Jul 31 2022
270 lecturas

Pol铆tica

Colombia-Venezuela y el dif铆cil camino de rehacer confianza

El pr贸ximo presidente colombiano Gustavo Petro afirm贸 que va a reanudar las relaciones con su vecino del norte, Venezuela, con el que comparte 2.218 quil贸metros de desiertos, r铆os, monta帽as y ecosistemas de frontera com煤n, pero los siete pasos que interconectan a los dos pa铆ses est谩n cerrados y las relaciones rotas desde febrero de 2019.

Mientras, Colombia, socio privilegiado de Estados Unidos en Am茅rica Latina, sigue albergando ocho bases militares estadounidenses y ha sido cabecera de los intentos desestabilizadores del gobierno venezolano, siguiendo la hoja de ruta marcada por Washington.

A la espera de la reapertura de la frontera entre Venezuela y Colombia, propuesta por Petro, ciudadanos y comerciantes de ambos lados de la frontera perfilan proyectos, trazan objetivos, eval煤an la posible creaci贸n de una Zona Econ贸mica Especial, y procuran superar los retos para reconstruir la tensa relaci贸n bilateral golpeada durante a帽os. Hay disposici贸n a iniciar una nueva etapa de relaciones, que permita reconstruir la confianza mutua.

El desarrollo formal de las actividades en una frontera viva de gran intercambio social, cultural y con profundos lazos familiares, tambi茅n tiene el desaf铆o de batallar contra mafias y grupos criminales que imponen pr谩cticas ilegales.

Pero no se puede reducir la estrategia simplemente a las relaciones diplom谩ticas o comerciales entre los gobiernos centrales, y el nuevo gobierno tendr铆a que comenzar por garantizar, coordinado con su par venezolano, que los pasos fronterizos formales est茅n abiertos y su regulaci贸n sea acordada entre los dos pa铆ses.

Cabe recordar que el enfrentamiento se volvi贸 una especie de querella entre los dos jefes de Estado, Nicol谩s Maduro e Iv谩n Duque, con mutuos se帽alamientos, insultos y medidas. Duque, en enero de 2019, reconoci贸 y apoy贸 a Juan Guaid贸 como presidente interino y asumi贸 la estrategia de Donald Trump de hacer un cerco diplom谩tico para provocar la ca铆da de Maduro. Pese a sus esfuerzos y la ayuda y financiamiento Washington, no lo logr贸.

Duque no permitir谩 que Nicol谩s Maduro ingrese a Colombia para la posesi贸n de Gustavo Petro - InfobaeLas modalidades en las que circula ese 茅xodo poblacional desde Venezuela hacia Colombia requieren que no sigan pasando por trochas ni pasos informales. La relaci贸n entre Colombia y Venezuela ha sido la de dos pa铆ses con una articulada frontera y una amplia poblaci贸n binacional, pues cada uno ha sido el mayor destino migratorio del otro, as铆 como con gran dinamismo comercial y muy buena integraci贸n econ贸mica.

Es necesario que los puentes internacionales funcionen plenamente para que fluya el comercio legal y se reconstruyan las interacciones econ贸micas, que se generen empleos, que se ayuden a superar problemas de contrabando, econom铆as ilegales y criminalidad que aprovecha ese cierre de pasos fronterizos formales.

Tambi茅n la reapertura de los consulados en ambos pa铆ses es crucial. Eso implica que cada pa铆s tenga capacidad para atender a sus nacionales en el otro pa铆s. Esos consulados tienen que ser abiertos de manera inmediata para que todas esas poblaciones compartidas puedan regularizar su situaci贸n, ejercer derechos fundamentales y tener oportunidades.

Obviamente, es fundamental reactivar el comercio binacional. Si bien en 2021 se generaron muchos acercamientos entre los gremios econ贸micos de ambos lados, que permitieron aumentar el uso de los procesos aduaneros en Maicao y Paraguach贸n, los 煤nicos que est谩n permitidos, y lograron aumentar la carga y el comercio, la inversi贸n de muchos colombianos, estimulando la producci贸n econ贸mica del lado venezolano.PARAGUACH脫N 鈥 Concesi贸n Santa Marta Paraguach贸n S.A.

Para la acad茅mica colombiana Socorro Ram铆rez, el nuevo gobierno tiene que partir de las din谩micas para la reapertura de los pasos fronterizos generadas por las c谩maras de comercio y los gremios econ贸micos, que han propuesto una hoja de ruta para revivir buena parte de esa positiva reintegraci贸n econ贸mica.

A帽adi贸 que es clave el env铆o de las representaciones diplom谩ticas de un pa铆s, pero eso no basta. Se debe comprender que las relaciones no se agotan entre Bogot谩 y Caracas, sino que se trata de un esfuerzo de reconstrucci贸n de la relaci贸n interinstitucional que ha sido rota en un momento complicado de aumento de ese 茅xodo poblacional.

Adem谩s, hay comunidades ind铆genas compartidas, cuyo territorio es claramente transfronterizo. Y la representaci贸n diplom谩tica tiene que entender la complejidad de la relaci贸n y ayudar a que se aplique una pol铆tica integral.

Diversos analistas apuntan que el tema ambiental es decisivo, dadas聽 varias emergencias ambientales en ecosistemas compartidos, como por ejemplo en el Perij谩. Y se debe revivir la Comisi贸n Negociadora, la Comisi贸n en que dialogan militares y polic铆as para asuntos binacionales y fronterizos, que sin duda ayuda a construir la relaci贸n para que no se quede simplemente en un intercambio entre los dos presidentes.

La ruta para el restablecimiento de las relaciones fronterizas se inici贸 en 2021 con la instalaci贸n del Consejo Binacional Intergremial del Eje Fronterizo Norte de Santander-T谩chira. Luego se concret贸 el Encuentro Empresarial Acuerdo de la Frontera 2022 firmado por Fedec谩maras T谩chira y el Comit茅 Intergremial del Norte de Santander en San Crist贸bal, estado T谩chira, en coordinaci贸n con las autoridades de ambos pa铆ses.

Paramilitarismo y EU

El Clan del Golfo' de Colombia: "Las masacres est谩n abolidas" | InternacionalPensar el restablecimiento de las relaciones diplom谩ticas tambi茅n desde el escenario de la lucha contra el paramilitarismo exige una caracterizaci贸n de los grupos armados que ejecutan operaciones encubiertas en la frontera, que recientemente obligaron al presidente venezolano Nicol谩s Maduro a extender la Operaci贸n Escudo Bolivariano contra el paramilitarismo al oriente venezolano.

La multiplicidad y complejidad de actores pol铆ticos, econ贸micos, gubernamentales, policiales, militares, sociales, e incluso exguerrilleros de las antiguas FARC-EP que son parte de la realidad binacional, dificultaron consensos m铆nimos de convivencia. El posicionamiento geopol铆tico de Estados Unidos para tomar el poder en Venezuela pasa por la frontera con Colombia y apunta al Arco Minero del Orinoco como un enclave de extracci贸n incluso m谩s estrat茅gico que los pozos petroleros, se帽ala Danna Urdaneta.

El paramilitarismo en Colombia surgi贸 en 1951 como dispositivo de guerra sucia del Estado y, lejos de combatir a los grupos insurgentes, ejecutaron hecatombes sociales para dar v铆a libre a las transnacionales y a las ganancias de los 鈥済randes cacaos鈥 colombianos. Obviamente, la expansi贸n paramilitar en Venezuela no persigue a las guerrillas.

La Fundaci贸n Progresar 鈥揹efensora de derechos humanos en Norte de Santander- denunci贸 que el grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas 鈥搈谩s conocido como Clan del Golfo-, tiene presencia en 12 departamentos de Colombia, en especial en La Guajira y el 谩rea rural de C煤cuta en Norte de Santander, ambos frontera con Venezuela, c贸nsono con el reposicionamiento geopol铆tico de Estados Unidos contra Venezuela a trav茅s de fuerzas mixtas serviles a sus intereses.PRIMERAS IM脕GENES: El l铆der del Clan del Golfo, alias 'Otoniel', sonr铆e ante las c谩maras poco despu茅s de ser capturado en Colombia - RT

Estas est谩n integradas por oficiales y soldados estadounidenses del Comando Sur, la Brigada de Asistencia a las Fuerzas de Seguridad, el Comando contra el Narcotr谩fico y Amenazas Transnacionales (Conat) de la Divisi贸n de Aviaci贸n y Asalto A茅reo del Ej茅rcito de Colombia, grupos paramilitares como el D茅cimo Frente, Frente 28 y Frente 45 que usurpan siglas guerrilleras, as铆 como el Clan del Golfo, que tiene tomada la frontera occidental venezolana.

El objetivo estrat茅gico de la expansi贸n iniciada en 2016 es conectar su retaguardia estrat茅gica en el noroccidente colombiano con todos los departamentos fronterizos con Venezuela, igual que se lo plante贸 las Autodefensas Unidas de Colombia en 1999.

Para la Fundaci贸n Progresar la expansi贸n de corredores estrat茅gicos durante el periodo 2019-2021 persigue utilizar a Venezuela y Brasil como pa铆ses de paso para sacar la droga hacia Australia o Europa. El posicionamiento paramilitar en departamentos de Arauca, Vichada, Guain铆a conecta con el Arco Minero del Orinoco, riquezas que grupos econ贸micos legales e ilegales pudieran legalizar en el territorio colombiano como puerto y punto de exportaci贸n del oro venezolano y otros recursos.

El an谩lisis indica que no solo desde el Urab谩, sino tambi茅n desde las estructuras paramilitares de las regiones cocaleras del Meta y Guaviare, hubo participaci贸n de la incursi贸n reciente en C煤cuta expresada en la toma paramilitar del Clan del Golfo de mayo de 2022.

*Soci贸logo venezolano, Codirector del Observatorio en Comunicaci贸n y Democracia y analista senior del聽Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.