May 17 2022
111 lecturas

Economía

El pasado oscuro de Gol, la nueva socia brasileña de Avianca y Vivair

Asesinato, cárcel y líos judiciales pesan sobre los Constantino de Oliveira, la familia dueña de la segunda aerolínea del Brasil con la que conformarán el Grupo Abra. Gol Linhas Aéreas, la aerolínea brasileña con la cual se alió Avianca para crear el Grupo Abra tiene su hub de operaciones en Río de Janeiro; y además, es la segunda aerolínea más grande e importante de Brasil y la tercera de América Latina, con 28% del mercado aéreo doméstico brasilero y 15% del mercado internacional de aquel país.​

Constantino de Oliveira Jr.

Gracias a la unión empresarial entre Avianca y Viva, Avianca colocaría en el Grupo una cuota de 188 rutas con conexión a 94 destinos y una flota de 141 aviones. Por su lado, Gol, agregaría más de 60 destinos domésticos en Brasil con vuelos a varios destinos en Sudamérica y el Caribe. Además, Gol ha invertido en vuelos chárter a Miami, Orlando y Nueva York y tiene vuelos regulares a Estados Unidos.

El nuevo grupo contaría con una inyección de 350 millones de dólares procedentes de inversionistas no revelados por las compañías. Se espera que la transacción se complete en la segunda mitad del 2022, sujeto al cumplimiento de condiciones de cierre habituales y condiciones regulatorias.

Gol es un jugador clave en el mercado brasileño de bajo costo que inició operaciones el 15 de enero de 2001 con una ruta que conectaba Brasilia con São Paulo y, desde entonces, ha desarrollado una importante red nacional, también opera destinos internacionales, ha realizado varias adquisiciones durante sus 21 años de operaciones.

Fue fundada por el magnate de los autobuses brasileños Nene Constantino quien fue condenado a 16 años y seis meses de cárcel, por ordenar el asesinato en 2001 del líder comunitario Marcio Brito. Su hijo Constantino fue el encargado de convertirla en la primera exitosa aerolínea de bajo costo y sacudir el mercado, y estuvo en el cargo de presidente de la empresa hasta 2012 cuando fue reemplazado por Paulo Kainoff.

Junto con sus hermanos Henrique Constatino, Joaquin de Oliveira, Henrique de Oliveira y Ricardo de Oliveira son los propietarios mayoritarios a través de AeroPar Participações , que posee el 77 % de la empresa.

Tras la conclusión de la operación, el grupo Abra será una compañía de capital cerrado constituida en el Reino Unido que controlará a Avianca y a Gol. Juntas, mantendrían una red de aerolíneas latinoamericanas que tendrían los costes unitarios más bajos en sus respectivos mercados, los programas de lealtad líderes a través de la región, y otros negocios complementarios.

El millonario irlandés que le vendió Viva Air a Avianca

Avianca, en una jugada inesperada, compró el 100 % de las acciones de Viva Air a finales de abril. El Grupo Avianca ha tenido un buen comienzo para 2022, gracias a su estrategia “Avianca para todos” que incluye varios elementos de low-cost o vuelos económicos. La movida hacia este tipo de servicio, donde Viva Air es el líder colombiano, con un 24% del mercado que equivale a haber transportado 5,18 millones de pasajeros en el 2021.

En el acuerdo, Declan Ryan, CEO de la empresa Irelandia Aviation, que controla la totalidad de Viva Air con operaciones en Colombia y Perú, asume como miembro de la junta directiva del nuevo holding aeronáutico. Su empresa Irelanda, tras desarrollar desde 2004 el modelo low-cost en Europa, está centrada en la creación de compañías de bajo costo en mercados emergentes y con potencial de crecimiento, por ejemplo en América del Sur, África, el sudeste de Asia y Oriente Medio.

El fondo de inversiones de la familia Ryan, que acaba de venderle el 100 % de la acciones de Viva Air a Avianca, creó otras aerolíneas de bajo costo como Tiger Airways en Singapur y Australia, Allegiant en Estados Unidos y VivaAerobus en México.

Los Ryan operan desde Enniskerry, condado de Wicklow en Irlanda y tienen intereses inmobiliarios que se extienden a Polonia, Asia, México y Gran Bretaña, así como inversiones en propiedades comerciales en Dublín. Poseen inversiones en software y biotecnología, e inversiones a través de fondos de capital de riesgo.

Con la fusión operacional con Avianca que está pendiente de autorizaciones regulatorias, lograrían controlar el 56,2%, toda vez que mientras que Avianca transportó el año pasado más de 7,76 millones de pasajeros, es decir el 34,5 % del total, Viva Air movilizó más de 4,88 millones de viajeros, con una participación del 21,7 %.

Las cifras en la operación entre ambas aerolíneas son bien diferentes. Avianca tiene unos 12.000 empleados, una flota de unos 110 aviones, 128 rutas en operación y es parte de Star Alliance, mientras que Viva Air tiene 1.200 empleados, una flota de 22 jets, 60 rutas y cuenta con unidades en Colombia y Perú que atienden destinos en toda la región, además de México y EU.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.