Mar 10 2022
302 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Chile: Gran oportunidad para la izquierda

Vivimos un per铆odo favorable para acometer 鈥損or fin- la reestructuraci贸n de la Izquierda social y pol铆tica de Chile. Y no podemos perder esta oportunidad que puede ser pasajera. Las fuerzas conservadoras (no olvidar que la alternativa fascista logr贸 el 44% de los votos en la reciente elecci贸n presidencial) se est谩n reorganizando. Su objetivo: frustrar la apertura democratizadora que significan la Convenci贸n Constitucional, el gobierno del presidente Boric y -sobre todo- el movimiento de masas independiente destinado a protagonizar este per铆odo.

El eje central del enfrentamiento entre el conservadurismo y las fuerzas del cambio ser谩 la Constituci贸n Pol铆tica democr谩tica.

La Convenci贸n Constitucional est谩 ahora merced del bombardeo de la artiller铆a medi谩tica. La desinformaci贸n y la mentira disfrazadas de 鈥減eriodismo鈥 tratan de convertirnos en una naci贸n de borregos. (D铆a llegar谩 en que el derecho a la informaci贸n ser谩 reconocido como una funci贸n social que no puede ser manejada por oligarcas nacionales o extranjeros).

La Convenci贸n probablemente necesitar谩 un tiempo adicional para cumplir su tarea. Se ha enredado en palabras que oscurecen las ideas. Eso es comprensible. Es la primera vez que m谩s de cien hombres y mujeres elegidos por el pueblo 鈥揺n paridad de n煤mero-, viven la experiencia de redactar la Constituci贸n Pol铆tica de Chile. El amasijo de demandas, sue帽os y frustraciones acumuladas se disparan al reino de la utop铆a. Esto es sano y saludable: decanta posiciones en un ejercicio democr谩tico que har谩 historia. Pero se requiere lo m谩s dif铆cil del debate: la capacidad final de s铆ntesis. Ojal谩 la nueva Constituci贸n logre resumir en un texto sencillo 鈥揳l alcance del ciudadano com煤n- los principios y normas que generar谩n leyes e instituciones de la nueva Rep煤blica.

En defensa de la Convenci贸n y su Constituci贸n democr谩tica es posible reorganizar las fuerzas del pueblo y forjar la Izquierda chilena del siglo XXI.

La ausencia de una Izquierda social y pol铆tica que oriente las luchas populares, facilita el matonaje medi谩tico de la derecha. Deja a la intemperie a la Convenci贸n y permite que el nuevo gobierno se proponga navegar en las mismas aguas del neoliberalismo de estas d茅cadas. La composici贸n pol铆tica del gobierno del presidente Gabriel Boric no guarda mucha diferencia con el gobierno socialdem贸crata de Bachelet II. Re煤ne los mismos partidos (salvo la DC) e incorpora al Frente Amplio que se inspira en la social Tag Archive | Democracia Sur - D3E CLAESdemocracia europea, sacudida hoy hasta sus cimientos por la guerra demencial que impulsan EU y su brazo armado, la OTAN.

Hay un v铆nculo ideol贸gico innegable entre Boric, Michelle Bachelet y Ricardo Lagos. L铆deres pol铆ticos que marchan a la zaga del tambor mayor de Washington aunque sin caer en los extremos penosos de Pi帽era en C煤cuta o humillando la bandera de Chile en su cita con Trump en la Casa Blanca.

Boric fue ajustando su programa y compromisos de candidato a los vaivenes de la campa帽a. La democracia liberal convierte los programas en papel atrapa-moscas que caen pronto en el olvido. El programa original de Boric contemplaba 鈥渦na verdadera igualdad de poderes鈥 (sic) entre empresarios y trabajadores. Los directorios de las grandes empresas tendr铆an 鈥渦na participaci贸n de las y los trabajadores equivalente a la representaci贸n que tienen las y los accionistas鈥︹ (1). Tan loable como ingenuo prop贸sito 鈥搃nspirado en el capitalismo popular de pa铆ses europeos- se esfum贸 al primer rezongo de los grandes empresarios.

El programa sufri贸 sucesivos ajustes para enfrentar la primaria y luego la primera y segunda vuelta presidencial. Desde la versi贸n original del programa a su discurso como presidente electo el 15 de enero en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade), hay un trecho largo. Seg煤n El Mercurio esa exposici贸n de intenciones ante el gran empresariado dej贸 鈥渦na buena impresi贸n en los asistentes鈥.

As铆 lo confirmaron Juan Sutil, presidente de la poderosa Confederaci贸n de la Producci贸n y el Comercio, y dem谩s dirigentes. La guinda de la torta para el paladar empresarial fue la composici贸n del Gabinete. Sobre todo el nuevo ministro de Hacienda, Mario Marcel, ex presidente del Banco Central, considerado una garant铆a de respeto a las bases del modelo econ贸mico. Pero el nuevo gobierno es un castillo de naipes porque las piezas pol铆ticas que lo componen est谩n deslegitimadas. Varias s贸lo son vulgares agencias de empleo.

La victoria electoral de Boric, sin embargo, fue celebrada con aut茅ntica alegr铆a por un pueblo que ese d铆a propin贸 una derrota may煤scula al fascismo. Sin duda Gabriel Boric (36 a帽os) y sus camaradas del Frente Amplio son una nueva generaci贸n de administradores del Estado no contaminada por la corrupci贸n. Eso crea el ambiente de simpat铆a y expectativas que rodea la fase de instalaci贸n del gobierno. Se trata de un capital de confianza que permitir铆a al presidente Boric y su gobierno contar con una base social de apoyo importante.

Esto en la medida que sean capaces de alimentarla con hechos pues ha llegado la hora de empu帽ar la guitarra. El problema de la nueva administraci贸n consiste, precisamente, en su excesiva carga de expectativas y demandas sociales. Sin mencionar temas lacerantes como la heroica lucha del pueblo mapuche, el dram谩tico aumento del d茅ficit habitacional (ya suben de mil los campamentos y tomas de terreno), la descomposici贸n asombrosa de los altos mandos militares y policiales, los estados de excepci贸n en La Araucan铆a y en la frontera norte, el desborde de la delincuencia, etc., etc.

La construcci贸n de un movimiento social y pol铆tico independiente 鈥揹e trabajadores, mujeres, pobladores, estudiantes, pueblos originarios, ambientalistas- que apoye el prop贸sito de la Convenci贸n de cuajar una Constituci贸n democr谩tica y avanzada en lo social, y que a la vez empuje al gobierno del presidente Boric a respetar la movilizaci贸n popular y atender sus demandas, tiene una gran oportunidad de desarrollarse con vigor.

Es deber de la Izquierda dispersa y atomizada no dejar pasar la ocasi贸n que brinda la historia para rehacerse en la dimensi贸n ideol贸gica, pol铆tica y social del siglo XXI. La acci贸n revolucionaria actual consiste en volver a cabalgar la lucha de clases en marcha.

Nota

(1) Gabriel Boric, 鈥淯na propuesta para la gran empresa posestallido social鈥, El Mercurio, 21 de marzo de 2021.

 

*Periodista y escritor chileno, director de Punto Final

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.