Ago 12 2023
104 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Chile: Ley anti-tomas o el sill贸n de Don Otto

Un pa铆s que se pretende 芦moderno禄, cuya realidad social se asemeja a la del continente africano. Somos hermanos del gran continente de colores en la miseria legada por la colonizaci贸n europea. Con una ligera ventaja para nosotros: hoy son los propios chilenos los que nos quitan el pan (Violeta Parra). El pan, la vivienda, la escuela, la salud, el mar, el territorio, la esperanza…

El chiste de Don Otto, transmitido de generaci贸n en generaci贸n, da cuenta que Don Otto encontr贸 a su se帽ora enga帽谩ndolo en el sill贸n de su casa. Para evitar que lo siguiera enga帽ando encontr贸 la soluci贸n: vender el sill贸n.

anti tomas o el sillon de Don Otto

Familias que sufren la represi贸n por pretender darle un vivienda a sus hijos

As铆 podr铆a realizarse una analog铆a con respecto al d茅ficit habitacional que constatamos hoy en Chile. Seg煤n datos aportados por los organismos estatales y de la C谩mara Chilena de la construcci贸n en el a帽o 2022, ese d茅ficit ascend铆a a las 650 mil unidades. Si consideramos que en la casa de una familia viven -en promedio- cuatro personas, entonces los habitantes de nuestro 鈥渃ampo de flores bordado鈥 sin acceso a la vivienda representan m谩s de dos millones de personas. Es decir, una de las necesidades m谩s b谩sicas de los chilenos, como es la casa propia, les ha sido negada.

Esta cifra muestra un incremento del d茅ficit del 66% en siete a帽os. Sin embargo, a pesar de esta penosa realidad, nuestro parlamento no encontr贸 mejor soluci贸n que correrles balas a todo aquel que se atreva a malvivir en un campamento tomado.

Ayer se aprob贸 una triste ley por el parlamento chileno, la Ley Anti-Tomas, que no es nada m谩s ni nada menos que una posible escalada de violencia sin precedentes que se puede desencadenar en la historia de Chile.

Denominaron como 芦Leg铆tima Defensa Privilegiada禄 una ley clasista, que garantiza el derecho de los ricos a balear impunemente a los pobres. La C谩mara, como siempre ha ocurrido en la historia de Chile, aprob贸 en general esta ley con los votos de la derecha y la nueva derecha, representada ahora por Los Amarillos y parte de la democracia cristiana.

Con esta nueva ley 鈥淕atillo f谩cil鈥 los propietarios asumir谩n la tarea que supuestamente deber铆a garantizar el Estado, como es la seguridad, el orden p煤blico, en desmedro del acceso a la vivienda.

Esta ley 鈥淕atillo f谩cil鈥 faculta a los propietarios -ante las tomas ilegales de inmuebles- para desalojar por cualquier medio a las personas que la ocupan. Mejor dicho, mediante las balas y la brutalidad excesiva. Una verdadera ley pro patronal contra el pueblo pobre y marginado. Donde la propiedad de un terreno es m谩s importante que la vida humana y las necesidades de abrigo y habitaci贸n que sufre un inmenso sector de la poblaci贸n chilena.

El sillon de Don Otto

Una 芦toma de terrenos禄 en la capital chilena

Al final toda la agenda de seguridad se la ha tomado la derecha golpista. El gobierno se escandaliza ahora, pero retrocede ante una ley a la que le otorg贸 m谩xima urgencia y que result贸 a la perfecci贸n un traje a la medida de los sectores m谩s reaccionarios de nuestro pa铆s.

Debemos recordar que todo nuestro territorio se convirti贸 en una usurpaci贸n ilegal por parte de los invasores y criminales espa帽oles de la colonia. Cuando el gobierno de Chile, en la 茅poca de la Rep煤blica, comenz贸 con la mal llamada 鈥淧acificaci贸n de La Araucan铆a鈥, a cargo de ese criminal y genocida llamado Cornelio Saavedra, le solicitaron a los araucanos los 鈥渄ocumentos鈥 de la propiedad que habitaban.

Entonces, con la complicidad del gobierno, los jueces, los Conservadores de bienes ra铆ces y de muchos funcionarios p煤blicos, se robaron el vasto e inmenso territorio que por derechos leg铆timos les correspond铆an a sus primitivos habitantes. Entonces los terratenientes se apoderaron de ese territorio mediante la brutalidad y el enga帽o. Ahora los hijos de esos ladrones de tierras hacen esc谩ndalo porque los mapuches quieren recuperar sus tierras ancestrales o los despose铆dos que claman por un pedazo de tierra para instalar sus desmedradas viviendas.

Antes del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, el Estado de Chile cumpl铆a con la labor de construir y asignar, mediante el Ministerio de la Vivienda y de la Corvi, a los sectores marginales y garantizaba, mediante la planificaci贸n las nuevas poblaciones obreras de Chile. Tambi茅n cumpl铆a con las necesidades de acceso a la salud, alimentos y educaci贸n.

La poblaci贸n Jos茅 Mar铆a Caro, ubicada en la actual comuna de Lo Espejo, fue un gran ejemplo de ello. El Estado se hizo cargo de los allegados que abarrotaban los cit茅s y conventillos de la ciudad de Santiago, les asign贸 viviendas y tambi茅n los servicios b谩sicos como escuelas, policl铆nicos, plazas, canchas de f煤tbol, etc.

Hoy por hoy, con el sistema neoliberal que controla nuestra vida y necesidades, esta tarea se la dejamos al DIOS MERCADO.

Entonces como en el chiste de Don Otto, para evitar que los pobres ocupen los terrenos bald铆os o est茅riles, esta ley los declara ilegales.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.