Mar 5 2022
137 lecturas

Pol铆tica

DOSSIER: Ucrania, escenario de las disputas globales

馃敶 Guerra Rusia-Ucrania, en vivo: el ej茅rcito ruso ya est谩 en Kiev | TN驴Qu茅 pasa en Ucrania?

Paula Gim茅nez y Mat铆as Caciabue*

El enfrentamiento b茅lico que se desarrolla en Ucrania, guarda estrecha relaci贸n con el car谩cter profundamente contradictorio de la crisis org谩nica y estructural que atraviesa el sistema capitalista, acentuada desde la pandemia. Ucrania es, tambi茅n en ese marco, el escenario de las disputas mundiales.

Observamos que la cuarta revoluci贸n industrial modific贸 la estructura productiva mundial, aceler贸 los tiempos sociales de producci贸n y acort贸 los tiempos de circulaci贸n de las mercanc铆as (incluyendo la fuerza de trabajo). Este acortamiento deviene en una disminuci贸n en el tiempo social de producci贸n que asume un car谩cter estrat茅gico, ya que la esfera de la circulaci贸n, por definici贸n, es un momento de desvalorizaci贸n del sistema.

Este desarrollo de las fuerzas productivas trajo aparejada la consolidaci贸n de una nueva 鈥淎ristocracia Financiera y Tecnol贸gica鈥, que va tejiendo un entramado de redes productivas y cadenas de suministros que pasan de un momento productivo de car谩cter m谩s vertical, a un momento productivo m谩s horizontal, dominando centralmente los puntos estrat茅gicos de la cadenas de valor (como la industria de chips y semiconductores) sumado a una base de producci贸n global com煤n para todas las producciones. Dicha base fue variando en la historia de la humanidad: en el feudalismo fue la tierra, en el capitalismo fue la m谩quina, en esta fase son las plataformas digitales, creadas, controladas y dominadas por esta Nueva Aristocracia.

Sin embargo, esta revoluci贸n en la estructura econ贸mica productiva pareciera expresar un desfasaje de tiempos en relaci贸n a la superestructura jur铆dica, pol铆tica e institucional a nivel mundial. En otras palabras, la revoluci贸n tecnol贸gica no termina de reflejarse en la dimensi贸n pol铆tica y entra en franca contradicci贸n.

Asistimos, entonces, a una nueva din谩mica en las relaciones de poder, donde lo nuevo aparece como oculto, secundario, y lo viejo se muestra como escena principal del conflicto, apareciendo como fetiche. Parafraseando a Gramsci, lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer.

El tel贸n de fondo del conflicto en Ucrania es la guerra interimperialista

Una lectura del conflicto s贸lo desde la dimensi贸n militar, tambi茅n est谩 desfasada de las transformaciones antes mencionadas.

La competencia y las luchas por controlar los tiempos sociales de producci贸n por un lado y por imponer los resortes estructurales de un nuevo orden, por otro, llevan a que cada bloque de poder utilice todo lo que est谩 a su alcance para cumplir su objetivo.

Si la guerra es la continuaci贸n de la pol铆tica por otros medios, esta guerra se expresa como apariencia de una guerra m谩s profunda, por la imposici贸n y conformaci贸n de un nuevo orden mundial. Nos encontramos transitando hacia un momento estrat茅gico-militar en la lucha interimperialista, que se presenta como guerra convencional, pero de fondo es una guerra multidimensional.

Para comprenderlo, es necesario partir de la crisis del 2008, donde el Imperio Angloamericano entr贸 en una decadencia pol铆tica y econ贸mica sin precedentes. La crisis org谩nica, profunda, ten铆a como 煤ltima raz贸n, el direccionamiento de inversiones de los propios capitales angloamericanos, francamente transnacionalizados desde inicios de la d茅cada de 1970, desde el eje Atl谩ntico-Occidental al eje Pacifico-Oriental.

En paralelo, el proceso de desarrollo productivo, a trav茅s de la innovaci贸n cient铆fico tecnol贸gica, logr贸 lentamente pasar de la fase anal贸gica a la fase de digitalizaci贸n, impulsando el desarrollo de lo que se conoce como cuarta revoluci贸n industrial, acelerando enormemente los tiempos sociales de producci贸n y apalancando la financiarizaci贸n exponencial de la econom铆a.

Mientras tanto en el seno de los Estados Unidos, esta crisis tuvo enormes consecuencias; los actores del n煤cleo angloamericano ingresaron en una guerra interna, que se asemeja a la Guerra de Secesi贸n, donde ambas fuerzas son incapaces de expresar sus voluntades.

La salida de los Estados Unidos de Afganist谩n, despu茅s de 20 a帽os de conflicto armado, y la evidente subsidiariedad del Comando Central de las Fuerzas Armadas norteamericanas (USCENTCOM) para la derrota del ISIS en Siria (en manos de la Federaci贸n de Rusia, las fuerzas de Bashar Al-Assad y las autodefensas kurdas), dicen mucho de que en territorio norteamericano, las cosas no est谩n bien.

Queda claro entonces, que luego de la crisis de 2008 hubo realineamientos de actores que dieron como resultado la emergencia de聽 dos alianzas que asumieron car谩cter de contradicci贸n principal. Una alianza inicialmente conformada por China y Rusia, y por otro lado, la alianza desarrollada por Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Jap贸n. En t茅rminos supranacionales, esta contradicci贸n se puede reflejar, entre la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n de Shanghai (OCS) y el Grupo de los Siete (G7), siempre bajo iniciativa angloamericana, algo evidenciado en la reciente conformaci贸n de la alianza militar AUKUS (Au, UK, US).

Tras la pandemia, este 2022 puso en evidencia un segundo momento estrat茅gico de la contradicci贸n principal. Nos referimos a una alianza incipiente, pero que transcurr铆a a paso firme entre China, Rusia y el proyecto estrat茅gico Germano-Franc茅s que conduce a la Uni贸n Europea. Recordemos la participaci贸n de empresas transnacionales francesas, alemanas e italianas en el desarrollo del聽 sector energ茅tico ruso, donde se calcula que ya invirtieron m谩s Rusia captur贸 dos tercios del mercado internacional de la construcci贸n de energ铆a nuclearde 70.000 millones de d贸lares. Este segundo momento es el que se terminar铆a de confirmar con la inauguraci贸n del North Stream II, un gasoducto submarino de 1200 km que conecta el gas del norte de Rusia con el coraz贸n industrial de Europa.

Fueron estos acercamientos, los que generaron preocupaci贸n en el gran capital angloamericano. La puesta en marcha de ese gasoducto aumentar铆a la dependencia energ茅tica de la UE con Rusia, que actualmente ya provee el 40% del gas total consumido en el viejo continente. Tal dependencia obliga al desarrollo de mecanismos de integraci贸n econ贸mica, donde Mosc煤 se convierte en la bisagra de la unidad euroasi谩tica, el puente entre China y Europa.

En ese marco, Joe Biden despleg贸 su pol铆tica multilateral, 鈥渞eparadora鈥 del unilateralismo trumpista. Brind贸 se帽ales de querer conducir y repartir el mundo desde el G7, plante贸 la antinomia 鈥渄emocracia-autocracias鈥 y golpe贸 sobre Rusia para que alemanes y franceses aceptaran la incorporaci贸n de Ucrania a la OTAN, una solicitud que el presidente Voldomir Zelenski, de ideolog铆a libertaria, hab铆a vuelto a formalizar en febrero de 2021.

Se podr铆a afirmar que Biden tom贸 medidas estrat茅gicas pero no de car谩cter directo, sino indirecto. Es decir, se utiliza un 鈥減ivote geopol铆tico鈥, en este caso Ucrania, para enfrentar a un 鈥渏ugador estrat茅gico鈥, tal como afirma el estratega globalista m谩s importante de los 煤ltimos tiempos, Zbigniew Brzezinski.

驴Por qu茅 avanz贸 Rusia sobre Ucrania?聽

Antes de preguntarnos por Ucrania deber铆amos intentar responder por qu茅 Rusia est谩 afrontando un enfrentamiento de car谩cter interimperialista. Est谩 claro que la respuesta es multicausal, pero principalmente tiene car谩cter hist贸rico y estrat茅gico: hist贸ricamente Rusia fue derrotada y estrat茅gicamente es el m谩s d茅bil de los tres 鈥渏ugadores estrat茅gicos鈥. Por fuera de su complejo industrial-militar, el pa铆s s贸lo es una potencia energ茅tica. Rusia es un actor rezagado en los tableros tecnol贸gico y comercial.

A esto se suma que la Uni贸n Europea es, para el n煤cleo de poder angloamericano, la base estrat茅gica que le garantiza seguir en carrera en la pelea por la nueva arquitectura global y, por qu茅 no, por un nuevo momento hegem贸nico. En su primer discurso ante el Congreso, Biden fue claro: 鈥淓stamos en competencia con China y otros pa铆ses para ganar el siglo XXI鈥.

El constante incumplimiento de los Acuerdos de Minsk (I y II) por parte de los Estados Unidos y la OTAN, desde su firma en 2014 luego del conflicto por el control de Crimea, han mantenido en alerta a la cautelosa Rusia. La finalizaci贸n de la megaobra del gasoducto North Stream II actu贸 como 鈥渉echo maldito鈥, para que la presi贸n se incremente y aparezca sobre la agenda la posibilidad de que Ucrania finalmente se incorpore a la alianza militar noratl谩ntica.

Como expresi贸n de la guerra multidimensional, adquiere particular importancia la violencia ejercida por grupos paramilitares neofascistas, del ultranacionalismo ucraniano (que el propio presidente Zelenski personifica), sobre los habitantes de la regi贸n hist贸rica y cultural del Donbass ubicado en el este del pa铆s, habitado mayoritariamente por rusoparlantes. Esa violencia sistem谩tica desencaden贸 una guerra civil, un conflicto armado de 鈥渂aja鈥 intensidad, a la que hicieron vista gorda desde Kiev y que ya cuenta m谩s de 15 mil muertos en ocho a帽os.

Ante esta ininterrumpida provocaci贸n por parte Kiev, ahora con el benepl谩cito de Biden y la OTAN, la Federaci贸n de Rusia acude a su Doctrina de Defensa Nacional establecida en 1993, la cual contempla 鈥渙peraciones militares especiales鈥 para protecci贸n de minor铆as rusas en pa铆ses fronterizos. Mosc煤 actu贸 militarmente de esa manera en 2008 en la Rep煤blica de Georgia para defender la regi贸n rusohablante de Osetia del Sur, de los ataques lanzados por Tiflis, capital de dicho pa铆s, con pretensiones de sumarse a la OTAN.

El conflicto con Ucrania, que inici贸 en 2014 por Crimea, y que ahora vuelve a estallar por el Donbass, tiene el mismo marco. Por su naturaleza operacional, la misma no deja de ser una 鈥渙peraci贸n militar especial鈥 de gran escala. La acci贸n militar rusa no se limit贸 a asistir militarmente a las reci茅n reconocidas Rep煤blicas Populares de Donetsk y Lugansk, los dos Oblast ucranianos (provincias) con asiento en la regi贸n del Donbass. Putin fue m谩s all谩 y decidi贸 avanzar desde Crimea, Bielorrusia y el oeste para atacar a m谩s de 1000 objetivos militares ucranianos en poco m谩s de 72 horas.

Tal acci贸n le di贸 marco al primer momento del conflicto armado. Cual 鈥渂litzkrieg鈥 (guerra rel谩mpago), Rusia derrota militarmente, por ahora, a Ucrania. La acci贸n pudo haberse justificado en que Mosc煤 no quiso quedar atrapado en un conflicto transfronterizo en el Donbass. En otras palabras, Putin no quiso la instalaci贸n de un conflicto armado permanente en su frontera suroccidental. Quiere llegar a Kiev para sentarse a negociar y evitar que se termine de configurar en su frontera un teatro de operaciones similar al escenario sirio.

Pero, en ese extraordinario avance, del 鈥減rimer momento鈥 del conflicto armado, Rusia ve r谩pidamente despertar las fuerzas que buscan su derrota. Ante la presi贸n de la OTAN sobre Europa, Putin comienza a perder relaciones de fuerza. Estados Unidos logr贸 encolumnar tras de s铆 a Europa, cuando Alemania decide suspender la inauguraci贸n del gasoducto y luego acepta quitar a ciertas corporaciones financieras rusas del SWIFT, el sistema encargado de la comunicaci贸n interbancaria mundial, excepto, obviamente el Banco de Gazprom.

Si bien el Kremlin insin煤a anexar Ucrania, es claro que no lo va a hacer. Avanza hasta Kiev para jugar una retirada exitosa, para quedarse con el control directo o indirecto del Donbass y, con ello, de todo el Mar Negro. Esto le permitir铆a correr un poco las fronteras y seguir manejando estrat茅gicamente la regi贸n.

Luego de la acci贸n del pivote geopol铆tico, es decir, luego de la decisi贸n de Putin de accionar sobre Ucrania para defenderse, ocurre un 鈥渟egundo momento鈥 que tiene que ver con el alineamiento de Alemania en la OTAN. Esto tendr谩 un doble efecto: enfrentar a Europa con Rusia y condicionar los movimientos de Alemania para el futuro. Estas maniobras, de car谩cter estrat茅gico, son las centrales para el desarrollo del conflicto, que llevaron a Rusia a responder con una celeridad nunca vista y, hasta cierto punto, inesperada.

La OTAN env铆a 37 000 tropas a la frontera de Ucrania con Rusia | HISPANTVLa OTAN avanza porque 鈥渉uele鈥 una eventual derrota de Rusia. 驴Por qu茅? Porque China act煤a de manera vacilante, probablemente porque teme la aceleraci贸n de los tiempos de su enfrentamiento con EEUU por el dominio mundial, algo para lo que Xi Jinping asumi贸 que todav铆a no est谩n preparados. El env铆o de armamento de Alemania a Ucrania es una acci贸n decisiva, dado que finalmente Estados Unidos posiciona a la conducci贸n de la Uni贸n Europea contra Rusia, alejando la amenaza estrat茅gica de la 鈥渋ntegraci贸n euroasi谩tica鈥.

Las respuestas rusas tienen tambi茅n dos momentos. El primero, disuasi贸n, para luego actuar con car谩cter sorpresivo. Lleva adelante la doctrina rusa, que confiere a las fuerzas armadas 鈥渕isiones especiales鈥 de protecci贸n de los derechos de las minor铆as rusas. El segundo, ya empujado por las maniobras de la OTAN, fundamentalmente luego del alineamiento de Alemania y la asistencia directa a Ucrania de los pa铆ses de Europa del Este (Polonia, Bulgaria, Letonia, entre otros), avanzar ya no solo con operaciones especiales, si no con vistas a tomar Kiev, para que poder, en caso de negociaci贸n, tener mejores condiciones para salvaguardar los territorios estrat茅gicos de Dombas, de Crimea y, por qu茅 no, de Transnistria.

Del lado ucraniano, las acciones militares por ahora no pueden imponerse sobre el poder铆o ruso. La OTAN lo sabe, pero se niega a ingresar de manera directa a Ucrania para no desacreditar el relato internacional sobre la avanzada rusa. Pese a las enormes presiones, pareciera que los gobiernos de Francia y Espa帽a se niegan a escalar el conflicto hasta convertirlo en una guerra mundial, donde los bandos en conflicto tienen armas nucleares y la famosa 鈥渄estrucci贸n mutua asegurada鈥. No por nada, el 4 de marzo Zelenski conden贸 a la OTAN por la falta de acci贸n para proteger a la poblaci贸n ucraniana, declarando que 鈥渓a muerte de todas las personas fallecidas, a partir de hoy, ser谩 tambi茅n su culpa鈥.

Por ahora, las apuestas est谩n por la colocaci贸n de contingentes mercenarios en territorio ucraniano, ahora disfrazados de m谩s de 16 mil 鈥渧oluntarios鈥, y por la ampliaci贸n desmedida de las t谩cticas del soft power, con el mundo entero como 鈥渢eatro de operaciones鈥. No por nada el gobierno de la Federaci贸n de Rusia determin贸 el bloqueo de Facebook y de Twitter en su territorio.

Dos momentos, dos escenarios聽

Dos momentos que se yuxtaponen. El primero, con Rusia lanzando una 鈥渙peraci贸n militar especial鈥 de gran escala. El segundo, la OTAN contragolpeando ante la suspensi贸n de la puesta en marcha del gasoducto North Stream II por parte de Alemania y la distancia que China tiene sobre el conflicto. Son esos momentos los que determinan la existencia de dos posibles escenarios futuribles para la guerra en Ucrania.

El primero de ellos, y el m谩s probable, es al que podr铆amos definir como el 鈥渞epliegue victorioso de Rusia鈥. Mosc煤 retrocede desde Kiev para hacerse del control del Donbass, de manera directa, federando las dos Rep煤blicas Independiente de Donetsk y Lugansk, o indirecta, consiguiendo que Ucrania las reconozca como Regiones Aut贸nomas (algo similar al Kurdist谩n Iraqu铆).

Alemania toma medidas para frenar gasoducto Nord Stream 2El escenario se completa con el freno a las aspiraciones de Zelinski de que Ucrania ingrese a la OTAN. Como posible carta de negociaci贸n, el Kremlin permite el ingreso de la Uni贸n Europea al pa铆s. Al fin de cuentas, Rusia tiene enormes intereses econ贸micos por sostener y desarrollar con Europa y, si su posici贸n de fuerza lo permite, avanzar铆a con desdolarizar el comercio.

El segundo de los escenarios, y el menos probable, es aquel que se impone con un 鈥渙ccidente鈥 ordenado y con China no jugando a tiempo un papel activo. All铆, la Uni贸n Europea decide escalar la guerra, ingresando formalmente a territorio ucraniano para combatir el despliegue de las fuerzas armadas rusas. Estados Unidos har铆a su ingreso s贸lo si logra que China participe del mismo. No faltar谩n las provocaciones sobre Taiw谩n y el mar meridional para conseguirlo. Si todo eso ocurre, estar铆amos hablando del primer conflicto armado interimperialista de car谩cter estrat茅gico en territorio europeo desde 1945, es decir, la Tercera Guerra Mundial.

* * Paula Gim茅nez es psic贸loga y Magister en Seguridad y Defensa de la Naci贸n y en Seguridad Internacional y Estudios Estrat茅gicos. Mat铆as Caciabue es polit贸logo y Secretario General de la Universidad de la Defensa Nacional, UNDEF en Argentina. Ambos son Investigadores del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE)

 

Fotos: El 茅xodo de los refugiados ucranios hacia Polonia y Rumania | Internacional | EL PA脥S

Detr谩s de la Guerra: 驴Qu茅 pasa con las econom铆as latinoamericanas?

Lina Merino Kirilenko y Mar铆a Rizzo*

Las consecuencias del conflicto desatado en Ucrania ya se deja sentir en cada regi贸n del mundo, tanto por que constituye un territorio de relevancia geoestrat茅gica, como por las caracter铆sticas de interconexi贸n del sistema econ贸mico global. La energ铆a y la producci贸n agr铆cola, como sectores fundamentales para la econom铆a global, se ubican en el ojo de la tormenta.

En el marco de la disputa por imponer las reglas de juego en la nueva fase digitalizada-virtualizada del capitalismo global en la que el mundo se encuentra, acelerada a partir de la pandemia de Covid-19, 驴c贸mo reaccionaron las econom铆as mundiales, particularmente la local y las regionales, a la guerra en Ucrania?Estiman en U$S 1.800 M el aumento de ingresos de Argentina por la invasi贸n rusa a Ucrania | Agrovoz jornadas | La Voz del Interior

Los acontecimientos, en pleno desarrollo, prueban, una vez m谩s, que este conflicto se dirime en m煤ltiples dimensiones, m谩s all谩 de una guerra convencional entre ej茅rcitos que pujan por el control de un territorio.

El superciclo de los commodities se afianza con el conflicto

El sector agroalimentario fue uno de los primeros, junto al energ茅tico, en el que impact贸 globalmente el conflicto ucraniano. Parte de los alimentos que el neoliberalismo convirti贸 en commodities, se dispararon en las Bolsas. El precio de la soja, el ma铆z, el trigo y el girasol, saltaron r谩pidamente en la bolsa de Chicago.

Al d铆a siguiente en que Putin reconoci贸 la autonom铆a de las provincias del Donbass, la soja aument贸 un 5%, cotizando a U$S 645 la tonelada en el Mercado de Chicago; el trigo aument贸 U$S 18 la tonelada, hasta los U$S 340; mientras que el ma铆z aument贸 en U$S 13, para alcanzar los U$S 282 por tonelada.

Esto se debe en gran medida a que Ucrania es uno de los pa铆ses del mundo con mayor porcentaje de superficie destinada al cultivo, cerca del 56%. El pa铆s euroasi谩tico, se ubica en el primer lugar a nivel planetario en exportaci贸n de aceite de girasol. En la presente campa帽a deber铆a exportar 6,65 millones de toneladas (Mtn), casi la mitad de la oferta mundial.

En cuanto al trigo, alcanza el tercer lugar en materia de exportaciones, con 24 Mtn de oferta prevista por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para 2021/22, y junto a Rusia proporcionan alrededor del 30% del trigo que se exporta a nivel global. Adem谩s, se situ谩 en el 4掳 lugar en materia de exportaciones a nivel mundial de ma铆z, con embarques proyectados para la presente campa帽a de 33,5 Mtn, por detr谩s de EEUU, Brasil y Argentina.

Los fertilizantes: insumos claves

Conflicto Rusia-Ucrania podr铆a generar escasez mundial y alza de precios de fertilizantes | Blueberries ConsultingEn 2019, la FAO public贸 un informe prospectivo sobre los equilibrios entre oferta y demanda de fertilizantes hasta 2022, un componente determinante para la producci贸n agr铆cola. Seg煤n su an谩lisis, la oferta mundial estar铆a ligeramente por encima de la demanda, lo que provocar铆a una escasez en algunas regiones. Am茅rica Latina era el subcontinente que presentaba m谩s desequilibrios, dada su fuerte dependencia de fertilizantes importados.

Rusia es el principal proveedor de fertilizantes de todo tipo en el mundo. Anualmente exporta cerca de 35 millones de toneladas, por unos U$S 8.100 millones. Aporta el 20% de estos insumos al mercado global, siendo el segundo mayor productor de amon铆aco, urea y potasa, y el quinto mayor productor de fosfatos procesados. El pa铆s representa el 23% del mercado mundial de exportaci贸n de amon铆aco, el 14% de la urea, el 21% de la potasa y el 10% de los fosfatos procesados.

En diciembre de 2021, Rusia anunci贸 la introducci贸n de restricciones a la exportaci贸n de fertilizantes, con vigencia hasta junio de 2022. La estrategia del gobierno de Putin se enmarcar铆a dentro de lo que algunos denominan 鈥渄iplomacia de fertilizantes鈥. Por ejemplo, PhosAgro, una de las principales empresas rusas del sector, anunci贸 que los suministros a Brasil no ser铆an afectados y a principios de febrero, Reuters revel贸 que la misma PhosAgro negociaba acuerdos de suministro con empresas indias.

Un punto central es el hecho de que el gas natural es fundamental para la fabricaci贸n de fertilizantes nitrogenados; un factor determinante para la producci贸n de compuestos como el amon铆aco, otro insumo indispensable para la producci贸n agr铆cola. As铆, la producci贸n y la exportaci贸n de fertilizantes depende en forma directa de la producci贸n y flujo del gas natural.Ministerio de Comercio ruso recomienda a productores de fertilizantes que detengan exportaciones | Euronews

Estos fertilizantes son fundamentales para la agricultura, especialmente para el ma铆z, por lo que ya est谩n en alerta los productores de Iowa, Estados Unidos, pr贸ximos a empezar la campa帽a, mientras que los de Brasil y Argentina, a煤n tienen algunos meses de preparaci贸n, pero ya encendieron las luces amarillas.

Si bien los principales abastecedores de fertilizantes a la Argentina tienen sede en Marruecos, Estados Unidos y China, Rusia aparece en quinto lugar con un 7% del valor total importado. 鈥淪u influencia en los precios mundiales de los fertilizantes es, sin dudas, decisiva鈥, seg煤n un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El pasado 15 de febrero de 2022, coincidiendo con la escalada irreversible de la tensi贸n entre Rusia y Ucrania, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, inici贸 una visita oficial al pa铆s presidido por Putin. Aunque en apariencia era un mal momento para visitas, en realidad el encuentro ten铆a un motivo casi urgente: la dependencia de Brasil de los fertilizantes de Rusia, en un contexto de encarecimiento mundial de estos insumos, aunque la versi贸n oficial brasile帽a se excus贸 en una cita programada mucho antes del empeoramiento de la crisis.

Durante el 2021, el 23% del total de fertilizantes importados por Brasil lleg贸 desde Rusia, la mayor铆a potasa. Si la industria rusa de fertilizantes es alcanzada por las sanciones, -algo altamente probable-, el agro brasilero enfrentar铆a una crisis de abastecimiento con fuerte impacto negativo sobre los rendimientos agr铆colas, principalmente de cultivos como la soja y el ma铆z.

En Colombia, la preocupaci贸n la manifest贸 el presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura de Colombia (CONSA) y el secretario de Agricultura de Antioquia, Rodolfo Correa, qui茅n en declaraciones radiales manifest贸 que 鈥淐olombia necesita de fertilizantes como la urea; que es una mezcla de varios elementos qu铆micos, solo ese producto que consume Colombia, proviene de Rusia en un 29% y de Ucrania en un 13%. El 42% del principal fertilizante agr铆cola de Colombia proviene de los dos pa铆ses que est谩n en guerra鈥.

Luego de un a帽o de subas, el precio de los fertilizantes inici贸 con una baja el 2022El impacto no es solo en Am茅rica, tambi茅n la Uni贸n Europea depende en gran medida del abastecimiento externo de estos insumos. En Francia, se necesita alrededor del 380% m谩s de los fertilizantes que se producen localmente; en Irlanda cerca del 340%; en Italia un 230%; en Portugal el 154%; mientras que en Espa帽a casi un 115% m谩s. Un poco menos dependientes son: Polonia, donde es necesario un 67% m谩s de fertilizantes; Alemania, un 45% m谩s y Holanda, que necesita casi el 12% m谩s de estos insumos. Es decir, que estos pa铆ses necesitan importar fertilizantes para desarrollar la actividad agroalimentaria.

La volatilidad en los precios de los fertilizantes ya comienza a transformarse en una preocupaci贸n para las siembras de los cultivos de la pr贸xima campa帽a agr铆cola, la 2022/2023.

La energ铆a: ni帽a bonita en medio de la guerra

El 75% del suministro de gas natural que llega a Europa y al Reino Unido se realiza v铆a gasoducto, principalmente el Nord Stream ruso, que alcanza a cubrir un tercio del continente, seg煤n datos de la Administraci贸n de Informaci贸n Energ茅tica de Estados Unidos. Rusia abastece el 40% del gas que consume Europa, principalmente a trav茅s del Nord Stream, mientras que la puesta en funcionamiento del Nord Stream 2, duplicar铆a la capacidad de suministro, llegando a 110 mil millones de metros c煤bicos. No es casual que la chispa de la escalada del conflicto se encendiera con la firma en puertas de las certificaciones del gasoducto por parte de Alemania.Rusia asume que el gasoducto Nord Stream 2 no empezar谩 a operar hasta 2022 鈥 El Periodico de la Energ铆a | El Periodico de la Energ铆a con informaci贸n diaria sobre energ铆a el茅ctrica,

Estados Unidos es el principal productor de gas a nivel mundial y tiene las empresas con la infraestructura capaz de abastecer por v铆a mar铆tima a Europa. Sin embargo, seg煤n los datos de Gasindustrial, el precio del GNL que llega desde Estados Unidos a Espa帽a se paga un 40% m谩s caro que el que se recibe desde Rusia.

A esto se suma que los env铆os de gas desde Rusia se redujeron un 41% en enero con respecto al mismo mes del 2021. Para suplir ese faltante, Europa necesita unos 50 buques adicionales de GNL por mes. Si bien la empresa controlada por el Estado ruso est谩 cumpliendo con los contratos de entrega de gas en firme, no est谩 vendiendo gas en el mercado spot europeo por fuera de esos contratos. Tambi茅n se observa una disminuci贸n de la capacidad almacenada de gas en Europa, seg煤n los datos de Gas Infrastructure Europe, adem谩s de una mayor competencia global por el GNL.

Seg煤n informaci贸n oficial, la producci贸n rusa de GNL aument贸 un 15,8% en 2021 y las exportaciones a China aumentaron interanualmente en un 50,5% a trav茅s de Power of Siberia 1 (gasoducto 100% propiedad de Gazprom que opera desde 2019). Los vol煤menes enviados a trav茅s de los gasoductos rusos crecieron 154,2%. Dicho intercambio se est谩 profundizando, ya que el 22 de febrero de este a帽o, dos d铆as antes del estallido del conflicto en Ucrania, Gazprom anunci贸 en un comunicado oficial la firma de un acuerdo con CNPC de China para elevar su contrato actual de compraventa de gas natural en 10.000 millones de metros c煤bicos adicionales por a帽o.

De esa forma, Gazprom podr铆a pasar a exportar hasta 48.000 millones de m鲁 de gas a China por a帽o. Es el mayor contrato de exportaci贸n de gas del mundo en t茅rminos de vol煤menes. Gazprom export贸 a China 16.500 millones de m鲁 en 2021: unos 8 millones de m鲁 a trav茅s de Power of Siberia y otra gran parte en forma de GNL.El flujo de gas hacia el este del gasoducto ruso Yamal-Europa se reduce a la mitad | Euronews

Si bien el GNL ruso es propiedad del gobierno en m谩s del 50%, aparecen como accionistas Vanguard Group, Blackrock y JP Morgan, los principales fondos de inversi贸n a nivel global. 驴Curioso? No tanto, 鈥渢odo tiene que ver con todo鈥, dijo Cristina Fern谩ndez de Kirchner.

El control de las nuevas tecnolog铆as, entendidas como los medios de producci贸n que permiten dar el salto de escala, resulta clave en la guerra del siglo XXI en la que la riqueza, cada vez m谩s concentrada, se disputa entre dos fracciones de un mismo polo, el del capital,. Una contradicci贸n entre dos proyectos que a veces se presentan como disputas entre estados naciones (Estados Unidos y China) y otras veces, excediendo las estructuras institucionales de gobernanza, como proyectos estrat茅gicos de la Aristocracia Financiera Tecnol贸gica Global (modelo Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft, GAFAM y el modelo Huawei, en alianza con sectores angloamericanos que aportaron y se beneficiaron de la expansi贸n econ贸mica y financiera del gigante asi谩tico), articulados accionariamente a las grandes firmas financieras globales.

En este contexto, Argentina puede jugar un rol preponderante a nivel mundial, en t茅rminos de provisi贸n de gasm ya que tenemos la segunda reserva a nivel mundial, de gas no convencional en Vaca Muerta. En ese sentido, a fines del 2021, el gobierno nacional anunci贸 el inicio del proceso para la construcci贸n de la primera etapa del gasoducto N茅stor Kirchner y del Sistema de Gasoductos Transport.Ar Producci贸n Nacional.

Esto permitir谩 ahorros por m谩s de U$S 1.500 millones entre importaciones y subsidios. Cabe mencionar adem谩s que, en febrero, la empresa estatal Nucleoel茅ctrica Argentina S.A. (NA-SA) junto a la Corporaci贸n Nuclear Nacional de China (CNNC), firmaron un contrato comercial para la construcci贸n de Atucha III, con una inversi贸n que se estima en 8.300 millones de d贸lares, la mayor de origen chino en el pa铆s.

Crisis u Oportunidad

Dos caras de una moneda que est谩 girando en el aire. No ser谩 el azar quien defina el escenario. Jam谩s lo fue en ninguna guerra. Es la decisi贸n y el accionar pol铆tico-estrat茅gico lo que determina que sea crisis u oportunidad. En realidad, lo central pasa por definir qui茅nes pagan las crisis y qui茅nes tendr谩n oportunidades de resolverla a su favor.Explotaci贸n de litio: 鈥淟e har谩n un da帽o irreparable al medioambiente鈥 | Diga usted | DW | 27.01.2022

Lo cierto es que la guerra convoca a establecer lazos comerciales entre los pa铆ses latinoamericanos, donde se desarrollen cadenas regionales de valor, intercambiando productos que permitan a nuestras naciones establecer v铆nculos comerciales de nuevo tipo, productos como el gas, o el litio que se producen en Bolivia, los granos y subproductos de Argentina, pl谩sticos y petr贸leo de Venezuela, es decir, buscar suplantar el lazo comercial que nos sujeta a los pa铆ses en conflicto. Podr铆a ser una oportunidad para restablecer una econom铆a regional profundamente integrada, en red, dispuesta a autoabastecerse ante cualquier situaci贸n cr铆tica que se presente en estos tiempos de guerra.

Es tiempo de desempolvar el Mercosur, sobre el que tanta tierra echaron Uruguay y Brasil. Junto a la UNASUR y la CELAC, el Mercosur es la herramienta que resultar铆a central para el momento que atraviesa el mundo y la regi贸n. Profundizar este organismo supranacional, en un primer momento, el momento comercial, relacionar entramados productivos entre las empresas nacionales y, por qu茅 no, privadas, priorizando el mercado interno regional con perspectiva latinoamericana y caribe帽a.

Puede ser un sue帽o, puede ser una utop铆a, pero la 鈥渞ealidad efectiva鈥 tambi茅n presionar谩 sobre los gobiernos para solucionar los problemas de inflaci贸n, desabastecimiento y pobreza que acarrea una guerra.

Si se impone el plan del mercado manejado por los de arriba, el resultado ser谩 oportunidad para aumentar la concentraci贸n de las riquezas socialmente producidas por las fuerzas de trabajo, incidiendo sobre la naturaleza, por parte de las Empresas Transnacionales聽 agroalimentarias y energ茅ticas, por los grandes fondos de Inversi贸n, etc.

Los gobiernos est谩n ingresando en una encrucijada hist贸rica, donde los de abajo presionaremos por el bienestar y la justicia social y los de arriba presionar谩n para que elijas de qu茅 lado vas a estar: Arriba y dominado, o abajo y luchando.

* * Merino Kirilenko es Lic. en Biotecnolog铆a y Biolog铆a Molecular (UNLP) y Doctora en Ciencias Biol贸gicas (UNLP). Investigadora del Observatorio de Energ铆a, Ciencia y Tecnolog铆a (OECyT) asociado a la plataforma Pueblo y Ciencia y al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE).** Rizzo es Med. Veterinaria (UNRC). Maestranda en Desarrollo Regional y Pol铆ticas P煤blicas (FLACSO). Co-coordinadora del Centro de Estudios Agrarios (CEA).

La larga lista de conflictos congelados de la antigua URSSUcrania, Georgia y Crimea: un conflicto,聽 distintos escenarios

Solange Mart铆nez

La escalada聽 b茅lica en el coraz贸n de Eurasia, iniciada a partir de una t谩ctica defensiva del ej茅rcito ruso, hace poco m谩s de una semana, mantiene en vilo al mundo. Lo primero que se nos comunica, desde los medios occidentales, es un escenario de enfrentamiento entre Rusia y Ucrania, sin embargo, si nos adentramos en la historia del conflicto, podremos observar que los intereses en juego exceden a estos pa铆ses.

Para lograr una mayor comprensi贸n de los enfrentamientos, es necesario poder ver m谩s all谩 de la estrategia de guerra regular o convencional de quienes detentan la conducci贸n de los estados naci贸n. El concepto de guerra multidimensional arroja luz sobre la trayectoria de los conflictos: una maquinaria que incluye ej茅rcitos regulares e irregulares, medios de comunicaci贸n, empresas transnacionales, gobiernos y organismos supranacionales.

Si observamos atr谩s en el tiempo, los movimientos geopol铆ticos en la regi贸n, nos encontramos con una serie de acontecimientos relevantes sintetizados a continuaci贸n.

Puede entenderse as铆 la historia del territorio que hoy est谩 viviendo en primera persona las consecuencias de una guerra, signada por un pasado reciente de operaciones pol铆ticas y procesos desestabilizadores que han sido bautizados como 鈥渞evoluciones de colores鈥.

Es importante resaltar que la desintegraci贸n de la URSS con su derrota en 1989, con el fin del mundo bipolar, provoc贸, de la mano de la estrategia de quienes resultaron vencedores, la propagaci贸n de nacionalismos excluyentes, marginaci贸n de minor铆as, migraciones incontroladas, refugiados y estallidos violentos en varias de las rep煤blicas en las que se balcaniz贸 ese bloque de poder territorial.

Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, avanzaron sobre estas contradicciones y antinomias en la d茅cada del 90, en coherencia con el objetivo defensivo que dio origen a la Alianza Transatl谩ntica, de contener una posible expansi贸n sovi茅tica. Con聽 la ca铆da del Muro se reelabora el discurso y la estrategia, apareciendo dichos actores guerreristas ahora como 鈥渓os garantes de los valores democr谩ticos occidentales禄, lo que qued贸 plasmado en la Cumbre de Washington de 1999.

Sin embargo, los 鈥済arantes de la paz鈥 sostuvieron en los a帽os siguientes su estrategia y su negocio guerrerista. Despu茅s del ataque a las torres gemelas en 2001, se categoriz贸 al 鈥渢errorismo鈥 como nueva amenaza; en las cumbres de Praga y Riga 2002 y 2004 se incorporan nuevos miembros a la Alianza y se avanz贸 con iniciativas m谩s ofensivas. Una expresi贸n concreta de esto fueron los conflictos emblem谩ticos de la historia reciente, donde la OTAN tuvo un papel predominante: la ex Yugoslavia, en 1999, con un saldo de 200 mil muertos y un mill贸n de desplazados; Afganist谩n, a partir de 2001, con 240 mil muertes e Irak, en 2003, con m谩s de un mill贸n de bajas, en su mayor铆a civiles.

La 鈥淩evoluci贸n鈥 de las Rosas. Conflicto en Georgia

Revoluci贸n de las Rosas - Wikipedia, la enciclopedia libreCabe retomar un conflicto invisibilizado por la prensa occidental, a pesar de las similitudes que puedan establecerse con lo que hoy sucede en Ucrania: una situaci贸n magnificada y puesta en la agenda p煤blica, con un bombardeo permanente a las pantallas ciudadanas de todo el mundo, que contrasta con el silenciamiento sobre lo ocurrido en Georgia en el a帽o 2003.

Se produce en este a帽o聽 la 鈥淩evoluci贸n de las Rosas禄 apoyada por EEUU, despu茅s de tres semanas de protestas de cara a las elecciones legislativas. Hablamos de un golpe de Estado empujado por la OTAN, y dirigido por Saakashvili (quien en 2004 termin贸 ganando las elecciones y fue reelecto desde 2008 hasta 2013). Se di贸 entonces en la regi贸n un claro giro de occidentalizaci贸n con acercamiento a la OTAN, liberalizaci贸n de la econom铆a, y聽 achicamiento del Estado.

En 2008, se avanz贸 sobre la necesidad de que Georgia se incorpore a la OTAN y Alemania-Francia se opusieron. Se sucedieron una serie de ejercicios rusos en las fronteras y el gobierno de Georgia reaccion贸 con movilizaci贸n de tropas al lugar y聽 a la capital de Osetia del Sur.

Estados Unidos y la OTAN persiguieron el objetivo de intensificar la agresi贸n sobre las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, con el estado georgiano como su brazo ejecutor, mientras que Rusia buscaba reconstruir su rol perdido al momento de la implosi贸n de la URSS. El objetivo sobrepasaba ampliamente el territorio osetio; se trataba para Mosc煤, de reconquistar una regi贸n importante en tres sentidos: energ茅tico, pol铆tico y geoestrat茅gico.

En un enfrentamiento que dur贸 tan s贸lo cinco d铆as, Rusia se impuso militarmente y recuper贸 los territorios, avanzando sobre otras ciudades. El resultado fue el alejamiento de Georgia de la OTAN y de la Uni贸n Europea. Claro que el conflicto qued贸 oculto tras el discurso occidentalista contra la 鈥渁utocracia del Kremlin鈥.

Ucrania. Escenario de la guerra multidimensional.

Solo tomando como referencia los conflictos desarrollados en el siglo XXI en territorio ucraniano, es posible develar las caracter铆sticas de una guerra multidimensional en un escenario de importancia geoestrat茅gica. La Revoluci贸n Naranja en el a帽o 2004-2005, pasando por el Euromaidan o la Revoluci贸n de la Dignidad en 2013, as铆 como la anexi贸n de Crimea a Rusia luego de declararla estado independiente de Ucrania, hasta los acuerdos de Minsk en 2014-2015, son hechos centrales para comprender el conflicto actual.

Luego del conflicto desatado en 2014, se declara la Rep煤blica de Crimea como Estado soberano e independiente de Ucrania, independencia no reconocida por la OTAN y sus aliados. Hablamos de un territorio geoestrat茅gico: en la base de Crimea se encuentra la Flota del Mar Negro de Rusia, la principal salida de aguas c谩lidas, as铆 como tambi茅n la industria naval en la ciudad de Sebastopol, donde funciona el mayor Astillero de la ex URSS. A lo que se suman sus considerables reservas de hidrocarburos, que significan para Rusia una fuente importante de energ铆a para abastecer a Europa a trav茅s del Nord Stream 2, cuya construcci贸n finaliz贸 en septiembre del 2021, pero cuya certificaci贸n para echar a andar fue suspendida el pasado 22 de febrero por Alemania.

Con聽 el Euromaid谩n, la revuelta social ucraniana iniciada a finales de 2013, que culmin贸 con la destituci贸n del presidente pro ruso Viktor Yanukovich (sucesor de Petr贸 Poroshenko) a principios del 2014, se llev贸 adelante un refer茅ndum donde el pueblo defini贸 por el 96% de los votos a favor, la anexi贸n de la pen铆nsula de Crimea, la Rep煤blica de Crimea y la ciudad aut贸noma de Sebastopol a la Federaci贸n de Rusia.

Guerra Rusia-Ucrania: qu茅 es la OTAN y c贸mo puede intervenir - El CronistaEn respuesta, la OTAN recrudeci贸 sus sanciones a Rusia e impuls贸 una situaci贸n de guerra civil en la zona, mientras que en mayo, tan solo unos meses despu茅s, se inici贸 el conflicto en la regi贸n del Donbass, con la autoproclamaci贸n de Donetsk y Lugansk como聽 Rep煤blicas Populares.

En este marco, en el mes de septiembre se inici贸 un proceso de negociaci贸n en la capital de Bielorrusia, conocido como Acuerdos de Minsk 1 (2014) y Minsk 2 (febrero de 2015), a partir del consenso de frenar la guerra civil en ambos estados del este de Ucrania. Lo que expresaban los acuerdos es que el gobierno ucraniano se compromet铆a a dialogar con los gobiernos de Donetsk y Lugansk.聽 Por su parte, Rusia se compromet铆a a no reconocer las autoproclamadas nuevas rep煤blicas, pero respetando su autonom铆a dentro de Ucrania.

En mayo de 2019, Volod铆mir Zelensky 鈥 un actor, comediante, guionista, productor y director art铆stico alineado a los intereses de la OTAN, asumi贸 la presidencia de Ucrania e inmediatamente impuls贸 una enmienda a la Constituci贸n del pa铆s habilitando su incorporaci贸n como miembro de la Uni贸n Europea, as铆 como de la OTAN.聽 Algo que a煤n hoy, no se concreta.

De fondo, Occidente nunca cumpli贸 con los acuerdos de Minsk, y promovi贸 incluso el fortalecimiento de un nacionalismo ucraniano hist贸ricamente identificado con el nazismo, dando lugar a guardias fascistas (guerrillas) responsables de una cacer铆a de pobladores聽 rusoparlantes en la zona de Donbass. Natalia Vetrenko, presidenta del Partido Socialista Progresista de Ucrania, declaraba al respecto聽 芦No hab铆a nazis, no se atrev铆an a asomarse de sus escondrijos, y ahora son los que mandan en el Euromaid谩n, est谩n en el partido Svoboda, en el Sector Derecho鈥 hay de todo all铆 y todos son partidos o movimientos neonazis禄.

芦En primer lugar, el dinero flu铆a a trav茅s de la Embajada de EE.UU. Se habla de 20 millones de d贸lares semanales que recib铆an tanto el partido Batkivschina como Sbovoda y otros. Cuando se hizo un registro en la sede del partido Batkivschina en diciembre de 2013 se confiscaron 17 millones de d贸lares en efectivo que hab铆an llegado a trav茅s de la Embajada de EE.UU.禄.

Dicho de otro modo, se instal贸 en la regi贸n una guerra de baja intensidad, con ej茅rcitos irregulares financiados desde el exterior por la Uni贸n Europea y Estados Unidos, (al estilo de la desarrollada en Siria tras la invasi贸n norteamericana en 2011), que ha producido en 8 a帽os, m谩s de 15.000 muertos civiles de los que la prensa occidental no habla.

Entonces, 驴quienes se enfrentan y por qu茅, en Ucrania?

El reciente 15 de febrero, tras el sostenido e infructuoso intento de negociaci贸n por parte de Rusia con la OTAN, Estados Unidos y el gobierno ucraniano para desescalar el conflicto de casi una d茅cada en Donbass -que implicaba la desmilitarizacion y聽 desnazificaci贸n de la regi贸n-, el parlamento ruso inst贸 al presidente Putin a reconocer las Rep煤blicas de Lugansk y Donetsk. D铆as despu茅s, el 24 de febrero, se inici贸 la operaci贸n militar especial a tal fin, que Occidente denuncia como invasi贸n.

Putin supervisa masivas maniobras militares rusas | AP NewsEl gobierno ruso, sus fuerzas armadas y el presidente Vladimir Putin como personificaci贸n de estas fuerzas, entendi贸 que no hab铆a que caer en la trampa de un conflicto transfronterizo armado de baja intensidad. Y respaldado por la doctrina militar rusa realiz贸 una operaci贸n especial, consiguiendo desplazar el conflicto hacia Kiev, el centro econ贸mico, pol铆tico y cultural de Ucrania, apuntando a guarniciones militares e infraestructura cr铆tica, un dato no menor a la hora de analizar el n煤mero de civiles muertos, espectacularizado por la prensa global. No est谩 de m谩s recordar el silencio de quienes despliegan hace a帽os su pol铆tica de muerte contra el pueblo palestino, por ejemplo, ejecutada por Israel, en complicidad de nuevo, con la OTAN.

En s铆ntesis y para aclarar 驴qui茅nes y por qu茅 se enfrentan en esta escalada b茅lica? Es posible afirmar que el territorio ucraniano parece ser el escenario de enfrentamiento de los dos grandes proyectos globales, protagonizados o encarnados en este caso, por un lado por la OTAN, con EEUU a la cabeza intentando traccionar a Europa (principalmente a Alemania y Francia) y cercar a Rusia para alterar su influencia en el viejo continente, y por el otro, la Organizaci贸n de Cooperaci贸n de Shangai (OCS), con China como actor principal, donde Rusia intenta controlar su espacio de influencia ex sovi茅tico, en una fortalecida alianza econ贸mica, pol铆tica y estrat茅gica con el gigante asiatico.

Deciamos que la importancia del control de Ucrania reside en varios factores: su posici贸n geoestrat茅gica, como salida al Mar Negro; la presencia de recursos naturales centrales; el paso de gaseoductos y oleoductos de gran envergadura – la sangre coagulada del viejo capitalismo industrial, as铆 como la presencia del 90 % de las reservas del suministro de ne贸n en grado semiconductor, sangre nueva del capitalismo digital, del cual depende Estados Unidos en su lucha intercapitalista con el proyecto financiero y tecnologico asentado en Pekin.

Rusia: La UE y Washington colocan a Putin y a Lavrov en su lista negra y ordenan congelar sus activos en Europa y EE UU | Internacional | EL PA脥SEs necesario poder mirar m谩s all谩 de las disputas entre Estados Naci贸n y sus ej茅rcitos regulares en la comprensi贸n de los enfrentamientos. Resulta cada vez m谩s claro observar que una nueva personificaci贸n social surge de los cambios org谩nicos de la estructura global, una nueva aristocracia financiera y tecnol贸gica que disputa las reglas de una transformaci贸n de la infraestructura social global, que supone la construcci贸n de mecanismos de gobernanza que ya casi no reconoce fronteras nacionales.

Una fracci贸n que instrumenta mecanismos de apropiaci贸n sobre la producci贸n social de riquezas, para lo que necesita controlar los tiempos sociales, y para ello, la tecnolog铆a estrat茅gica y los recursos naturales con los que cuentan los territorios, que tambi茅n necesitan controlar, en consecuencia. Para ello, sus redes financieras son las venas por las que circula el capital dinero, las que posibilitan la interconexi贸n global y la decisi贸n sobre qui茅n y c贸mo se invierte bajo las reglas del capitalismo financiero-digital. Conocido es el control en red de la econom铆a de tres fondos de inversi贸n (BlackRock, Vanguard y State Street), as铆 como el rol central de los gigantes tecnol贸gicos, en todos los 谩mbitos de la industria, y de industria militar en particular. Amazon, como actor central del proyecto global con asiento americano/city de Wall Street; Huawei del lado del proyecto globalista con asiento en China/city de Shangai-Hong Kong.

El bloqueo financiero a Rusia, con la eliminaci贸n de sus principales bancos del sistema Swift (la gran 芦fintech禄 del Las sanciones de SWIFT a Rusia afectan la econom铆a mundial? | Digital Trends Espa帽olmundo), por donde circula la informaci贸n de las transacciones financieras a nivel global, es un ejemplo de la importancia del terreno financiero. Cabe aclarar que dichas sanciones no son nuevas, y son posibles porque Swift es controlado por EEUU y sus aliados, y m谩s del 50% de los negocios fluyen en d贸lares.

Ante este escenario, aparecen oportunidades para el otro proyecto global, con asiento en el estado imperial chino, que cuenta con su propio Sistema de Pagos Interbancario Internacional desde 2015, mientras Rusia puso en funcionamiento en 2017, su sistema para la Transferencia de Mensajes Financieros (SPFS), lo que podr铆a resultar en una tendencia a la 鈥渄esdolarizaci贸n鈥 de la red financiera global, o la posibilidad de ganar tiempo, al menos, en un escenario que puede definirse como 鈥渆mpate catastr贸fico鈥..

Una guerra total, sin l铆mites, se dibuja bajo las nuevas condiciones objetivas de la fase sist茅mica que acontece. Las armas digitales tambi茅n toman centralidad, con el bloqueo por ejemplo, de medios de comunicaci贸n rusos, o de cuentas de ciertos actores, en las principales plataformas, como Twitter y Facebook, considerando al territorio virtual como otro escenario central de disputa en el siglo XXI.

Las guerras interimperialistas, sin embargo, persiguen el siempre presente objetivo de conducir el mundo. Construcci贸n de consenso, o, en 茅pocas de crisis total, principalmente, mediante la violencia expl铆cita. Un objetivo que contiene la sed de dinero, las leyes capitalistas d贸nde el que no acumula a trav茅s de la expropiaci贸n del trabajo, muere. Un sistema que est谩 tocando sus propios l铆mites, arrasando con la humanidad entera, d贸nde aumentan las condiciones de miseria y hambre para las clases subalternas, sumidas en procesos extremos de pauperizaci贸n y despojo.Pan, cerveza y fertilizantes, algunas de las v铆ctimas colaterales del conflicto en Ucrania

Detr谩s de las apariencias del discurso falsamente pacifista de occidente y de la guerra financiera, comunicacional y psicol贸gica desplegada globalmente contra Rusia, no se trata de 鈥渂uenos versus malos鈥, una antinomia instalada en el sentido com煤n que invisibiliza los intereses reales de fondo. Como as铆 tampoco se ha pretendido aqu铆 menospreciar las p茅rdidas humanas de estos d铆as, por el contrario, sostenemos que hist贸ricamente en las disputas intercapitalistas quienes pierden indefectiblemente son los pueblos.

Pueblos que, sin embargo, no permanecen anestesiados o maniatados, sino que contienen en el seno de sus fuerzas sociales -y as铆 lo expresan cotidianamente en sus luchas-, la potencia de su autodeterminaci贸n pol铆tica, la capacidad de empujar un programa de liberaci贸n popular, que permita la profundizaci贸n de su soberan铆a, con justicia social. Condiciones sine qua non para avanzar en la verdadera paz frente a la guerra y la muerte por goteo que alimentan y son alimentadas por el voraz capitalismo que contin煤a ordenando el mundo, m谩s all谩 de los augurios de cambio sist茅mico, declarados en tiempos de pandemia.

聽* Profesora de Psicolog铆a (UNSL). Dipl. en G茅nero y Gesti贸n Institucional (UNDEF).聽 Investigadora del CEIL Manuel Ugarte (UNLa) y analista argentina del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE).

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.