Ago 20 2023
83 lecturas

Pol铆tica

Escenarios de trauma electoral: Fragmentaci贸n y crisis de las representaciones pol铆ticas

El tsunami electoral originado por el tercio de votos conseguido por el candidato ultraliberal contin煤a suscitando debates acerca de c贸mo abordar el fen贸meno en t茅rminos pol铆ticos y sociol贸gicos. Las interpretaciones tienden a asociar en forma directa la caracterizaci贸n sobre Javier Milei con el perfil de los siete millones de votos obtenidos por su lista, La Libertad Avanza.

Plutarco, en Vidas Paralelas, relata la historia de un mensajero que le anunci贸 al rey armenio Tigranes la llegada de las poderosas legiones romanas bajo la jefatura del general romano L煤culo. Las funestas novedades transmitidas al monarca enfadan de tal modo a Tigranes que este decide cortarle la cabeza al mensajero. A partir de ese momento 鈥搑elata Plutarco鈥 ning煤n hombre se atrevi贸 a llevarle otra informaci贸n. A partir de ese momento s贸lo le comunicaron aquellas noticias que no lo disgustaban. Pero se qued贸 sin informaci贸n respecto a lo que realmente suced铆a en su reino.

Los mensajeros son los votantes de Milei: no existe confirmaci贸n acerca de que su decisi贸n tenga un correlato con las propuestas y la caracterolog铆a del candidato freak.聽Expresan una forma de hartazgo frente a dos coaliciones que se enfrentaron en un territorio ajeno al de la soluci贸n eficaz de los problemas existentes. Los votantes del candidato dolarizador enuncian una crisis de representaci贸n basada en profundos cambios estructurales y en la ausencia de soluciones para los problemas que dichas mutaciones generan.

A eso se le suma una desnaturalizaci贸n del debate pol铆tico producido por la proscripci贸n y el intento de asesinato de una de las referentes centrales del sistema pol铆tico, Cristina Fern谩ndez de Kirchner. El tercio de los votantes de las PASO no se convirti贸 en fascista de la noche a la ma帽ana. Expuso su desconcierto, hartazgo y desencanto con el restringido herramental ciudadano y pol铆tico con el que cuenta, vapuleado en forma sistem谩tica por las fake news聽y los algoritmos de la confusi贸n medi谩tica. Grandes colectivos de nuestra sociedad, adem谩s, se encuentran disociados y ajenos a debates que eval煤an como inentendibles y lejanos de su quehacer cotidiano.

En julio pasado, un mes antes de las primarias, se divulg贸 el relevamiento titulado Percepci贸n democr谩tica de las juventudes, coordinado por Nahuel Sosa, en el marco de un proyecto conjunto de FLACSO y Argentina Futura. En ese estudio se abordaron cinco ejes anal铆ticos:

  1. participaci贸n y movilizaci贸n juvenil;
  2. percepci贸n sobre el Estado y las pol铆ticas p煤blicas;
  3. visi贸n de futuro;
  4. trabajo y educaci贸n; y
  5. salud mental.

Algunos de los resultados del relevamiento remiten al fastidio ante el conflicto nominado como la grieta, la consideraci贸n de que 鈥渓a pol铆tica est谩 alejada de sus problem谩ticas cotidianas鈥, la percepci贸n negativa de la 聽inflaci贸n y la inseguridad 鈥揷omo temas prioritarios鈥 y la caracterizaci贸n de Milei como ex茅geta de una necesaria implosi贸n del statu quo.

Una porci贸n relevante de los votantes del candidato ultraliberal fueron j贸venes 鈥搈ayormente varones鈥 entre 16 y 30 a帽os. Dicho segmento etario se encuentra m谩s atomizado que sus mayores. Tienen una menor inserci贸n en el trabajo formal, menor articulaci贸n asociativa y una limitada percepci贸n acerca de qu茅 son los derechos provistos por el Estado. Su cotidianeidad est谩 atravesada por la fragmentaci贸n social, sobreimpresa en la nula conciencia de ser parte de un colectivo. Se perciben como sujetos aislados, emprendedores solitarios e individuos desligados de relatos pol铆ticos que sienten ajenos e inentendibles.

Sus vidas cotidianas est谩n plagadas de pantallas (Instagram, Tik-Tok, circuitos de gamers,聽trap, cumbia y Spotify, entre otras) y su inserci贸n en el mundo del trabajo es mayoritariamente precaria, ajena a toda sindicalizaci贸n. Sus referencias laborales est谩n vinculadas a las denominadas econom铆as de plataforma, que brindan una supuesta independencia de los empleadores y una ficci贸n de autonom铆a plena en la gesti贸n del tiempo. Ese v铆nculo 鈥搊 esa aspiraci贸n de materializaci贸n en criptomonedas鈥, sin embargo, los condena a una relaci贸n full time聽y a una desconexi贸n de sus cong茅neres: un sujeto que se cree lo suficientemente libre para trabajar en constante v铆nculo con un celular y en una guerra de todos contra todos, sin cooperaci贸n ni asociatividad.

Pandemia, casta y misoginia

Es muy probable que este grupo haya sido, adem谩s, golpeado por la pandemia de forma particular y diferenciada: en un reciente art铆culo, Conrado Yasenza conjetura que las pol铆ticas sanitarias de aislamiento tuvieron un efecto espec铆fico en el segmento etario que orient贸 mayoritariamente su voto al economista egresado de la Universidad de Belgrano. La etapa vital que puja por mayor socializaci贸n emocional fue sacudida justificadamente por pol铆tica sanitarias que salvaron cientos de miles de vidas, pero que al mismo tiempo cortaron v铆nculos adolescentes.

Mientras eso suced铆a se divulgaban las fotos del cumplea帽os en la Quinta de Olivos y Mauricio Macri聽se alquilaba un avi贸n privado para visitar a Horacio Cartes, ex Presidente paraguayo, acusado de contrabando y de v铆nculos financieros con el narcotr谩fico. El sonido de la palabra libertad聽parece tener una significaci贸n m谩s trascendente entre esos segmentos juveniles.

Existe otro elemento, quiz谩 m谩s solapado e invisibilizado, ligado a los cambios que se observan en las relaciones de g茅nero, la reivindicaci贸n de los derechos de los colectivos LGTBI y la lucha contra la discriminaci贸n que sufren sus integrantes: Milei asume un discurso mis贸gino聽y homof贸bico que no es rechazado por su votantes. De hecho, pareciera que empatiza con los varones que ven debilitados los principios identitarios masculinos de 铆ndole patriarcal con los que fueron educados, y sobre los que basan su pretendida fortaleza.

El candidato de cabellera desgre帽ada aparece como un reparador de los efectos que posee la marea verde en varones disminuidos: expresa la venganza de quienes se sienten inc贸modos en relaci贸n a los colectivos que imponen l铆mites a la violencia machista. Milei, al igual que Donald Trump, Jair Bolsonaro y el l铆der de VOX en Espa帽a, Santiago Abascal, constituye la vanguardia reaccionaria contra el feminismo y otras luchas identitarias de colectivos vulnerados.

Un tercer elemento que aparece es el referido al discurso pol铆tico. En el caso del libertario, sus votantes valoran las consignas simples, su convicci贸n y su disposici贸n para defender sus convicciones. Esa elecci贸n supone, al mismo tiempo, una cr铆tica al lenguaje distante, elaborado y ajeno que expresan los referentes de las dos coaliciones que ocuparon el segundo y el tercer lugar en el podio electoral. Si las tres preocupaciones de la sociedad son la inflaci贸n, el salario y la seguridad, el monetarista ofrece soluciones simples y comunicables: dolarizaci贸n, libre circulaci贸n de armas y represi贸n. Una tr铆ada implacable apta para el consumo de una sociedad astillada en la que el 40% 鈥搚 el 60 en el caso de los j贸venes鈥 vive en la precariedad de trabajos informales.

Un cuarto elemento se vincula con el hartazgo de una pelea pol铆tica que los votantes de Milei no entienden ni quieren comprender, en la que sus 煤ltimos dos gobiernos traicionaron sus contratos electorales. El macrismo se comprometi贸 con la consigna de pobreza cero, la lluvia de inversiones聽y la voluntad de no recurrir jam谩s al FMI.

Alberto Fern谩ndez asegur贸 que no iba a pagar los cr茅ditos 鈥搊torgados por el ente multilateral financiero鈥 a costa del hambre de los asalariados y los jubilados. Los electores de Milei se sienten estafados y creen ensayar el camino de algo novedoso, sin reparar en los ostensibles nexos program谩ticos con Jos茅 Alfredo Mart铆nez de Hoz, el menemismo y Domingo Cavallo, que confluyeron en la tragedia del 2001. La paradoja es que los seguidores de Milei repiten la consigna creada por la organizaci贸n de izquierda Podemos, en la que se refer铆an al bipartidismo ib茅rico, entre el PSOE y el Partido Popular, como La Casta.

Los escenarios para las elecciones generales de octubre sugieren esquemas atravesados por estas cuatro dimensiones: los tres tercios limitar谩n la posibilidad de un triunfo en primera vuelta para los tres candidatos, y las posibilidades de segunda vuelta ubican en mejor lugar a Javier Milei y a Sergio Massa que a Patricia Bullrich. Esta 煤ltima tiene menos posibilidad de ocupar lugares hacia el centro del espectro pol铆tico, so pena de perder en su flanco derecho aquello que conquist贸 en las PASO.

Una potencial segunda vuelta entre el candidato de la Libertad Avanza y el frente liderado por el peronismo podr铆a poner en tensi贸n al votante radical, sobre todo por los lazos simb贸licos construidos en torno a la educaci贸n p煤blica y los recursos manejados en las universidades p煤blicas por Franja Morada, repitiendo la crisis impulsada por Ricardo L贸pez Murphy en el gobierno de Fernando De la R煤a. En los tres esquemas posibles el gobierno aparece conminado a combinar medidas gubernamentales con una discursividad capaz de polarizar con Milei, sin dejar de escuchar al mensajero al que hizo referencia, 21 siglos atr谩s, Plutarco de Queronea.

 

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en elcohetealaluna

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.