Sep 14 2021
637 lecturas

CulturaSociedad

Homenaje a Paulo Freire en el centenario de su nacimiento

Puedo afirmar, sin miedo a exagerar, que Paulo Freire est谩 en la ra铆z de la historia del poder popular brasile帽o a lo largo de 50 a帽os, entre 1966 y 2016. Ese poder surgi贸 como un 谩rbol frondoso de la izquierda brasilera actuante en la segunda mitad del siglo XX: grupos que lucharon contra la dictadura militar (1964-1985); las comunidades Eclesiales de Base de las Iglesias cristianas; la amplia red de movimientos populares y sociales que despuntaron en los a帽os 70; el sindicalismo combativo; y, en la d茅cada de 1980, la fundaci贸n de la CUT (Central 脷nica de los Trabajadores); de la Anampos (Articulaci贸n Nacional de los Movimientos Populares y Sindicales) y enseguida de la CMP (Central de Movimientos Populares); del PT (Partidos de los Trabajadores); y del MST (Movimento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra); y de tantos otros movimientos, ONGs y entidades.

Si tuviese que responder a la pregunta: 鈥淚ndique una persona causante de todo eso鈥, dir铆a sin ninguna duda: Paulo Freire. Sin la Paulo Freire, el pedagogo promotor de la educaci贸n para la liberaci贸n 鈥 Hitos y Personajesmetodolog铆a de educaci贸n popular de Paulo Freire, no habr铆a esos movimientos, porque 茅l nos ense帽贸 algo muy importante: a ver la historia desde la 贸ptica de los oprimidos y hacerlos protagonistas de los cambios en la sociedad.

Los excluidos como sujetos pol铆ticos

Al salir de la prisi贸n pol铆tica, a finales de 1973, tuve la impresi贸n de que toda lucha, aqu铆 fuera, hab铆a acabado por la fuerza de la represi贸n de la dictadura militar, y porque todos nosotros, imbuidos de la pretensi贸n de ser los 煤nicos entendidos en la lucha capaz de rescatar la democracia, est谩bamos en la c谩rcel, muertos, o en el exilio. Cu谩l no fue mi sorpresa, al encontrar una inmensa red de movimientos populares diseminados por todo Brasil.

Cuando fue fundado el PT, en 1980, vi a compa帽eros de izquierda reaccionar: 鈥溌縊breros? No. Es mucha pretensi贸n querer que los obreros sean la vanguardia del proletariado. Somos nosotros, intelectuales te贸ricos, marxistas, quienes tenemos capacidad para dirigir a la clase trabajadora鈥. No obstante, en Brasil los oprimidos empezaban a volverse no s贸lo sujetos hist贸ricos, sino tambi茅n l铆deres pol铆ticos, gracias al m茅todo Paulo Freire.

….

Una vez, en M茅xico, compa帽eros de izquierda me preguntaron:

鈥 驴C贸mo hacer aqu铆 algo parecido al proceso de ustedes en Brasil? Porque ustedes tienen un sector de izquierda en la Iglesia, un sindicalismo combativo, el PT鈥 驴C贸mo se obtiene esa fuerza pol铆tica popular?

鈥 Empiecen haciendo educaci贸n popular 鈥搑espond铆鈥 y de aqu铆 a treinta a帽os…

Ellos me interrumpieron:

鈥 隆Treinta a帽os es demasiado! Queremos una sugerencia para tres a帽os.

鈥 Para tres a帽os no s茅 c贸mo hacer 鈥搊bserv茅鈥, pero para treinta a帽os conozco el camino.

Paulo Freire: 驴Qu茅 es ense帽ar y qu茅 es aprender?En resumen, todo el proceso de acumulaci贸n de fuerzas pol铆ticas populares que result贸 en la elecci贸n de Lula como presidente de Brasil, en 2002, y mantuvo al PT en el gobierno federal durante trece a帽os, no cay贸 del cielo. Todo fue constru铆do con mucha tenacidad a partir de la organizaci贸n y movilizaci贸n de las bases populares aplicando el m茅todo Paulo Freire.

El m茅todo Paulo Freire

Conoc铆 el m茅todo Paulo Freire en 1963. Yo viv铆a en R铆o de Janeiro, formaba parte de la Direcci贸n Nacional de la Acci贸n Cat贸lica. Al surgir los primeros grupos de trabajo del m茅todo Paulo Freire, me compromet铆 en un equipo que los s谩bados sub铆a a Petr贸polis, a 70 km de R铆o, para alfabetizar a obreros de la F谩brica Nacional de Motores. All铆 descubr铆 que nadie ense帽a nada a nadie, unos ayudan a otros a aprender.

驴Qu茅 hicimos con los trabajadores de aquella f谩brica de camiones? Fotografiamos las instalaciones, reunimos a los obreros en el sal贸n de una iglesia, proyectamos diapositivas e hicimos una pregunta totalmente simple:

鈥 En esta foto, 驴qu茅 es lo que ustedes no hicieron?

鈥 Bueno, no hicimos el 谩rbol, la planta, el camino, el agua鈥

鈥 Eso que ustedes no hicieron es naturaleza 鈥揹ijimos鈥.

鈥 驴Qu茅 es lo que hizo el trabajo humano? 鈥搃ndagamos鈥.

鈥 El trabajo humano hizo el ladrillo, la f谩brica, el puente, la cerca鈥

鈥 Eso es cultura 鈥揹ijimos鈥. 驴Y c贸mo fueron hechas estas cosas?Paulo Freire y la pedagog铆a de la esperanza en tiempos pand茅micos - Desinform茅monos

Ellos discut铆an y respond铆an:

鈥 Fueron hechas a medida en que los seres humanos transformaron la naturaleza en cultura.

Enseguida, aparec铆a la foto del patio de la F谩brica Nacional de Motores ocupado por muchos camiones y las bicicletas de los trabajadores. Simplemente pregunt谩bamos:

鈥 En esta foto, 驴qu茅 hicieron ustedes?

鈥 Los camiones.

鈥 驴Y qu茅 tienen ustedes?

鈥 Las bicicletas.

鈥 驴No estar谩n ustedes equivocados?

鈥 No, nosotros fabricamos los camiones…

鈥 驴Y por qu茅 no van a casa en cami贸n? 驴Por qu茅 van en bicicleta?

鈥 Porque el cami贸n cuesta caro y no es nuestro.

鈥 驴Cu谩nto cuesta un cami贸n?100 a帽os de Paulo Freire: debates para pensar la educaci贸n de nuestro tiempo

鈥 Cerca de 40 mil d贸lares.

鈥 驴Cu谩nto ganan ustedes al mes?

鈥 Bueno, ganamos en promedio 200 d贸lares.

鈥 驴Cu谩nto tiempo tiene que trabajar cada uno de ustedes, sin comer, sin beber, sin pagar alquiler, economizando todo el salario para ser un d铆a due帽o del cami贸n que construye?

Ah铆 ellos empezaban a calcular y tomaban conciencia de la esencia de la relaci贸n capital x trabajo, lo que es la plusval铆a, la explotaci贸n, etc.

Las nociones m谩s elementales del marxismo, en cuanto cr铆tica del capitalismo, ven铆an por el m茅todo Paulo Freire. Con la diferencia de que no est谩bamos dando clase, no hac铆amos lo que Paulo Freire llamaba 鈥榚ducaci贸n bancaria鈥, o sea, meter nociones de pol铆tica en la cabeza del trabajador. El m茅todo era inductivo. Como dec铆a Paulo, nosotros, los profesores, no ense帽谩bamos, ayud谩bamos a los alumnos a aprender.

Culturas distintas y complementarias

Cuando llegu茅 a S茫o Bernardo do Campo (SP), en 1980, hab铆a militantes de izquierda que distribu铆an peri贸dicos entre las familias de los trabajadores. Cierto d铆a do帽a Marta me pregunt贸:

鈥 驴Qu茅 es 鈥contradicci贸n de clase鈥?

鈥 Do帽a Marta, olvide eso.

PAULO FREIRE. EN TIEMPOS CAMBIANTES. | Blogs El Espectador鈥 No soy de mucha lectura 鈥搒e justific贸鈥 porque mi vista es mala y la letra peque帽a.

鈥 Olvide eso 鈥搇e dije鈥. La izquierda escribe esos textos para leerlos ella y quedarse contenta, creyendo que est谩 haciendo la revoluci贸n.

Paulo Freire nos ense帽贸, no s贸lo a hablar en lenguaje popular, pl谩stico, no acad茅micamente conceptual, sino tambi茅n a aprender con el pueblo. Ense帽贸 al pueblo a recuperar su autoestima.

Al salir de la c谩rcel, viv铆 cinco a帽os en una favela en el Estado de Esp铆ritu Santo. All铆 trabaj茅 en educaci贸n popular con el m茅todo Paulo Freire. Al volver a S茫o Paulo, a finales de los 70, Freire me propuso hacer un balance de nuestra experiencia en educaci贸n y, gracias a la mediaci贸n del periodista Ricardo Kotscho, produjimos el libro titulado 鈥淓sa escuela llamada vida鈥 (editorial 脕tica). Es su relato como educador y creador del m茅todo, y mi experiencia como educador de base.

 

En el libro cuento que, en la favela donde yo viv铆a, hab铆a un grupo de mujeres embarazadas de su primer hijo, asesoradas por m茅dicos de la Secretar铆a Municipal de Salud. Pregunt茅 a los m茅dicos por qu茅 trabajar s贸lo con las embarazadas de primer hijo.

鈥 No queremos mujeres que ya tengan vicios maternales 鈥揹ijeron鈥, queremos ense帽ar todo.

Pues bien, pasados unos meses, llamaron a mi puerta.

鈥 Betto, queremos su ayuda.

鈥 驴Mi ayuda?

鈥 Hay un cortocircuito entre nosotros y las mujeres. Ellas no entienden lo que hablamos. Usted, que tiene experiencia con ellas, nos podr铆a asesorar.

….

Contrapuntos finales a Cartas a quien pretende ense帽ar de Paulo Freire | Fernando V谩squez Rodr铆guezFui a presenciar el trabajo de ellos. Al entrar en el Centro de Salud del barrio, me asust茅. All铆 estaban mujeres muy pobres, y el Centro hab铆a sido adornado con carteles de beb茅s Johnson, rubios de ojos azules, propaganda de Nestl茅 etc. Delante de aquel espect谩culo visual, reaccion茅:

鈥 Todo est谩 equivocado. Cuando las mujeres entran aqu铆 y ven esos beb茅s perciben que eso es otro mundo, no tiene nada que ver con los beb茅s de ellas.

Presenci茅 el trabajo de los m茅dicos. Hablaban en FM y las mujeres estaban sintonizadas en AM. La comunicaci贸n realmente no funcionaba. En una sesi贸n, el doctor Ra煤l explic贸, en lenguaje cient铆fico, la importancia de la alimentaci贸n materna y, por tanto, de las prote铆nas, para la formaci贸n del cerebro humano. Cuando 茅l termin贸 la exposici贸n, las mujeres lo miraron como yo al abrir un texto en mandar铆n o 谩rabe: sin entender nada.

….

鈥 Do帽a Mar铆a, 驴usted entendi贸 lo que dijo el doctor Ra煤l? 鈥損regunt茅鈥.

鈥 No, no entend铆, s贸lo entend铆 que 茅l dijo que nuestra leche es buena para la cabeza de los ni帽os.

鈥 驴Y por qu茅 no lo entendi贸 usted?

鈥 Porque no tengo estudios. Fui poco a la escuela, nac铆 pobre en el campo. Yo ten铆a que trabajar la tierra y ayudar al sustento de la familia.

鈥 驴Y por qu茅 el doctor Ra煤l supo explicar todo eso?

鈥 Porque 茅l es doctor, tiene estudios. 脡l sabe y yo no s茅.

鈥 Doctor Ra煤l, 驴usted sabe cocinar? 鈥損regunt茅鈥.Paulo Freire: el educador es un pol铆tico y un artista - Revista Ecociencias

鈥 No s茅 ni hacer caf茅.

鈥 Do帽a Mar铆a, 驴usted sabe cocinar?

鈥 S铆 s茅.

鈥 驴Sabe hacer pollo en salsa oscura (plato que en Espirito Santo y tambi茅n en algunas 谩reas del Nordeste se llama galinha de cabidela)?

鈥 S茅.

鈥 Por favor, p贸ngase de pie 鈥搇e ped铆鈥, y cu茅ntenos c贸mo se hace un pollo en salsa oscura.

Do帽a Mar铆a dio un aula de culinaria: c贸mo se mata el pollo, c贸mo se despluma, c贸mo se prepara la carne y se hace la salsa, etc.

Cuando se sent贸, dije:

鈥 Doctor Ra煤l, 驴usted sabe hacer un plato as铆?

鈥 Claro que no, me gusta, pero no s茅 cocinar.

鈥 Do帽a Mar铆a 鈥揷onclu铆鈥, usted y el doctor Raul, est谩n perdidos en un bosque espeso, muertos de hambre, y de pronto aparece una gallina. 脡l, con toda su cultura morir铆a de hambre, usted, no.

La mujer abri贸 una sonrisa de oreja a oreja. En aquel momento ella descubri贸 un principio fundamental de Paulo Freire: no existe nadie m谩s culto que otro, existen culturas distintas, socialmente complementarias. Si ponemos en la balanza toda mi filosof铆a y teolog铆a y la culinaria de la cocinera del convento en el que vivo, ella puede pasar sin mis conocimientos, pero yo no puedo pasar sin los de ella. 脡sa es la diferencia. La cultura de una cocinera es imprescindible para todos nosotros.

Paulo Freire y desaf铆os de futuro

100 a帽os de Paulo Freire | FeNaPESAnte la emergencia de tantos gobiernos autoritarios y la profusi贸n de mensajes antidemocr谩ticos, racistas, homof贸bos, machistas y negacionistas en las redes digitales, me parece de suma importancia volver a Paulo Freire en esta fecha del centenario de su nacimiento.

El reflujo de las fuerzas progresistas en Am茅rica Latina en los 煤ltimos a帽os y el despuntar de figuras neofascistas como Bolsonaro en Brasil, nos obligan a reconocer que hace d茅cadas abandonamos el trabajo de base de organizaci贸n y movilizaci贸n populares. Ese vac铆o en las poblaciones de la periferia, de las favelas, de las zonas rurales pobres, est谩 siendo ocupado por el fundamentalismo religioso, por el narcotr谩fico y los milicos.

Paulo Freire nos ense帽a en sus obras que no hay movilizaci贸n sin concientizaci贸n previa. Es preciso que las personas tengan un 鈥減erchero鈥, donde colgar los conceptos pol铆ticos y las claves de an谩lisis de la realidad. El 鈥減erchero鈥 es la percepci贸n del tiempo como historia.

Hay civilizaciones, tribus, grupos, que no tienen percepci贸n del tiempo como historia. Los griegos antiguos, por ejemplo, cre铆an que el tiempo era c铆clico. Hoy, el tiempo retorna por medio del esoterismo, del negacionismo, del fatalismo y del fundamentalismo religioso. Pero retorna sobre todo por el neoliberalismo.

La esencia del neoliberalismo es la deshistorizaci贸n del tiempo. Cuando Fukuyama declar贸 que 鈥渓a historia acab贸鈥, expres贸 esto que el neoliberalismo nos quiere inculcar: 隆Hemos llegado a la plenitud de los tiempos! El modo neoliberal de producci贸n capitalista, basado en la supremac铆a del mercado, es definitivo. Pocos son los escogidos y muchos los excluidos. Y de nada sirve querer luchar por una sociedad alternativa, 隆por 鈥渙tro mundo posible鈥!

De hecho, hoy en d铆a es dif铆cil hablar de sociedad alternativa. Socialismo, entonces, 隆ni pensar! Se ha creado un pudor, un bloqueo intelectual y emocional. 鈥淓l socialismo se acab贸, se derrumb贸, colaps贸, fue enterrado鈥, alardean las pitonisas. Las alternativas que se plantean son por lo general intrasist茅micas.Autores para todos y algo que saber

La noci贸n de que el tiempo es historia viene de los persas, pasada a los hebreos y acentuada por la tradici贸n judaica. Tres grandes paradigmas de nuestra cultura son de origen judaico 鈥揓es煤s, Marx y Freud鈥 y, por lo tanto, trabajaron con la categor铆a de tiempo como historia.

No se consigue estudiar el marxismo sin profundizar en los modos de producci贸n anteriores, para entender c贸mo se lleg贸 al modo de producci贸n capitalista. Y entender, enseguida, c贸mo sus contradicciones podr铆an llevar a los modos de producci贸n socialista y comunista. El an谩lisis marxista supone por tanto el rescate del tiempo como historia.

Si alguien hace an谩lisis o psicoterapia, el psicoanalista pregunta al paciente sobre su pasado, su infancia, su educaci贸n. Si el paciente puede hablar sobre su vida intrauterina, tanto mejor… Toda la psicolog铆a de Freud es un rescate de nuestra temporalidad como individuos.

La perspectiva de Jes煤s era hist贸rica. El Dios de Jes煤s se presenta con curr铆culum vitae: no es un dios cualquiera 鈥揺s el Dios de Abraham, Isaac y Jacob鈥, o sea, un Dios que hace historia. La categor铆a principal de la predicaci贸n de Jes煤s es hist贸rica: el Reino de Dios. Aunque situado all谩 arriba por el discurso eclesi谩stico, teol贸gicamente no se sit煤a all谩 arriba. El Reino es algo ah铆 adelante, es la culminaci贸n del proceso hist贸rico.

Es curioso que en la Biblia la historia, como factor de identificaci贸n del tiempo, es tan fuerte que en el relato del G茅nesis la Creaci贸n del mundo ya aparece marcada por esa historicidad del tiempo antes de la aparici贸n del ser humano.

Para muchos, historia es lo que hombres y mujeres hacen. Entonces, no habr铆a historia antes del surgimiento de hombres y mujeres, tanto es as铆 que se habla de prehistoria. Para la Biblia, ya hay historia antes de la aparici贸n del ser humano. Tanto que los griegos consideraban al dios de los hebreos una entidad muy incompetente. Un verdadero dios crea como el Nescaf茅: instant谩neo, y no a plazos, como muestra el relato b铆blico. En el relato de la Creaci贸n, en siete d铆as, ya hay historicidad. Y Paulo Freire, hombre de formaci贸n cristiana y militante adepto a los fundamentos del marxismo, supo percibir la importancia de la lectura del mundo como condici贸n para la lectura del texto.

Revista y Editorial Sudestada - PEDAGOG脥A DE LA ESPERANZA (Fragmento de #PauloFreire. Conversaci贸n con estudiantes campesinos) - Paulo Freire: Muy bien, yo s茅, ustedes no saben. Pero 驴por qu茅 yo s茅 yAl neoliberalismo no le conviene esta perspectiva. Por eso, no se puede hacer educaci贸n popular sin tener el 鈥減erchero vertical鈥 en el que colgar las ropas… Ese 鈥減erchero鈥 鈥揺l tiempo en cuanto historia鈥 es fundamental para poder visualizar el proceso social y pol铆tico. Esto sucede tambi茅n en la dimensi贸n micro de nuestras vidas. 驴Por qu茅 hoy muchos tienen dificultad para hacer proyectos de vida? 驴Por qu茅 hay j贸venes que llegan a los 20 a帽os sin la menor idea de lo que pretenden ser o hacer en la vida? Para muchos de ellos, todo es aqu铆 y ahora.

Por eso, si queremos rescatar el legado de Paulo Freire, el camino es volver al trabajo de base con las clases populares, adoptando su m茅todo en una perspectiva hist贸rica, abierta a las utop铆as libertarias y al horizonte democr谩tico. Fuera del pueblo no hay salvaci贸n. Y si creemos que la democracia debe ser, de hecho, el gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo, no queda alternativa sino adoptar el proceso educativo paulofreiriano que sit煤a a los oprimidos como protagonistas pol铆ticos e hist贸ricos.

Cuando Paulo Freire volvi贸 de 15 a帽os de exilio, en agosto de 1979, nos encontramos en S茫o Paulo. 脡ramos vecinos y con frecuencia lo visitaba. Estrechamos mucho nuestras relaciones personales.

Termino este homenaje con este texto que escrib铆 el d铆a 2 de mayo de 1997, fecha de la transvivenciaci贸n de Paulo Freire:

Ivo vio la uva鈥, ense帽aban los manuales de alfabetizaci贸n. Pero el profesor Paulo Freire, con su m茅todo de alfabetizar concientizando, hace que adultos y ni帽os en Brasil y en Guinea-Bissau, en la India, en Nicaragua y en tantos otros lugares, descubran que Ivo no vio s贸lo con los ojos. Vio tambi茅n con la mente y se pregunt贸 si uva es naturaleza o cultura.

Ivo vi贸 que la fruta no resulta del trabajo humano. Es Creaci贸n, es naturaleza. Paulo Freire ense帽贸 a Ivo que sembrar uva es acci贸n humana en y sobre la naturaleza. Y la mano, multiherramienta, despierta las potencialidades del fruto. As铆 como el propio ser humano fue sembrado por la naturaleza en a帽os y a帽os de evoluci贸n del Universo. Qui茅n fue Paulo Freire? | Magisterio

Coger la uva, aplastarla y transformarla en vino es cultura, se帽al贸 Paulo Freire. El trabajo humaniza la naturaleza y, al realizarlo, el hombre y la mujer se humanizan. Trabajo que instaura el nudo de relaciones, la vida social. Gracias al profesor, que inici贸 su pedagog铆a revolucionaria con trabajadores del Sesi de Pernambuco, Ivo vio tambi茅n que la uva es recogida por temporeros, que ganan poco, y comercializada por intermediarios, que ganan mucho m谩s.

Ivo aprendi贸 con Paulo que, aun sin todav铆a saber leer, 茅l no es una persona ignorante. Antes de aprender las letras, Ivo sab铆a levantar una casa, ladrillo a ladrillo. El m茅dico, el abogado o el dentista, con todos sus estudios, no son capaces de construir como Ivo. Paulo Freire ense帽贸 a Ivo que no existe nadie m谩s culto que otro, existen culturas paralelas, distintas, que se complementan en la vida social.

芦Ivo vi贸 la uva禄, y Paulo Freire le mostr贸 los racimos, el parral, toda la plantaci贸n. Ense帽贸 a Ivo que la lectura de un texto es tanto mejor comprendida cuanto m谩s se inserta el texto en el contexto del autor y del lector. De esa relaci贸n dial贸gica entre texto y contexto, Ivo extrae el pretexto para actuar. En el inicio y en el fin del aprendizaje la praxis de Ivo es lo que importa. Praxis-teor铆a-praxis, en un proceso inductivo que torna al educando sujeto hist贸rico.

Ivo vio la uva y no vio el ave que, desde arriba, mira la parra y no ve la uva. Lo que Ivo ve es diferente de lo que ve el ave. As铆, Paulo Freire ense帽贸 a Ivo un principio fundamental de epistemolog铆a: la cabeza piensa desde donde pisan los pies. El mundo desigual puede ser le铆do con la 贸ptica del opresor o con la 贸ptica del oprimido. Resultan lecturas tan diferentes una de otra como entre la visi贸n de Ptolomeo, al observar el sistema solar con los pies en la Tierra, y la de Cop茅rnico, al imaginarse con los pies en el Sol.

Las contribuciones de Paulo Freire para el movimiento de lucha por una educaci贸n del campo 鈥 OtrasVocesenEducacion.orgAhora Ivo ve la uva, el parral y todas las relaciones sociales que hacen del fruto fiesta en el c谩liz de vino, pero ya no ve a Paulo Freire, que se sumergi贸 en el Amor la ma帽ana del 2 de mayo de 1997. Nos deja una obra inestimable y un testimonio admirable de competencia y coherencia.

Paulo deb铆a ir a Cuba, donde recibir铆a el t铆tulo de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana. Al sentir dolorido su coraz贸n, que tanto am贸, pidi贸 que fuese yo a representarlo. Pero yo ten铆a que ir a Palestina y no me fue posible atenderlo. Sin embargo, antes de embarcar fui a rezar con Nita, su mujer, y con sus hijos en torno a su semblante tranquilo: Paulo ve铆a a Dios.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.