Feb 7 2008
958 lecturas

Política

Chile: otra de El Mercurio. – PELIGRO: TERRORISMO MAPUCHE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Para aclarar estas ¬ęrevelaciones¬Ľ dadas a conocer en las p√°ginas de El Mercurio conversamos con V√≠ctor Naguil (foto apertura, arriba izq.), responsable de relaciones pol√≠ticas e internacionales de Wallmapuwen, un partido pol√≠tico mapuche. ¬ęEsta serie de publicaciones no son m√°s que una ofensiva de la derecha¬Ľ, responde el dirigente. La conversaci√≥n tuvo lugar en Temuko.

foto
‚Äď¬ŅQu√© impresi√≥n tienes del hecho que El Mercurio haya dedicado √ļltimamente varias p√°ginas a diferentes noticias y opiniones respecto a la situaci√≥n mapuche?

‚ÄďDe partida no es tan sorprendente, ya que en otras oportunidades este diario ha desplegado ofensivas comunicacionales, que tratan de cuestionar y desprestigiar las demandas y las luchas de nuestro pueblo. Por ejemplo, el editorial del 31 de enero (2008) titulado !Muerte al huinca (¬ŅMuerte al wigka?) es una burla, una provocaci√≥n cuando no hab√≠a pasado un mes del asesinato de Mat√≠as.

¬ęY luego, el mercurial estilo, en su plenitud: el tono paternalista para hablar de ¬ęnuestros ind√≠genas¬Ľ, que ¬ęson pac√≠ficos y trabajadores¬Ľ; yo me pregunto, ¬Ņpor qu√© entonces nuestro pueblo es v√≠ctima de tanta violencia y ha llegado a ser tan pobre? Es esa histeria tan t√≠pica de la extrema derecha que ve por todas partes guerrilleros y oscuras actividades que ¬ętienen un claro tinte antipatri√≥tico, como es amenazar la unidad nacional¬Ľ.

‚ÄďPara El Mercurio pareciera claro que ¬ęlos ladrones de tierras¬Ľ son los propios mapuche.

‚ÄďEllos ni siquiera conciben que pueda existir una deuda hist√≥rica, como lo evidenciaba esta editorial anterior. ¬ŅEs el mapuche que ha robado su tierra al wigka? ¬ŅQui√©n no ha respetado la propiedad ajena? ¬ŅD√≥nde est√° el ganado y la plater√≠a que ten√≠an nuestros mayores? ¬ŅQui√©n ha usurpado las tierras que el propio Estado chileno reconoc√≠a, con los t√≠tulos de merced, como propiedad de las comunidades?

¬ęLa historia de nuestra expoliaci√≥n como pueblo tiene sus ra√≠ces en la invasi√≥n militar de nuestro territorio en la segunda mitad del siglo XIX. Es una historia de violencia, asesinatos, despojo. Pero podemos tranquilizar a El Mercurio: quienes realmente se han apropiado de la propiedad ajena en el Wallmapu no han resultado muertos, tampoco heridos. Ni siquiera han tenido que pagar con c√°rcel.

¬ęEl reportaje El drama de vivir sitiados en La Araucan√≠a es simplemente de antolog√≠a en este punto. Aqu√≠ te enteras de los ¬ędramas¬Ľ que vive el agricultor Rene Urban, en circunstancias que las verdaderas v√≠ctimas han sido dos j√≥venes mapuche asesinados, Alex Lemun y √ļltimamente Matias Catrileo. Con el agravante de que los responsables materiales de √°mbos cr√≠menes est√°n hoy libres, como si no ocurriera nada. Adem√°s, decenas de familias son regularmente amedrentadas y comunidades y organizaciones reprimidas por defender nuestros derechos como pueblo. Sobre ellos El Mercurio guarda profundo silencio. Esta serie de publicaciones no son m√°s que una ofensiva de la derecha para desprestigiar la lucha mapuche. Todo ello a trav√©s de las p√°ginas de su √≥rgano oficial¬Ľ.

‚Äď¬ŅQu√© impresi√≥n te dej√≥ el reportaje Los privilegios de reos top?

‚ÄďAl principio pens√© que se trataba de los militares condenados por cr√≠menes y violaciones de derechos humanos, que actualmente est√°n en c√°rceles cinco estrellas, gozando de un sin fin de beneficios fuera de la ley. Fue sorpresivo descubrir que se trataba de un art√≠culo respecto a los beneficios que habia logrado alcanzar Patricia Troncoso, para ella y los dem√°s presos pol√≠ticos mapuches, luego de su prolongada huelga de hambre.

¬ęLas afirmaciones e insinuaciones que en este art√≠culo se vierten sobre el supuesto ¬ęprivilegio¬Ľ obtenido por Patricia, contrastan con la discreci√≥n de El Mercurio con respecto a quienes son los verdaderos privilegiados en Wallmapu y en Chile. No dudamos que este diario, que nunca se enter√≥ de las violaciones de los derechos humanos bajo la dictadura, de la corrupci√≥n del dictador y sus c√≥mplices, que durante a√Īos habl√≥ de ¬ępresuntos desaparecidos¬Ľ, nos seguir√° gratificando, con la seriedad que lo caracteriza, con nuevas revelaciones¬Ľ.

‚ÄďUn cl√°sico editorialista de El Mercurio es precisamente el historiador chileno Sergio Villalobos, para qui√©n los mapuches como pueblo no ser√≠amos m√°s que una ficci√≥n. Lo plante√≥ asi el pasado fin de semana, en una columna titulada Falsedades sobre la Araucan√≠a.

‚ÄďLa cruzada de Villalobos contra los mapuche ya tiene algo de obsesivo. Conocemos sus ¬ęverdades¬Ľ. Para √©l ¬ęlos mal llamados mapuches¬Ľ no existen. Existen chilenos con ascendencia mapuche, y pretende demostrarlo hist√≥ricamente. Como si nos pudiera convencer, a nosotros los mapuche, no s√≥lo que usamos un nombre que no es el bueno, sino que adem√°s no existimos, que el proceso que estamos viviendo no es m√°s que un enorme equ√≠voco. Villalobos interviene en un debate pol√≠tico, con argumentos pol√≠ticos que trata de hacer pasar por argumentos historicos. Claro que cualquier desacuerdo con sus argumentos lo explica Villalobos por la ignorancia de sus detractores, que a su juicio no conocer√≠an la historia.

Contactos internacionales

‚ÄďV√≠ctor, el reportaje central del Cuerpo D de El Mercurio del pasado domingo daba a entender que Wallmapuwen seria una idea importada y que partidos independentistas catalanes y gallegos estar√≠an tras su conformaci√≥n. ¬ŅQu√© nos puedes comentar al respecto?

‚ÄďConstituye una manipulaci√≥n y discriminaci√≥n dar a entender que Wallmapuwen surge como iniciativa de otros y no de nosotros mismos, como ciudadanos mapuches. Pero sobre todo revela una enorme ignorancia de la historia mapuche por parte de quien realiz√≥ el reportaje.

¬ęNuestro pueblo, a lo largo de la historia y bajo distintos contextos, se autoorganiz√≥ para defender sus intereses; lo hizo contra la conquista espa√Īola y la invasi√≥n chilena. Inclusive a poco de concluida la ocupaci√≥n y colonizaci√≥n del Wallmapu surgieron las primeras organizaciones mapuche contempor√°neas, para defender a las comunidades de la usurpaci√≥n, de los asesinatos de colonos y polic√≠as. Estas organizaciones levantaron demandas, candidaturas exitosas al parlamento. Inclusive ya se hab√≠an sostenido la necesidad de crear un partido pol√≠tico, idea que si bien no prosper√≥ lleg√≥ a ser discutida.

foto
¬ęTodo esto demuestra que no necesitamos que nadie nos diga lo que tenemos que hacer. Pero as√≠ como defendemos nuestra independencia de pensamiento y acci√≥n, tambi√©n proclamamos que como todo partido tenemos el derecho y la necesidad de establecer relaciones de alianzas pol√≠ticas. Esto incluye la esfera internacional. Los partidos chilenos, por su parte, hacen lo mismo. Mal pueden cuestionarnos y negarnos nuestros derechos en esta materia¬Ľ.

‚ÄďEl Mercurio denuncia nexos de los mapuche con ETA. ¬ŅCu√°l es la l√≠nea del partido en torno a sus contactos internacionales?

‚ÄďEn Catalu√Īa, nuestro partido tiene relaciones formales con el partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y en Galicia con la formaci√≥n nacionalista de izquierda Bloque Nacionalista Galego (BNG). Ambos partidos gobiernan en sus respectivas comunidades aut√≥nomas, en alianza con el Partit dels Socialistes de Catalunya en el caso de ERC, y con el Partido Socialista Galego para el BNG. Se trata de formaciones democr√°ticas, con una fuerte implantaci√≥n social y pol√≠tica, con un gran n√ļmero de alcaldes y consejales municipales, importantes grupos parlamentarios en sus respectivos parlamentos auton√≥micos, con diputados en las Cortes de Madrid. BNG tiene, adem√°s, un senador, y ERC un diputado en el Parlamento Europeo.

‚Äď¬ŅY en el caso del Pa√≠s Vasco?

‚ÄďPara tranquilidad de El Mercurio le podemos decir que Wallmapuwen no tiene relaciones con Batasuna. En el Pa√≠s Vasco no tenemos relaciones formales con ninguna fuerza pol√≠tica. Hasta el momento nos hemos relacionado con ONGs, asociaciones culturales, y algunas instituciones relacionadas con la revitalizaci√≥n del euskera. Las denuncias de El Mercurio como siempre se basan en la amalgama, en las citas fuera de contexto, en el ¬ędicen que dijeron¬Ľ.

‚ÄďEl Mercurio cita una aparente declaraci√≥n de apoyo Batasuna publicada en el √≥rgano oficial de Wallmapuwen.

‚ÄďLa nota que cita con tanto deleite la autora del art√≠culo no forma parte de un texto de apoyo a Batasuna, como podr√≠a deducirse de la forma en que ella presenta la informaci√≥n. Dicho texto es una editorial del diario vasco Gara, que reproducimos en nuestro peri√≥dico Tai√Ī R√ľp√ľ. Debo precisar que Gara es un diario del Pa√≠s Vasco, independiente, legal, con sitio internet y oficinas, y no el portavoz clandestino, como la alarma de El Mercurio podr√≠a hecerlo temer, de Batasuna o incluso de ETA.

¬ęEn esta editorial, que se refiere a la situaci√≥n en Euskadi, Gara critica la decisi√≥n de las autoridades espa√Īolas de ilegalizar Batasuna, porque al marginalizar del espacio p√ļblico un segmento de la sociedad vasca, y bloquear las v√≠as pol√≠ticas y la participaci√≥n en la contienda electoral, no hace m√°s que tensionar la vida pol√≠tica. Este fue, por lo dem√°s, el an√°lisis del propio gobierno aut√≥nomico vasco, as√≠ como de otros grupos y analistas, dentro y fuera del Pa√≠s Vasco.

¬ęDesde luego, dentro de esta visi√≥n deformada y parcial de los hechos que da El Mercurio, se omite se√Īalar que este texto formaba parte de un conjunto de otros art√≠culos que iban todos en el sentido de promover la participaci√≥n pol√≠tica y la democratizaci√≥n del Wallmapu, otorgando una secci√≥n para conocer la situaci√≥n de dicha colectividad del pueblo vasco.

¬ęSe trataba de dejar patente c√≥mo experiencias en el exterior o aqui mismo nos pueden mostrar las limitaciones que puede encontrar un pueblo a la hora de querer expresarse pol√≠ticamente, dentro del sistema pol√≠tico formal. Ya sea con las limitaciones de una ley de partidos, como en nuestro caso, o la ilegalizaci√≥n como pretend√≠amos mostrar con la situaci√≥n que afectaba y sigue afectando a Batasuna. Un partido como el nuestro que tendr√≠a por vocaci√≥n el combate democr√°tico por los derechos nacionales mapuche, de all√≠ su proceso de inscripci√≥n como partido legal, no tiene nada que ver con la paranoia interesada de El Mercurio, que ve en todas las acciones mapuche redes terroristas¬Ľ.

‚ÄďY con los partidos nacionalistas que s√≠ tienen relaciones, ¬Ņde qu√© modo se han expresado?

‚ÄďCon BNG firmamos como partido un protocolo de acuerdo en 2006. Tambi√©n desde febrero de 2007 tenemos un acuerdo similar con el partido autonomista de izquierda bret√≥n, Uni√≥n Democr√°tica Bretona (UDB). Estos acuerdos son p√ļblicos y figuran en nuestro sitio internet o en los sitios del BNG o de la UDB. Con ERC estamos por formalizar un acuerdo, pero ello no ha impedido actuar en conjunto. Es en funci√≥n de nuestros acuerdos que agendas de trabajo de representantes nuestros han sido facilitadas en estos pa√≠ses. De igual modo estas relaciones nos han permitido articular denuncias, por ejemplo, mediante declaraciones y cartas a la embajada chilena en Madrid en torno a las graves situaciones de violaci√≥n de derechos humanos de nuestra poblaci√≥n, como fue el reciente asesinato de nuestro pe√Īi Mat√≠as Catrileo.

‚ÄďEl Mercurio mencionaba la Alianza Libre Europea casi como un nuevo ¬ęeje del Mal¬Ľ. ¬ŅCu√°les son las gestiones que Wallmapuwen ha impulsado en esta instancia?

‚ÄďLa ALE (Alianza Libre Europea en castellano) es un partido pol√≠tico en el Parlamento Europeo que agrupa a una treintena de partidos independentistas, autonomistas y regionalistas de la Uni√≥n Europea. Sus referentes son el derecho a la autodeterminaci√≥n, la adhesi√≥n a los principios de la democracia parlamentaria y la defensa de los derechos humanos. Con estos postulados comprendo el desagrado de El Mercurio ante tan malas juntas internacionales de Wallmapuwen.

¬ęLa ALE se proclama en favor de la solidaridad entre los pueblos, las lenguas y las culturas. Aparte de ERC, BNG o UDB, forman parte de esta agrupaci√≥n el Partido Nacionalista Escoc√©s, partido independentista que gobierna actualmente en Escocia despu√©s de ganar las √ļltimas elecciones para renovar el Parlamento regional, y Plaid Cymru, partido nacionalista del Pa√≠s de Gales. Tomando estos elementos en consideraci√≥n, nuestro partido tiene inter√©s en desarrollar una relaci√≥n pol√≠tica y de cooperaci√≥n con la ALE, estas son cuestiones que ya hemos tratado pero que debemos formalizar y concretar a mediano plazo¬Ľ.

‚ÄďOtras de las revelaciones trataban sobre los viajes de militantes de Wallmapuwen al Pa√≠s Vasco, Catalunya, Galiza y Breta√Īa. ¬ŅEn qu√© consistieron estos intercambios?

‚ÄďQue militantes nuestros o de cualquier otra organizaci√≥n mapuche viajen a otros pa√≠ses nos parece un hecho muy relevante, porque permite a nuestro pueblo dotarse de experiencias de otros procesos de lucha. Se trata de una estrategia de relaciones de pueblo a pueblo, sin intermediarios de ninguna naturaleza. Esto permite a nuestro pueblo abrirse al mundo, que nuestra juventud se forme pol√≠ticamente.

¬ęEn cualquier pa√≠s se considera positivo que la gente conozca otras realidades, ¬Ņpor qu√© en nuestro caso se pretende decir que es perjudicial? Por otro lado, esos viajes han sido posible porque han existido invitaciones formales. Esto demuestra que la voz mapuche es demandada en el concierto internacional y eso debe provocarnos un gran orgullo como pueblo. A escala internacional muchos pueblos no tienen la posibilidad de darse a conocer. Sin embargo, nuestro pueblo puede exibir que cada a√Īo muchos dirigentes, militantes del movimiento mapuche, l√≠deres de comunidades, profesionales, estudiantes, artistas y artesanos viajan aqui y all√°. No somo cualquier pueblo y el tejido que estamos urdiendo en el exterior ser√° muy importante en nuestro futuro nacional¬Ľ.

‚Äď¬ŅY en el caso puntual de Wallmapuwen?

‚ÄďEn nuestro caso nos interesan pa√≠ses como Catalunya, Euskadi, Galiza y Breta√Īa porque ah√≠ se dan luchas nacionales, como la que nosotros desarrollamos en el Wallmapu. Luchas que tienen distintas dimensiones y nos interesan conocer las m√°ximas posibles dentro de las limitaciones del tiempo y los recursos. En lo pol√≠tico se trata de pa√≠ses en los cuales se desarrollan, en distintos grados y con distintos niveles de satisfacci√≥n por parte de sus ciudadanos, interesantes experiencias de autogobierno.

¬ęEfectivamente, en los √ļltimos meses hemos tenido oportunidad de que varios representantes nuestros esten en estos paises recogiendo experiencias de revitalizaci√≥n ling√ľ√≠stica, tema estrat√©gico para nuestro partido. Su viaje ha sido muy provechoso, porque ha permitido a nuestros militantes constatar que la revitalizaci√≥n ling√ľ√≠stica es posible. Han podido darse cuenta de la importante presencia de las lenguas propias de esos paises en el espacio p√ļblico, con escuelas donde la lengua se ense√Īa de verdad, con canales de televisi√≥n y radios, con el uso de la lengua en oficinas p√ļblicas y reuniones.

¬ęEn s√≠ntesis, han podido conocer las experiencias que con mayor o menor ritmo, van permitiendo en estos paises el uso normal de sus lenguas como cualquier otro pa√≠s¬Ľ.

‚ÄďEl Mercurio tambi√©n denunci√≥ el lunes que la Agencia de Cooperaci√≥n Espa√Īola estar√≠a financiando con cinco millones de d√≥lares al a√Īo la descentralizaci√≥n que impulsan ciertos grupos mapuche, principalmente Wallmapuwen. ¬ŅQu√© puedes se√Īalar?

foto
‚ÄďDentro de la estrategia de desinformaci√≥n me parece que este punto es uno de los m√°s sucios que utiliza El Mercurio y la periodista responsable del art√≠culo. Se quiere hacer creer a la opini√≥n p√ļblica que existen dineros extranjeros en la movilizaci√≥n mapuche, y eso es falso. De partida, Wallmapuwen no recibe recursos ni de la Agencia Espa√Īola ni de nadie, porque en esta etapa no puede hacerlo en tanto partido pol√≠tico en formaci√≥n la ley se lo impide.

¬ęPor lo que se v√©, la periodista entrevist√≥ a un responsable de la AECI, siendo incapaz de clarificar quienes son los favorecidos con esos recursos y c√≥mo los reciben. La ligereza con que la profesional aborda su trabajo queda por lo dem√°s en evidencia cuando traduce Wallmapuwen como Partido de la Tierra, y no como Compatriotas del Pa√≠s Mapuche, a pesar que est√° claramente se√Īalado en nuestra web, de donde sac√≥ gran parte de la informaci√≥n para su art√≠culo. Bastaba con copiar correctamente.

¬ęPor lo que sabemos la AECI canaliza recursos con la intermediaci√≥n de organismos p√ļblicos chilenos, tal vez CONADI y otras instancias del Estado (FOSIS, MINEDUC, SENSE, etc). Me parece que la AECI no puede dar apoyos directos a organizaciones. Por nuestra parte los pocos recursos que hemos podido manejar provienen del aporte de nuestros militantes y si la gente viera las actividades que hemos realizado, todas consignadas en nuestra web, tales como actos, salidas, reuniones, son actividades que se pueden realizar con un presupuesto bastante precario.

Muy distinto a la realidad de los partidos pol√≠ticos chilenos, sobre todo los de la Alianza y la Concertaci√≥n, que gastan millones de d√≥lares en campa√Īas y actos en lugares exclusivos¬Ľ.

El País Mapuche

‚ÄďParlamentarios de gobierno y oposici√≥n se han escandalizado con las relaciones exteriores y tambi√©n con los contenidos actuales de las reivindicaciones pol√≠ticas mapuche. ¬ŅC√≥mo explican esta actitud transversal de la clase pol√≠tica?

‚ÄďComo lo hemos dicho y se sabe, todos los partidos chilenos tienen relaciones con partidos en el extranjero, es m√°s existen internacionales socialistas, democristianas, de los partidos de extrema derecha donde se juntan la UDI y el Partido Popular de Espa√Īa, pinochetistas con franquistas y a ellos nadie los sale a cuestionar. Si nos cuestionan a nosotros hay que comenzar a cuestionarlos a todos, si al resto no lo cuestionan, bueno a nosotros tampoco se nos puede cuestionar.

¬ęAhora bien, el rechazo a nuestras relaciones internacionales as√≠ como a nuestras reivindicaciones m√°s pol√≠ticas, se explica porque existe un nacionalismo chileno que se niega a reconocer la diversidad existente al interior del Estado. No se trata de que te reconozcan qu√© comes o c√≥mo bailas, sino que se acepte que en tanto pueblo tenemos derechos pol√≠ticos colectivos, que tenemos la capacidad de administar nuestros asuntos y guiar nuestro destino. Que en tanto pueblo tenemos el derecho de cultivar relaciones con el exterior, que estas son legitimas, necesarias y positivas¬Ľ.

‚ÄďEl Diputado Gonzalo Arenas de la UDI se√Īal√≥ que las ideas de autonomia y derechos politicos est√°n en la cabeza de unos pocos intelectuales y no en el pueblo mapuche, que a su juicio ¬ęse siente bien chileno¬Ľ.

‚ÄďLo primero que hay que decir es que la autonom√≠a es una f√≥rmula pol√≠tica, que ha permitido en muchas partes del mundo, dar un cauce pol√≠tico a los derechos de pueblos y naciones. La autonom√≠a es un derecho democr√°tico, y as√≠ se ha comprendido en muchos paises. S√≥lo para se√Īalar los casos m√°s relevantes de estatutos de autonom√≠a, podemos nombrar los de las comunidades aut√≥nomas del Estado espa√Īol, los de Escocia y Gales en Gran Breta√Īa, el del Nunavut en Canad√°, el de Groenlandia y las Islas Feroe con respecto a Dinamarca, el de las Islas Aland con respecto a Finlandia. Y las regiones italianas, o las Azores y Madeira en Portugal, y con una versi√≥n m√°s limitada el de las regiones de la Costa Atl√°ntica en Nicaragua.

¬ęSeria bueno que los parlamentarios se informaran y dejaran de imaginarse la autonom√≠a mapuche como algo inalcanzable y por lo dem√°s perjudicial.

¬ęPara despecho del Diputado Arenas, en los √ļltimos a√Īos la idea de autonom√≠a ha ido adquieriendo mayores adhesiones en la sociedad mapuche, y estamos seguros que esta opci√≥n seguir√° legitim√°ndose al interior de nuestro pueblo. Lo que hay que decir con claridad es que la autonom√≠a y la profundizaci√≥n de la democracia son parte de un mismo proceso. Debe de ser por ello que ese parlamentario se siente inquieto, toda vez que la UDI no tiene una historia muy democr√°tica. La viabilidad de la autonom√≠a se asocia a la existencia de un regimen democr√°tico, m√°s que a un problema de sustentabilidad econ√≥mica como pretende plantearlo el diputado Eduardo D√≠az¬Ľ.

‚ÄďSe argumenta recurrentemente que las autonom√≠as catalana y vasca solo ser√≠an posible por tratarse de sociedades econ√≥micamente ricas. Lo ha repetido el diputado Arenas.

‚ÄďLas autonom√≠as que hemos citado no existen necesariamente porque se trate de sociedades economicamente desarrolladas, sino que se trata, sobre todo, de sociedades avanzadas desde el punto de vista democr√°tico. Panorama muy distante al contexto nuestro, en que nos encontramos regidos por una Constituci√≥n heredada de la dictadura, con un sistema electoral excluyente, y con regiones gobernadas por autoridades designadas y supeditas a las decisiones del poder central. Al contrario, creemos que la descentralizaci√≥n de la regi√≥n hoy, y un r√©gimen auton√≥mico para el Wallmapu ma√Īana, contribuir√≠an de modo importante a nuestro desarrollo como pueblo, porque colocar√≠an en nuestras manos decisiones que en la actualidad adoptan autoridades pol√≠ticas y poderes econ√≥micos desde fuera del Wallmapu, que desconocen nuestra realidad y que no se sienten implicados con lo que ocurre en el pa√≠s mapuche.

‚ÄďJustamente, uno de los asuntos m√°s cuestionados por el parlamentario, siguiendo lo pauteado por El Mercurio, es que se est√© hablando de constituir un pa√≠s mapuche.

‚ÄďNosotros reinvindicamos el Wallmapu: el pa√≠s mapuche, y trabajaremos por su construcci√≥n, porque sin un pa√≠s un pueblo no puede aspirar a su proyecci√≥n nacional. Aqu√≠ no se trata de mantener m√°s o menos una ¬ęetnia mapuche¬Ľ, sino de la proyecci√≥n de una naci√≥n mapuche, y esto no es posible si no recuperamos un pa√≠s. El nuestro es el Wallmapu, que fue libre hasta la segunda mitad del siglo XIX, y aspiramos que un estatuto de autonom√≠a, una asamblea y un ejecutivo regional sean los primeros pasos para recuperarlo.

¬ęSer√° un pa√≠s democr√°tico, donde ser ciudadano mapuche ser√° una condici√≥n pol√≠tica, pero sobre todo un orgullo, donde el mapuzugun sonar√° en todos sus rincones, donde la tierra en manos de latifundistas pinochetistas ser√° restituida, un pa√≠s sustentable y por lo tanto sin empresas forestales, un pa√≠s integrado al mundo, pero con su propia personalidad cultural y pol√≠tica¬Ľ.

foto
‚ÄďA nivel continental, ¬Ņcon qu√© organizaciones pol√≠ticas tienen contactos?

‚ÄďEstamos iniciando contactos pero est√°n en un nivel informal. En todo caso es un proceso que queremos acelerar, puesto que es evidente la necesidad de las organizaciones sociales de dar el salto a la estructuraci√≥n pol√≠tica, que le permitan acceder al poder sobre todo en sus territorios hist√≥ricos. Este es un proceso muy interesante que a nostros nos interesa que se fortalezca en la regi√≥n.

¬ęLo que hay m√°s en concreto son conversaciones con el Partido Maya de Guatemala, tambi√©n con algunos l√≠deres actuales de la CONAIE, en Ecuador, y su referente pol√≠tico el Partido Pachakutik. Esperamos que en el mediano plazo nuestros contactos se transformen en algo m√°s formal y fluido en beneficio de cada parte¬Ľ.

‚ÄďFinalmente, ¬Ņseguir√° Wallmapuwen estableciendo contactos con colectividades politicas fuera del pa√≠s mapuche y estrechando lazos?

‚ÄďPor supuesto. Por ahora tenemos previsto formalizar nuestra relaci√≥n con Esquerra Republicana de Catalunya y precisar los mecanismos por los cuales concretaremos nuestra relaci√≥n. Tambi√©n comenzaremos a explorar uno a uno los integrantes de la ALE y comenzaremos a avanzar algunas relaciones en Am√©rica del Norte y del Sur. Tenemos todo el 2008 para ello.

————————————–

* Periodista.

En www.nodo50.org/azkintuwe.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.