Mar 14 2012
2520 lecturas

CulturaPol铆tica

Bolivia hoy

Gabriela Oviedo es una escultural modelo y conductora de televisi贸n boliviana de 1.82 metros de alto, tez clara y 28 a帽os de edad. Nacida en la provincia de Santa Cruz, fue elegida en 2003 representante de la belleza de su pa铆s.

En 2004 Gabriela particip贸 en el concurso Miss Universo. All铆 le preguntaron cu谩l era uno de los conceptos err贸neos m谩s grandes que exist铆an en su pa铆s. Con un ingl茅s entrecortado respondi贸: 芦Desafortunadamente, la gente que no conoce mucho sobre Bolivia piensa que todos somos indios. Es La Paz la imagen que refleja eso: gente pobre y gente de baja estatura y gente india… Yo soy del otro lado del pa铆s, del este, que no es fr铆o, es muy caliente. Nosotros somos altos, somos gente blanca y sabemos ingl茅s禄.

La respuesta de Gabriela, cargada de racismo, levant贸 una profunda ola de indignaci贸n en su pa铆s que la oblig贸 a retirase del certamen. Dos de cada tres bolivianos son ind铆genas. Su contestaci贸n, sin embargo, no fue una ocurrencia aislada, sino el reflejo de la persistencia de una Bolivia de la blanquitud profundamente antindia. Una Bolivia que pervive hoy d铆a, a pesar de los profundos cambios en curso y de la aprobaci贸n de una legislaci贸n contra el racismo.

No obstante la fuerza de la segregaci贸n racial, el 22 de enero de 2006 asumi贸 la presidencia Evo Morales, ind铆gena aymara y sindicalista cocalero. Desde entonces el Estado y la sociedad bolivianos han vivido una profunda transformaci贸n. El pa铆s se ha descolonizado. Los indios ocupan posiciones claves en el gabinete de gobierno y en las instituciones pol铆ticas, mientras su nivel y calidad de vida mejora notablemente.

En los 煤ltimos seis a帽os Bolivia se ha convertido en uno de los pa铆ses m谩s exitosos de Am茅rica Latina en mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Los indicadores econ贸micos en baja del desempleo y disminuci贸n de la pobreza, as铆 como en una mejor atenci贸n a la salud p煤blica y en educaci贸n, son sobresalientes.

Entre 2005 y 2010 el porcentaje de poblaci贸n en pobreza moderada pas贸 de 60 a 49.6 por ciento, mientras la pobreza extrema disminuy贸 de 38 a 25 por ciento. De igual manera, la tasa de desempleo se redujo de 8.4 a 4 por ciento. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se帽ala que Bolivia es el pa铆s que m谩s esfuerzos realiza por transferir recursos a la poblaci贸n vulnerable: 2.5 por ciento del PIB.

Seg煤n Andrea B谩rcena, secretaria ejecutiva de la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina y el Caribe (Cepal), 芦Bolivia es uno de los pocos pa铆ses que han reducido la desigualdad (…); baj贸 enormemente la brecha entre los ricos y los pobres禄.

Una de las herramientas claves para reducir la pobreza ha sido la distribuci贸n expansiva del excedente econ贸mico entre la poblaci贸n, mediante la entrega de rentas y bonos como el Juancito Pinto y Juana Azurduy, la Renta Dignidad y los incrementos salariales. Estos bonos han permitido aumentar la matriculaci贸n escolar, ampliar la cobertura de pensiones p煤blicas para aliviar la pobreza extrema entre los mayores de edad y entregar subsidios a madres no aseguradas para reducir la mortalidad infantil al expandir la atenci贸n prenatal y posnatal.

Bolivia ha sido declarada territorio libre de analfabetismo. La redistribuci贸n de la renta ha propiciado el crecimiento de 7 por ciento del consumo interno de electricidad, agua potable y gas dom茅stico entre sectores que antes no ten铆an acceso a esos servicios.

Durante 2011 su econom铆a creci贸 a 5.3 por ciento, 60 cent茅simas porcentuales por encima de la media de Am茅rica Latina. No es un hecho fortuito. La econom铆a se ha expandido de manera sostenida desde 2007, en promedio casi 4.5 por ciento anual.

Estos 茅xitos econ贸micos y sociales se han conducido en una ruta alterna al neoliberalismo. El gobierno de Evo Morales hizo lo contrario a lo que el Consenso de Wahington recomienda: nacionaliz贸 hidrocarburos, electricidad, telecomunicaciones y miner铆a; renegoci贸 la presencia de la inversi贸n extranjera directa en el pa铆s; instrument贸 una pol铆tica fiscal expansiva y cerr贸 las fronteras a la libre importaci贸n de productos sensibles. El Estado pas贸 a controlar 34 por ciento del PIB.

Pese a que el monto de las remesas disminuy贸, Estados Unidos revoc贸 las preferencias arancelarias de algunos productos y se produjo una recesi贸n global, la econom铆a boliviana ha tenido un desempe帽o excepcional. Los ingresos petroleros se triplicaron en relaci贸n con 2005. La recaudaciones tributarias se incrementaron. La balanza de pagos registra super谩vit. Las reservas internacionales han llegado a m谩s de 12 mil millones de d贸lares. El sistema de cr茅ditos y ahorro bancario se ha bolivianizado y la deuda externa disminuido. La apuesta, ahora, es que durante los pr贸ximos cinco a帽os Bolivia d茅 un 芦gran salto industrial禄 para que deje de ser un pa铆s que extrae recursos naturales y comience a exportar bienes de valor agregado.

Sin embargo, el horizonte boliviano no consiste en m谩s 芦progreso禄, sino en la forja de una econom铆a alternativa desde los pueblos y naciones originales. En el centro de su propuesta se encuentra el Suma Qama帽a, incorporado a la nueva Constituci贸n, que se traduce como vivir bien, y que significa estar en armon铆a y equilibrio con los otros y con la naturaleza. Se trata de una propuesta que nace de la comunidad y est谩 basada, no en la l贸gica de la rentabilidad econ贸mica, sino en la producci贸n de satisfactores en consonancia con la naturaleza. Como ha dicho Evo Morales: 芦No creemos en la concepci贸n lineal y acumulativa del progreso y del desarrollo ilimitado a costa del otro y de la naturaleza. Vivir bien es pensar no s贸lo en t茅rminos e ingreso per c谩pita, sino de identidad cultural, de comunidad, de armon铆a entre nosotros y con nuestra Madre Tierra禄.

Ra煤l Garc铆a Linera describe el proceso de transformaci贸n que se vive en su pa铆s como el intento de cambiarle el motor a un autom贸vil en marcha. Se trata, sin duda, de una apuesta genuina, audaz y esperanzadora.

*editor de lap谩gina de Opini贸n xdel peri贸dico mexicano La Jornada

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.