Jul 23 2009
5768 lecturas

Sociedad

Investigación muestra diferencias culturales entre los jóvenes de América del Sur

Adital*

Las diferencias de opinión sobre la juventud varían, principalmente, de acuerdo con la formación cultural de cada país. Ése fue el análisis realizado por la socióloga Patricia Lanes sobre la investigación cuantitativa que el Ibase (Instituto Brasilero de Análisis Sociales y Económicos) divulgó la semana pasada. Titulada Juventud e integración suramericana: diálogos para construir la democracia regional, la investigación pidió la opinión de 14.000 jóvenes y adultos de seis países de América del Sur en relación con la juventud.
En castellano y portugués.

"Las diferencias [entre las juventudes de las naciones investigadas: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay] son muchas, pero marcadas por la realidad cultural y social de cada país", analizó Patricia Lanes,  investigadora del Ibase. Para la socióloga, los resultados de la investigación muestran "una tendencia de la sociedad, y no de una generación o de otra". Ella, sin embargo, no desconsideró las diferencias entre las generaciones de cada nación.

La investigación señaló que la diferencia más sobresaliente entre jóvenes y adultos de los seis países es en relación con el grado de escolaridad. Más jóvenes que adultos llegaron a la enseñanza secundaria completa o incompleta en la Argentina (56% y 34%, respectivamente), en Uruguay (54% y 30%), en Chile (46% y 30%), en Bolivia (45% y 25%), en Brasil (43% y 16%) y en Paraguay (41% y 12%).

La investigación detectó diferencias y semejanzas entre generaciones –opiniones, valores, educación, visiones sobre el trabajo– y representaciones existentes sobre la juventud en el continente. Según el Ibase, el 25% de la población suramericana son jóvenes. El porcentaje de brasileros entre 18 y 29 años –foco de la investigación del Ibase– es de 20,7% (40 millones).

Con la investigación, el instituto pretende contribuir a la vigencia y ampliación de derechos de los jóvenes suramericanos en el ejercicio de la democracia. Patricia Lanes evaluó que los resultados pueden "dar elementos para que los grupos [de jóvenes] puedan pensar su contacto con otros grupos".

"Más oportunidades de trabajo" fue la respuesta más dada a la pregunta "¿Qué es lo más importante para los jóvenes?". En segundo lugar, los entrevistados consideraron la importancia de "estudiar y tener un diploma universitario".

Los resultados muestran, además, que los jóvenes brasileros son los más optimistas en relación con el futuro. "¿Cómo creen que estarán sus vidas dentro de 10 años?". Con excepción de Paraguay (81% y 84%), los jóvenes fueron más optimistas que los adultos en Brasil (83% y 79%), Uruguay (70% y 63%), Bolivia (66% y 61%), Chile (66% y 55%) y Argentina (61% y 56%).

La pena de muerte fue aprobada por el 56% de los chilenos, el 46% de los brasileros, el 45% de los argentinos, el 44% de los uruguayos, el 43% de los bolivianos y el 30% de los paraguayos.

En Chile, el 54% cree que "los jóvenes deben sólo estudiar y no trabajar". En los demás países, este porcentaje cae a el 43% (Uruguay), el 41% (Argentina), el 31% (Bolivia), el 26% (Paraguay) y el 24% (Brasil).

Para los brasileros, paraguayos y uruguayos, el principal problema de la juventud es la violencia, mientras que los chilenos, argentinos y bolivianos señalan como "problema número uno" es la educación de baja calidad.

"El gobierno conoce las dificultades de los jóvenes, pero no hace nada al respecto", considera el 79% de los paraguayos, el 74% de los argentinos, el 69% de los brasileros, el 64% de los chilenos, el 46% de los bolivianos y el 45% de los uruguayos.

Participar de movimientos que buscan la transformación social es importante sólo para el 5% de los jóvenes chilenos y bolivianos, el 4% de los brasileros y argentinos, el 3% de los uruguayos y el 2,5% de los paraguayos.

La falta de dinero para transporte y otros gastos fue presentada como motivo que dificulta los estudios para el 30% de los jóvenes argentinos, el 39% de los chilenos y el 54% de los paraguayos.

Sólo en Brasil el Ibase realizó un cuestionario de 50 preguntas a 3.500 hombres y mujeres de 18 a 60 años de las zonas rural y urbana. La socióloga resaltó que esta investigación posee un carácter pionero, ya que la mayoría de las investigaciones sobre la juventud ha escuchado sólo a los jóvenes. "Ya no tenían sentido las investigaciones sobre jóvenes sólo a partir de la mirada de ellos mismos. Los adultos también componen el espacio en el que los jóvenes conviven", consideró.

El cuestionario preguntó sobre el grado de escolaridad, religión, uso de internet, futuro, problemas y demandas de los jóvenes, percepciones sobre la juventud, políticas de gobierno, opiniones y valores sobre temas corrientes e integración latinoamericana.

La investigación cuantitativa es la segunda de las cuatro etapas de una investigación más amplia del Ibase sobre la juventud de los seis países involucrados. En la primera fase, en 2007, el instituto realizó grupos focales con jóvenes militantes y entrevistas con gestores públicos.

En la tercera, las instituciones asociadas ayudaron al Ibase a realizar seis grupos de diálogos con 40 jóvenes, uno en cada país investigado. En la cuarta, 40 jóvenes de los seis países se unieron en grupos regionales para discutir los derechos de la juventud en América del Sur. El resultado de toda la investigación va a ser divulgado a fines de este año.    

La investigación está siendo realizada por el Ibase y Pólis (Instituto de Estudios, Formación y Asesoría en Políticas Sociales), en cooperación con la Fundación SES (Argentina), Pieb (Bolivia), CIDPA (Chile), Base–Is (Paraguay) y Cotidiano Mujer (Uruguay). El proyecto además contó con el apoyo del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional – IDRC/Canadá.
(Traducción del portugués: Daniel Barrantes).

El resultado completo de la investigación aquí (documento pdf).


Pesquisa mostra diferenças culturais entre os jovens da América do Sul

As diferenças de opinião sobre a juventude variam, principalmente, de acordo com a formação cultural de cada país. Essa foi a análise feita ontem (21) pela socióloga Patrícia Lanes sobre o resultado da pesquisa quantitativa que o Ibase (Instituto Brasileiro de Análises Sociais e Econômicas) divulgou na semana passada. Intitulada como Juventude e integração sul–americana: diálogos para construir a democracia regional, a investigação pediu a opinião de 14 mil jovens e adultos de seis países da América do Sul a respeito da juventude.

"As diferenças [entre as juventudes das nações pesquisadas: Argentina, Bolívia, Brasil, Chile, Paraguai e Uruguai] são muitas, mas marcadas pela realidade cultural e social de cada país", analisou Patrícia, que é pesquisadora do Ibase. Para a socióloga, os resultados da pesquisa mostram "uma tendência da sociedade, e não de uma geração ou de outra". Ela, no entanto, não desconsiderou as diferenças entre as gerações em cada nação.

A investigação apontou que a diferença mais marcante entre jovens e adultos dos seis países é com relação ao grau de escolaridade. Mais jovens que adultos alcançaram o Ensino Médio completo ou incompleto na Argentina (56% e 34%, respectivamente), no Uruguai (54% e 30%), no Chile (46% e 30%), na Bolívia (45% e 25%), no Brasil (43% e 16%) e no Paraguai (41% e 12%).

A pesquisa detectou diferenças e semelhanças entre gerações – opiniões, valores, educação, visões sobre o trabalho – e representações existentes sobre a juventude no continente. Segundo o Ibase, 25% da população sul–americana são compostos por jovens. A porcentagem de brasileiros entre 18 e 29 anos – foco da pesquisa do Ibase – é 20,7% (40 milhões).

Com a pesquisa, o instituto pretende contribuir com a vigência e ampliação de direitos dos jovens sul–americanos no exercício da democracia. Patrícia Lanes avaliou que os resultados podem "dar elementos para que os grupos [de jovens] possam pensar seu contato com outros grupos".

"Mais oportunidades de trabalho" foi a resposta mais dada à pergunta "o que é mais importante para os jovens?" Em segundo lugar, os entrevistados consideraram a importância de "estudar e ter um diploma universitário".

Os resultados mostram, ainda, que os jovens brasileiros são os mais otimistas com relação ao futuro. "Como acreditam que estarão suas vidas dentro de 10 anos?". Com exceção do Paraguai (81% e 84%), os jovens foram mais otimistas que os adultos no Brasil (83% e 79%), Uruguai (70% e 63%), Bolívia (66% e 61%), Chile (66% e 55%) e Argentina (61% e 56%). No Paraguai,

A pena de morte foi aprovada por 56% dos chilenos, 46% dos brasileiros, 45% dos argentinos, 44% dos uruguaios, 43% dos bolivianos e 30% dos paraguaios.

No Chile, 54% acham que "os jovens devem apenas estudar e não trabalhar". Nos demais países, esse percentual cai para 43% (Uruguai), 41% (Argentina), 31% (Bolívia), 26% (Paraguai) e 24% (Brasil).

Para os brasileiros, paraguaios e uruguaios, o principal problema da juventude é a violência, enquanto que os chilenos, argentinos e bolivianos apontam como "problema número um" a educação de baixa qualidade.

Apenas 5% dos jovens chilenos e bolivianos, 4% dos brasileiros e argentinos, 3% dos uruguaios e 2,5% dos paraguaios apontaram essa participação como sendo o mais importante para eles.

"O governo conhece as dificuldades dos jovens, mas não faz nada a respeito", é o que consideram 79% dos paraguaios, 74% dos argentinos, 69% dos brasileiros, 64% dos chilenos, 46% dos bolivianos e 45% dos uruguaios.

Participar de movimentos que buscam a transformação social é importante apenas para 5% dos jovens chilenos e bolivianos, 4% dos brasileiros e argentinos, 3% dos uruguaios e 2,5% dos paraguaios.

A falta de dinheiro para transporte e outros gastos foi apresentada como motivo que dificulta os estudos por 30% dos jovens argentinos, 39% dos chilenos, 54% dos paraguaios.

Só no Brasil o Ibase aplicou um questionário de 50 questões com 3.500 homens e mulheres de 18 a 60 anos das zonas rural e urbana. A socióloga ressaltou que essa investigação possui um caráter pioneiro, já que a maioria das pesquisas sobre juventude tem ouvido apenas os jovens. "Não fazia mais sentido as pesquisas sobre jovens apenas a partir do olhar deles mesmos. Os adultos também compõem o espaço em que os jovens convivem", considerou.

O questionário perguntou sobre grau de escolaridade, religião, uso da Internet, futuro, problemas e demandas dos jovens, percepções sobre juventude, políticas de governo, opiniões e valores sobre temas correntes e integração latino–americana.

A pesquisa quantitativa é a segunda das quatro etapas de uma investigação mais ampla do Ibase sobre a juventude dos seis países envolvidos. Na primeira fase, ainda em 2007, o instituto realizou grupos focais com jovens militantes e entrevistas com gestores públicos.

Na terceira, as instituições parceiras ajudaram o Ibase a aplicar seis grupos de diálogos com 40 jovens, um em cada país pesquisado. Já na quarta, 40 jovens dos seis países se uniram em grupos regionais para discutir direitos da juventude na América do Sul. O resultado de toda a pesquisa deve ser divulgado no final deste ano.    

A pesquisa está sendo realizada pelo Ibase e Pólis–Instituto de Estudos, Formação e Assessoria em Políticas Sociais, em parceria com a Fundação SES (Argentina), Pieb (Bolívia), CIDPA (Chile), Base–Is (Paraguai) e Cotidiano Mulher (Uruguai). O projeto ainda contou com o apoio do Centro de Pesquisas para o Desenvolvimento Internacional – IDRC/Canadá.

Veja o resultado da pesquisa quantitativa na íntegra IBASE.

* Noticias de América Latina (www.adital.com.br).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.