El caballo de Troya bolsonarista en el Banco Central

4

 

Roberto Campos Neto se llevó el disfraz de tecnócrata «independiente» del Banco Central [BC] y se vistió con  el disfraz de  agente bolsonarista. En el cónlave con banqueros y correligionarios extremistas en la sede del gobierno de Sao Paulo, aceptó ser ministro de Finanzas de Tarcísio de Freitas, en el caso de que el gobernador bolsonarista fuera elegido presidente de Brasil.

Sin embargo, no se puede descartar la hipótesis de un plan aún más ambicioso de Campos Neto. Como, por ejemplo, su candidatura con vice del diputado de Tarcísio. Tal alianza significaría la plena adhesión de las finanzas y el mercado a la fórmula de extrema derecha en la elección de 2026, un movimiento que estimularía la cohesión de todo el establishment en torno al proyecto fascista contra Lula.Bloomberg analiza: Banco de Brasil reducirá las tasas, tal vez por última vez | Perfil

La credibilidad institucional de Campos Neto se vio irremediablemente comprometida.

¿Cómo, en vista de este episodio, no sospechar que su obsesión por mantener la tasa de interés real más alta del mundo no tiene como objetivo sabotear la política económica del gobierno y complicar la situación fiscal del país?

Este ciudadano, como lo llama el Presidente Lula, se articula con banqueros y servidores financieros para manipular la encuesta Focus sobre las expectativas de inflación con el objetivo de justificar el mantenimiento -e incluso el aumento- de las tasas obscenas adoptadas por el Banco Central.

Las altas tasas de interés del Banco Central obligan al Tesoro Nacional a desviar muchos miles de millones de reales para el pago de la deuda , los que deberían asignarse en el Sistema Único de Salud (SUS), en la educación, en universidades, en ciencia y tecnología, para la generación de trabajo e ingresos y para la viabilidad de inversiones fundamentales.

Para el Banco Central de Brasil todo gira en torno a reformas | PerfilCada 1% de la tasa de interés del Banco Central secuestra del Tesoro alrededor de 80.000 millones de reales al año de impuestos pagados por la población brasileña. Esta cifra representa tres veces el valor que el gobierno necesita para compensar la exención del balance y equilibrar las cuentas públicas.

Además de transferir a un puñado de inversionistas y especuladores montañas de dinero público recaudadas a través de impuestos, la política del Banco Central retira del gobierno los recursos necesarios para la realización del programa elegido en octubre de 2022. Y por ello, implosiona el objetivo del balance fiscal.

Roberto Campos Neto es un caballo de troya del rentismo y el extremismo fascista en la presidencia del Banco Central. Actúa políticamente para sabotear el gobierno al que se opone y contra el cual milita para intentar derrotarlo en la próxima elección.

 

* Miembro del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea), fue coordinador ejecutivo del V Foro Social Mundial. Colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.