Dic 13 2014
1428 lecturas

Despacito por las piedras

AVANZA CHINA…VUELVE INGLATERRA

Ya no quedan dudas que China es la potencia del futuro. Nuestro pa铆s no est谩 ajeno a esa tendencia de cambio en la situaci贸n mundial. De la mano de una creciente presencia China reaparece Inglaterra.
Ya nadie lo duda, China es la primera potencia econ贸mica del mundo o est谩 a punto de serlo en poco tiempo m谩s. A esa convicci贸n la acompa帽a un hecho indudable, esa situaci贸n est谩 produciendo modificaciones en los alineamientos internacionales, con incidencia de variada importancia al interior de muchas regiones y pa铆ses. Argentina no es una excepci贸n. En nuestro caso esa influencia tienen directa relaci贸n con la situaci贸n econ贸mica actual y futura de nuestro pa铆s.
En estos d铆as este tema va tomando vuelo al punto que un medio muy cercano al gobierno -como P谩gina 12- reproduce argumentos que plantean la importancia y riesgos de esta nueva situaci贸n. Es indudable la importancia que tienen las inversiones chinas en nuestro pa铆s. Ellas no solo abarcan pr谩cticamente todos los distritos del pa铆s, desarroll谩ndose en sectores tan vitales como el transporte ferroviario, la explotaci贸n de hidrocarburos y la comercializaci贸n de granos. En todos ellos tiene posiciones de primer nivel. Sin olvidarnos que por los 鈥渟upermercados chinos鈥 pasa una buena parte de nuestra comida cotidiana. Adem谩s el acuerdo financiero, por 11 mil millones de d贸lares y por tres a帽os, est谩 permitiendo amortiguar nuestro desequilibrio financiero, la falta de divisas y que las reservas del Banco Central nuevamente hayan superado los 30 mil millones de d贸lares.
Junto a esta tendencia hay otras que no se pueden obviar.
Una est谩 referida al hecho que estas inversiones est谩n puestas en la misma direcci贸n que defini贸 a nuestro pa铆s -en las 煤ltimas d茅cadas del siglo XIX- como un productor de bienes primarios e importador de productos industriales. De all铆 la importancia de las inversiones chinas en el transporte ferroviario en Argentina sobre el mismo dise帽o portuario-exportador con el que fueron construidas por los ingleses entre 1870 y 1914. Esas redes, hacia los puertos, serv铆an para que por all铆 saliera carne, lana, trigo, frutas y cereales, rumbo a Londres, capital de imperio brit谩nico, que dominaba al mundo.

Por all铆 entraban las mercanc铆as que destruyeron nuestra incipiente producci贸n manufacturera. Esa misma red y parecidos puertos hoy sirven para que la mayor parte de nuestro petr贸leo, soja y cereales, que constituyen m谩s del 85% de nuestras exportaciones, salgan con rumbo a Shangh谩i, Tianjin (el acceso a Beijing), Qingdao u otros puertos chinos.
China lleva adelante esa estrategia ferroviaria no solo en nuestro pa铆s y esta regi贸n, sino tambi茅n en varios pa铆ses del 脕frica, a los que asegura la salida al mar鈥 de sus riquezas.
Aquel predominio brit谩nico decay贸 a favor de los Estados Unidos, despu茅s de la Segunda Guerra Mundial. A la vuelta de los a帽os y de la mano del peso econ贸mico chino pareciera que los brit谩nicos quisieran recuperar parte del prestigio perdido a favor de sus herederos anglosajones. Aprovechando su poder en el negocio financiero 鈥揺n el cual nunca perdieron gravitaci贸n- y una hist贸rica relaci贸n con China y su Revoluci贸n, ahora Inglaterra trata de recuperar viejos br铆os. Los negocios en nuestro pa铆s son un ejemplo de ello. Desde muchos lugares, incluido el gobierno, se ha cuestionado el rol que desempe帽a la justicia norteamericana (fallos del Juez Griesa) al intervenir en las cuestiones de deudas. Ahora, en los contratos firmados con China, se mantiene la 鈥減r贸rroga de jurisdicci贸n鈥 a favor de tribunales extranjeros,聽 pero ya no son m谩s los Tribunales de Nueva York, sino los de Londres, que va desplazando a Nueva York en su car谩cter de sede del poder financiero mundial. Esta tendencia explica el apoyo del parlamento brit谩nico a los reclamos argentinos contra los 鈥淔ondos Buitres鈥.
Por todo ello no llaman la atenci贸n las alabanzas inglesas a los chinos. Una buena s铆ntesis de esta tendencia la dio David Rogers, subeditor de la revista brit谩nica de ingenier铆a Global Construction Review, al decir: 鈥淒urante la Guerra Fr铆a, China se present贸 como el campe贸n del Tercer Mundo, as铆 que de cierta forma 茅sta es una continuaci贸n de ese tipo de aproximaci贸n. La influencia de China parece muy benigna, (鈥) es un pa铆s que llega a las econom铆as emergentes sin todo el equipaje colonial de Occidente鈥.

Juan Guah谩n, Question

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.