Ago 22 2023
97 lecturas

Economía

Castillos en el aire

Un fantasma recorre el mundo de las renovables desde hace semanas, uno llamado Siemens Gamesa. A principios de junio, Siemens anunciaba que hab√≠a tenido que gastarse 1.000 millones de d√≥lares adicionales para arreglar ciertos problemas t√©cnicos en sus turbinas. Ese adicionales es importante, porque el a√Īo pasado la divisi√≥n de √©olica, Gamesa, no solo perdi√≥ 2.000 millones de d√≥lares, sino que tuvo que pasar por un concurso de acreedores.

Se alegaba, a finales de 2022, que el elevado coste de las materias primas y alg√ļn peque√Īo problema con algunos aerogeneradores instalados (que hab√≠a afectado a una min√ļscula fracci√≥n del total) hab√≠an originado esas p√©rdidas. Se supon√≠a que tras el concurso de acreedores y con el nuevo plan de negocio, el camino estaba expedito para un nuevo per√≠odo expansivo de Gamesa durante 2023. Sin embargo, a principios de agosto Siemens tuvo que avisar que lleva acumuladas durante los primeros meses de este a√Īo p√©rdidas de 4.500 millones de d√≥lares. Lo que es peor, los problemas de Gamesa amenazan a la viabilidad econ√≥mica de la matriz (antes de la pandemia, Siemens ten√≠a beneficios netos alrededor de los 8.000 millones de d√≥lares anuales, as√≠ que estas p√©rdidas son m√°s que significativas).

¬ŅQu√© est√° pasando con Siemens?

La subida del precio de las materias primas es, sin duda, un factor importante, pero ni de lejos explica el torbellino en el que est√° atrapada ahora mismo su filial Gamesa. El problema parece centrarse en algunos aerogeneradores de sus modelos 4.X (con una potencia instalada de hasta 5 MW) y 5.X (con una potencia instalada de hasta 7 MW). Seg√ļn parece, algunos de esos aerogeneradores parecen presentar fallos en las aspas e incluso en su integridad estructural despu√©s de unos a√Īos funcionando. Al principio se dec√≠a que el porcentaje de aerogeneradores que hab√≠a fallado era muy peque√Īo (aproximadamente el 0,04%), pero esa cifra era enga√Īosa porque, en primer lugar, se refer√≠a al total del parque de generadores (y no espec√≠ficamente a los 4.X y 5.X) y, segundo, porque los fallos son estructurales y ha obligado a Gamesa a revisar (y reparar o modificar) muchos m√°s generadores que simplemente los que han fallado. Actualmente se reconoce que el problema puede afectar a entre el 15 y el 30% del total de 132 GW de potencia e√≥lica instalada mundialmente. Eso quiere decir que afectar√≠a a entre a entre unos 20 y 40 GW instalados. De acuerdo con Siemens hay unos 2.100 4.X y unos 800 5.X; asumiendo una potencia de 5 MW para los 4.X y de 7 MW para los 5.X, eso son 17.1 GW instalados, es decir, que los datos no cuadran pues aunque el problema afectase a todos los 4.X y 5.X (y la noticia dice que solo afecta a algunos), no llegamos ni a los 20 GW de la franja inferior de potencia instalada afectada (el lector avisado se habr√° dado cuenta de que todos los datos vienen de Reuters: es curioso que los periodistas no han intentado cruzar los datos). En fin, a falta de confirmar qu√© ha pasado aqu√≠ (quiz√° alg√ļn dato sea err√≥neo, quiz√° hay tambi√©n otros modelos afectados, quiz√° se est√° contabilizando tambi√©n modelos de otras empresas,¬† ahora comentaremos eso), est√° claro que, contrariamente a la imagen que pretende proyectar la industria, el problema es probablemente mucho m√°s masivo de lo que se dice.

Un dato interesante es que el modelo 4.X se lanz√≥ al mercado entre 2017 y 2019, y el 5.X a partir de 2019. Es decir, que las turbinas han empezado a fallar a los 3-4 a√Īos de su instalaci√≥n en el caso de los 5.X, y en menos de 6 a√Īos en el caso de los 4.X.

¬ŅQu√© quiere decir esto?

Quiere decir que la ingenier√≠a de los 4.X y los 5.X no estaba suficientemente testeada antes de lanzarla al mercado, y que al cabo de unos pocos a√Īos los aerogeneradores se aver√≠an, en algunos casos catastr√≥ficamente. Arreglar estos aerogeneradores no es sencillo: estoy seguro de que todas las pruebas, planos y simulaciones dec√≠an que los aerogeneradores aguantar√≠an sin problema los 20 √≥ 30 a√Īos vida √ļtil, as√≠ que ahora hay que analizar qu√© ha fallado, por qu√© ha fallado y encontrar una soluci√≥n correctiva que pueda aguantar otros 14-17 a√Īos m√°s. Algo muy complicado cuando el dise√Īo de base parece estar viciado y uno no tiene manera de saber si lo podr√° corregir, solo se pueden poner parches.

Turbina de gas - Frame 5/2D - Baker Hughes - para aplicaciones de tracci√≥n mec√°nica / de dos ejesEs por ese motivo que hay mucha preocupaci√≥n en Siemens: si los fallos se empiezan a multiplicar, las obligaciones econ√≥micas en las que puede incurrir podr√≠an llevarles a la bancarrota. Sin saber cu√°les son las garant√≠as y responsabilidades es dif√≠cil cuantificar el riesgo al que est√°n expuestos, pero qu√©dense con este dato: en 2021 el coste t√≠pico por MW instalado era de 1.3 M$. Si lo que est√° comprometido son unos 20 GW de potencia instalada (el valor inferior que contempl√°bamos), su coste de instalaci√≥n ser√≠a alrededor de los 26.000 millones de d√≥lares. En un momento determinado, a Siemens le podr√≠a interesar m√°s dar por perdidos todos esos aerogeneradores que intentar repararlos. El problema, por supuesto, es que eso supondr√≠a aceptar quedar completamente excluida del mercado e√≥lico, pues no solo perder√≠a los suculentos contratos de mantenimiento, sino que obviamente nadie le volver√≠a a encargar nunca nada. As√≠ que por el momento aprietan los dientes e intentan aguantar, confiando en que la sangr√≠a parar√°, pero obviamente no pueden perder varios miles de millones de d√≥lares al a√Īo solo para intentar mantenerse en un mercado con un futuro incierto.

¬ŅPodr√≠a pasar con otras compa√Ī√≠as?

Desde el principio de esa crisis se plante√≥ si este problema era exclusivo de Gamesa o si realmente afectaba a otras grandes compa√Ī√≠as. Y aunque algunos analistas hablaron del riesgo de contagio, de manera oficial se est√° insistiendo que es un problema √ļnico de Gamesa. Eso se dice. Sin embargo, el a√Īo pasado las p√©rdidas del sector fueron masivas: a los 2.000 millones de p√©rdidas de Gamesa hay que a√Īadir los 2.200 millones de General Electric Wind Power, los 1.600 millones de Vestas o los 250 millones de Nordex. La causa aducida para justificar estas p√©rdidas, por supuesto, han sido el encarecimiento de las materias primas, aunque en alg√ļn caso se ha comentado que hab√≠a habido alg√ļn caso por ¬ęrevisi√≥n de turbinas instaladas¬Ľ.

Hace unos meses estuve cenando con un ingeniero de Vestas. Me coment√≥ que un compa√Īero suyo hab√≠a ido a visitar una f√°brica de la competencia, ¬ęa ver c√≥mo hac√≠an para que no les revienten los aerogeneradores de 5 MW¬Ľ. Oficialmente se comenta muy poco; por ejemplo, en diciembre pasado Vestas hizo una provisi√≥n de 210 millones de d√≥lares para hacer frente a ¬ęreparaciones y mejoras¬Ľ en sus turbinas instaladas. Por el momento, el problema parece ser principalmente de Gamesa, pero no me sorprender√≠a si vemos que en los pr√≥ximos meses otras compa√Ī√≠as comienzan a tener problemas serios.

Pero, ¬Ņrealmente no podemos construir aerogeneradores de 5MW o m√°s que duren 20 a√Īos?

o: Navarra se prepara para construir los molinos de viento terrestres m√°s altos del mundo

Turbinas de 5,7 MW de potencia a m√°s de 200 metros del suelo

Esa pregunta me la hizo hace unas semanas un amigo ingeniero cuando le estuve comentando estas cosas. Y mi respuesta fue sencilla: claro que s√≠ sabemos construir aerogeneradores tan grandes que sean duraderos. El problema no es construirlos: el problema es que sean comercialmente rentables. Si lo hacemos todo reforzad√≠simo en titanio y fibra de carbono, seguro que eso aguanta lo que le echen, pero, ¬Ņqu√© precio tendr√≠a? Ser√≠a car√≠simo, ser√≠a comercialmente inviable. Es el eterno problema de la diferencia entre lo t√©cnicamente factible y lo econ√≥micamente rentable.

Lo l√≥gico es que se hubiera ido haciendo desarrollos paulatinos, con muchas horas de testeo, analizando todos los problemas, antes de lanzarlos al mercado. Sin embargo, la vor√°gine renovable actual ha hecho que se lanzasen los modelos de 5 MW y 7 MW sin suficiente seguridad, y ahora los problemas se multiplican. Y para m√°s inri ahora se est√° hablando ya de modelos de 10 MW, de 15 MW, de… La pregunta es por qu√© pasa esto.

La Primera Burbuja Renovable

Lo que est√° caracterizando los primeros a√Īos del declive energ√©tico inevitable de nuestra sociedad, causado por la llegada al c√©nit de producci√≥n de los combustibles f√≥siles y el uranio, es la Primera Burbuja Renovable. Esta burbuja est√° basada en el modelo de Renovable El√©ctrica Industrial (REI) que se est√° intentando imponer a machamartillo, y que se basa en un despliegue masivo de aerogeneradores y parques fotovoltaicos. Un modelo cuya viabilidad plantea muchas dudas t√©cnicas, algunas que hemos repetido en diversas ocasiones, y otras nuevas que se est√°n haciendo especialmente evidentes en el caso de Espa√Īa, aunque en otros pa√≠ses pasan cosas parecidas.

Para empezar, no hay demanda para todas las nuevas instalaciones el√©ctricas que se proyectan. √Čste es un tema con numerosos matices (ahora comentaremos algunos), pero lo primero y primordial es no negar los datos. Y los datos de Red El√©ctrica Espa√Īola son bastante claros:

De manera semejante a lo que ha pasado en otros pa√≠ses de la OCDE, el consumo el√©ctrico anual en Espa√Īa toc√≥ techo en 2008 (con 281.000 GW¬∑h, equivalente a una potencia media de 32 GW) y ha seguido una trayectoria m√°s o menos descendente desde entonces: en 2022 el consumo se situ√≥ en 250.500 GW¬∑h, equivalente a 28,6 GW de potencia media. El comportamiento desde 2008 no es una simple l√≠nea recta descendente, sino que hay subidas y bajadas, pero es innegable que en 2008 se produjo un cambio de tendencia: hasta el 2008 el consumo crec√≠a cada vez m√°s r√°pido, desde entonces oscila alrededor de una l√≠nea ligeramente descendente.

Suelo encontrarme todo tipo de argumentaciones para explicar este comportamiento: desde una supuesta mejora de la eficiencia a ritmos nunca vistos desde 2008 hasta un incremento ¬ęexponencial¬Ľ del autoconsumo. Resulta dificil√≠simo argumentar con datos estos efectos sobre un per√≠odo tan largo como son 15 a√Īos, cuando adem√°s la causa parece clara, tanto en Espa√Īa como en el resto de la OCDE: la causa principal (obviamente no la √ļnica, pero s√≠ la de m√°s peso) es la ca√≠da del consumo industrial desde la crisis del 2008, de la cual en muchos sentidos nunca nos hemos recuperado. En todo caso, el hecho es que dada la ca√≠da del consumo en la red de alta tensi√≥n (que es lo que mide Red El√©ctrica Espa√Īola) se necesita argumentar muy convincentemente por qu√© hacen falta tantos sistemas de REI, que justamente ir√≠an a alimentar la red de alta tensi√≥n.

El argumento estrella es que vamos a sustituir todo el consumo energ√©tico actualmente no el√©ctrico y no renovable por consumo el√©ctrico renovable. Este tema lo hemos tratado con una gran extensi√≥n en este blog (por ejemplo, hablando del coche el√©ctrico o del hidr√≥geno verde), y los datos disponibles nos indican que tal cosa es muy dif√≠cil, y en algunos casos es directamente imposible. Cuando se hace ese tipo de argumentaci√≥n, se deber√≠a mostrar que las cosas van m√°s all√° de la mera factibilidad t√©cnica y que realmente pueden implementarse a gran escala y con una relaci√≥n de coste/beneficio razonable. Lo cierto es que pasan los a√Īos, se ponen muchas subvenciones sobre la mesa pero las objeciones t√©cnicas siguen ah√≠, y cada vez son m√°s graves, a medida que conocemos mejor los detalles de c√≥mo se quieren implementar estas soluciones.

Se puede argumentar que podemos incrementar nuestras exportaciones de electricidad gracias a las nuevas renovables, y en ese sentido se est√° usando como prueba el dato del a√Īo pasado, en el que las exportaciones de electricidad fueron r√©cord. El a√Īo pasado, en plena crisis nuclear francesa, las exportaciones de electricidad fueron efectivamente muy importantes, pero al final Francia est√° siguiendo el mismo camino descendente de consumo el√©ctrico de Espa√Īa, tambi√©n desde 2008, y resulta por tanto complicado argumentar que esa perspectiva es realmente sostenible.

De todas maneras, y sin necesidad de ir a los grandes planes, se ven ya, ahora mismo, much√≠simas lagunas y agujeros en el modelo REI que se quiere para Espa√Īa.

  • No hay suficientes puntos de conexi√≥n a la red de alta tensi√≥n, al punto de que actualmente es m√°s valioso tener un derecho de acceso a la red que las propias plantas renovables. Y Red El√©ctrica es bastante prudente en sus planes de expansi√≥n, porque est√° lidiando con la dificultad de gestionar con una producci√≥n renovable intermitente y as√≠ncrona (para m√°s detalles, consulten la serie de posts de Beamspot sobre ¬ęLa lavadora de medianoche¬ę).
  • No hay capacidad real de compensar la intermitencia de los sistemas REI¬† con almacenamiento masivo: a pesar de que se insiste en que los problemas de intermitencia se pueden compensar usando bater√≠as u otros sistemas, la realidad es que la cantidad de materiales requeridos y el precio de instalaci√≥n es prohibitivo si uno quiere realmente compensar la intermitencia a una escala apreciable. Tomemos por ejemplo el proyecto de Naturgy de invertir 117 millones de euros en un sistema de almacenamiento de 290 MW¬∑h. Para una potencia media consumida en Espa√Īa de 28,6 GW, eso equivale a una media de 36,5 segundos del consumo de Espa√Īa. A estos precios, tener una capacidad de almacenamiento equivalente a un d√≠a medio en Espa√Īa (unos 686 GW¬∑h) costar√≠a unos 277.000 millones de euros, y para tener el equivalente a 28 d√≠as (el m√≠nimo que explica Beamspot que ser√≠a necesario para compensar las variaciones estaciones, siendo optimistas) necesitar√≠amos 7,75 billones de euros. Por supuesto que se pueden y deben introducir otras medidas, como gesti√≥n de la demanda, etc, que permitir√≠an reducir estos costes, pero estos n√ļmeros simples ya nos da una idea de los √≥rdenes de magnitud implicados en cualquier sistema de almacenamiento masivo. Y eso sin contar con la escasez de materiales o el encarecimiento general de los procesos de extracci√≥n en minas por la falta de di√©sel.
  • No es viable hacer interconexiones de larga distancia, como se argumentaba hace muchos a√Īos: las p√©rdidas se vuelven prohibitivas cuando la distancia recorrida es de miles de kil√≥metros, aparte de la dificultad de mantener la sincron√≠a de la red, la necesidad de poner caros bancos de compensaci√≥n para evitar sobrevoltajes, etc.

Reivindican un despliegue masivo de energ√≠as renovables respetuoso con la biodiversidad y las personasHay un secreto a voces en el sector, uno que me han repetido varias veces en los √ļltimos meses: todo el mundo sabe que el actual despliegue masivo de renovables REI es una burbuja, todo el mundo sabe que podremos mantener la actual locura como mucho dos a√Īos m√°s. B√°sicamente, hasta que se acaben los fondos NextGeneration y se agote la inercia de lo ya comenzado. Al margen de lo atinado o no de estas impresiones personales que me han compartido m√°s de una ingeniera y m√°s de un consultor, lo cierto es que la actual locura no parece tener mucho sentido a tenor de los datos.

Tenemos prisa por hacer la transici√≥n, nos dicen. Parece que de repente hay mucha gente, gente con dinero, que se ha dado cuenta de que el Cambio Clim√°tico es algo urgente. Y es verdad: la situaci√≥n es muy preocupante y los nuevos indicios que se acumulan presagian lo peor. Pero, ¬Ņes que se piensan que no se ha investigado y desarrollado durante a√Īos? ¬ŅEs que se creen que podemos tener hoy un modelo funcional de aerogenerador de 5 MW, ma√Īana uno de 10 MW y pasado uno de 15 MW? Hay prisa, s√≠, pero para intentar mantener este tinglado, este sistema econ√≥mico esencialmente insostenible. Y la causa real, lo que de verdad les preocupa a los amos del dinero, no es el Cambio Clim√°tico (que a alguno de ellos preocupar√°, quiz√°), sino la crisis energ√©tica que nos est√° atropellando a marchas forzadas.

Fruto de esas prisas, de esa ansia por mantener lo insostenible, todo lo que se ha construido en los √ļltimos a√Īos son castillos en el aire: aerogeneradores con ingenier√≠as defectuosas, parques sin demanda, sistemas de almacenamiento inexistentes, conexiones ingestionables… Y ya se sabe lo que le pasa a un edificio sin cimientos s√≥lidos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.