņen qu√© ha mentido al mundo el mandatario israel√≠ acusado en su propio pa√≠s de soborno, fraude y abuso de confianza? Cuando Tel Aviv verti√≥ dudas sobre la autor√≠a del ataque al hospital Al-Mohamedani, Biden volvi√≥ a aceptarlo sin m√°s. Pero, si Israel no ha negado haber bombardeado los hospitales Al-Shifa, Al-Aksa, Al-Awdao y el de Beit Hanoun, dejando decenas de muertos y heridos, el √ļnico objetivo de los medios de comunicaci√≥n proisrael√≠es en poner el foco en aquel centro sanitario era ocultar los cr√≠menes de guerra que Israel ha cometido con certeza.

– Su visita a Israel ten√≠a como principal objetivo arrebatar las riendas del conflicto a un Netanyahu m√°s peligroso que nunca, tanto para la paz mundial como para los propios intereses de EU. Biden, que despu√©s de tres a√Īos en la Casa Blanca se hab√≠a negado a invitar al mandatario israel√≠, ahora se ha visto obligado a ir a verle. ¬ŅDe d√≥nde viene tanto poder al hombre m√°s criticado del mundo? EU teme el colapso del r√©gimen israel√≠, y no por el ataque de Ham√°s, sino por las pol√≠ticas de su gobierno, que unas semanas antes reconoc√≠a que el pa√≠s estaba al borde de una guerra civil.

РRespaldar la invasión terrestre a Gaza, no para acabar con Hamás (que hasta puede aparecer con otro nombre) sino para apuntalar a Netanyahu, de momento, paliando el monumental fracaso de su régimen en proteger a sus propios ciudadanos. Biden intentará expulsar del gobierno israelí a los ultras y forzar a BN a formar un nuevo gobierno de coalición con la oposición, poniendo fin a la masacre palestina.

– Debido a que los republicanos le est√°n culpando por el ataque a Israel por Ham√°s (al ser ‚Äúblando‚ÄĚ con Ir√°n), Biden necesita una ‚Äúvictoria‚ÄĚ de Netanyahu. Pero ¬Ņqu√© es una victoria en Gaza?

РCon el fin de impedir que el conflicto se extendiera a toda la zona, Biden tenía dos opciones: a) obligar a BN a declarar el alto el fuego, que no lo hizo o no lo consiguió, y b) mandar sus portaviones a Israel para que Irán no se atreviera a responder a las provocaciones israelíes.

РDe forma paralela, amenazó a Teherán con que, en caso de intervenir directamente, se las vería con EU, mientras los servicios de inteligencia negaban la implicación de los ayatolás en el ataque de Hamás. No quiere ser otro Bush, con una guerra de dimensiones bíblicas en esta zona, y en su historial, ni tampoco tener el precio de petróleo por las nubes, en la víspera de la estación fría en Europa, y también de las elecciones presidenciales en su país.

– En vez de imponer un embargo de armas al Estado israel√≠ por atacar a civiles desarmados, prepar√≥ m√°s armas a su peque√Īo aliado, aunque su prioridad sigue siendo Ucrania. En una extra√Īa maniobra, el presidente fusion√≥ en el mismo paquete la propuesta de 60.000 millones de d√≥lares de ayuda militar a la guerra de Ucrania (a la que los republicanos se opon√≠an) al de 14.000 millones para Israel, pa√≠s que al que el gobierno de Obama prometi√≥ enviar un total de 38.000 millones de d√≥lares hasta 2028.

Israel en guerra con Hamas: cronolog√≠a de un brutal y sangriento conflicto que lleva d√©cadas– Al contrario de la guerra de 11 d√≠as del 2021 de Israel contra Gaza, en la que Biden utiliz√≥ canales discretos para presionar a Tel Aviv para que pusiera fin a sus ataques, e incluso el Congreso detuvo el env√≠o de nuevos equipos de la C√ļpula de Hierro a este pa√≠s, en el presente conflicto EU de Biden es el √ļnico pa√≠s que lo defiende sin fisuras, mientras pronuncia unas palabras huecas dirigidas a los palestinos. Hizo lo mismo Obama: en su √ļltima burla a los palestinos, fue tan manipulador que hasta parec√≠a defensor de aquellos oprimidos.

– Pretender dar la imagen de un mandatario fuerte y con determinaci√≥n, neutralizando la etiqueta de ‚Äúd√©bil y viejo‚ÄĚ. Aqu√≠, adem√°s quiere borrar el recuerdo de la ‚Äúretirada desastrosa de Afganist√°n‚ÄĚ, utilizada por los republicanos contra √©l. En EU quien no sea un ‚Äúpresidente de guerra‚ÄĚ estar√° perdido, sino que le pregunten a Donald Trump. Una guerra puede ser una bendici√≥n para un dirigente en apuros, pero dos son un hurac√°n que le podr√° destrozar.

– Ganar la simpat√≠a de los grupos de presi√≥n proisrael√≠es en EU (como AIPAC), al igual que la de las compa√Ī√≠as de armas: los fabricantes occidentales de esos artefactos tuvieron una ganancia de 32.700 millones de d√≥lares en bolsa, los primeros d√≠as del conflicto. Al Complejo Militar-Industrial no le importa qui√©n gane en una guerra, lo √ļnico que cuenta son los beneficios que obtendr√°.

– Con los √≠ndices de popularidad a la baja en las encuestas electorales, Biden ha pensado que podr√≠a compensarlo proyect√°ndose como l√≠der mundial. Pero ¬Ņ‚Äúl√≠der mundial‚ÄĚ de qu√©? Justo cuando viaj√≥ a Israel, los dirigentes de 140 pa√≠ses se hab√≠an reunido en China, asistiendo al tercer Foro de la Ruta de la Seda, ignorando adem√°s el boicot impuesto por Occidente al presidente ruso Vladimir Putin. Pero, los medios de masa se encargaron de invisibilizar un acontecimiento de tal calibre en el Nuevo Orden Mundial.File:Barack Obama and Benyamin Netanyahu.jpg - Wikipedia

– Permitir que Netanyahu volviera a cambiar la agenda internacional de EU: fue Barak Obama quien lanz√≥ la pol√≠tica de pacificar Oriente Pr√≥ximo (retirar parte de las tropas de Afganist√°n e Irak, y firmar el acuerdo nuclear con Ir√°n) para centrarse en el Regreso a Asia conteniendo a China, el verdadero rival-enemigo de EU. Entonces, el uso de armas qu√≠micas en la guerra de Siria en 2015, de autor√≠a a√ļn desconocida, y la extra√Īa aparici√≥n del Estado Isl√°mico, forzaron a Obama a participar en la guerra. En este escenario, Israel estaba del lado de ISIS para desmontar el Estado sirio. Netanyahu ahora consigue que, ni China ni Ucrania, sino Israel, se convierta en el centro del mundo.

La reelección en juego

En marzo de 2023, Gallup inform√≥ que por primera vez el n√ļmero de los dem√≥cratas que simpatizaban m√°s con Palestina supera a los que apoyan a Israel, hasta un 49%. Pero, al igual que en¬†2020, los palestinos no esperan nada de Biden.

Esta brutal crisis podrá enturbiar los logros de Biden en la política doméstica, como reducir los costos de atención médica o la creación de diez millones de empleos, aunque basura y con bajos salarios.

Los sectores que se oponen a la pasión belicistas del presidente en Oriente Próximo son:

РLos judíos progresistas, como los 500 que hicieron una sentada en el Capitolio hace unos días, en protesta por los ataques de Israel a Gaza.

РLos afroestadounidenses (no pocos también son judíos) contrarios a las políticas de Netanyahu.

РEl sector izquierdista del partido demócrata, que calcula cómo podría gastar los 61.000 millones de dólares destinados a la destrucción de vidas en acabar con la pobreza de millones de estadounidenses. Pero los que se encuentran en el centro y la derecha del partido tampoco se sienten cómodos: alrededor de 400 empleados del Congreso firmaron una carta en apoyo al cese de los bombardeos de Israel sobre Gaza.

РEl propio secretario de Estado Anthony Blinken, al hablar con su homólogo turco el 8 de octubre, apoyó, en la red social X, los esfuerzos de Ankara para imponer un alto el fuego, aunque minutos después lo eliminó: está prohibido hablar de la paz. La dimisión de Josh Paul, responsable de organizar la venta de armas a países extranjeras, por el apoyo ciego de Biden a una de las partes puede llegar a convertirse en un motín en el seno del Partido Demócrata.

РLos jóvenes liberales que simpatizan con los palestinos.

– La Generaci√≥n Z, y no s√≥lo por la edad de Biden que, si piensa que puede recurrir al chollo de ‚Äúla lucha contra el terrorismo‚ÄĚ para atraer sus votos, puede que est√© equivocado. Debe recordar que los hijos de los que apoyaron el militarismo de EU durante la segunda guerra mundial se opusieron a su intervenci√≥n en Vietnam.

РLos árabes y los musulmanes de EU, cuyos votos son determinantes para los demócratas en Minnesota, Georgia, Arizona. De Michigan es originaria la diputada demócrata de origen palestino Rashida Tlaib.

РOtros, los que apoyan el bombardeo israelí sobre los gazatíes, no lo ven proporcionado y no respaldan la participación de EU en el conflicto.

El rival m√°s serio de Biden no es un republicano, sino Robert F. Kennedy Jr., sobrino de JFK, que viene criticando el papel de su pa√≠s en las campa√Īas militares por el mundo, y se presenta como independiente, que no desde el Partido dem√≥crata. El destino de Biden, Netanyahu y Zelenski est√°n unidos: en el aire o bajo los escombros de Gaza.

 

*Periodista iran√≠, residente en Barcelona desde 1983, fecha en la que se exili√≥ de su pa√≠s. Licenciada en Ciencias Pol√≠ticas. Imparte clases en los cursos on-line de la Universidad de Barcelona. Columnista del diario espa√Īol on-line P√ļblico.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.