Abr 24 2005
922 lecturas

Cultura

Clones: carne y leche casi idénticos a los normales

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense, la carne y leche procedentes de animales clonados son “esencialmente idénticas” a las de animales que se reproducen en forma natural.

La investigación fue realizada por el Centro de Biología Regenerativa de la Universidad de Connecticut, EEUU, y el Instituto de Cría de Ganado de Kagoshima, Japón. Los análisis enfocaron una serie de componentes de la leche: proteína, grasa, lactosa y sólidos, y más de 100 componentes de la carne.

La conclusión fue que en ambos casos los estándares eran “casi idénticos” a la leche y la carne recomendadas para el consumo.

La clonación consiste en la generación de un organismo complejo usando exclusivamente el ADN de uno de sus progenitores; el óvulo tratado se inserta posteriormente en un útero para su desarrollo “normal”. El resultado es un animal idéntico a su progenitor. El desarrollo de esta tecnología demuestra que muchos intentos de clonación concluyen con defectos de nacimiento.

foto
La oveja Dolly, que nació en 1996 en una granja experimental escocesa, es –que se sepa– el primer mamífero de gran tamaño clonado. Tuvo seis corderos por vía natural y fue sacrificada tras detectársele una serie de males, entre ellos artritis y una enfermedad pulmonar. Según los veterinarios que la atendieron ésta es normal en ejemplares adultos. Dolly murió a los seis años; las ovejas viven un promedio de once.

El proyecto Dolly, en todo caso, constituye una realización que buscó conseguir animales para utilizarse con fines terapéuticos –producir medicamentos– y no desarrollar animales para el consumo de su carne, leche y derivados.

”PARÁMETROS NORMALES”

“Todos los parámetros examinados en el estudio se encontraron dentro del ámbito normal de la carne y de los productos lácteos aprobados para el consumo humano», dijo Xiangzhong Yang en Japón. Dos trozos de carne, provenientes de un toro de cría japonés clonado fueron la materia del utilizada.

Las investsigaciones en Connecticut se realizaron sobre muestras lácteas de 10 clones de una vaca Holstein. En ambos casos quedó establecido que tanto la carne como la leche de los animales clonados es prácticamente igual a la obtenida por aquellos producto de la reproducción normal.

No obstante, y hasta tanto no se realicen nuevos exámenes, la Dirección Nacional de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos ha pedido a la industria ganadera que mantenga a productos de animales clonados fuera de la cadena alimenticia de consumo humano en el país.

Carole Tucker, del grupo Public Citizen, se preguntó –al conocer estas investigaciones– si quienes las realizaron consideraron el problema de la tensión en los animales. Se sabe que los animales aquejados de tensión producen patógenos, dijo, y hay evidencias de que los vástagos de animales clonados sufren de gran tensión.

Tucker indicó que el estudio pareció evitar este asunto. También señaló que los investigadores especializados en biología reproductiva, no son una fuente desinteresada de información, y sugirió que la pequeña cantidad de animales empleados en el estudio son insuficientes para producir datos definitivos.

Al pasar de rarezas biológicas a formar parte de la dotación de los rebaños, los animales clonados inician otra discusión vital para el futuro de la alimentación humana. En la actualiad se clonan, además de vacunos y ovinos, cerdos, cabras y otros animales, si bien no se informa adecuadamente si el objetivo de la clonación es producir animales con destino al consumo o para la industria farmacéutica.

Tampoco es de conocimiento público el tipo de alimentación que reciben; si es pastura natural, silvestre, piensos industriales o plantas genéticaemte modificadas.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.