Oct 25 2023
127 lecturas

Sociedad

Colombia: Pobreza, desigualdad e insurgencia popular

A partir de las recientes cifras del Dane sobre la insuficiencia de ingresos monetarios y las condiciones de injusticia social reinante en Colombia en el a帽o 2022, se reconfirma que el mayor fracaso hist贸rico acumulado como pa铆s, es la tr谩gica y constante situaci贸n de pobreza y desigualdad que causa diversos conflictos sociales y violencias.

Un mito que se desmorona

El mito del Estado y el desarrollo capitalistas que acabar谩n con la pobreza y la desigualdad se derrumb贸1, en el mundo y en Colombia, la mayor铆a de su poblaci贸n padeciendo los rigores.

Ni siquiera sociedades que han sido testigos de prosperidad sin precedentes, como los Estados Unidos, principal potencia econ贸mica, pol铆tica, cient铆fica y militar en el mundo, han podido desterrar la pobreza, la desigualdad y los conflictos entre clases sociales de sus fronteras. Colombia: aumentan la pobreza e indigencia en 2019

El PIB se ha multiplicado varias veces en los 煤ltimos 100 a帽os; a煤n m谩s espectacular ha sido el crecimiento de la riqueza y el consumo en el pa铆s norteamericano, pero sistem谩ticamente m谩s del 12 por ciento de sus ciudadanos ha seguido en la pobreza durante todo este largo per铆odo de hiperprosperidad. Estados Unidos tambi茅n tiene la mayor disparidad de ingresos entre las naciones industrializadas occidentales; el 铆ndice o coeficiente de desigualdad Gini tiene un valor de 0,415 (un 铆ndice de Gini de 0 representa una equidad perfecta, mientras que un 铆ndice de 1 representa una iniquidad perfecta).

En Colombia, por su parte, durante el per铆odo 1950-2022, el PIB per c谩pita se multiplic贸 por 3,8 veces. En paralelo, durante el siglo XX y lo corrido del XXI, aumenta el tama帽o del Estado, que cada vez maneja una proporci贸n mayor del producto interno: con un m铆nimo de 5,4 por ciento en 1947 y un m谩ximo de 29,6 en 2024 (seg煤n proyecto del PGN).

En el per铆odo 1950-2022 el promedio del grado de incidencia de la pobreza por ingresos monetarios insuficientes es de 58,3 por ciento; un m谩ximo registrado en los a帽os 1953-54 de 87 por ciento y un m铆nimo de 34,7 por ciento en 2018; a partir de este 煤ltimo a帽o el grado de pobreza vuelve a aumentar: en 2022 su nivel fue de 36,6 por ciento. El Coeficiente de Gini en el per铆odo 1950-1922 registra un valor promedio de 0,518; con un valor m铆nimo de 0,4 durante los a帽os 1950-54 y un m谩ximo de 0,609 en 1963; en 2022 present贸 un valor de 0,556.

Colombia, pobreza y desigualdad 2021-2022

En 2022, por ejemplo, en el total nacional, la pobreza monetaria fue de 36,6 por ciento y la pobreza monetaria extrema de 13,8. Al determinar los niveles de pobreza, se compara el valor per c谩pita de ingreso o gasto en el hogar con el valor de una canasta m铆nima denominada l铆nea de pobreza, Informe revela aumento de la pobreza en Colombia en 2020 | Noticias | teleSURla cual indica el costo per c谩pita m铆nimo (establecido oficialmente por el gobierno) de una canasta b谩sica de bienes y servicios en un 谩rea geogr谩fica determinada. La l铆nea de pobreza monetaria extrema es el valor en dinero que necesita una persona mensualmente para adquirir una canasta b谩sica alimentaria que le provea el m铆nimo requerimiento cal贸rico para subsistir.

En 2022, la pobreza monetaria fue 3,1 puntos porcentuales menor a la registrada en 2021, cuando fue del 39,7 por ciento; en consecuencia, entre 2021 y 2022, 1,3 millones de personas salieron de esa condici贸n de pobreza. En 2022, en el total nacional, 18.331.941 personas estaban en situaci贸n de pobreza monetaria y en 2021 el registro era de 19.634.410.

En 2022, la pobreza monetaria extrema fue 0,1 puntos porcentuales superior a la registrada en 2021, cuando fue del 13,7 por ciento. En 2022, en el total nacional, 6.904.501 personas estaban en esa situaci贸n de pobreza y en 2021 hab铆a 6.773.594; por tanto, 130.907 personas adicionales entraron a la pobreza monetaria extrema. En 2022, la incidencia de este tipo de pobreza en los centros poblados y rural disperso representaba 2,1 veces la incidencia en las cabeceras (23,3 % frente a 11,0 %).

Un guarismo que no es id茅ntico en todas las regiones del pa铆s. En 2022, las ciudades que experimentaron mayor pobreza monetaria fueron Quibd贸 con el 62,3 por ciento, seguida de Sincelejo, con el 49,5. Por su parte, Manizales A.M. y Cali A.M. con el 20,6 y el 24,0 por ciento, respectivamente, fueron las ciudades que presentaron menor incidencia.

La ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria extrema en 2022 fue Manizales A.M., con el 4,0 por ciento, seguida de Medell铆n A.M., con el 5,3. La ciudad con mayor incidencia de pobreza monetaria extrema en 2022 fue Quibd贸, con el 31,7 por ciento, seguida de Riohacha, con el 23,3.

Una posible hip贸tesis para explicar la reducci贸n global de la pobreza y su aumento extremo entre los a帽os 2021-2022 es la masiva emigraci贸n de nacionales, que se duplic贸 en 2022, llegando a 547.000 personas (seg煤n cifras de Cerac). Quienes salen del pa铆s para buscar oportunidades de mejorar su vida y encontrar trabajo, son j贸venes entre 18 y 29 a帽os de edad, profesionales desempleados de estratos socioecon贸micos medios (los pobres extremos, sin educaci贸n ni recursos dif铆cilmente pueden irse al extranjero).

La emigraci贸n puede haber tenido tres efectos: reducir la oferta laboral y por tanto bajar la tasa de desempleo; mejorar el 铆ndice de trabajo informal; disminuir el grado de incidencia de la pobreza monetaria. La ca铆da en la tasa de desempleo de 15,5 por ciento promedio en 2021 a 12,2 durante 2022 tambi茅n contribuy贸 a la reducci贸n de la pobreza monetaria global.

El instrumento que se emplea para calcular la desigualdad de un determinado pa铆s, es el 铆ndice o coeficiente de Gini, que es una f贸rmula para medir la disparidad de ingresos entre los miembros de una sociedad y que revela la desproporci贸n entre los ingresos de los m谩s ricos y los m谩s pobres. En 2022, en el total nacional tal Gini fue 0,556. En 2021 fue de 0,563. A su vez, en 2022 el Gini en cabeceras municipales fue 0,538 y en 2021 fue 0,548. Por su parte, en los centros poblados y zonas rurales dispersas fue 0,479 para 2022 y en 2021 este coeficiente fue 0,462.

El grado de incidencia de la pobreza monetaria y la disparidad de ingresos entre los m谩s ricos y los m谩s pobres esta correlacionada con factores pol铆ticos (pol铆ticas tributarias y gasto social-laboral) y econ贸mico-demogr谩ficos (crecimiento del PIB, aumento de la poblaci贸n, mercado laboral, ingresos y poder adquisitivo real o 铆ndice de precios al consumidor (tabla 1).

Para develar lo que hay detr谩s de esto, nos valemos de una matriz de correlaci贸n, que es una herramienta estad铆stica que muestra la intensidad y la direcci贸n de la relaci贸n entre dos o m谩s variables. De acuerdo con la matriz de correlaciones que toma como evidencia factual los datos de 1950 a 2022, la incidencia de la pobreza por ingresos insuficientes est谩 asociada positiva y significativamente con el ritmo de crecimiento de los precios de los bienes y servicios (inflaci贸n) y, por tanto, con la p茅rdida del poder adquisitivo de los ingresos y salarios (el valor de la canasta familiar se hace m谩s costosa; en consecuencia, crece el valor de la l铆nea de pobreza).

La correlaci贸n registra un valor inverso (aumenta una variable y, a la vez, disminuye el valor de la otra variable relacionada) con el coeficiente de desigualdad (al aumentar la pobreza puede reducirse la desigualdad por la ca铆da de ingresos de la clase media vulnerable: equidad por lo bajo); la mayor presi贸n fiscal o impositiva y el gasto p煤blico socio-laboral tambi茅n inciden en la reducci贸n de la pobreza monetaria; el crecimiento del PIB per c谩pita (PIB/Poblaci贸n) tiende a Colombia: Pol铆ticas p煤blicas para aumentar las desigualdadesreducir el grado de pobreza monetaria pero a un nivel de significancia bajo; finalmente, el grado de pobreza monetaria puede aumentar a pesar de la reducci贸n de la tasa de desempleo debido a la precariedad de ingresos, inestabilidad y peso significativo que registra el trabajo informal entre nosotros (El Dane inform贸 que la proporci贸n de trabajadores informales en el pa铆s fue de 58,2% para el trimestre septiembre-noviembre de 2022, equivalente a 13,1 millones de personas).

En resumen, la reducci贸n en la condici贸n de pobreza monetaria y su evoluci贸n est谩 asociada con factores pol铆ticos (ausencia de corrupci贸n, burocracia, clientelismo y asistencialismo, eficiencia y eficacia de la pol铆tica fiscal y socio laboral, de una parte, y de la justicia distributiva, de otra) y econ贸micos (estabilidad de precios de la canasta familiar, mercado laboral inclusivo, suficiente y dignificante, crecimiento relativo de la econom铆a a un ritmo superior del aumento de la poblaci贸n, esto es, elevaci贸n del ingreso per c谩pita).

Por tanto, un Estado eficiente, eficaz, transparente pol铆ticamente y generador de oportunidades y capacidades tendr铆a un efecto significativo en la reducci贸n de la pobreza monetaria y las iniquidades; de manera complementaria, una econom铆a con estabilidad de precios y que favorezca la inclusi贸n y la generaci贸n de empleo digno y decente en las cantidades requeridas tambi茅n tiene efectos positivos y significativos en eliminar la incidencia de la pobreza monetaria al elevar o mejorar los bajos e insuficientes ingresos de los hogares.

Econom铆a, mercado laboral, inflaci贸n y pobreza

Qu茅 viene en materia de inflaci贸n para Colombia? Esto dicen los expertosEn estad铆stica, la regresi贸n lineal es un modelo matem谩tico usado para aproximar la relaci贸n de dependencia entre una variable dependiente (la pobreza monetaria por ingresos insuficientes, en nuestro caso de an谩lisis) respecto a otras variables independientes: concentraci贸n del ingreso, presi贸n fiscal o tributaria, proporci贸n del gasto socio-laboral respecto al PGN, Inflaci贸n o IPC, tasa de desempleo y evoluci贸n del ingreso per c谩pita. Este m茅todo es aplicable en muchas situaciones en las que se estudia la relaci贸n entre dos o m谩s variables o predecir un comportamiento (gr谩ficos 1 y 2).

El coeficiente de determinaci贸n (R虏) es una medida utilizada para explicar cu谩nta variabilidad de un factor dependiente puede ser causada por su relaci贸n con otros factores independientes. La correlaci贸n entre la pobreza monetaria (variable dependiente) y el crecimiento del PIB per c谩pita anual, la inflaci贸n anual (IPC) y la tasa promedio anual del desempleo (variables independientes o explicativas) tiene un valor de 47,2 por ciento.

Por tanto, el 52,8 por ciento de los cambios de la pobreza es explicado por otras variables no contempladas en el modelo. La reducci贸n en la pobreza monetaria est谩 causada principalmente por la disminuci贸n en la tasa de desempleo (el valor del coeficiente es de -2,42); y, en menor medida por el crecimiento del PIB per c谩pita (-0,93). El aumento de la inflaci贸n determina de manera directa el crecimiento de la pobreza monetaria (0,28).

Presi贸n fiscal o tributaria, gasto social, pobreza y distribuci贸n

Como se explic贸, la regresi贸n lineal es una t茅cnica de an谩lisis de datos que predice el valor de cifras desconocidas mediante el uso de otro valor de datos relacionado y conocido. El coeficiente de determinaci贸n (R虏) entre los cambios en la pobreza monetaria y el coeficiente de concentraci贸n Gini, el grado de presi贸n fiscal, tributaria o impositiva y el porcentaje del gasto socio-laboral respecto al PGN tiene un valor explicativo de 93,1 por ciento.

Las variables pol铆ticas tienen una fuerza explicativa superior a las variables econ贸micas. La justicia social o la igualdad registran el mayor impacto en la reducci贸n de la pobreza monetaria: el coeficiente tiene un valor de -16,9. La participaci贸n del PGN en el PIB registra un valor de -1,47; el coeficiente del gasto socio-laboral es inferior: -0,57.

Pobreza e insurgencia popular

En los dos siglos de la historia independiente del pa铆s, coexisten conflicto armado y democracia, desarrollo econ贸mico y desigualdad social, modernizaci贸n y violencia, integraci贸n territorial y exclusi贸n de clases populares, concentraci贸n del poder olig谩rquico y subordinaci贸n del pueblo, participaci贸n pol铆tica y represi贸n, acumulaci贸n capitalista y pobreza, fortalecimiento del Estado y aumento de la burocracia y la corrupci贸n.

Una de las funciones cruciales del Estado en su asociaci贸n con la clase econ贸micamente dominante consiste en regular los conflictos de clase, asegurar la estabilidad del orden social y apoyar la acumulaci贸n de capital. A partir de la Constituci贸n de 1991, el Estado se ha caracterizado por el asistencialismo, asumiendo en mayor grado la satisfacci贸n de las necesidades socio-laborales. Durante el per铆odo 1950-2022, el gasto socio-laboral en relaci贸n al total del Presupuesto General de la Naci贸n (PGN) registra un valor promedio de 32,4 por ciento; el coeficiente de variaci贸n es de 31,8 por ciento; el rango de proporci贸n del gasto en esta funci贸n estatal es de 35,7 puntos porcentuales, con un m铆nimo de 11,4 por ciento en el a帽o 1955 y un m谩ximo de 47,1 en 1974.

Los diferentes gobiernos, independientemente de su ideolog铆a pol铆tica, se han inclinado por aumentar la tributaci贸n indirecta (como el IVA o el impuesto al consumo), f谩cil de cobrar, para evitar tensiones muy fuertes con los empresarios, los grupos m谩s ricos y la oligarqu铆a dominante.

El modelo social y econ贸mico se ha caracterizado por un contubernio entre los intereses e ideolog铆a de las oligarqu铆as liberal-conservadora, apoyando a los empresarios y confiando, seg煤n la ideolog铆a dominante, en que sus inversiones crean empleo e ingresos para toda la poblaci贸n.

La intervenci贸n estatal, aunque mantiene su ret贸rica de la lucha por la distribuci贸n del ingreso, se concentra en crear condiciones favorables para la inversi贸n privada, aupar las actividades extractivas y de explotaciones minero-energ茅ticas y en un asistencialismo social cada vez m谩s amplio y focalizado en los sectores m谩s pobres, ligado al clientelismo, la burocracia, las empresas electorales, la corrupci贸n y la impunidad.

El hecho que la pobreza extrema aumenta en los a帽os 2021-2022 y que el 铆ndice de desigualdad del pa铆s sea uno de los m谩s altos en el mundo permite concluir que la pol铆ticas p煤blicas socio-laborales son ineficientes, ineficaces y regresivas, en tanto el modelo de desarrollo es concentrador del ingreso y la riqueza, adem谩s de poco generador de empleo decente y digno.

A partir de 1991, la Constituci贸n Pol铆tica cre贸 el marco jur铆dico para que parte de los recursos del Estado se orientara al pago de subsidios para reducir la desigualdad y la pobreza en el disfrute de derechos econ贸micos y sociales, que abrieron tambi茅n la puerta a nuevas formas de burocracia, clientelismo, corrupci贸n, especulaci贸n y oportunidades de negocios y beneficios al gran capital.

Una din谩mica que lleva a que el modelo econ贸mico y pol铆tico de desarrollo vigente sea concentrador e injusto. El crecimiento en el ingreso per c谩pita no reduce la pobreza ni mejora la iniquidad de manera significativa. El coeficiente de desigualdad Gini est谩 correlacionado de manera positiva pero poco significativa con la proporci贸n del gasto p煤blico socio-laboral (0,07); la tasa de desempleo (0,37); y el crecimiento del ingreso per c谩pita (0,22); en consecuencia, el modelo econ贸mico y el precario mercado laboral favorecen la concentraci贸n del ingreso y la riqueza en Colombia.

En resumen, la pobreza generalizada y las desigualdades extremas son unas de las grandes tragedias de la sociedad colombiana y constituye uno de los mayores fracasos en el modelo de desarrollo y el sistema pol铆tico, adem谩s porque son factores causantes del conflicto social cr贸nico y de las diferentes y complejas violencias. La pobreza monetaria est谩 asociada org谩nicamente con la desigualdad socioecon贸mica, por tanto no pueden analizarse ni intervenirse de manera independiente una u otra.

La pol铆tica fiscal equitativa y progresiva (ingresos y gastos), la calidad del gasto socio-laboral (eficiencia, eficacia, universalidad, accesibilidad, oportunidad y pertinencia) y la democracia participativa radical (ciudadan铆a universal, igualdad, libertad, solidaridad, pluralidad e inclusi贸n) son fundamentales en el enfrentamiento de esa dupla que arrincona en la infelicidad a millones de connacionales.

La relaci贸n entre pobreza, desigualdad, mercado laboral, calidad de las pol铆ticas p煤blicas y crecimiento econ贸mico y demogr谩fico sostenibles permiten concluir que son problemas sist茅micos y complejos que requieren de transformaciones estructurales del Estado, la democracia, la soberan铆a popular y del modelo de desarrollo.

Una realidad con ra铆ces de origen e hist贸ricas. La naturaleza del Estado se ha definido desde 1821 como Republicana, popular y democr谩tica; el r茅gimen pol铆tico es constitucionalista. En consecuencia, la naturaleza del Estado deber铆a estar orientada por los valores de igualdad, justicia social, libertad real, democracia efectiva y dignidad humana; los cuales, por su parte, dar铆an contenido a los fines de la emancipaci贸n, la soberan铆a popular y del sistema republicano.

No obstante, el poder pol铆tico, econ贸mico e ideol贸gico ha estado monopolizado y usurpado por las clases olig谩rquicas (bien sea liberal o conservadora, o en alianzas estrat茅gicas entre los dos partidos del 鈥渆stablecimiento鈥 y sus ramificaciones), en detrimento de las necesidades e intereses de las clases populares y trabajadoras. Los reg铆menes pol铆ticos hegem贸nicos han sido capitalista o neocolonial-feudal, en contubernio estructural. Con la promulgaci贸n de la Carta pol铆tica de 1991 se intent贸 que el Estado adquiriera, por primera vez, un car谩cter social y democr谩tico de derecho, fundamentado en el poder soberano de su pueblo (Pre谩mbulo CP).

Una realidad con significativas implicaciones, toda vez que la pobreza, la desigualdad y la violencia socaban la democracia participativa y atentan contra la dignidad humana, a la vez que violan los derechos humanos. Como lo se帽ala la fil贸sofa y polit贸loga belga Chantal Mouffe, el eje central del conflicto pol铆tico, econ贸mico e ideol贸gico contempor谩neo est谩 entre el populismo socialista y el populismo de derecha.

Por consiguiente, s贸lo mediante la construcci贸n de un 芦pueblo禄 鈥搖na voluntad colectiva popular que resulte de la movilizaci贸n de los afectos comunes en defensa de la igualdad, la justicia social, la democracia radical y la dignidad humana鈥 podremos combatir las pol铆ticas, el sistema econ贸mico y la ideolog铆a que promueve la oligarqu铆a a trav茅s del populismo de derecha y el modelo neoliberal2. La insurgencia pol铆tica, econ贸mica e ideol贸gica de las clases populares son las 煤nicas que pueden hacer realidad los principios fundamentales (T铆tulo I) y los derechos, garant铆as y deberes (T铆tulo II) consagrados en la Carta Magna de 1991.

Notas

1聽聽 Nandy, Ashis. (2011). Im谩genes del Estado. Cultura, violencia y desarrollo. Fondo de Cultura Econ贸mica, M茅xico, p. 122.

2聽聽 Mouffe, Chantal. (2018). Por un populismo de Izquierda. Siglo XXI editores, Argentina.

 

* Economista y fil贸sofo. Integrante del comit茅 editorial de los peri贸dicos desdeabajo y Le Monde diplomatique, edici贸n Colombia.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.