Dic 24 2004
1336 lecturas

Economía

Honduras, Navidad y masacre

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Es el pa√≠s m√°s pobre de Centroam√©rica, pero no es un territorio sin recursos. Uno de sus problemas inmediatos es la situaci√≥n desbordada de la delincuencia com√ļn. A la versi√≥n ¬ętolerancia cero¬Ľ con la que intenta apretar a la delincuencia el presidente Francisco Maduro, la criminalidad respondi√≥ esta vez con la masacre de por casi la mitad de los pasajeros de un autob√ļs del recorrido urbano de la ciudad de San Pedro Sula, la segunda en importancia de Honduras.

Tras la balacera los asesinos dejaron una ¬ętarjeta navide√Īa¬Ľ, pintada de rojo, dirigida al Ejecutivo y Parlamento. En las horas siguientes dos personas m√°s, en hechos sin conexi√≥n con la masacre, fueron muertas a balazos en la misma ciudad.

Los asesinatos se produjeron al caer la noche del jueves 23 de diciembre cuando un grupo de pistoleros interceptaron al transporte p√ļblico de pasajeros en el cual viajaban unas 70 personas, lo ametrallaron y luego fugaron sin que hasta despu√©s del mediod√≠a de 24 las autoridades los hayan encontrado.

El gobierno hondure√Īo aplica desde principios de 2002 una dura pol√≠tica para frenar la delincuencia, pero no obtiene resultados relevantes. La extrema pobreza urbana y la miseria en el las √°reas rurales son el caldo de cultivo de las actitudes antisociales. ¬ęEs gente desesperada por su situaci√≥n que ha perdido toda conciencia¬Ľ, se√Īal√≥, desde el anonimato, un conocido profesional de San Pedro Sula horas despu√©s de haberse informado de la matanza de pasajeros del autob√ļs del recorrido urbano.

Hacia la tarde del viernes el presidente Maduro hizo saber a la ciudadanía que los muertos sumaban 28 y 29 los heridos; fuentes cercanas al hospital temen que en las próximas horas se produzcan nuevos decesos entre los heridos.

Seis ni√Īos, el menor de apenas dos a√Īos, figuran en el recuento del brutal atentado.

Unos 2.500 polic√≠as y otras fuerzas de seguridad ¬ępeinaron¬Ľ entre la noche del jueves y la ma√Īana de hoy las ciudades de San Pedro y la capital, Tegucigalpa, en un vano intento por dar con los asesinos. Extraoficialmente se estima que unos 20 ¬ęmareros¬Ľ -integrantes de pandillas violentas- fueron detenidos en la madrugada del 24 y son interrogados en cuarteles policiales.

Las mismas fuentes no descartan que los victimarios hayan contado con alg√ļn tipo de complicidad en las filas de la polic√≠a hondure√Īa.

Honduras cuenta con alrededor de siete millones de habitantes. Su econom√≠a se desquici√≥ bruscamente con los cambios clim√°ticos que produjo en 1977 la corriente c√°lida del Pac√≠fico El Ni√Īo; luego fue azotada por el hurac√°n Mitch, que hizo perder sus cosechas de caf√© y pl√°tano (bananas), sus principales exportaciones, y tambi√©n las de ma√≠z, sorgo y az√ļcar. Las autoridades gubernamentales desde entonces no han podido revertir la situaci√≥n. El pa√≠s enfrenta tambi√©n la acelerada destrucci√≥n de sus bosques.

No es el primer crimen masivo que se atribuye a los delincuentes comunes. En agosto de 2003, una docena de personas -también pasajeros de autobuses- fueron ejecutadas en San Pedro, ciudad que registra los peores índices de violencia de Honduras. Desde entonces han sido decapitadas otras catorce.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.