Mar 2 2008
1121 lecturas

Pol铆tica

Chile, 8 de marzo: – NADA QUE CELEBRAR, MUCHO QUE DENUNCIAR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Desde 1990, las feministas aut贸nomas hemos conmemorado el 8 de marzo en la Calle. Jam谩s la institucionalidad ha contando con nosotras porque nos hemos rebelado a ser encerradas en la Instituci贸n, a legitimar a la Concertaci贸n y a cualquier gobierno de turno.

foto
Desde 1990, y antes, ya muchas de nosotras no adher铆amos a la coalici贸n del gobierno actual, aunque hab铆amos luchado contra la dictadura. Justamente: no hab铆amos luchado para esto que tenemos y a lo que en algunos art铆culos hemos nombrado como la Concertraici贸n (t茅rmino acu帽ado por una feminista aut贸noma de los noventas).

Queremos subrayar que nuestro activismo y rebeli贸n trascendi贸 a la lucha contra la dictadura, no s贸lo fuimos subversivas contra las derechas, sino tambi茅n nunca hemos dejado de denunciar el patriarcado al interior de las izquierdas. Nos somos funcionales, no obedecemos 贸rdenes de partidos, nadie nos baja la l铆nea pol铆tica, no hacemos las empanadas de la pe帽a, no aceptamos que se nos niegue ni se nos conduzca.

En relaci贸n al feminismo institucional, desde el mismo a帽o 1990, no pudo contar con nosotras en sus actos los d铆as ocho de marzo, generalmente en recintos y ferias que 鈥揺n nuestra opini贸n鈥 han sido despolitizados y legitimadores de los gobiernos concertriacionistas, actos que se quejan del patriarcado y el neoliberalismo, pero que asumen ideas institucionales como 芦M谩s mujeres al parlamento禄 y defienden a mujeres militantes de la Concertaci贸n que al estar all铆, claramente, sostienen como toda esa coalici贸n las pol铆ticas imperantes.

Nosotras seguiremos conmemorando en la calle.

Un gesto urgente de dignidad

Una de nuestras primeras consignas fue: 芦隆Un gesto urgente de dignidad!禄, refiri茅ndonos a aquellos y aquellas que ve铆an como actuaba la Concertaci贸n y callaban y otorgaban. Cuando el gesto no lleg贸, comenzamos con 芦隆Esta democracia es una desgracia!禄 (las aut贸nomas de Concepci贸n han acu帽ado desde este a帽o 芦隆Esta democracia racista es fascista!禄).

foto
Es importante decir que las feministas aut贸nomas latinoamericanas y del Caribe en Chile tenemos historia. No surgimos ayer, y hemos denunciado en toda la regi贸n al neoliberalismo, la impunidad, la explotaci贸n laboral, social y sexual, el etnocidio y la depredaci贸n de las tierra por las trasnacionales, sin importar si nos escuchaban, o nos legitimaban o no agrupaciones movimientistas de las izquierdas m谩s radicales. Generalmente decimos y pensamos que quien no nos conoce o desconoce que hemos estado es porque no quiere vernos y entonces, 隆nada qu茅 hacer!

Tambi茅n hemos solidarizado con cada movimiento social y persecuci贸n de los 煤ltimos a帽os: okupas, presas y presos pol铆ticos no mapuche de la 鈥渄emocracia鈥, presas y presos pol铆ticos mapuche, movimiento de estudiantes secundarios鈥 Incluso entre 1994 y 1997 existi贸 un medio de comunicaci贸n 鈥Puntada con Hilo鈥 que se declar贸 abiertamente feminista con perspectiva de clase, que dio cuenta de parte del activismo aut贸nomo y lleg贸 a muchos grupos de base de mujeres, j贸venes y grupos mixtos.

Entonces toda esas denuncias, protestas, solidaridad y propuestas no son nuevos en nuestros discursos, escritos y guiones, ni para 鈥渜uedar bien鈥 o para instrumentalizar, 鈥渃onducir鈥 鈥搊 cualquiera de esos verbos鈥 a otros movimientos y luchas como hoy la mapuche. Todo lo que decimos y activamos es parte de nuestra propuesta 茅tico-pol铆tica como lo ha sido a trav茅s de la historia de los feminismos m谩s radicales.

Sin partido ni dios ni marido

Aunque en 1990 no nos llam谩bamos aut贸nomas, ya constru铆amos la idea de autonom铆a, y en el VII Encuentro Latinoamericano y del Caribe de 1996, en Cartagena de Chile, el feminismo latinoamericano y del Caribe, verbaliz贸 y declar贸 dos corrientes. La nuestra: la aut贸noma.

Por otra parte nosotras, las aut贸nomas, definimos algunos l铆mites para autodenominarnos as铆 y aunque otras se definan del mismo modo, creemos que la autonom铆a es una elecci贸n pol铆tica. Las aut贸nomas identificamos a la corriente institucional como aquella de las ONG feministas, de las feministas de los partidos de la Concertaci贸n 鈥搚 de cualquier partido pol铆tico鈥, de las feministas que act煤an dentro de los l铆mites de los proyectos financiados (como Memoria nosotras hemos declarado que no trabajamos con proyectos y que si lo hici茅ramos no aceptar铆amos plata del Banco Mundial y sus agencias coludidas con la CIA).

Tambi茅n denominamos Institucionalidad Feminista a la 鈥渆xperticie de g茅nero鈥 y a todas las asesoras, expertas en g茅nero, que entregan un conocimiento desarrollado por el feminismo m谩s radical a instituciones patriarcales 鈥搇l谩mese Estado, Banco Mundial, Organizaci贸n Mundial鈥 para que lo usen, se disfracen y vac铆en nuestros conceptos de contenidos pol铆ticos feministas.

Algunas de nosotras somos trabajadoras de proyectos sociales, es decir, asalariadas, y nuestro activismo no es en el marco de nuestro trabajo remunerado, sino en nuestra vida pol铆tica. Somos pol铆ticas feministas todo en d铆a, pero no confundimos nuestros aportes feministas a nuestros trabajos, con nuestro activismo).

foto
Memoria Feminista

Por su parte, la Memoria Feminista surge en 2004 a partir de activistas del MFA (Movimiento Feminista Aut贸nomo), de feministas populares, de activistas de Las Clorindas y de otras feministas sueltas, no organizadas. La mayor铆a de las activistas de la Memoria Feminista lo somos desde los a帽os noventas de otros diversos grupos aut贸nomos. Podemos ser de otros movimientos tambi茅n, aunque prima nuestra adherencia feminista. Hay ecologistas activas, animalistas, anarquistas, etc. Somos antipatriarcales y coherentemente con eso, antiheterosexistas (contra la 鈥渉eteronormalidad鈥 y la lesbofobia), anticapitalistas, antiimperialistas, antineoliberales y antirracistas (definiciones discutidas y declaradas en los encuentros feministas aut贸nomos y feministas l茅sbicos de Latinoam茅rica y del Caribe).

Desde 2006, en Chile, la Memoria, plante贸 tambi茅n el D铆a de no m谩s femicidio, los 19 de cada mes, en Hu茅rfanos con Ahumada, en Santiago. Esto, a partir del femicidio de Javiera Neira Oportus y del femicidio frustrado de Claudia Neira Oportus (hija, la primera, madre, la segunda), el 19 de diciembre de 2005 por parte del femicida Alfredo Cabrera Opazo, hoy condenado.

Es importante subrayar, que el femicidio ha sido denominado as铆 por pol铆ticas y te贸ricas feministas, estadounidenses y latinoamericanas, a partir de la idea de que m谩s all谩 de la condena individual de ciertos femicidas, la impunidad de la violencia contra las mujeres es social, cultural y pol铆tica.

Desde el 19 de enero de 2006, todos los 19 (con excepciones) hemos estado en la calle contra el femicidio y contra la violencia hacia las mujeres como un fen贸meno estructural. Entendemos por estructural 鈥揳 grandes rasgos, que va desde la Econom铆a neoliberal鈥 lo que nos hace a las mujeres las m谩s pobres de los pobres, que se basa en el patriarcado que facilita la divisi贸n sexual del trabajo, que pasa por la explotaci贸n sexual laboral que discrimina a las mujeres y tambi茅n se asienta en lo social personal. Nunca hemos renunciado a la postura de que lo personal es pol铆tico, a lo que ahora le agregamos: lo pol铆tico es estructural y lo estructural, personal.

La Memoria Feminista, desde 2007, hace alianzas directas con grupos feministas l茅sbicos y otros grupos y mujeres feministas: Colectiva l茅sbica feminista Moiras, Colectiva lesbo-muro-batu-activista La Perlita (潞), Colectivo Paila Marina, Colectiva l茅sbica las Mafaldas (Concepci贸n), algunas feministas de MUMS (Movimiento de Minor铆as Sexuales Unificados), con compa帽eras anarquistas de Hommodolars y de la Biblioteca Emma Goldmann, con otras feministas sueltas, con la colectiva Las Kallejeras, pobladoras muralistas de la zona Sur de Santiago y con la Kuneta, artistas de la poblaci贸n La Victoria. Juntas en 2007 conformamos la Coordinaci贸n 鈥淣o M谩s Femicidio鈥.
foto

En la coyuntura de la reciente huelga de hambre de Patricia Troncoso Robles (112 d铆as), aunamos fuerzas adem谩s con feministas de Iquique, el Centro de Mujeres de Temuco, la p谩gina Rompiendo el Silencio y otras para denunciar al SERNAM (Servicio Nacional de la Mujer), que con toda su campa帽a de No violencia contra las mujeres no se pronunci贸 ni una sola vez a favor de la vida de la Chepa. Asimismo, nos unimos a la Red de Apoyo de la lucha mapuche por medio de nuestra participaci贸n activa en COOAMS, Coordinadora de Organizaciones Aut贸nomas Mapuche de Santiago.

El Feminismo es revolucionario
Julieta Kirkwood

鈥 vosotros revolucionarios, ocupados en hacer y deshacer constituciones 驴c贸mo no hab茅is pensado en que toda libertad ser谩 un fantasma mientras viva en esclavitud la mitad del g茅nero humano?
Asociaci贸n de Costureras, 1908, Chile.

Nos vemos para conversar los detalles de la Marcha, con quienes se sientan convocadas y convocados el lunes tres de marzo a las 19 en la AKI (Rep煤blica 550, Santiago).

—————————————–

* Memoria feminista, colectivo de feministas aut贸nomas.

http://memoriafeminista.blogspot.com.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.