Ene 27 2023
83 lecturas

Pol铆tica

Estados Unidos versus Venezuela: la tensi贸n no cede

Despu茅s del anuncio hace algunas semanas de la reanudaci贸n de operaciones de la petrolera estadounidense Chevr贸n en Venezuela, que coincidi贸 (no casualmente) con el anuncio de la mesa de di谩logo entre el gobierno y la oposici贸n de que se destrabar铆an alrededor de tres mil millones de d贸lares del Estado venezolano congelados en Estados Unidos, parec铆a asomar el comienzo del fin de las medidas coercitivas unilaterales de Washington contra Venezuela.

脡stas comenzaron con Barack Obama y recrudecieron con Donald Trump, con el fin de terminar con el gobierno de Nicol谩s Maduro. Joe Biden, ya en la mitad de su mandato, las mantiene.

El jefe negociador en la mesa del di谩logo por el gobierno, Jorge Rodr铆guez le reclam贸 a la oposici贸n que cumpla el compromiso de destrabar los fondos, anunciado en diciembre, bajo el paraguas conciliador de la reuni贸n de los presidentes Gustavo Petro, Alberto Fern谩ndez y Emmanuel Macron en Par铆s.

El encuentro en Par铆s, cada vez m谩s fr铆o.

El jefe negociador de la oposici贸n, Gerardo Blyde, le contest贸 a Rodr铆guez y relativiz贸 el alcance del acuerdo. Como ya pas贸 en varios momentos de la tortuosa negociaci贸n gobierno-oposici贸n, lo que parece estar claro no lo est谩 tanto, y los actos de firmas de acuerdos parecen desvanecerse en el aire.

En este escenario, adem谩s, se produjo el 鈥済olpe de Estado鈥 contra Juan Guaid贸. Los partidos que lo respaldaban le votaron en contra y lo quitaron del medio. El acto final de Guaid贸 fue tan triste como la mayor parte de su derrotero: un rendici贸n de cuenta floja de papeles (dijo que su interinato gast贸 150 millones de d贸lares, y justific贸 la millonada en que es la suma que gasta en un a帽o una alcald铆a), en un teatro con la luz cortada, iluminado por linternas de tel茅fonos celulares. Una despedida a una estrella pop de brillo modesto.

Pero a pesar de la salida de Guaid贸, decisi贸n pol铆tica de la Casa Blanca, la administraci贸n Biden sigue sin reconocer a Nicol谩s Maduro como presidente leg铆timo.

La 芦rendici贸n de cuentas禄 de Guaid贸, iluminada por linternas de celulares.

La tormenta no cede

Con el contrapunto gobierno oposici贸n encendido, el presidente Maduro decidi贸 no viajar a la cumbre de la Comunidad de Estados Americanos y Caribe帽os, CELAC, en Buenos Aires. Denunci贸 que se estaba fraguando una plan que 鈥渘o era una simple provocaci贸n de una marcha, era algo m谩s grueso鈥, dijo Maduro.

Dijo que el plan estaba 鈥渃oordinado desde la Embajada de Estados Unidos con las ratas del macrismo, la Patricia Bullrich y el partido judicial. Era algo m谩s grueso… grueso grueso. Confirmado. Y bueno, era entrar en combate en territorio distinto al de Venezuela鈥, explic贸 Maduro.

Maduro interviene con un mensaje grabado en la VII Cumbre de la CELAC.

Recordemos que pocos d铆as antes de la Cumbre de la CELAC referentes de la derecha argentina hab铆an denunciado a Maduro en la justicia local, que es funcional a los intereses de este sector, y Bullrich, jefa del partido del ex presidente Mauricio Macri, hasta pidi贸 que la agencia antinarc贸ticos de Estados Unidos, la DEA, detuviese a Maduro en Buenos Aires, lo que equivale a pedir la intervenci贸n de una fuerza extranjera en territorio argentino, algo que la derecha de estos tiempos no tiene empacho en reclamar, sin que adem谩s, claro, los medios adscriptos a este sector se pregunten si tal reclamo no ser铆a una abyecta violaci贸n a la soberan铆a nacional.

Estaba claro, y aqu铆 lo alertamos antes de la cumbre, que hab铆a una provocaci贸n de alto calibre, en un pa铆s donde hace pocos meses se intent贸 asesinar a la vicepresidenta, Cristina Fern谩ndez, y donde el gobierno aparece con las manos atadas (o se queda con los brazos cruzados) ante los embates del partido judicial, que no investiga las evidencias que llevan de los autores materiales del intento de magnicidio (detenidos) a los instigadores. Todo esto con Estados Unidos atr谩s, donde a煤n sigue vigente una recompensa de 15 millones de d贸lares por el presidente venezolano.

Justo en Buenos Aires sigue secuestrado a pedido de Estados Unidos el Boeing 747-300 de la estatal venezolana EMTRASUR. En ese caso Washington actu贸 primero para armar el esc谩ndalo medi谩tico-judicial con la tripulaci贸n venezolana e iran铆 (todos liberados tras meses retenidos en Argentina) y despu茅s para incautar el avi贸n, perjudicar a Venezuela y mantener una posici贸n casi monop贸lica en el mercado de las cargas a茅reas de gran porte en el continente. Negocios son negocios. Es solo un ejemplo de todos los frentes que est谩n abiertos.

Petr贸leo s铆, bloqueo no

Entonces Estados Unidos acuerda con el gobierno de Nicol谩s Maduro la provisi贸n de petr贸leo pero por otro lado participa en una provocaci贸n a gran escala? Parece dif铆cil, pero as铆 es. Tal como lo recordaron varios dirigentes del chavismo en los 煤ltimos d铆as, todas las medidas de bloqueo contra Venezuela siguen vigentes.

La Casa Blanca y el Palacio de Miraflores solo lograron ponerse de acuerdo en la provisi贸n de petr贸leo, algo que los dos lados necesitan. Todo lo dem谩s, sigue en una negociaci贸n muy trabada y de muy bajo perfil, que de cualquier manera no est谩 cerrada.

 

*Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.