Jul 20 2007
744 lecturas

Economía

Forzados, pero lo hicieron. – LA BUENA LETRA DE LOS SENADORES CHILENOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Carmen Soria, la hija del ciudadano espa√Īol Carmelo Soria asesinado por la DINA, dio a conocer en la ma√Īana del jueves 19 de julio en la Comisi√≥n Econ√≥mica para Am√©rica Latina y el Caribe (Cepal), a qu√© se destinar√° el mill√≥n y medio de d√≥lares aprobado en una accidentada sesi√≥n del senado chileno en la noche del mi√©rcoles como indemnizaci√≥n a la familia. La indemnizaci√≥n hab√≠a sido rechazada en la primera votaci√≥n registrada el martes, por los votos en contra o abstenciones del dem√≥cratacristiano Sergio Pizarro y del pepede√≠sta Roberto Mu√Īoz.

Soria fue secuestrado por los servicios de la dictadura el 14 de julio de 1976 y su cad√°ver apareci√≥ dos d√≠as despu√©s; era funcionario de la Cepal, organismo de Naciones Unidas con sede en Santiago. Como muchos republicanos, Soria busc√≥ refugio en Chile al t√©rmin√≥ de la guerra civil espa√Īola en 1939. Tambi√©n fue editor y animador del sello editorial Ruedo Ib√©rico.

La reparación, que obtuvo en la votación final 16 votos a favor y 14 en contra, fue acordada entre el gobierno de Chile y la ONU en 2003, requería la aprobación del senado y significa la suma de US$ 375.000 a su viuda y una cantidad idéntica a cada uno de sus tres hijos.

Diplom√°ticamente el organismo internacional destac√≥ la ratificaci√≥n del Senado chileno. ¬ęEstamos satisfechos por esta aprobaci√≥n¬Ľ, se√Īal√≥ a la prensa el secretario ejecutivo de la CEPAL, Jos√© Luis Machinea, acompa√Īado por Carmen Soria, sin mencionar para nada el dif√≠cil parto senatorial. Machinea, no obstante, s√≠ se refiri√≥ a la ¬ęvalent√≠a y perseverancia ‚Äďde la hija del funcionario‚Äď que durante 31 a√Īos ha luchado por el esclarecimiento del secuestro y asesinato de su padre¬Ľ.

La aprobación del Senado se logró después de tres intentos; la Cámara de Diputados había ratificado el acuerdo en marzo de 2005.

Soria, por otra parte una distinguida intelectual, no es persona que guste de los rodeos. Manifest√≥ que la ratificacio√≥n del senado ¬ęse demor√≥ muchos a√Īos trat√°ndose de un acuerdo con Naciones Unidas¬Ľ. En cuanto a las razones que algunos senadores esgrimieron para no honrar el acerdo entre el Ejecutivo y la ONU, dej√≥ claro que eran hip√≥critas: ¬ęMe parece preocupante e hip√≥crita que algunos se preocupen mucho del dinero y no, por ejemplo, de anular la Ley de Amnist√≠a que impuso Augusto Pinochet a favor de los represores¬Ľ.

No pocos ex funcionarios, asesores o consejeros de la dictadura son en la actualidad dirigentes de los partidos de derecha, prominentes empresarios, diplom√°ticos y …senadores.

Carmen Soria adem√°s dijo que ¬ęEspero lograr alg√ļn d√≠a meter a los que mataron a mi padre a la c√°rcel, porque creo que √©sa es la justicia que necesitamos todos los chilenos¬Ľ.

Seg√ļn consta en el proceso, que la administraci√≥n de justicia chilena orden√≥ archivar, el asesinato fue cometido por la Direcci√≥n de Inteligencia Nacional (DINA), la polic√≠a secreta de la dictadura. En octubre de 2003, sin embargo, debi√≥ reabrirlo ‚Äďcomo a rega√Īadientes‚Äď debido a una nueva querella presentada por Carmen Soria contra Pinochet, de la que se hizo parte el Estado.

La hija de Carmelo Soria refreg√≥ la actitud de los senadores: ¬ęest√°n tan preocupados de la justicia y la discriminaci√≥n que ser√≠a feliz que de una vez por todas se metiera a la c√°rcel a los que asesinaron a mi padre y que se aboliera de una vez la Ley de Amnist√≠a‚ÄĚ. Dijo tambi√©n que estimaba ‚Äúgrotesca (la conducta del senado), porque es grotesco que senadores de la derecha se opongan a una reparaci√≥n del Estado, cuando ellos no tuvieron la m√°s m√≠nima voz cuando en este pa√≠s se tortur√≥, se detuvo y hasta el d√≠a de hoy siguen desaparecidos y, como en el caso de mi padre, siguen miles de ejecutados pol√≠ticos sin justicia‚ÄĚ.

Con energ√≠a se√Īal√≥ que ‚Äúel mill√≥n y medio de d√≥lares no me trae a mi padre de vuelta, y no me interesa. Yo hubiese sido mucho m√°s feliz de tener a Lepe, Belmar, Iturriaga Newman en la c√°rcel‚ÄĚ. Extraoficialmente personas cercanas a la familia destacaron que tal vez en horas se har√≠a p√ļblico el destino que se piensa para esos fondos.

———————————

* Informe de Ernesto Carmona y equipo de P√ģel de Leopardo.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.