May 24 2006
818 lecturas

Economía

Brasil: VIOLENCIA Y ABANDONO SOCIAL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El Movimiento Nacional de Derechos Humanos (MNDH) divulg√≥ una nota en la que lamenta las muertes de polic√≠as, guardias y civiles ocurridas a partir del viernes 12 de mayo en el estado de S√£o Paulo. En la noche del viernes, seg√ļn informaciones de la prensa, se comenz√≥ a vivir una ola de ataques a polic√≠as, guardias municipales y agentes penitenciarios.

Es la mayor acción que haya ocurrido contra la fuerza de seguridad y es atribuida a la organización delictiva PCC (Primer Comando de la Capital), en respuesta a la decisión del Gobierno del Estado de aislar a líderes de la facción en presidios de seguridad máxima.

Entre la noche del viernes y la ma√Īana del domingo (14), los ataques dejaron 52 personas muertas. Murieron 35 polic√≠as civiles, militares, integrantes de guardias metropolitanas y agentes de seguridad de penitenciar√≠as, tres civiles –entre ellos la novia de un polic√≠a– y 14 sospechosos de estar involucrados en los cr√≠menes. Cerca de 50 personas quedaron heridas: 24 PMs, cinco polic√≠as civiles, cinco guardias, dos agentes penitenciarios, ocho civiles y seis sospechosos.

La violencia tambi√©n lleg√≥ a penitenciar√≠as y Centros de Detenci√≥n Provisoria. Desde el viernes, 64 unidades registraron rebeliones en todo el territorio estatal. La transferencia de delincuentes, promovida por el gobierno, el jueves 11, que incluy√≥ a 765 presos hacia la penitenciar√≠a n√ļmero 2 de Presidente Venceslau, a 620 kil√≥metros al oeste de San Pablo, con la intenci√≥n de cohibir acciones promovidas por la facci√≥n.

Para el MNDH, los actos delictivos son el reflejo de a√Īos de desatenci√≥n en el √°rea social, de seguridad p√ļblica y justicia, de la falta de cumplimiento de la Constituci√≥n Federal y de la propia legislaci√≥n penal. Principalmente, de la Ley de Ejecuciones Penales y de la falta de respeto de los derechos de los presos, as√≠ como de los funcionarios del sistema y de los propios agentes policiales, ¬ęque conviven con p√©simas condiciones de trabajo¬Ľ.

¬ęPor lo tanto, son causas complejas que no ser√°n resueltas con un pase de magia y s√≠ con trabajos serios, continuos y consistentes de todos los sectores y gobiernos. Esperamos que los poderes p√ļblicos, en cada √°mbito, asuman sus responsabilidades en lugar de intentar transferir las culpas mutuamente entre Estado y Federaci√≥n ‚Äďo viceversa‚Äď dentro del juego pol√≠tico electoral o hacia las organizaciones de la sociedad civil, como el gobierno del estado de S√£o Paulo hizo recientemente. Propuestas inmediatistas y oportunistas de endurecimiento de penas y restricciones de derechos fundamentales son ilusorias y demag√≥gicas¬Ľ, afirma la entidad.

Adem√°s, el clima de terror instalado en la sociedad paulista y en el propio aparato estatal no puede servir como presupuesto de una ¬ęlicencia para matar¬Ľ para los agentes del estado, que podr√≠a generar todav√≠a m√°s violencia y la muerte de inocentes, principalmente de j√≥venes, pobres, negros y habitantes de la periferia. Las fuerzas policiales, las autoridades gubernamentales y toda la sociedad necesitan, seg√ļn el MNDH, enfrentar este momento con prudencia, responsabilidad, profesionalismo, inteligencia y, por sobre todo, respeto de las garant√≠as previstas en la legislaci√≥n brasilera e internacional, sino estaremos legitimando la barbarie.

El d√≠a 15, la Arquidi√≥cesis de S√£o Paulo, iglesias, religiones, entidades sociales y de derechos humanos promovieron, en el Centro de S√£o Paulo, un acto ecum√©nico contra la violencia y de apoyo y solidaridad a los familiares de las v√≠ctimas de los ataques ocurridos desde la noche del √ļltimo viernes.

Adem√°s del homenaje, los organizadores tienen por objetivo mostrar que la sociedad civil paulista est√° unida en el apoyo del combate firme al crimen organizado en el estado, luchando para preservar la vida y garantizar el derecho a la seguridad de la poblaci√≥n, siempre dentro del respeto del estado de derecho. Para el ex-ministro Jos√© Gregori, Presidente de la Comisi√≥n de Derechos Humanos de la Ciudad de San Pablo, el evento es ¬ęfundamental para mostrar que los que defienden los derechos humanos est√°n preocupados por la vida de todos, inclusive la de los agentes del Estado que fueron cobardemente atacados este fin de semana¬Ľ.

———————————————

* Agencia brasile√Īa de noticias sobre Am√©rica Latina y el Caribe.
www.adital.com.br.

Traducción: Daniel Barrantes
barrantes.daniel@gmail.com

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.