Oct 26 2023
91 lecturas

Política

El convidado de piedra y los usos de la crisis humanitaria venezolana

Los inmigrantes venezolanos lograron lo que no había podido la alta diplomacia entre Estados Unidos y Venezuela: dar un primer paso para descongelar las relaciones entre ambos países; reducir las sanciones contra la industria petrolera y establecer un acuerdo entre el gobierno y la oposición. Dicho convenio incluyó estipulaciones para las primarias de la oposición y para el proceso electoral presidencial de 2024, cuando podrán estar presentes observadores internacionales auspiciados por la Unión Europea.

Resulta paradójico que uno de los grandes ausentes en dicha negociación fueron quienes, en definitiva, agudizaron las condiciones del debate, forzando a los distintos actores a encontrar salidas políticas: se trata de los inmigrantes venezolanos, que alcanzan ya 20 por ciento de la población nacional.

No cabe duda que para los participantes en estas negociaciones, tanto el gobierno como la oposici√≥n y Estados Unidos, la calamitosa situaci√≥n de los inmigrantes venezolanos, con su alto costo humano y sus efectos pol√≠ticos dentro de cada contexto particular, impulsaron la mediaci√≥n y el acuerdo. Los millones de personas que, sacrific√°ndolo todo, abandonaron su pa√≠s, cruzando el tap√≥n del Dari√©n para luego transitar por toda Centroam√©rica y M√©xico, hasta llegar a la frontera con Estados Unidos, son un factor determinante en estas negociaciones y, por tal motivo, su situaci√≥n e intereses deber√≠an ser considerados expl√≠citamente. A√ļn m√°s: su voz deber√≠a tener un lugar en la mesa de discusi√≥n.Venezolanos en Per√ļ pidieron un corredor humanitario regional para los migrantes - Infobae

En estos momentos, todas las acciones del gobierno de Joe Biden son con vistas a las elecciones presidenciales de noviembre de 2024. La frontera es un tema √°lgido y riesgoso dentro del juego electoral. En los √ļltimos meses, miles de inmigrantes venezolanos han arribado a Ciudad Ju√°rez y Piedras Negras, saturando los refugios de las ciudades fronterizas, tanto del lado mexicano como del estadunidense. Los gobernadores republicanos de Texas y Florida contin√ļan utilizando a los inmigrantes como una excusa para generar p√°nico entre los electores estadounidenses, transformando a todo un contingente humano en comodines pol√≠ticos.

As√≠ organizan espectaculares deportaciones de inmigrantes desde sus estados, hacia territorios dem√≥cratas como Nueva York y Los √Āngeles. Con ello pretenden ganar r√©dito pol√≠tico (mano dura contra los ilegales… gobierno firme para los estadunidenses…), mientras no hacen m√°s que agudizar cruelmente la crisis migratoria. Los republicanos ya han indicado que la inmigraci√≥n y el tema de seguridad fronteriza ser√°n centrales en su campa√Īa.

Anticipando las elecciones presidenciales, Biden act√ļa para evitar que se repita la imagen de miles de inmigrantes venezolanos cruzando la frontera entre M√©xico y Estados Unidos, s√≥lo unos meses antes de la elecci√≥n. Esto, m√°s que cualquier otro factor, ha impulsado el cambio en la pol√≠tica exterior del mandatario hacia Venezuela.

Por este motivo, varios días antes de la reunión en Tensiones en Cámara Baja de EEUU sobre destitución de Mayorkas - Prensa LatinaBarbados del 17 de octubre de 2023, cuando el gobierno de Maduro y la oposición firmaron el nuevo acuerdo, el director del departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, determinó que era seguro regresar a los venezolanos que habían llegado a Estados Unidos después del 31 de julio y no tenían una base legal para permanecer en dicho país. La sutil distinción que se establece aquí en torno a una fecha precisa juega con una normativa legal que había facilitado el movimiento de inmigrantes: el Estado Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés). Con esta interpretación se divide artificialmente a los venezolanos inmigrantes que tendrían o no acceso a la protección legal del TPS.

Mientras Mayorkas hac√≠a estas declaraciones en Ciudad de M√©xico, en Washington el gobierno de Biden tambi√©n autorizaba la extensi√≥n de un importante segmento de la muralla entre M√©xico y Estados Unidos iniciada por el ex presidente Donald Trump. Durante su campa√Īa presidencial, Biden hab√≠a prometido que no construir√≠a ni un solo pie de la pol√©mica barrera iniciada por su predecesor. Sin embargo, el teatro pol√≠tico exige una nueva estrategia y cabe anticiparse al adversario: en una campa√Īa presidencial en la que podr√≠a enfrentarse a Trump como candidato del Partido Republicano, Biden opta por mano dura.

El flujo migratorio venezolano incide así en el debate electoral estadounidense y, viceversa, los intereses electorales estadounidenses inciden en la disposición de Washington para facilitar soluciones a la crisis venezolana.

Las nuevas declaraciones de Mayorkas sobre la deportación de venezolanos parecen contradecir la postura que había sustentado las sanciones contra Venezuela, cuando se argumentaba que el país enfrentaba una crisis humanitaria y el gobierno violaba continuamente los derechos humanos de sus ciudadanos. Tal fue el argumento utilizado por los presidentes Obama, Trump y Biden al imponer y luego ampliar las sanciones contra el país.

Dichas sanciones no son el √ļnico factor que ha agudizado la crisis venezolana. Los profundos desarreglos en el interior de la naci√≥n, los antagonismos y abusos de poder no pueden ser desestimados. Sin embargo, dificultar la comercializaci√≥n del petr√≥leo, su principal producto de exportaci√≥n, o limitar el acceso a l√≠neas de cr√©dito o a sus reservas en bancos extranjeros, son medidas unilaterales que impusieron duros obst√°culos para el desarrollo de la econom√≠a venezolana, lo cual ha fomentado la inmigraci√≥n de millones de personas.

La facilidad con la que el actual gobierno estadounidense determina que es seguro regresar venezolanos a su país pone en evidencia que el tema migratorio es una pieza más de la política interior de la nación norteamericana. Las crisis humanitarias se ponderan con base en los intereses internos de las naciones más poderosas.

 

* Tinker es profesor emérito, Estudios Latinoamericanos, Pomona College. Duno integra el Departamento de Literatura y Cultura Clásica y Moderna, Universidad de Rice.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.