Oct 17 2023
106 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Instan al jefe de la ONU a crear un enviado especial para la sociedad civil

Cuando las Naciones Unidas conmemoraron el 75 aniversario de la Carta de la ONU en 2020, el secretario general Ant贸nio Guterres hizo un cumplido supremo a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Las OSC, se帽al贸, fueron una voz vital en la Conferencia de San Francisco, donde naci贸 la ONU (Organizaci贸n de las Naciones Unidas). 鈥淗ab茅is estado con nosotros durante d茅cadas, en campos de refugiados, en salas de conferencias y movilizando a las comunidades en calles y plazas de todo el mundo鈥, remarc贸.

鈥淯stedes son nuestros aliados en la defensa de los derechos humanos y en la lucha contra el racismo. Son socios indispensables para forjar la paz, impulsar la acci贸n por el clima, promover la igualdad de g茅nero, prestar ayuda humanitaria que salva vidas y controlar la proliferaci贸n de armas mort铆feras鈥, detall贸.

Y el marco mundial para el progreso compartido, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es impensable sin ustedes, acot贸. Pero, en realidad, las OSC son tratadas en ocasiones como ciudadanas de segunda clase, y cientos de OSC con credenciales de la ONU son excluidos habitualmente de las Naciones Unidas, especialmente cuando los l铆deres mundiales llegan para participar en septiembre en la inaugural fase de alto nivel de la anual Asamblea General.

Este ritual anual, en el que se trata a la sociedad civil como parias pol铆ticos y sociales, siempre ha desencadenado fuertes protestas. Las Naciones Unidas justifican la restricci贸n principalmente por 芦razones de seguridad禄.

Una coalici贸n de OSC -entre las que se encuentran Access Now, Acci贸n para el Desarrollo Sostenible, Amnist铆a Internacional, Civicus, Sociedad Civil en el Desarrollo (CISU), Democracia sin Fronteras, Forus, Global Focus, Greenpeace Internacional, Human Rights Watch, Oxfam Internacional, TAP Network y UNA UK- propone ahora la creaci贸n de la figura de un enviado especial de la ONU para la Sociedad Civil que proteja, promueva y represente los intereses de estas organizaciones no gubernamentales.

En una carta a Guterres, la coalici贸n se帽ala que la disparidad en el acceso de los delegados de la sociedad civil frente al personal de la ONU y los miembros de las delegaciones gubernamentales, que no se enfrentan a tales restricciones.

El papel de la sociedad civil en el fomento de la ciudadan铆a mundial | Naciones UnidasSe trata de un recordatorio cr铆tico de los obst谩culos a los que se enfrentan los representantes acreditados de la sociedad civil que viajan grandes distancias para contribuir con sus actividades y perspectivas a la propia acci贸n de la ONU.

鈥淭ambi茅n es una oportunidad perdida para que los delegados de la sociedad civil participen en negociaciones clave dentro de la sede de la ONU y para que los responsables pol铆ticos se beneficien de sus voces cr铆ticas y expertas respaldadas por la experiencia vivida en la promoci贸n de los principios consagrados en la Carta de la ONU禄, dice la carta de la coalici贸n.

Al segmento de alto nivel de la Asamblea General de la ONU de finales de septiembre de 2021 asistieron m谩s de 100 l铆deres mundiales y m谩s de mil聽delegados de 193 pa铆ses, a pesar del cierre de actividades por la pandemia en la sede del organismo en Nueva York. Pero a las organizaciones de la sociedad civil se les prohibi贸 la entrada al edificio de la Secretar铆a.

Ante esta disparidad recurrente, a帽ade la carta, 芦creemos que es vital corregir esta injusticia con prontitud para garantizar que todas las partes interesadas tengan la oportunidad de contribuir a los debates sobre las consecuencias globales禄.

Esta cuesti贸n subraya una vez m谩s la necesidad de que la sociedad civil cuente con un defensor espec铆fico dentro del sistema de las Naciones Unidas, en la forma de un enviado especial de la Sociedad Civil.

Ese representante del secretario general tendr铆a como objetivo ayudar a promover las mejores pr谩cticas en la participaci贸n de la sociedad civil en toda la ONU y fomentar el acercamiento de las Naciones Unidas a los grupos de la sociedad civil en todo el mundo, en particular los que se enfrentan a dificultades para acceder al organismo y sus agencias.

Las OSC expresan que 鈥渢ambi茅n nos gustar铆a expresar nuestro apoyo a la revisi贸n de las modalidades para garantizar una participaci贸n significativa de la sociedad civil en todas las etapas de las reuniones y procesos de la ONU鈥, as铆 como a las recomendaciones de la聽 voz activada de la sociedad civil, apoyadas por 52 Estados y m谩s de 300 OSC de todo el mundo.La funci贸n de la sociedad civil nunca ha sido tan importante en el mundo

De hecho, el lema en ingl茅s de la campa帽a a favor de esa voz activada de las OSC dentro de la ONU es UNmute Civil Society, que juega con la sigla UN (ONU, en ingl茅s) con el verbo que est谩 en muchos dispositivos para silenciarlo (mute) o reactivar el audio o la voz o anular el silencio (unmute), que es lo que la sociedad civil quiere que pase con ella聽 dentro del sistema de la ONU.

Abordar de esa nueva manera las preocupaciones expresadas en la misiva, dicen, podr铆a conducir a avances significativos en la promoci贸n del ideal de una ONU m谩s inclusiva, equitativa y eficaz en el esp铆ritu de 鈥淣osotros los Pueblos鈥, que representan las OSC.

Mandeep Tiwana, responsable de Evidencia y Compromiso de Civicus, una alianza internacional de sociedad civil, dijo a IPS que los representantes de las OSCl se han quejado durante mucho tiempo de las asimetr铆as entre las agencias y oficinas de la ONU y la sociedad civil.

Para ponerle remedio, record贸, han pedido un interlocutor dentro del sistema de la ONU para impulsar las mejores pr谩cticas y armonizar los esfuerzos.

Uno de estos medios, dijo, podr铆a ser el nombramiento de un enviado de la Sociedad Civil en la l铆nea con otros enviados especiales, como el de la Juventud y el de Tecnolog铆a, que impulsan compromisos clave en sectores prioritarios.

En particular, dijo Riwana, un enviado de la Sociedad Civil podr铆a fomentar una mayor inclusi贸n de ese sector y de las voces de la gente en la toma de decisiones de la ONU, en un momento en que el foro mundial tiene que hacer frente a m煤ltiples crisis y existe una raafirmaci贸n de los intereses nacionales por parte de los Estados en detrimento de los acuerdos y normas internacionales.

Estas son las cinco razones por las que para la coalici贸n de OSC es hora de un enviado especial de la Sociedad Civil:

  1. Sin una mayor participaci贸n de la sociedad civil, los ODS no volver谩n a ponerse en marcha. La propia evaluaci贸n de la ONU lamenta la falta de progreso en los ODS. Necesitamos desesperadamente una mayor participaci贸n de la sociedad civil para impulsar innovaciones en las pol铆ticas p煤blicas, prestar eficazmente servicios que 芦no dejen a nadie atr谩s禄 y estimular la transparencia, la rendici贸n de cuentas y la participaci贸n. Un enviado de la Sociedad Civil puede catalizar alianzas cruciales entre la ONU, la sociedad civil y los gobiernos.
  2. La sociedad civil puede ayudar a reequilibrar las narrativas que socavan el orden internacional basado en normas. Con los conflictos, las violaciones de los derechos humanos, la desigualdad econ贸mica, el populismo nacionalista y el autoritarismo, el esp铆ritu del multilateralismo consagrado en la Carta de las Naciones Unidas se encuentra en un punto de ruptura. Los representantes de la sociedad civil, centrados en la b煤squeda de soluciones globales basadas en los valores de los derechos humanos y en las necesidades de los excluidos, pueden ayudar a resolver los callejones sin salida provocados por gobiernos que persiguen intereses ego铆stas y estrechos.Alianzas entre la OIM y las organizaciones de la sociedad civil | International Organization for Migration
  3. Un enviado de la Sociedad Civil puede ayudar a superar las restricciones de la Asamblea General a la participaci贸n ciudadana y crear mejores v铆as de participaci贸n en la ONU. Como todos los a帽os, este septiembre la ONU suspendi贸 los pases anuales y temporales expedidos a las ONG acreditadas durante la Asamblea General, impidiendo as铆 la participaci贸n de la mayor铆a de los representantes de la sociedad civil. Adem谩s, el acceso de la sociedad civil a las agencias y oficinas de la ONU sigue siendo irregular. Los l铆deres de la ONU con mentalidad reformista y los Estados que apoyan a la sociedad civil pueden dar prioridad al nombramiento de un enviado para mejorar el acceso.
  4. Una representaci贸n m谩s equitativa. Las pocas organizaciones de la sociedad civil que disfrutan de acceso a la Asamblea General de las Naciones Unidas se inclinan en gran medida hacia los grupos con sede en el Norte Global que tienen los recursos para invertir en la representaci贸n del personal en Nueva York, o los pasaportes adecuados para entrar f谩cilmente en los lugares clave de la ONU. Un enviado de la ONU para la sociedad civil liderar铆a el acercamiento de las Naciones Unidas a la sociedad civil en todo el mundo y, en particular, en las regiones desatendidas. Adem谩s, un enviado de la sociedad civil podr铆a ayudar a garantizar una representaci贸n m谩s diversa y equitativa de la sociedad civil en las reuniones de la ONU donde se toman las decisiones.
  5. Un enviado de la Sociedad Civil es posible. Para conseguir cualquier cosa en la ONU hay que atenerse a lo que es pol铆ticamente factible. Un enviado especial de la sociedad civil est谩 a nuestro alcance. La iniciativa 鈥Unmute Civil Society鈥, destinada a permitir una participaci贸n significativa en la ONU cuenta con el apoyo de 52 Estados y m谩s de 300 organizaciones de la sociedad civil. Incluye, entre otras cosas, la convocatoria de un d铆a de la sociedad civil en la ONU y el nombramiento de un enviado de la ONU.
  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.