Oct 19 2022
134 lecturas

Política

Crisis de legitimidad: Los conservadores británicos lamentan haber elegido a Liz Truss

Con el actual caos político en el palacio de Westminster dominando los titulares de la prensa, una nueva encuesta de YouGov Political Research sobre los miembros del gobernante partido Conservador, encontró un remordimiento significativo entre los miembros del partido en torno a su decisión de setiembre de elegir a Liz Truss, como primer ministra.

La mayoría de los miembros del partido dicen que no volverían a respaldar a la primer ministro si tuvieran la oportunidad de repetir esa designación: el 55 % de los miembros dice que esta vez respaldaría a Rishi Sunak, y solo el 25 % apoyaría a Truss.Carlos III y Truss, en Buckingham: la Casa Real muestra muy pocas veces la escena de este viernes | El HuffPost Internacional

Solo la mitad de los que respaldaron a Truss como la elección de liderazgo dicen que lo harían nuevamente (50%). Una cuarta parte cambiaría su voto a Sunak (24%), mientras que el 22% no podría decidirse a votar.

Un 83% de los miembros conservadores dicen que a Truss le está yendo mal como primera ministra, incluido el 72% de los que votaron por ella en la contienda electoral de liderazgo de verano. Solo el 15% piensa que le está yendo bien.

Cerca de dos tercios de los miembros del Partido Conservador (64%) dicen que a Truss le está yendo peor de lo que esperaban como líder. Esto incluye al 70 % de los que respaldaron a Truss en el verano, así como al 56 % de los que respaldaron a su rival Rishi Sunak. Dos de cada cinco simpatizantes de Sunak (42%) creen que a Truss le está yendo “como se esperaba”: mal.

Con los problemas de Liz Truss que continúan aumentando, incluida una encuesta reciente de YouGov que muestra que su favoritismo neto ha caído a -70 entre el público, una nueva encuesta instantánea de miembros del partido conservador muestra que el 55% quiere que la primer ministro renuncie. Apenas dos de cada cinco miembros Rishi Sunak: Who is the former chancellor running to be the next PM? | Estonian Free Pressconservadores (38%) quieren que Truss permanezca en el cargo.

Son números similares a los que recibió su antecesor Boris Johnson, cuando el 59% quería que se fuera y solo el 36% quería que permaneciera en el cargo. Si bien la mayoría de los miembros que votaron por Liz Truss en la reciente elección de liderazgo quieren que se quede (57 %), una minoría sustancial quisiera que se fuera (39 %).

¿A quién querrían para suceder a Liz Truss?

Si Liz Truss cediera a tal presión y renunciara, los miembros conservadores querrían que Boris Johnson regresara para reemplazarla. Uno de cada tres (32%) dice que él es la persona que más le gustaría asumir, seguido por el 23% del ex canciller y rival de liderazgo Rishi Sunak y el 10% del secretario de defensa Ben Wallace.

Aquellos que votaron para que Truss asumiera el cargo están particularmente interesados ​​en el regreso de Boris Johnson si ella se fuera: el 44% lo colocó en la parte superior de su lista de posibles sucesores.

En cuanto a su capacidad para manejar el papel de primer ministro, la mayoría de los miembros piensa que cuatro de una lista de 11 posibles sucesores serían buenos reemplazos: Boris Johnson (63%), Ben Wallace (62%), Rishi Sunak (60 %) y el líder de la Cámara de los Comunes Penny Mordaunt (54%).

A muchos conservadores les preocupa que tener que realizar otra elección de liderazgo en caso de que Liz Truss renuncie sería muy mal recibido por el público. El 60% del partido dice que apoyaría a los parlamentarios que respaldan a un solo candidato de unidad sin la necesidad de una elección en caso de que Liz Truss renuncie. Uno de cada tres (37%) se opondría a esto.

Los miembros del partido están divididos sobre si estaría bien replicar el formato anterior de elección de liderazgo, con el 45% diciendo que apoyaría a los parlamentarios que reducen la lista de candidatos a dos para que voten los miembros del partido, y el 50% se opuso.

Menos populares serían los candidatos que eluden las reglas para evitar que una elección pase a la etapa de membresía del partido. En este escenario, los parlamentarios presentarían dos candidatos, pero el candidato que obtuviera el apoyo más bajo en la ronda final de votación de los parlamentarios se retiraría de la carrera, lo que convertiría al otro candidato en el ganador automático según las reglas actuales. La mitad (52%) se opondría a tales maniobras, con un 40% a favor.

Sin duda, un agitado comienzo de reinado para Carlos III.

* Periodista chilena residenciada en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.