Sep 27 2022
214 lecturas

Despacito por las piedras

El irresistible encanto del fascismo

Tal vez no nos hemos dado cuenta, pero en Europa hace muchos a√Īos que vivimos en una obra de teatro. De teatro del absurdo, para ser exactos. El continente entero se ha ido transformando en un escenario enorme, espl√©ndido y un√°nime; un trastero con millones y millones de hect√°reas donde se acumulan varios milenios de cultura, palacios, pinacotecas, bibliotecas, laboratorios, salas de conciertos, y al lado de la cultura, la barbarie: los cubos de basura, los prost√≠bulos, las barriadas de chabolas, los campos de alambradas y las televisiones encendidas.

Hace casi un siglo que Benjamin dijo aquello de que ¬ęno hay documento de cultura que no sea al tiempo de barbarie¬Ľ y seguimos sin entenderlo, a pesar de que nos sentamos a almorzar frente a un telediario y nos comemos tranquilamente una ciudad bombardeada, un naufragio con docenas de ni√Īos muertos en el Mediterr√°neo y de postre un partido de tenis. La obra puede ser de Beckett, porque nos comportamos como personajes catat√≥nicos, repitiendo di√°logos descabellados y esperando a un Godot que no acaba de venir nunca. O quiz√° de Arrabal, porque ya estamos fabricando nuestro propio cementerio de autom√≥viles, dudando entre entrar en p√°nico o seguir en el rid√≠culo.Taller de Teatro Adultos: Lecturas - RINOCERONTE - Eugene Ionesco

Sin embargo, en los √ļltimos a√Īos, toda Europa parece una funci√≥n a tiempo completo de Rinoceronte, la impresionante f√°bula teatral en la que Ionesco satiriz√≥ el ascenso del fascismo. Casi ni hace falta repasar el argumento: en una ciudad francesa, un d√≠a, sin saber por qu√©, las personas empiezan a transformarse en rinocerontes; la gente primero se asusta, porque los rinocerontes son muy peligrosos, despu√©s se acostumbran a ellos, admiran su fuerza y su brutalidad hasta que al final toda la ciudad, excepto el protagonista, no es m√°s que un c√≥nclave de rinocerontes. Hay una escena al comienzo del segundo acto en que los periodistas ni siquiera se ponen de acuerdo a la hora de describir el modo en que un rinoceronte ha aplastado a un gato.

Cuando lean el di√°logo en que los personajes discuten interminablemente sobre si el rinoceronte es asi√°tico o africano, si tiene uno o dos cuernos, a lo mejor les suena un eco de esas noticias con que en los √ļltimos a√Īos muchos periodistas intentan demostrar que la actual ultraderecha europea no es lo mismo que el fascismo de los a√Īos 30 y 40. A lo mejor ustedes no han le√≠do atentamente las proclamas de Orban, Le Pen o Abascal; a lo mejor no han reparado en estas declaraciones pronunciadas no hace mucho por la presidenta de Fratelli d‚ÄôItalia, Giorgia Meloni: ¬ęYo pienso que Mussolini fue un buen pol√≠tico, que todo lo que hizo, lo hizo por Italia. No ha habido pol√≠ticos como √©l en los √ļltimos 50 a√Īos¬Ľ. El lema de su campa√Īa, ¬ęDios, patria y familia¬Ľ, es exactamente el mismo que acu√Ī√≥ en 1931 Giovanni Giurati para el Partido Nacional Fascista.

Yo o√≠ hace poco, de alguien muy querido y muy cercano a mi coraz√≥n, unas palabras en la que lat√≠a el eco de esa ideolog√≠a que es la peor plaga que haya arrasado Europa. Se refer√≠a a unos migrantes negros a los que ve√≠a todos los d√≠as cerca de su casa: ¬ęNo puedo soportar que esta gente venga a invadir mi patria¬Ľ. Intolerancia, miedo, racismo, patriotismo: el caldo de cultivo del fascismo resumido en una sola frase. La extrema derecha gobierna hoy en Hungr√≠a, Polonia, Eslovenia y la Rep√ļblica Checa; ha formado coaliciones de gobierno en Austria, Suiza, Noruega e Italia; ha subido como la espuma en Alemania, Espa√Īa y Francia. Ojal√° me equivoque, pero hoy lunes, aupada por otros dos rinocerontes, Salvini y Berlusconi, la admiradora de Mussolini, Giorgia Meloni, tal vez sea la nueva presidenta de Italia y la prensa andar√° pregunt√°ndose si es un rinoceronte macho o hembra, de dos cuernos o de uno.

 

*Escritor y periodista espa√Īol. Columnista habitual del diario publico.es. Licenciado en Filolog√≠a Hisp√°nica por la Universidad Aut√≥noma de Madrid, gan√≥ su primer premio en 1999 (con Nanga Parbat) tras publicar diversos relatos y poemas en las revistas Cartographica, Poeta de Cabra y Ariadna, el t√≠tulo m√°s traducido de Ediciones Desnivel, con versiones en franc√©s, polaco e italiano.¬†En publico.es, 26 de septiembre, 2022

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.