Abr 8 2006
927 lecturas

Sociedad

Chile – MORAL, ÉTICA Y CORRUPCIÓN EN LA CORTE SUPREMA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Un feroz ataque contra ex magistrados y actuales integrantes de la Corte Suprema lanzó el ex juez que procesó al general (r) Augusto Pinochet, Juan Guzmán Tapia, en el curso de una visita que hizo a Temuco (Novena Región) para participar en un seminario sobre la situación de los derechos humanos de los mapuche. Según Guzmán, en el máximo tribunal «hay ministros conocidos porque han acosado sexualmente a mujeres durante muchos años y no les pasa nada».

Agregó incluso que «ha habido ministros que en alguna etapa de sus carreras bailaban sobre las mesas desnudos y llegaron a la Corte Suprema, me refiero a bailando en prostíbulos». El juez acusó también que «hay ministros coimeros cuyas señoras pedían joyas y alfombras y, sin embargo, en tiempos de Pinochet llegaron a la Corte Suprema».

«Ha habido ministros también coimeros vinculados con los abogados más importantes del período de Pinochet y alguno de ellos es decano de alguna facultad de Derecho y se decía ‘es el ministro del abogado'», añadió.

Para el magistrado, la fortuna personal, departamentos lujosos y casas de veraneo de algunos jueces son resultado de «ganancias ilegítimas».

«Obviamente, también llamaban a los jueces para que nombraran peritos que eran hermanos de ellos. Uno de éstos fue objeto de un juicio político. No lo voy a nombrar, pero todos sabemos de quién se trata», afirmó, en referencia aparente –según fuentes judiciales– a la acusación constitucional que la UDI presentó contra el ex presidente de la Suprema Servando Jordán en 1997.

Las declaraciones de Guzmán se produjeron 24 horas después de que en Santiago acusara de timorata a la Suprema por no plantear opinión respecto de la decisión del Senado de rechazar la nominación del ministro Carlos Cerda para el máximo tribunal al manifestar su solidaridad con el magistrado.

Si bien en la Corte Suprema hubo hermetismo respecto de las fuertes declaraciones de Guzmán, intervino en el debate el presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Diego Simpértigue, que instó al ex juez Guzmán Tapia a precisar nombres y fechas respecto de sus acusaciones.

Simpértigue, que es ministro de la Corte de Apelaciones de Concepción, consideró al retirado magistrado como una persona seria, pero enfatizó que debe precisar sus dichos: «Don Juan Guzmán es una persona muy seria y, por lo tanto, si dijo esto, quiere decir que tiene que haber tenido algún motivo, alguna razón para decirlo».

«Sin embargo, he estado leyendo las declaraciones de él, pero no indica cuándo habría ocurrido esto (…) Si esto ocurrió hace mucho tiempo atrás, sería interesante mirarlo desde el punto de vista histórico», añadió.

——————————-

* Edición del viernes siete de abril de 2006.
(www.lanacion.cl

Addenda

Es difícil creer que un jurista de la talla de Juan Guzmán, y con su prestigio –que trasciende las fronteras nacionales de Chile–, hable sin ponderar debidamente lo que dice. Por tanto podemos pensar que el país está llegando a una nueva etapa de su vida social, política e institucional, que exige dejar de lado subterfugios, eufemismos y metáforas.

Es hora de publicar toda la verdad de los crímenes y robos de la dictadura militar de Pinochet y sus 40 ladrones (generales), puesto que muchos de sus cómplices –quizá encubridores– quizá todavía permanecen en diversas instituciones del Estado, especialmente en el aparato judicial como jueces y ministros de Corte.

La bocanada de aire fresco que significa una mujer en la Presidencia de la República debe convertirse, además, en un esfuerzo concreto de los organismos del Estado y ciudadanía en general para terminar de dar vuelta la página de un período que el país no mereció vivir y cuyas secuelas arrastra hasta el día de hoy.

Edison Barría
de la Comisión DD. HH. del PPD.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.