Mar 15 2012
1224 lecturas

AmbienteSociedad

El agua nuevamente entre la Vida y la Muerte

Han pasado ya 15 a√Īos de la primera versi√≥n del Foro Mundial del Agua y 20 de la Declaraci√≥n de R√≠o. Durante esos a√Īos el Consejo Mundial del Agua liderado por empresas como Veolia, Suez, Coca Cola, Monsanto y otras grandes transnacionales han desarrollado una visi√≥n muy sofisticada del agua, una visi√≥n que est√° fundamentada en el concepto de que el agua es un bien mercantil necesario para la vida y la ecolog√≠a, funcional a los derechos humanos y a la sobrevivencia, por lo tanto‚Ķ un gran negocio.

En todo ese tiempo, en lugar de mejorar el cuidado de las fuentes y acu√≠feros en todo el mundo la situaci√≥n ha empeorado sustancialmente. Los equilibrios ecol√≥gicos necesarios para la supervivencia y la fluidez del ciclo hidrol√≥gico se han quebrado como nunca antes, debido a los procesos de agroindustria a gran escala, contaminaci√≥n minera y proyectos de energ√≠a basados en la construcci√≥n de enormes hidroel√©ctricas, entre algunas de sus causas. Por su parte, las empresas est√°n buscando cada vez mas ganarle terreno a la gesti√≥n p√ļblica y se siguen dando debates entre gestores p√ļblicos versus empresarios y diplom√°ticos corporativistas que intentan convencernos de que el papel de los privados es inevitablemente necesario para la gesti√≥n del agua. En estos debates y acuerdos de gobernanza global del agua pretende deslegitimar la gesti√≥n p√ļblica y fortalecer el concepto que fue desarrollado por el Consenso de Washington: el desarrollo y el cumplimiento de los objetivos del Milenio s√≥lo ser√°n posibles si existe una fuerte inversi√≥n privada, por lo tanto el desarrollo, los derechos humanos y los equilibrios ecol√≥gicos est√°n librados a la suerte del mercado.

Este principio ha permitido construir un sistema especulativo de alto vuelo que ahora viene a reforzarse con el desarrollo de la econom√≠a verde que es m√°s de lo mismo, pero pensado para crear mercados especulativos con un tinte verde a√Īadido para dar la sensaci√≥n de que se est√° protegiendo el planeta y con la intenci√≥n, esta vez s√≠, de mercantilizarlo todo; no s√≥lo el agua que tomamos y hasta el aire que respiramos sino inclusive el futuro del planeta. Aunque parezca ciencia ficci√≥n esto es posible as√≠ como ha sido posible que desde este Foro se hayan impulsado soluciones t√©cnicas y corporativas escandalosas hace unos a√Īos y que ahora ya est√°n puestas en pr√°ctica.

En La Haya, el Foro Mundial del Agua de 2003 se propuso incentivar la creaci√≥n de semillas transg√©nicas para ‚Äúahorrar agua‚ÄĚ bajo del diagn√≥stico de que es la agricultura la que mayor agua usa en el mundo. Por entonces los activistas del agua reclamaron que esta soluci√≥n se pod√≠a constituir en un crimen que podr√≠a afectar la salud de todo el mundo y activaron campa√Īas para evitar las semillas transg√©nicas e incluir el principio precautorio sobre estas tecnolog√≠as. Hoy, las semillas transg√©nicas son parte del comercio mundial de alimentos y sus tecnolog√≠as e insumos; en esta semana Argentina se ha enorgullecido de presentar al mundo el patentamiento de una nueva semilla transg√©nica capaz de ‚Äúahorrar‚ÄĚ agua en la producci√≥n de trigo, ma√≠z y soya a nivel mundial.

Las cosas van mal porque han dejado las decisiones mas importantes sobre la vida y sobre el planeta a las corporaciones y a los gobiernos poderosos y desarrollistas que asentados bajo el principio de que todo se compra, se paga, se vende o se repara pagando, han llevado hasta los límites la imposibilidad de construir una sociedad solidaria, cuidadosa del medio ambiente y sobre todo respetuosa de un bien sagrado para la vida como es el Agua.

El Foro Mundial del Agua se ha negado sistem√°ticamente a apoyar en sus declaraciones el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento. En el Foro Mundial del Agua de M√©xico en 2006 fueron apenas 4 los pa√≠ses que firmaron una declaraci√≥n por minor√≠a exigiendo el derecho humano al agua entre ellos Uruguay y Bolivia. Sin embargo en las NNUU hace dos a√Īos no hubo ni un solo voto en contra de la Resoluci√≥n 64/292 declarando el Derecho Humano al Agua y el Saneamiento, los pa√≠ses que se opon√≠as s√≥lo pudieron abstenerse de votar pero no explicitar su negativa a un evidente consenso generado desde los pueblos y desde los pa√≠ses que saben que este es un derecho inalienable para la humanidad.

¬ŅC√≥mo es posible que sistem√°ticamente el FMA se niegue a este derecho y que en las NNUU se haya aprobado sin oposici√≥n hace dos a√Īos? ¬ŅSiendo que son los mismos pa√≠ses los que forman parte de las declaraciones ministeriales por un lado y de las Resoluciones y Conferencias por el otro? ¬ŅPor qu√© es que ahora que luego de ese paso tan importante en el sistema multilateral de las Naciones Unidas, el FMA no recupera el logro y m√°s bien busca retroceder y aminorar las posibilidades de implementaci√≥n del derecho humano al agua deriv√°ndolo a los procesos de privatizaci√≥n? Es m√°s, ahora el FMA est√° decididamente enfocado a incluir el agua en ‚Äútodas sus dimensiones econ√≥micas, sociales y ambientales en un marco de gobernanza, financiamiento y cooperaci√≥n‚Ä̂Ķ como afirma su declaraci√≥n emitida ayer y forzada a pesar de la protesta de algunos pa√≠ses.

Mientras tanto, miles, sino millones de experiencias e iniciativas de gesti√≥n social y solidaria, experiencias exitosas de gesti√≥n publica est√°n dirigidas a significar el agua como un bien com√ļn, un bien no mercantil para la vida.

Las políticas y visiones promovidas por el Foro Mundial del Agua no están a la altura de los desafíos que plantea y el planeta y la humanidad y por el contrario están condenando la gestión del agua a su manejo por los poderes corporativos incapaces de priorizar la vida, preocupados mas bien de cómo seguir extrayendo ganancias hasta de donde no hay, desde sistemas financieros, especulativos y sistemas de litigios corporativos cobijados en las instituciones financieras internacionales.

Considerando el extremo agotamiento de los recursos y el desbalance ecol√≥gico producido en el planeta es indispensable que la gobernabilidad del agua debe quedar fuera de las manos del Consejo Mundial del Agua y ser construida desde los consensos de los ciudadanos, de los pueblos y del inter√©s p√ļblico. Por ello es que los Movimientos sociales en Marsella est√°n proponiendo que sean las NNUU las que convoquen a un Foro Global del Agua que posibilite escuchar las voces de la gente para pensar en el agua como un bien para la vida. Las organizaciones sociales est√°n pidiendo que se refuercen los sistemas locales y que se contribuya a un ejercicio de la vigilancia social para asegurar que su maneo sea social, democr√°tico y solidario.

Se dice no sin raz√≥n que ‚ÄúMiles han vivido sin amor, ninguno sin agua‚ÄĚ (Auden). Nosotros a√Īadimos desde este Foro‚Ķ‚ÄĚ sin amor, sin empat√≠a ni solidaridad, ser√° imposible asegurar que el agua llegue limpia y pura para todos‚Ķ‚ÄĚ

*Psicóloga social, escritora y activista por el agua, la cultura y contra el racismo. Nota distribuida por ALAI

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.