Sep 10 2016
1084 lecturas

Despacito por las piedras

EL VALOR DEL PETR脫LEO Y RAZONES DE SUS VAIVENES

Los saltos del precio del petr贸leo en los 煤ltimos a帽os han sido gigantescos, por ejemplo: de valer unos 125 d贸lares el barril, en 2011, lleg贸 a los 30 d贸lares en el 2015. Esos precios est谩n en la ra铆z de muchas situaciones conflictivas que se han vivido y se viven en determinados pa铆ses y a escala internacional.

Obviamente a quienes m谩s afecta estos bruscos cambios es a los pa铆ses petroleros. Uno de los casos m谩s t铆picos es el de Venezuela, donde la inmensa mayor铆a de sus ingresos provienen del petr贸leo. Por eso pas贸 de la bonanza, cuando los precios internacionales le sonre铆an, al drama de los 煤ltimos tiempos cuando 茅stos se derrumbaron.

En Venezuela muchos piensan que ese derrumbe estuvo destinado a precipitar en el caos a una econom铆a que fue incapaz de generar otro modelo productivo. Sin embargo una visi贸n m谩s completa lleva a pensar que la raz贸n m谩s fuerte est谩 en otro lado. Se trata de Arabia Saudita, principal exportador de petr贸leo.

El petr贸leo de los sauditas tiene un costo muy bajo, ronda los 10 d贸lares por barril, por lo cual pueden aguantar una baja mundial y siguen ganando plata. Seg煤n esta apreciaci贸n los sauditas quer铆an evitar la competencia norteamericana del 鈥渇racking鈥, cuyo costo est谩 alrededor de los 70 d贸lares por barril, con un petr贸leo a 100 d贸lares o m谩s, esa actividad ten铆a importantes ganancias, cosa que no pasa con los precios actuales.

Da la impresi贸n que los sauditas est谩n logrando su objetivo al conseguir que la producci贸n 鈥渇racking鈥 est茅 en decadencia mientras ellos vuelven a colocarse como productores insustituibles en el mercado mundial.

Es posible que, a partir de esta 鈥渧ictoria鈥 saudita, el petr贸leo recupere algo de sus valores hist贸ricos, aunque muy dif铆cilmente alcance los niveles de los inicios de esta d茅cada.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario