Oct 4 2013
1620 lecturas

Opini贸nPol铆tica

驴Brasil en el Eje del Mal?

Las grandes crisis, como las marejadas, sacan a la superficie lo que permanec铆a oculto en los periodos de calma. Ante nuestros ojos est谩 sucediendo algo similar en relaci贸n con la pol铆tica exterior de Estados Unidos con la regi贸n sudamericana. Volver sobre el caso de espionaje sufrido por Brasil a manos de la NSA, develado por Edward Snowden, las causas y las reacciones que est谩 provocando en el gobierno de Dilma Rousseff, puede contribuir a aclarar la coyuntura regional que atravesamos.

La columna del contrarrevolucionario cubano Carlos Alberto Montaner en el Miami Herald del pasado 25 de septiembre est谩 dedicada a las opiniones de un supuesto ex embajador de Estados Unidos. M谩s all谩 de que las citas sean reales o inventadas (siempre es necesario desconfiar de un agente de la CIA acusado de actos de terrorismo contra Cuba), parecen reflejar lo que piensa por lo menos una parte del establishment estadounidense y explica algunas razones por las cuales Brasil fue espiado.

Para Washington, dice Montaner, el gobierno brasile帽o no es exactamente amable, ya que los amigos de Luiz Inacio Lula da Silva, de Dilma Rousseff y el Partido de los Trabajadores son enemigos de Estados Unidos. Y a continuaci贸n cita el apoyo de Brasil a los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Cuba, Ir谩n y la Libia de Muammar Kadafi. Dos hechos considera el supuesto diplom谩tico como graves: el alineamiento de Brasil en casi todos los conflictos con China y Rusia, y la inversi贸n de mil millones de d贸lares en el desarrollo del superpuerto de Mariel.

El puerto de aguas profundas de Mariel, donde pueden operar los grandes barcos que atraviesan el Canal de Panam谩, construido por Odebrecht con financiaci贸n del BNDES, se convertir谩 en uno de los principales centros comerciales para Centroam茅rica y el Caribe, en puerta de entrada de productos brasile帽os a Estados Unidos y bisagra comercial con Asia. La zona especial de desarrollo Mariel puede volverse un potente polo industrial capaz de atraer empresas brasile帽as y ahora tambi茅n multinacionales chinas automotrices, farmac茅uticas, de equipos de climatizaci贸n y de biotecnolog铆a ( Granma, 25 de septiembre de 2013).

La zona especial puede ser la locomotora econ贸mica de Cuba y contribuir a desbaratar el embargo contra la isla. Parece evidente que es una jugada estrat茅gica compartida por Cuba, China y Brasil, que molesta profundamente al imperio.

Pero las consecuencias de las revelaciones de Snowden se hacen sentir en por lo menos dos aspectos. El 86 por ciento de los contenidos de Internet que circulan en la regi贸n sudamericana est谩n alojados fuera, en particular en Estados Unidos. Cualquier usuario de Gmail, Hotmail y Yahoo, por ejemplo, aunque el emisor y el destinatario vivan en Sudam茅rica, sus datos pasan antes por los nodos estadunidenses, sobre todo por los instalados en Miami.

Esa realidad va a empezar a cambiar pronto. La iniciativa esta vez parti贸 del Mercosur. El 17 de septiembre se realiz贸 en Caracas la primera reuni贸n de autoridades y expertos en seguridad inform谩tica y de las telecomunicaciones del Mercosur, a la que asistieron delegados de Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay y Venezuela. Entre las principales resoluciones aprobadas figura el establecimiento e interconexi贸n, en el corto plazo, de centros de datos para el almacenamiento y la distribuci贸n de contenidos entre los pa铆ses miembros, incluyendo el desarrollo y alojamiento de servicios propios.

El objetivo es hacer m谩s seguras las comunicaciones y reducir la dependencia de la tecnolog铆a extranjera, garantizando la soberan铆a de los pueblos del Mercosur, considerando que actualmente el intercambio del tr谩fico de Internet entre los pa铆ses de la regi贸n hace tr谩nsito mayoritariamente por Estados Unidos.

Se est谩n articulando varias iniciativas: la interconexi贸n de una infraestructura de red de fibra 贸ptica regional con las nacionales, proceso en marcha desde tiempo atr谩s ( La Jornada, 2 de diciembre de 2011); la creaci贸n de nodos regionales y quiz谩 nacionales, centros de datos en cada pa铆s, y una legislaci贸n que proteja la informaci贸n. Uno de los cambios m谩s notables ser谩 la creaci贸n de servicios de videoconferencias, chat y computaci贸n en la nube, entre otros, de car谩cter regional, en el que las diversas instituciones nacionales deber谩n colaborar.

Salvo en Uruguay, no existe en la regi贸n ning煤n sistema de e-mail p煤blico y gratuito, aunque Adinet (de la telef贸nica estatal Antel) no puede competir con las multinacionales ya que no ofrece los servicios m谩s atractivos. El Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Serpro) de Brasil desarroll贸 un correo electr贸nico para uso del Estado (expressomail) que cuenta con 700 mil usuarios. Ahora las diversas empresas nacionales podr谩n colaborar en el dise帽o de un sistema de correos por Internet que no pase por Miami ni por ning煤n nodo extrarregional para las comunicaciones en la regi贸n.

Si la estatal brasile帽a Correos desarrolla antes de fin de a帽o un e-mail nacional seguro con todas las prestaciones que tienen Gmail y las otras, como decidi贸 el gobierno, podr谩 compartirlo con los dem谩s pa铆ses del Mercosur y de la Unasur. En ese sentido, la reuni贸n de Caracas debe considerarse como un punto de inflexi贸n.

La segunda cuesti贸n se relaciona con la compra de 36 cazas de quinta generaci贸n por parte del gobierno de Brasil, decisi贸n aplazada desde hace 13 a帽os cuando gobernaba Fernando Henrique Cardoso. En 2009, Lula anunci贸 que se comprar铆an los Rafale de la francesa Dassault desechando los F-18 de Boeing. Meses atr谩s era casi segura la decisi贸n de Dilma a favor de Boeing, pero ahora la compra se aplaz贸 hasta 2015, despu茅s de las elecciones presidenciales ( Valor, 26 de septiembre de 2013). En dos a帽os la opci贸n puede ser bien distinta.

Las decisiones estrat茅gicas que pueden modificar el tablero geopol铆tico se suceden con ritmo vertiginoso en la regi贸n. Nunca antes el rey estuvo tan desnudo como ahora. Nunca antes fue tan claro que no hay caminos intermedios, como los que pretendi贸 transitar el gobierno brasile帽o.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.