Abr 21 2006
875 lecturas

Econom铆a

Clima financiero: – SE VIENE LA TEMPESTAD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Un intenso debate se desarrolla desde hace meses en los medios financieros internacionales. 驴Est谩 el d贸lar tan sobrevaluado que puede encontrarse al borde de una ca铆da brutal, la cual 鈥搒eg煤n los comentaristas鈥 podr铆a ser del 15 al 40%? Seg煤n el rumor que alimenta la pol茅mica, ciertos contratos petroleros podr铆an pasar del d贸lar al euro engendrando as铆 una depreciaci贸n de la moneda estadounidense.

Hasta ahora las declaraciones oficiales sobre el tema parec铆an un asunto de guerra psicol贸gica entre potencias rivales y pod铆an ser puestas en duda. De pronto, el 28 de marzo de 2006, el Banco Asi谩tico de Desarrollo puso su credibilidad en la balanza al dirigir a sus miembros una nota en la que les aconseja prepararse para un posible colapso del d贸lar.

El Banco precisa que se trata de una posibilidad incierta pero que, de darse, tendr铆a graves consecuencias inmediatas1. El Banco trabaja desde ya en la creaci贸n de una alternativa regional al d贸lar. Se trata del ACU, un conjunto de divisas basado en el principio que dio lugar al surgimiento del ECU europeo.

El Banco Asi谩tico de Desarrollo (ADB sus siglas en ingl茅s) fue creado gracias a la concertaci贸n de 64 Estados. A pesar de su denominaci贸n, entre sus miembros no hay s贸lo Estados de Asia y del Pac铆fico sino tambi茅n de Ocean铆a, Am茅rica del Norte y Europa 鈥揷omo Francia, B茅lgica y Suiza鈥. Jap贸n y Estados Unidos, con un 15% cada uno, controlan este banco, lo cual hace a煤n m谩s significativo su aviso de tormenta monetaria.

Aunque son asi谩ticos, los pa铆ses del Golfo no son miembros del ADB. Seis de ellos prefirieron constituir su propio banco regional, el Consejo de Cooperaci贸n del Golfo (GCC, siglas en ingl茅s). Estos pa铆ses trabajan con tes贸n para acercar sus econom铆as entre s铆 con vistas a la creaci贸n de una moneda 煤nica, siguiendo el modelo del euro.

No se trata de una tendencia de moda sino de la respuesta a una exigencia particular. Sus reservas petrol铆feras comienzan a menguar2 y ya no se trata para ellos de reinvertir sus petrod贸lares en el desarrollo y la modernizaci贸n de sus infraestructuras petroleras, a las que solamente tienen que garantizar el manteniendo t茅cnico. Lo que quieren ahora es reinvertir en otros pa铆ses pero, en ese caso, la conversi贸n de tan grandes masas monetarias tendr铆a consecuencias dram谩ticas para el d贸lar y la econom铆a estadounidense.

foto
Cada cual est谩 buscando, por consiguiente, resolver el problema de forma agradable para todos. Estados Unidos, que produce cada vez menos bienes de consumo, necesita inversiones considerables y muy lucrativas para desarrollar sus importaciones de productos de fabricaci贸n china. As铆 que los Estados del Golfo decidieron, por un lado, dotarse de la flota de aviones de carga m谩s imponente del mundo y, por otra parte, comprar y desarrollar los seis mayores puertos de Estados Unidos.

Esa soluci贸n parec铆a conveniente a la administraci贸n Bush, que ya trabaja con el consorcio Dubai Ports World (de los Emiratos 脕rabes Unidos), cuya terminal de Jebel Ali sirve de escala al flujo de transportes militares hacia Afganist谩n e Iraq. Sin embargo, los congresistas estadounidenses, que se creen los cuentos de la administraci贸n Bush de que los musulmanes son terroristas, se asustaron ante la cesi贸n de sus puertos a Dubai Ports World.

Invocando el trauma de la seguridad nacional, exigieron que los activos del consorcio sean transferidos a un grupo estadounidense que los administrar铆a seg煤n los intereses de los Emiratos. Por supuesto, estos 煤ltimos rechazaron la propuesta ya que perder铆an la mayor parte de la plusval铆a y hasta correr铆an el riesgo de perderlo todo alg煤n d铆a.

Los agentes de las finanzas petroleras son cada vez m谩s reacios a confiar su dinero a fondos de inversiones. Saben bien que las normas internacionales de contabilidad han sido modificadas de modo que actualmente Estados y multinacionales inscriben en sus balances riquezas que en realidad no tienen. Las acciones que poseen no se reflejan en la contabilidad al precio de compra sino con el precio del momento en la bolsa de valores. Este factor, sin consecuencia alguna en per铆odo de alza, ser铆a sin embargo fatal en caso de crisis burs谩til. Bancos centrales y grandes empresas podr铆an entonces hundirse en la ruina de la noche a la ma帽ana.

A falta de otra salida, los pa铆ses del Golfo tratan por tanto de invertir su dinero en Europa, lo cual los llevar铆a a convertir sus d贸lares en euros, perjudicando as铆 grandemente a Estados Unidos. El gobernador del banco central de los Emiratos 脕rabes Unidos, Sult谩n Al Suweidi, anunci贸 el 22 de marzo de 2006 que proyecta convertir en euros el 10% de sus reservas en d贸lares mientras que su hom贸logo de Arabia Saudita, Saud Al Sayvari, condenaba la decisi贸n del Congreso estadounidense sobre la cuesti贸n de Dubai Ports World3.

Tales decisiones se producen en momentos en que los Estados petroleros 鈥揷on los cuales Washington tiene importantes diferencias鈥 tratan de reorientar sus flujos de capitales para invertirlos fuera de la zona del d贸lar. En ese caso se encuentra Siria, que ha ido cambiando poco a poco sus reservas por euros durante los dos 煤ltimos a帽os4.

Ese es tambi茅n el caso de Venezuela que acaba de ponerse en contacto con el banco central del Vaticano para cambiar sus d贸lares principalmente por euros y por yuanes chinos.

Lo m谩s importante es que Ir谩n tambi茅n podr铆a hacerlo. En efecto, va en aumento el rumor de que la Rep煤blica Isl谩mica podr铆a abrir pr贸ximamente una bolsa petrolera en euros5. Anunciado para marzo, el proyecto no se realiz贸 y numerosos comentaristas lo calificaron de desinformaci贸n.

Nosotros tratamos entonces de verificar la existencia del mismo recurriendo a las autoridades de Teher谩n. Al principio, estas se negaron a confirmar o desmentir la informaci贸n. M谩s tarde Mohammad Asemipur, consejero especial del ministro iran铆 de Petr贸leo, declar贸 que el proyecto se llevar谩 a cabo a pesar de un cl谩sico retraso en su aplicaci贸n6.

La bolsa petrolera en euros tendr谩 su sede en la isla de Kish, un islote iran铆 en el Golfo P茅rsico ya transformado en zona franca. TotalFinaElf (de Francia) y Agip (Italia) ya tienen all铆 sus oficinas regionales. En todo caso, esa bolsa tramitar铆a solamente una peque帽a parte de los contratos energ茅ticos iran铆es. Contratos de envergadura excepcional ya han sido firmados de Estado a Estado: con China para la venta de crudo7, y con Indonesia para refinar petr贸leo8.

Esta bolsa tampoco tramitar谩 inmediatamente el mercado del gas, fuente de energ铆a llamada sin embargo a revestir importancia mundial para aliviar parcialmente la escasez de petr贸leo (L鈥檃venir du gaz naturel, por Arthur Lepic, 18 de marzo de 2005). TotalFinaElf y Gaz de France (GDF) est谩n negociando la explotaci贸n de la parte iran铆 del mayor yacimiento de producci贸n de gas natural del mundo, el de South Pars9.

Como respuesta, W谩shington apuesta por el gas natural cuyo papel, como ya se sabe, cobrar谩 m谩s importancia en la medida en que comience a escasear el petr贸leo. La administraci贸n Bush estimul贸 a Qatar 鈥揺n cuyo territorio se encuentra el cuartel general del Central Command (CentCom) y que posee la tercera reserva mundial de gas鈥 para que concibiera un megaproyecto de 芦ciudad energ茅tica禄.

Se trata de una inversi贸n de 2 600 millones de d贸lares tendiente a atraer a los protagonistas a nivel mundial del mercado de la energ铆a hacia una bolsa del gas en d贸lares 10. Microsoft ya present贸 su candidatura para encargarse de la instalaci贸n de toda la infraestructura destinada a garantizar el trabajo de los corredores o intermediarios en las operaciones de compraventa electr贸nica.

Por su parte el jefe de la bolsa noruega, Sven Arild Andersen, est谩 estudiando la posibilidad de crear en su propio pa铆s una bolsa petrolera en euros que podr铆a competir ventajosamente con la City de Londres11. El peso de esta 煤ltima parece cada vez m谩s desproporcionado a medida que se desmorona la producci贸n brit谩nica de petr贸leo (- 8% en 2005).

El aviso de tempestad monetaria que lanz贸 el Banco Asi谩tico de Desarrollo (ADB) no dejar谩 de acelerar todos estos grandes proyectos. Independientemente del razonamiento de los agentes financieros en cuanto a las posibilidades de reinvertir sus petrod贸lares, los banqueros tambi茅n est谩n inquietos en lo tocante al valor real del d贸lar en este momento.

Hay que recordar que Estados Unidos no logr贸 financiar por mucho tiempo su guerra contra Vietnam. Empantanado en un conflicto interminable, decidi贸 que sus aliados soportaran aquel peso. En 1971, EE.UU. dej贸 de garantizar la convertibilidad del d贸lar al oro.

Desde entonces, el valor del d贸lar estadounidense depende 煤nicamente de la confianza que se concede a dicha moneda. El d贸lar ya no est谩 respaldado por la econom铆a del pa铆s que lo emite sino por la de la zona que lo utiliza. Los banqueros pueden verificar su adecuaci贸n mediante un 铆ndice anual, el M-3, que establece el volumen de billetes verdes que se encuentra en circulaci贸n.

Hoy por hoy, Estados Unidos est谩 empantanado en Iraq y se ve incapacitado para financiar la ocupaci贸n militar de ese pa铆s. La 煤nica posibilidad que le queda de poder pagar a sus proveedores es imprimir m谩s d贸lares. La suspensi贸n, a finales de marzo de 2006, de la publicaci贸n del 铆ndice M-3 y de todos los sub铆ndices que permitir铆an determinarlo significa que la cantidad de d贸lares en circulaci贸n se ha convertido en un secreto inconfesable. Ya no es posible evaluar con precisi贸n el valor de esa moneda.

foto
Por efecto de cascada, Estados Unidos esconde tambi茅n el costo de su presencia en Iraq para poder disimular as铆 el monto de la estafa que est谩 cometiendo.
Renuentes a hacerse c贸mplices de un proceso que tarde o temprano desembocar谩 en una cat谩strofe monetaria comparable a la de 1929, varios altos responsables de la Reserva F茅d茅ral (FED) ya presentaron su renuncia12.

En entrevista concedida al semanario alem谩n Der Spiegel, el premio N贸bel de Econom铆a Joseph Stiglitz estima el monto verdadero del esfuerzo de guerra estadounidense en Iraq entre uno y dos trillones de d贸lares en los cuatro 煤ltimos a帽os13, o sea entre dos y cuatro veces m谩s que las cifras oficiales.

La parte oculta del presupuesto de guerra representa por tanto entre 500.000 millones y 1.5 trillones de d贸lares. Esa suma, de ser incluida en las cuentas, vendr铆a a agregarse al d茅ficit p煤blico estadounidense, que sobrepasa ya los 400.000 millones anuales. Esa deuda se paga mediante la fabricaci贸n de d贸lares sin valor real. En una econom铆a de mercado, ese uso de la imprenta de d贸lares debe dar lugar a una depreciaci贸n proporcional de la moneda.

Desde hace tres semanas, una t铆mida tendencia a la baja comenz贸 en las bolsas del Golfo14. En lo adelante, cualquier crisis pol铆tica puede desencadenar un movimiento de p谩nico en los mercados internacionales.

Notas

1 Asia must prepare for dollar collapse, Al Jazeera a partir de la agencia AFP, 28 de marzo de 2006.

2 Para m谩s detalles sobre el pico petrolero, ver El poder del petr贸leo en el siglo XX, por Arthur Lepic y Jack Naffair, Voltaire, 10 de mayo de 2004.

3 UAE, Saudi considering to move reserves out of dollar, Middle East Forex News, 22 de marzo de 2006.

4 Syria switches from dollars to euros, Associated Press, 14 de febrero de 2006.

5 L鈥橧ran va lancer une place d鈥櫭ヽhanges p茅troliers alternative… en euros, Voltaire, 10 de febrero de 2005.

6 Iranian oil exchange is 鈥榦n hold鈥, por Jim Willie, Kitco, 21 de marzo de 2006.

7 Ver Ir谩n se al铆a a China frente a los Estados Unidos, Voltaire, 17 de noviembre de 2004 y La alianza India-Ir谩n, Voltaire, 17 de febrero de 2005.

8 Indonesia, Iran to sign multi-billion-dollar investment deal in refinery, Xinhuanet v铆a Tehran Times, 14 de marzo de 2006.

9 GdF en discussions pour se joindre au projet GNL de Pars, Les Echos, 14 de marzo de 2006.

10 Qatar to build 鈥橢nergy city鈥, Emirates News Agency, 5 de mayo de 2005.

11 Norwegian Bourse Director wants oil bourse 鈥損riced in Euros, por Laila Bakken y Petter Halvorsen, NRK v铆a Energy Bulletin, 27 de diciembre de 2005.

12 Is the federal reserve preparing for Iran?, por Robert McHugh, 26 de febrero de 2006.

13 芦The War Is Bad for the Economy, Der Spiegel, 5 de abril de 2006.

14 Black Tuesday: Mideast stock markets nosedive, Middle East Online, 14 de marzo de 2006.

—————————————–

* Red Voltaire. Red de prensa no alineados. Edici贸n internacional en castellano.
www.redvoltairenet.org

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.