Jul 21 2021
514 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Cerrar filas con Cuba sin romantizarla

Cuba volvi贸 a estar en el ojo del hurac谩n, como c铆clicamente hace 62 a帽os, y la maquinaria medi谩tica mundial acompa帽ada por una mega-ingenier铆a de bots despleg贸 toda su artiller铆a inundando pantallas y confundiendo subjetividades. De este lado de la mecha predomin贸 la defensa acr铆tica de la revoluci贸n, que adem谩s de inexacta resulta ineficaz en la disputa de sentido. 驴Hay margen para defender a Cuba en esta guerra no convencional sin caer en pensamientos binarios y conclusiones lineales?

Cualquier mirada sobre la isla que se pretenda honesta debe partir del omnipresente bloqueo impuesto en 1962, sostenido por todos los inquilinos de la Casa Blanca y ampliado por Trump con 243 nuevas sanciones en medio de la pandemia. Con Biden, por ahora, nada nuevo bajo el sol. El bloqueo no es abstracto ni discursivo: restringe por ejemplo el ingreso de alimentos e insumos b谩sicos como medicamentos, jeringas o respiradores. Los da帽os acumulados en seis d茅cadas ascienden a 144 mil millones de d贸lares.https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2021/07/cuba-3.jpg

Desde 1992, cada a帽o la Asamblea de la ONU vota una resoluci贸n casi un谩nime condenando el bloqueo; en junio pasado, 184 pa铆ses pidieron ponerle fin y otra vez s贸lo se opusieron Estados Unidos e Israel. Dimensionemos esto: nunca en la historia de la humanidad una superpotencia econ贸mica y militar agredi贸 a un pa铆s peque帽o por tanto tiempo y con tanta virulencia.

S贸lo un pu帽ado de l铆deres de la regi贸n pusieron en primer plano este innegable condicionamiento de la realidad cubana: Lula da Silva, Alberto Fern谩ndez, Nicol谩s Maduro, Evo Morales, el futuro presidente peruano Pedro Castillo y el mexicano Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, quien sintetiz贸: 鈥淪i se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se deber铆a hacer es suspender el bloqueo鈥.

Dicho esto, vamos a lo novedoso que explot贸 el 11 de julio. Las protestas de ese d铆a reclamaron por el desabastecimiento, los precios de los alimentos, la falta de medicinas y los cortes de energ铆a. El escenario medi谩tico se hab铆a cocinado desde el extranjero con un ej茅rcito de trolls que posicionaron la campa帽a #SOSCuba (operaci贸n probada por Juli谩n Mac铆as Tovar en su cuenta de Twitter). Germin贸 as铆 una jornada in茅dita s贸lo comparable al 鈥淢aleconazo鈥 de 1994. In茅dito tambi茅n fue el grado de violencia de algunos grupos de manifestantes as铆 como la respuesta policial, las detenciones arbitrarias y el apag贸n digital.

La heterogeneidad de los sectores movilizados dificulta la caracterizaci贸n a 6.900 km de distancia. Dice la revista cubana La Tizza: 鈥淟os que salieron a protestar eran pueblo, esa parte del pueblo que ha sido m谩s desfavorecida con el inevitable aumento de la desigualdad social. Este sector fue activado por la agenda pol铆tica de la contrarrevoluci贸n. Hubo espontaneidad pero tambi茅n hubo una operaci贸n pol铆tica y de inteligencia鈥.

Hace tiempo ven铆an madurando las condiciones para que pasara algo as铆. El proceso de reformas econ贸micas iniciado en 2011 viene demasiado lento e ineficiente, y durante la pandemia se agrav贸 la crisis por el desplome del turismo y el recrudecimiento del bloqueo. La unificaci贸n monetaria de este a帽o deriv贸 en una devaluaci贸n-inflaci贸n que agudiz贸 el desgaste, generando un escenario similar al 鈥減er铆odo especial鈥 de los ’90.

En los 煤ltimos a帽os emergieron algunos grupos opositores como el Movimiento San Isidro, artistas y youtubers con cierta incidencia a partir de la masificaci贸n del internet m贸vil en 2018. Es indudable que hay un caldo de cultivo fogoneado y financiado desde Washington y Miami, como tambi茅n que hay un sector de la poblaci贸n, sobre todo en la juventud, que sali贸 a las calles a expresar genuinamente un descontento acumulado. Hace agua entonces la narrativa oficial del 鈥渟on todos mercenarios pro-yanquis鈥 que menosprecia el malestar ciudadano; el 鈥済olpe blando鈥 es real pero no explica toda la pel铆cula.Manifestantes cubanoamericanos cerraron la autopista Palmetto Expressway de Miami - South Florida Sun-Sentinel

El asunto se complejiza por la descomunal sobredimensi贸n y distorsi贸n de los hechos en la prensa internacional, con un torbellino de noticias falsas y fotos manipuladas (im谩genes de Egipto o de marchas oficialistas haci茅ndolas pasar por opositoras). Y con toda la derecha mundial bombardeando hipocres铆a. Llegaron al colmo tipos como Mauricio Macri predicando sobre 鈥渓ibertad y democracia鈥 luego de revelarse que apoy贸 con armamento el golpe de Estado en Bolivia, o comunicados como el del gobierno colombiano pidiendo 鈥渞espetar el derecho a la protesta鈥 tras un tendal de 74 manifestantes asesinados en dos meses.

El escenario abierto el 11-J evidencia la necesidad de una revisi贸n profunda. El escritor cubano Leonardo Padura describe el momento como 鈥渞esultado de la desesperaci贸n de una larga crisis econ贸mica y sanitaria pero tambi茅n de una crisis de confianza y de p茅rdida de expectativas. Una crisis que requiere respuestas no solo de 铆ndole material sino tambi茅n de car谩cter pol铆tico鈥. El gobierno enfrenta el desaf铆o de encontrar soluciones inmediatas con tanto viento en contra pero sobre todo de proyectar una renovaci贸n pol铆tica m谩s pluralista que corrija anacronismos. De tener sentido del momento hist贸rico para, como pregonaba Fidel, 鈥渃ambiar lo que deba ser cambiado鈥.

Cuba siempre genera pasiones encontradas. Por haber elegido un camino de soberan铆a. Por ser basti贸n de resistencia y alternativa al capitalismo. Por eso desde hace seis d茅cadas EU se obsesiona en asfixiarla y destruir su revoluci贸n. Una revoluci贸n que deber谩 reinventarse pero a partir del rumbo que decidan las cubanas y cubanos, sin bloqueos criminales ni injerencia extranjera.

  • Periodista, editor de Nodal.am. Autor del libro 鈥淎m茅rica Latina. Huellas y retos del ciclo progresista鈥. Conduce el programa radial 鈥淎l sur del R铆o Bravo鈥.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.