Jul 16 2007
704 lecturas

Política

El Salvador. – CONDICIONES INHUMANAS DE PRESAS POLÍTICAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Una delegación de diputadas del FMLN visitamos el martes 10 de julio a las compañeras en el penal de mujeres y hemos comprobado con horror los vejámenes y humillaciones a que está sometida la población reclusa y en particular las presas políticas.

Desde que llegaron al penal, han sido hostigadas por los custodios, se negaron a quitarles las esposas para que almorzaran; por el contrario las sometieron a presión psicológica por su participación en las protestas y amenazaron a Lorena Araujo con llevarla al calabozo de castigo.

Las compañeras están ubicadas en celdas, las cuales cuentan con un promedio entre 80 y 90 internas. Duermen en el suelo, no tienen colchonetas ni camas, ni sabanas para dormir.

Equipo de Higiene

En el penal no permiten llevarles artículos como la pasta dental, el cepillo dental, jabón, shampoo y otros. Sólo pueden comprarlos en la tienda del penal que es propiedad de centros penales.

El agua para bañarse, para beber y para lavar deben comprarla, solamente es una botella o garrafa pequeña que deben comprarla y vale entre $0.10 y $0.20 cada una.

Situación de salud

El lunes 10, fueron examinadas por una pediatra, que les hizo una revisión general sin atender a los casos de salud que cada compañera planteo.

– En el caso de Yanira: ella padece de estreñimiento y además es tratada por una displacia y necesita medicina.

– Rosa Valle fue operada del útero, tiene sinusitis crónica e infección en las vías urinarias y estaba con medicamento.

– Beatriz tiene rinitis alérgica.

A ninguna les han proporcionado sus medicamentos.

Alimentación

Les dan en todo tiempo el mismo plato: frijoles enlatados en mal estado, dos tortillas de harina amarilla, tamal miniatura, huevo en polvo y café yodado.

No les dan agua de tomar, ni para bañarse. Sin embargo, hay una tienda donde al tener dinero les venden comida, lo que sugiere un negocio a partir de la violación de los derechos de las reclusas.

Los baños no funcionan por que no cae agua, los servicios invadidos de suciedad y desechos. No hay conexión de agua en todo el área donde están las 700 reclusas, por lo que la insalubridad es muy peligrosa.

Hay plaga de pulgas, piojos y garrapatas en el penal, por lo que todas las reclusas están infectadas de alguno o todos estos animales.

Las condiciones alimenticias, de alojamiento e higiénicas son deplorables, (el propósito es que las internas consuman sus productos de la tienda del penal).

La visita

Es una vez a la semana de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. La visita está reducida a un máximo de 10 familiares que sean esposo, hijos, madres padres, ningún amigo u otro familiar. La dirección de centros penales no permite visitas de amistades, el propósito es el máximo aislamiento.

En el caso de ser acompañados, les exigen un proceso para comprobar unión no matrimonial y tener una autorización de la PGR para poder entrar al penal.

La Dirección del Penal no autoriza pasar ningún tipo de alimentos, ni medicinas, ni prendas de vestir a las detenidas. Curiosamente deben solicitar por escrito permiso hasta para tener ropa interior y normal.

A los visitantes se les niega entrada si visten ropa negra, o zapatos de tacón, y a los hombres les exigen calzar chanclas o sandalias para entrar de visita e ir debidamente identificados.

Seguridad de las compañeras

Las compañeras presas políticas sienten preocupación debido a las amenazas veladas que algunos custodios les han hecho, y porque se les quiere tratar como delincuentes comunes y no como presas políticas, por lo que están compartiendo celda con personas vinculadas a asesinatos, drogas y otros delitos.

Hasta el momento la Dirección de Centros Penales no les ha asignado un espacio que corresponda a su calidad de presas políticas, argumentando la Directora que el lineamiento de centros penales es darle el mismo tratamiento que las presas comunes.

Frente a esta injusta e inhumana condición a que están sometidas nuestras compañeras manifestamos lo siguiente:

1. Exigimos al gobierno del presidente elías saca que se les reconozca su condición de presas políticas y se les respeten sus derechos humanos y se garantice su seguridad e integridad personal.

2. Denunciamos la deplorable situación a que están sometidas las 700 reclusas de carcel de mujeres.

3. Exigimos la inmediata libertad de las presas y presos políticos.

4. Llamamos a las organizaciones de mujeres y a todo el pueblo a demandar la libertad de las presas y presos políticos.

5. Solicitamos a la comunidad internacional que denuncie esta situación y exija al gobierno de el salvador la liberación de las detenidas y el cese de la represión en contra del pueblo.

(Firman)
Diputadas del FMLN ante la asamblea legislativa y ante el parlamento centroamericano.

Cartas de solidaridad pueden ser enviadas a sri@fmln.org.

———————–

* www.altercom.org.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.