Ago 12 2023
93 lecturas

Opinión

Ecuador: 10 de agosto 2023, el otro grito

El asesinato de Fernando Villavicencio, a pocos d√≠as del crimen contra el alcalde de Manta, Agust√≠n Intriago, no es el comienzo, sino el auge de la normalizaci√≥n de la violencia en Ecuador. La muerte de miles de ecuatorianos, incluyendo ni√Īos, ante la mirada indolente del Estado y la sociedad abon√≥ el terreno. La Muerte Cruzada de Lasso, que debi√≥ ser una muerte simb√≥lica del presidente y asamble√≠stas, se ha convertido en una muerte de fuego cruzado.

No podemos desviar la mirada, los objetivos políticos en Latinoamérica son custodiados por fuerzas feroces. Las élites constituidas han recurrido a diferentes formas de esclavización, servilismo, sometimiento asalariado y precarización, ahora la criminalidad, la violencia social y política, proliferan como principal medio de acumulación. Esta guerra oculta a los verdaderos jefes, a los autores intelectuales, que viven de las delicias del poder, y que se pintan con grupos de asesinos a sueldo, que usan cárceles, policías, generales, asambleístas, presidentes.10 de Agosto, Primer Grito de Independencia

No se puede ocultar, que paradójicamente la muerte de Fernando Villavicencio beneficia políticamente a la misma derecha. Las organizaciones políticas conservadoras más grandes se dividieron en tres binomios: Sonnenholzner-Paredes, Topic-Jácome y Villavicencio-González. El probable electorado de Villavicencio, no irá a las candidaturas de la centroizquierda de Yaku Pérez y Nory Pinela, ni al correísmo con Luisa González y Andrés Arauz. Un segmento votará por el mismo binomio de Villavicencio, y otros se dividirán entre Otto Sonnenholzner y Jan Topic.

Los asesinatos de Jorge Eli√©cer Gait√°n (1948) en Colombia, de Salvador Allende en Chile (1973), de Omar Torrijos en Panam√° (1981), de Abd√≥n Calder√≥n Mu√Īoz (1978) y Jaime Rold√≥s Aguilera en Ecuador (1981), cambiaron la correlaci√≥n de fuerzas y la perspectiva democr√°tica para los siguientes a√Īos. Despu√©s de estos hechos, cada pa√≠s, a su tiempo, vir√≥ a la derecha y extrema derecha, a la dictadura, a la fuerza de las armas, a la incursi√≥n extranjera de EU, pero eso no es una ley, depende de la voluntad de los pueblos.

El asesinato de Villavicencio es de gravedad y trascendencia pol√≠tica y democr√°tica, y por lo tanto cambia la estructura de oportunidades pol√≠ticas de todos los binomios que se encuentran a la delantera. La victimizaci√≥n, las mutuas acusaciones y la b√ļsqueda de culpables del asesinato de Villavicencio, se ha convertido en una forma de conseguir votos para el 20 de agosto, por diferentes t√°cticas utilizadas en los medios, en el discurso, en el √°nimo de la gente. En estos aciagos d√≠as, se fortalecer√° el discurso de la violencia de Estado, de la seguridad, del ataque sin cuartel, para que despu√©s, en las calles, continu√© el estado de violencia social para los ciudadanos, sobre todo de pies descalzos. Los ecuatorianos y ecuatorianas tenemos el reto de alzarnos contra las castas que han gobernado las √ļltimas d√©cadas.

¬ŅA qui√©n le interesa que Ecuador, el estrecho de paz, se haya convertido en la Colombia violenta de d√©cadas, en el Per√ļ del terrorismo de Estado y el narcotr√°fico? Un Estado verdaderamente democr√°tico deber√° sacar a la luz a las oligarqu√≠as de la violencia y a los carteles de la corrupci√≥n que est√°n rigiendo los destinos de nuestra patria, a las empresas legales e ilegales de armas, a los grandes c√≠rculos financieros que lavan dinero, a las fuerzas extractivistas que lucran con la muerte.Ecuador: Fiscal√≠a anuncia que iniciar√° investigaciones por violencia en manifestaciones

Parece que fue hace demasiado tiempo, pero hace pocos a√Īos se pod√≠a leer: ‚ÄúEcuador, pa√≠s de paz‚ÄĚ, y no nos sorprend√≠amos, casi ni lo not√°bamos, pero ahora se ha convertido en el objetivo pol√≠tico esencial de nuestros d√≠as. La vida arm√≥nica entre el ser humano y la naturaleza, la prevalencia de los derechos del ser humano sobre el capital, el respeto a la vida, el impulso al comportamiento humano, amable, cort√©s, solidario y √©tico, es m√°s necesario que nunca.

El 10 de agosto de 1809, las fuerzas invasoras espa√Īolas estaban claras en el frente, en este 10 de agosto de 2023, son enemigos internos, ocultos, disfrazados, que nos desangran. Hoy el pueblo no puede sino gritar por la independencia ecuatoriana, por la vida y la libertad, contra el pacto de las √©lites y oligarqu√≠as que nos sometieron a un estado de violencia permanente.

 

*Magíster en Sociología Doctorando en Ciencias de la Educación. Académico, escritor, abogado, filósofo, sociólogo y activista ecuatoriano, analista del periódico Opción.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.