Mar 4 2012
1640 lecturas

Opini贸nPol铆tica

El tour mexicano y cubano del pastor alem谩n

Am茅rica Latina tiene experiencia de las visitas 芦pastorales禄. El papa polaco Karol Wojtyla, formado pol铆ticamente en la lucha contra la entonces burocracia sovi茅tica, sus agentes locales y su 芦comunismo禄, hizo dos: una a la Nicaragua sandinista y otra a la Cuba gobernada por Fidel Castro.

La primera cumpli贸 su objetivo: aplast贸 al ala progresista y sandinista de los cat贸licos nicarag眉enses, reforz贸 al cardenal contrarrevolucionario y a la derecha y, a plazo m谩s largo, llev贸 a Daniel Ortega a un acuerdo con ambos (cardenal primado y derecha contra y corrupta) y a una ruptura con los cat贸licos progresistas de la teolog铆a de la liberaci贸n (como Ernesto Cardenal y Miguel D鈥橢scotto). La segunda consigui贸 concesiones aperturistas por parte del gobierno cubano y reforz贸 la posici贸n de la Iglesia cat贸lica como eje de la oposici贸n pol铆tica interna.

Ratzinger llega ahora a M茅xico para tratar de consolidar el papel de la jerarqu铆a eclesi谩stica y el conservadurismo en el pa铆s, as铆 como a tratar de conseguir que el Estado facilite la ense帽anza de dogmas religiosos en las escuelas.

En Cuba, el pa铆s de la santer铆a y donde el cristianismo evang茅lico, por no hablar del agnosticismo y del anticlericalismo, son fuertes en los sectores m谩s pobres de la poblaci贸n, la Iglesia cat贸lica nunca tuvo demasiado peso, a diferencia de lo que suced铆a en Nicaragua, y ese hecho otorga al gobierno mayor margen de maniobra frente a ella. Adem谩s, el hedonismo y el libre mercado zapan las bases de la religi贸n cat贸lica y el Vaticano, aunque es un pilar de la ignorancia, la opresi贸n, la desigualdad social y la explotaci贸n, se opone al consumismo, a los valores y a la ideolog铆a del capitalismo financiero que, con su televisi贸n y sus medios de 芦informaci贸n禄, destruyen la visi贸n religiosa del mundo y las relaciones familiares conservadoras que la Iglesia explota.

De modo que hay un punto de contacto pol铆tico entre el gobierno cubano y una instituci贸n local 鈥搇a Iglesia cat贸lica cubana鈥 que sea lo suficientemente prudente y, por ahora, se dedique a tejer redes y a sembrar apoyo ideol贸gico en el sector m谩s desilusionado o conservador de la isla.

Porque la visita a Cuba del ex jefe de la Inquisici贸n, el pastor alem谩n que ocupa el trono de Pedro, o sea, la gira del mandam谩s de la 煤nica monarqu铆a absolutista de importancia a escala mundial subsistente, si se excluye la de Pyongyang, tiene el claro objetivo de convertir la Iglesia cubana en el eje de una oposici贸n capitalista tolerada y conservadora, que sea independiente de los contrarrevolucionarios violentos y cavern铆colas de Miami y del Departamento de Estado, que podr铆a contar con el apoyo de los cat贸licos de Estados Unidos en caso de que en ese pa铆s triunfe la ultraderecha protestante pro sionista e integralista al estilo del Tea Party.

Las concesiones ideol贸gicas al catolicismo del pragm谩tico gobierno cubano son enormes. En efecto, el pa铆s es laico y no hay raz贸n alguna para conmemorar 芦la aparici贸n禄 de la Virgen del Cobre, que interesa a los cat贸licos pero no al resto de los cubanos, y menos a煤n para organizarle sus manifestaciones religiosas a un jefe de Estado que es un monarca totalitario y jefe a la vez de la burocracia m谩s antigua y firme del mundo y de la Iglesia m谩s rica y numerosa de todas. Los socialistas Marx y Lenin, adem谩s del liberal Mart铆, deben estar revolvi茅ndose en sus tumbas ante la utilizaci贸n tan 芦desprejuiciada禄 de la raz贸n de Estado.

El problema central es que en Cuba se est谩 desarrollando un vigoroso sector de peque帽os y medianos propietarios que, se plantea, agrupar谩 dentro de poco a 40 por ciento de la poblaci贸n econ贸micamente activa, y que el ambiente en que crece es el del individualismo, la aceptaci贸n de los valores econ贸micos capitalistas, la desmoralizaci贸n pol铆tica de los trabajadores debido a la asfixia burocr谩tica a toda manifestaci贸n de participaci贸n independiente.

Si el Partido Comunista cubano,, para educar a sus cuadros superiores, que son los del Estado, ha dejado de lado la bazofia te贸rica de la interpretaci贸n dogm谩tica de Marx y Lenin por los bur贸cratas estalinistas. y recurre ahora a cursos de administraci贸n de empresa, como si fuera el Tec de Monterrey, es evidente que quienes luchan por el socialismo como sin贸nimo de participaci贸n, democracia, autogesti贸n y control obrero en las empresas nadan contra una poderosa corriente pro capitalista. La alianza entre las dos burocracias, la estatal y la eclesi谩stica, es un peligro real.

Adem谩s, todo un sector de la burocracia y los neocapitalistas cubanos encontrar谩n en la Iglesia cat贸lica, a bajo costo, un punto de reuni贸n y un cemento cultural 芦nacional禄 y hasta 芦nacionalista禄. El precio pol铆tico cultural de la operaci贸n gubernamental no se compensa con las escasas divisas que pueda traer a Cuba esta maniobra. Talan crey贸 trampear a la historia fomentando el nacionalismo ruso, legitimando la Iglesia ortodoxa, reinstalando los capellanes de la misma en las fuerzas armada y preguntaba burlonamente cu谩ntas divisiones ten铆a el Papa. Hoy, en la ex Uni贸n Sovi茅tica flamean las banderas zaristas.

Cuba, sin embargo, no es lo que fue la Uni贸n Sovi茅tica y detr谩s de los cubanos hay una vieja tradici贸n anarquista y liberal de izquierda que, en cierto modo, los vacuna contra los sacerdotes burocr谩ticos laicos o religiosos, y sus intentos de regimentar las cabezas y de imponer dogmas. Pero el caso es importante, y el silencio embarazado de los amigos de Cuba al respecto es un nuevo y grosero error, y un verdadero crimen. Frente a lo que pasa en Cuba nadie puede mirar para otro lado y hacerse el desentendido. La omisi贸n de auxilio a alguien en dificultad es considerada delito.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.