Feb 8 2023
74 lecturas

PolíticaSociedad

El continente africano, una esperanza que sigue pendiente

El novel canciller chino cumpli√≥ recientemente con el rito de recorrer varios pa√≠ses africanos (Angola, Ben√≠n, Egipto, Etiop√≠a y Gab√≥n) en el inicio de su gesti√≥n. Es una demostraci√≥n que el gigante asi√°tico tiene sus ojos puestos en ese continente, lo que se hizo evidente desde la d√©cada de los 80. Los 54 pa√≠ses africanos abrigan una poblaci√≥n, solamente superada por Asia, de m√°s de 1.300 millones de pobladores. El 80% de la misma es de raza negra, gen√©ricamente considerada -por la cultura occidental- como algo inferior.¬† En √Āfrica se est√° desplegando una pol√≠tica que va desplazando a sus viejos dominadores. Ellos fueron los tradicionales colonialistas europeos y m√°s recientemente los norteamericanos que ocupan el lugar que Europa fue cediendo.Canciller chino abre en √Āfrica su agenda internacional 2021 - Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribe√Īos

La gira del canciller chino es un modo de recordar y agradecer que fue el voto mayoritario de los países africanos el que hizo posible que la China comunista se incorporara a las Naciones Unidas (1971), desplazando al gobierno disidente y pro occidental de la isla de Taiwán, quedándose con todos los derechos que éste tenía. Pero también es indicativo de la profundización de los intereses mutuos.

Es inagotable la discusión acerca de si se trata de una nueva versión del antiguo colonialismo o son relaciones de mutuo beneficio. Por supuesto que la respuesta depende del cristal con el que se mire.

De todas maneras, es evidente el mecanismo aplicado: China aporta cr√©ditos financieros y construcciones de infraestructura, recibiendo como contrapartida recursos o bienes comunes de esos pa√≠ses. Este modelo supone garant√≠as seg√ļn las cuales, en caso incumplimiento, China tiene derechos al progresivo control de las obras realizadas.

China y √Āfrica son verdaderos amigos - CGTN en Espa√ĪolEn los √ļltimos 20 a√Īos China contribuy√≥ a la construcci√≥n -en √Āfrica- de m√°s de 13.000 kil√≥metros de v√≠as f√©rreas, casi 100.000 de autopistas, unos 1.000 puentes, casi 100 puertos y m√°s de 80 grandes centrales el√©ctricas, generando cerca de 5 millones de puestos de trabajo. Todo ello enmarca la creciente influencia pol√≠tica, econ√≥mica y estrat√©gica que tales obras suponen.

Los pa√≠ses occidentales no han encontrado respuestas a esta situaci√≥n. Un ejemplo significativo da cuenta de ello: La Uni√≥n Europea tiene planificado invertir, en √Āfrica, 150 mil millones de euros hasta el 2027. Van a privilegiar los aspectos inform√°ticos y de desarrollo sostenible.

Lo fundamentan diciendo: ‚ÄúSomos muy buenos financiando carreteras, pero no tiene ning√ļn sentido para Europa construir una muy buena carretera entre una mina de cobre de propiedad china y un puerto de propiedad china‚ÄĚ. Este reconocimiento prueba que la disputa geopol√≠tica se va resolviendo a favor de China.

√Āfrica de hoy est√° llena de claroscuros

Más allá de que se informan mejoras en aspectos de salud, educación, avances en los derechos de las mujeres e infraestructura para el desarrollo, hay otros índices que refieren los retrocesos en aspectos institucionales, de seguridad y en la vida cotidiana. El hambre y la pobreza se desparraman por gran parte de su geografía; así es como -por ejemplo- los 10 países más pobres del mundo forman parte del territorio africano.

Entre otros retrocesos, han vuelto -por ejemplo- los golpes de estado, caracter√≠sticos de la d√©cada de los 80. En ese sentido se ha informado, en los √ļltimos 10 a√Īos, 23 golpes o intentos de tales (varios de ellos victoriosos). Hoy √Āfrica marcha a la cabeza mundial de las guerras o conflictos armados (all√≠ tuvieron lugar -en 2022- la mitad de los ocurridos en todo el planeta) y algo semejante se da en materia de desplazamiento humanos. En √Āfrica hay 7 de los 10 m√°s grandes campos de refugiados del mundo.Parec√≠a que hab√≠a menos guerras en √Āfrica... pero no

Sus d√©biles avances fueron duramente golpeados por dos hechos a los que son ajenos: El Covid-19 y la guerra de Rusia con la OTAN. De todas maneras, las expectativas esperanzadoras sobre el √Āfrica del futuro descansan sobre algunas otras realidades.

Su mayor riqueza es su juventud, es el continente m√°s joven del mundo, lo que tiene que ver con la baja expectativa de vida (64 a√Īos) junto a la mayor tasa de natalidad del mundo. En menos de 30 a√Īos √Āfrica tendr√° m√°s de dos mil millones de habitantes, por encima de India y China y cerca de un tercio de la poblaci√≥n mundial.

Seg√ļn Naciones Unidas, para fines de siglo las cifras ser√°n a√ļn m√°s significativas. Hoy vive en √Āfrica el 17% de las personas que habitan nuestro planeta, para ese momento -con unos 4.500 millones de personas- contendr√° el 40% del total de los habitantes del mundo y alrededor de la mitad de los menores de 15 a√Īos, de todo el planeta.

En el reciente mundial de f√ļtbol fue evidente la presencia de jugadores de ese origen o afro descendientes, en la mayor√≠a de los equipos. Ello es un indicador acerca de c√≥mo este continente comienza a hacerse ver a pesar de la pobreza y el saqueo al que ha sido y -en muchos casos- sigue siendo sometido.

 

*Analista político y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.