May 21 2022
489 lecturas

Política

Bukele y su guerra contra las pandillas de las maras, tras romper el pacto con ellas

El √ļltimo de marzo fue el¬† fin de semana m√°s letal en lo que va de siglo en El Salvador, con la matanza de 87 personas, a causa del fin de un pacto entre el gobierno de Nayib Bukele y las pandillas: la respuesta a una ‚Äútraici√≥n‚ÄĚ de las autoridades que dej√≥ a decenas de civiles muertos, seg√ļn¬† confirmaron de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) al medio digital salvadore√Īo El Faro.

Muchas preguntas siguen en el aire casi dos meses despu√©s: ¬ŅPor qu√© ocurri√≥ tal explosi√≥n de violencia homicida el 26 de marzo? ¬ŅFue una acci√≥n coordinada entre las tres pandillas principales (Mara Salvatrucha o MS-13, Barrio 18-Sure√Īos y Barrio 18-Revolucionarios)? ¬ŅY estaba hasta ese d√≠a la administraci√≥n Bukele negociando con los pandilleros, algo que Bukele niega de plano?

El Faro tambi√©n ha tenido acceso exclusivo a audios de El Faro: ruptura de pacto con pandilla caus√≥ asesinatos en El Salvador | Las noticias y an√°lisis m√°s importantes en Am√©rica Latina | DW | 18.05.2022un negociador del equipo del presidente -el director del Tejido Social del Gobierno, Carlos Marroqu√≠n- que estuvo en conversaciones con las pandillas durante ‚Äúcasi dos a√Īos y medio‚ÄĚ y que responsabiliz√≥¬† de la ruptura del acuerdo al ministro de Justicia y Seguridad P√ļblica, Gustavo Villatoro.

Ese fin de semana termin√≥ la ilusi√≥n de seguridad que comenzara en junio de 2019, cuando Nayib Bukele asumi√≥ la presidencia. El Salvador era uno de los pa√≠ses m√°s violentos del mundo, con 20 homicidios diarios en 2015 que cayeron a un promedio de tres diarios este a√Īo.

La ‚Äútranquilidad‚ÄĚ dur√≥ hasta la matanza de marzo, cuando un cad√°ver tirado en una carretera que lleva a Surf City, proyecto tur√≠stico emblema con el que el Bukele pretende atraer inversiones, fue respondido entonces con mano dura: el presidente prometi√≥ que los pandilleros presos no volevr√≠an a ver el sol, despleg√≥ a miles de soldados por todo el pa√≠s, endureci√≥ el C√≥digo Penal y detuvo a m√°s de 27 mil personas en seis semanas, a las que acus√≥ de pandilleros, muchos de ellos sin pruebas.

Adem√°s, a trav√©s de la Asamblea Legislativa que controla, impuls√≥ un r√©gimen de excepci√≥n que resta libertades a los ciudadanos, destac√°ndose una reforma al C√≥digo Penal que ahora contempla hasta 15 a√Īos de prisi√≥n a quien difunda mensajes de pandilleros en la prensa. Carlos Mart√≠nez firm√≥ el texto de El Faro desde fuera del pa√≠s, donde entrevist√≥ a dos l√≠deres de la MS-13 y otro de la pandilla Barrio 18, con los que verific√≥ de manera independiente la veracidad y autenticidad de los audios.

Una investigaci√≥n denunci√≥ que el gobierno de Nayib Bukele negoci√≥ con las pandillas en El Salvador e intent√≥ esconder la evidencia - InfobaeEl portal revel√≥ que el descenso en el n√ļmero de homicidios al principio del gobierno de Bukele se deb√≠a a una negociaci√≥n del presidente con las pandillas MS-13, Barrio 18 Sure√Īos y Barrio 18 Revolucionarios. Estados Unidos confirm√≥ posteriormente esas conversaciones y sancion√≥ a algunos de los participantes, a Marroqu√≠n y a Osiris Luna, director general de c√°rceles, tambi√©n citado en los audios como el facilitador de un veh√≠culo oficial en el que detuvieron a unos pandilleros.

Seg√ļn El Faro, la ruptura entre el Gobierno de El Salvador y la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) ser√≠a el principal causante de una ola de asesinatos ocurridos a finales de marzo, en la jornada m√°s violenta de este siglo en el pa√≠s centroamericano.

‚Äú(Se rompi√≥ el acuerdo) porque ellos (el Gobierno) incumplieron, hicieron capturas que no ten√≠an que hacer, donde ellos dijeron ‚Äėlleguen a tal lugar, vamos a dialogar‚Äô y en lugar de dialogar, capturaron‚ÄĚ, explic√≥ un l√≠der de la MS-13 al El Faro. La captura de miembros de la pandilla ser√≠a esta supuesta ruptura de la que hablan representantes de la organizaci√≥n criminal.

El portal accedi√≥ tambi√©n a una serie de grabaciones en las que se escucha Marroqu√≠n, y uno de los negociadores de las pandillas en representaci√≥n del Ejecutivo, asegurar que el acuerdo con la MS-13 no puede romperse . En las grabaciones, el funcionario culpa de lo sucedido al ministro de Seguridad y Justicia, Gustavo Villatoro, al que califica de ‚Äėloco ministro’, y dice estar trasladando al presidente Bukele los mensajes de las pandillas.El Faro: ruptura de pacto con pandilla caus√≥ asesinatos en El Salvador | Las noticias y an√°lisis m√°s importantes en Am√©rica Latina | DW | 18.05.2022

En cuatro de los siete archivos de audio, Marroqu√≠n hace alusi√≥n a Bukele y de lo dicho se infiere que el presidente estuvo todo el tiempo al tanto de las conversaciones de Marroqu√≠n con voceros de la Mara Salvatrucha-13.¬† El director de Tejido Social ofreci√≥ a un pandillero capturas de pantalla de sus conversaciones con el mandatario¬Ľ, explica El Faro, junto a la evidencia de los audios y las fotos que respaldan las afirmaciones.

En otra grabaci√≥n a las que tuvo acceso El Faro, registrada despu√©s de la implantaci√≥n del inicio del r√©gimen de excepci√≥n del 27 de marzo, Marroqu√≠n reconoce el fracaso en sus negociaciones y que en las c√°rceles se est√° torturando a los pandilleros presos: ‚ÄúAhorita el proceso se ha terminado y ah√≠ dentro est√°n torturando a la gente, ¬Ņva? Est√°n sufriendo y los est√°n humillando‚ÄĚ, dijo.

El a√Īo pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ya hab√≠a sancionado a Marroqu√≠n por sostener ‚Äúnegociaciones secretas‚ÄĚ con los pandilleros. Se le acus√≥ de dirigir y organizar los encuentros entre los altos cargos de la banda actualmente encarcelados con el personal necesario para sostener el acuerdo. Tambi√©n se les acus√≥ de mantener este proceso en secreto al pueblo salvadore√Īo.

Estado de excepción

Tras la intensa masacre de finales de marzo en el pa√≠s, el presidente Bukele intensific√≥ sus esfuerzos en lo que llam√≥ ‚Äúuna guerra contra las pandillas‚ÄĚ. En total, bajo el estado de emergencia que todav√≠a rige en la naci√≥n centroamericana desde el 27 de marzo, han sido detenidas m√°s de 30.000 personas seg√ļn la Polic√≠a salvadore√Īa.

El 11 de abril, Bukele tuite√≥ un video con un extracto de 22 segundos de una entrevista al investigador Juan Mart√≠nez d’Aubuisson, especialista en el estudio del fen√≥meno de las pandillas centroamericanas. En su mensaje, Bukele lo trat√≥ de ‚Äúbasura‚ÄĚ y dijo que sus planteos eran ‚Äúabsurdos‚ÄĚ. Desde ese d√≠a, Mart√≠nez recibi√≥ cientos de ataques de funcionarios, pol√≠ticos oficialistas y trolls, una situaci√≥n que han sufrido tambi√©n otros periodistas y acad√©micos cr√≠ticos con el gobierno.

Una semana despu√©s, Mart√≠nez d’Aubuisson public√≥ una columna en el diario estadounidense The Washington Post, con el t√≠tulo ‚ÄúBukele me convirti√≥ en un pandillero por mi trabajo como investigador‚ÄĚ. ¬†Dijo que el Estado salvadore√Īo le prest√≥ atenci√≥n al fen√≥meno reci√©n cuando empez√≥ a expandirse m√°s all√° de los barrios pobres.. ‚ÄúLas pandillas eran y son el Estado (‚Ķ) Un pa√≠s tan chiquito que entierra 90 personas en un fin de semana es un puto funeral‚ÄĚ, se√Īal√≥.

El 18 de mayo, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exhort√≥ al gobierno salvadore√Īo a velar por la seguridad de la ciudadan√≠a en medio del incremento de la violencia en el territorio, pero hizo tambi√©n un llamado a respetar las leyes internacionales de derechos humanos. ¬ęReconocemos (….) y entiendo que la seguridad, y como se maneja la delincuencia, es algo sumamente desafiante y reconocer los desaf√≠os que se tienen con las pandillas en El Salvador¬Ľ, dijo Bachelet.

*Periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.